Páginas vistas en total

martes, 3 de abril de 2012

El viajero con propósito

Tercera jornada en la región nordeste de Rumanía, y segunda sesión de Liderazgo con el equipo de dirección de la agencia de desarrollo regional, patrocinada por la Unión Europea y organizada por EBS. De 9 a 13’30 horas, un servidor ha continuado con lo que empezamos ayer. Si en la primera sesión tratamos el Liderazgo Organizativo, hoy nos hemos detenido en el Liderazgo de Equipo (las cualidades de un Equipo de Verdad, la Diversidad, la Confianza y las Reglas de Compromiso) y en el Liderazgo personal (el líder como coach, la escucha y la gestión de conflictos, el optimismo como estilo explicativo de la realidad que ha de ser analizado, medido y desarrollado).

Ha sido un auténtico placer compartir tantas horas con Constantin, el DG de la ADR y con su equipo de colaboradores directos, una docena de altos ejecutivos con una importante misión que realizar y con una ambiciosa visión de futuro…

Después de comer, el profesor Tomás Gutiérrez ha iniciado con los participantes las sesiones de Finanzas Corporativas. Ángel Tomás Gutiérrez Pérez es considerado uno de los mejores profesores del IE Business School (allí imparte Operaciones y Finanzas), es Master en Banca y Finanzas (MBF), Analistas Financieros Internacionales; MBA por el Instituto de Empresa yMaster en Corporate Finance y Banca Privada (MCF), Institute of Advanced Finance. Experto en fusiones y adquisiciones, CEO de One to One Capital Partners y CEO de Abebay Desarrollo Corporativo y Financiero, ha sido Director Financiero de la primera escudería española de Fórmula Uno, Hispania. Es un auténtico maestro en términos pedagógicos en una asignatura que suele ser tan árida como las finanzas.

Por la noche, Carlos, Raúl, Tomás y un servidor hemos ido a cenar a Noir, uno de los diez mejores restaurantes de Rumanía y muy probablemente el mejor de esta región nordeste del país. Calamares y mejillones, penne al salmón y una deliciosa tarta de limón y queso. Y después, ya en el Hotel Central, hemos disfrutado del partido de Champions entre el FC Barcelona y el Milán. Por quinta temporada consecutiva, el Barça estará en semifinales de la Champions League: ¡Qué proeza!

Como homenaje al bicentenario de Charles Dickens, me he traído a este viaje el libro El viajero sin propósito, que recoge las crónicas de este genial escritor desde 1860 hasta su fallecimiento en 1872, crónicas publicadas en la revista que él mismo fundó. Se trata de páginas autobiográficas, entre la crónica y el relato. Londres, París, Italia, Suiza… Pequeñas obras maestras del periodismo, con la erudición y la ironía de Dickens, que se han publicado por primera vez juntas en castellano.

¿Viajero sin propósito? Con todo el cariño a Charles Dickens, todo viaje, sea personal o empresarial, no sólo ha de tener un propósito, sino que ha de partir de un propósito. Para fluir necesitamos un reto, un propósito, un sentido, una estrategia que nos emociones y con la que nos comprometamos para dar lo mejor de nosotros mismos.

Esta crisis de liderazgo que vivimos en toda Europa y en buena parte del mundo es, esencialmente, una crisis por falta de proyecto, porque las urgencias del presente y la búsqueda fútil de la certidumbre nos impide la ilusión por el porvenir.

Somos viajeros con propósito, con un faro, con una guía, con una brújula. Nuestro viaje parte de un sentido, de alcanzar una meta, aunque el premio sea el propio viaje y no sólo el destino.

Necesitamos ser muy conscientes de lo que queremos, de hacia dónde queremos ir, para adquirir velocidad de crucero.

“Lo importante es estar preparado en cualquier momento para sacrificar lo que eres en aras de lo que te podrías llegar a convertir”

Charles Dickens

Mi agradecimiento al maestro Dickens por páginas tan deliciosas y a los maestros Ongallo, de Tena y Gutiérrez.