Páginas vistas en total

martes, 10 de abril de 2012

Lecciones del Titanic para un nuevo futuro

Jornada en Madrid. He enviado el artículo sobre “Las ocho lecciones que debimos aprender del Titanic”, para la web Motivación y más. Está ya en la red, en:

http://www.motivacionymas.com/pensamientos-motivadores/8-lecciones-que-debimos-aprender-del-titanic/

He estado en Periodista Digital (www.periodistadigital.com) , considerado el diario on line más visitado en castellano, con 2 millones de lectores, para hablar (nada menos que en una entrevista de 36 minutos) de Mentalidad Ganadora, el libro sobre el método de Unai Emery, y sobre Mourinho versus Guardiola, el best-seller que acaba de salir en edición de bolsillo. Me ha gustado mucho el estilo del medio y cómo me han entrevistado.

Después, he podido pasar durante un momento por la librería El Tranvía para comprar las últimas novedades editoriales tras la Semana Santa: Inteligencia Ejecutiva de José Antonio Marina, dentro de la Biblioteca UP; La rebelión de las moscas. Reflexiones, principios y pautas para una organización optimista, de la psicóloga positiva gallega Belén Varela (a la que he felicitado hoy mismo); El mapa del crecimiento. Oportunidades de crecimiento en los BRIC y más allá, de Jim O’Neill (Goldman Sachs) y Supercooperadores. Las matemáticas de la evolución, el altruismo y el comportamiento humano (o por qué nos necesitamos unos a otros para triunfar) de Martin A. Nowak (gran experto en Teoría de juegos) y el divulgador científico Roger Highfield. En los cuatro casos, la cosa promete.

Almuerzo en Orbayo, un restaurante asturiano de la calle Claudio Coello, con Yolanda Sáenz de Tejada, para muchos de nosotros la mejor poeta de España, para preparar un proyecto conjunto ligado al desarrollo de la inteligencia emocional. “Escribir es para mí la mejor de las terapias posibles; es limpiar el polvo de mi alma y de mis ojos”, ha escrito. En su bibliografía, El camino del sueño, Tacones de Azúcar y ¡A jugar! (2008), Póker de reinas y Farmapoemas (2009), ¡Corre, Edith Napoleón!, Talla G y Poemas desde mi ombligo (2010), además de las antologías Poesía en el palacio (2007, 2008). Y este año, Errores y horrores de una madre primeriza (1ª edición agotada en menos de un mes) y próximamente su primera novela Cada gota de tu vida y el poemario Diario de un desembarco.

Ya en casa, he estado leyendo el borrador final de La economía del bien común, del economista austriaco Christian Felber. Una alternativa al comunismo trasnochado y al capitalismo salvaje. El próximo 27 de abril, el profesor Felber impartirá una conferencia en la Universidad del País Vasco en Bilbao, de 11 a 13 horas en el Aula Magna del Campus de Sarriko. Espero estar allí.

He estado leyendo a Matt Browne, director ejecutivo de la Global Progress Initiative y colaborador de la Fundación IDEAS, que le había preguntado recientemente a Tony Blair, en el transcurso de una cena, quién era el heredero de su legado político. El ex primer ministro se encogió de hombros y admitió que no lo sabía. “Los acontecimientos han demostrado que la Tercera Vía adolecía de ingenuidad económica”. Más bien podríamos decir que la Tercera Vía de Tony Blair era un bluff monumental, una especie de thatcherismo descafeinado que practicaron los laboristas con gran éxito electoral y manifiesto fracaso de fondo.

Creo que la economía del bien común que propugna Christian Felber (y que defienden el 90% de los austriacos y el 80% de los alemanes) tiene mucho más sentido. Va más allá de la cuenta de resultados (que, 500 años después de Fray Lucca Paccioli, ha quedado incompleta) y analizar, medir y desarrollar otras variables. Como escribe Felber, hemos de pasar del “TINA” (en inglés, “No Hay Otra Alternativa”, de Mrs. Thatcher y ahora de Ángela Merkel) a “There Is Always An Alternative” (TIA3). Vayámonos acostumbrando a conceptos como éstos:

- La dignidad es el mayor de los valores

- La confianza es más importante que la eficacia

- La maximización del beneficio provoca 10 crisis del capitalismo

- Toda actividad económica debe servir al bien común

- El beneficio es un medio, nunca un fin

- Debe finalizar la obligación del crecimiento

- La banca democrática

- Convención para la educación

- Democracia en 3D: Representativa, Directa y Participativa

Una nueva era, el talentismo, necesita de una nueva teoría económica: la economía conductual y la economía del bien común. En realidad, estas dos son la misma, en cuanto aprendamos que nuestras conductas humanas más eficaces son las relativas a la solidaridad y a la cooperación.

Mi agradecimiento a quienes, desde el periodismo, el deporte, la poesía o la economía, están reinventando el futuro.

1 comentario:

yolandasaenzdetejada dijo...

Yo he tenido el gran privilegio de escuchar de tu voz y tu cerebro, las lecciones del titanic. Es decir, soy un poquito más grande...