Páginas vistas en total

miércoles, 4 de abril de 2012

Azul Voronetz

Estupenda la reunión que hemos celebrado durante más de dos horas con el Director General de la Agencia Regional de Desarrollo del Nordeste de Rumanía, Sr. Constantin Apostol. Un líder social y empresarial que predica y practica un modelo público-privado (público en su sentido de la responsabilidad social, privado en su mentalidad competitiva y de aportación de valor a los distintos agentes). Más allá del comunismo (que Rumanía ha sufrido durante décadas) y del capitalismo salvaje que este país no necesita sufrir, un paradigma europeo para atraer, fidelizar y desarrollar el talento. Constantin sueña con que sus compatriotas vuelvan al hogar rumano con todo lo que han aprendido en el exterior.

Después, dado que el profesor Tomás Gutiérrez estaba impartiendo la clase de Finanzas al equipo de dirección de la agencia, hemos ido con Dan y Catalino a visitar un par de preciosos monasterios. Bucovina, la provincia del nordeste de Rumanía, cuenta con maravillosos frescos exteriores en las murallas de sus monasterios. Estos monasterios, cumbres del arte con influencias bizantinas, reflejan el desarrollo de la civilización de Moldavia en los siglos XV y XVI, bajo el reino de Stefan el Grande (1457-1504).

Desde Agapia, por un camino de montaña, llegamos al Monasterio de Varatec, fundado en 1781-1875 por la Monja Olimpiada. Actualmente, cuenta con cinco sacerdotes oficiantes y 450 monjas. Hemos visitado la fortaleza y la iglesia, y nos han regalado unos iconos y unos huevos pintados por las monjas.

Nos queda para un próximo viaje la visita al Monasterio de Voronetz, “la Capilla Sixtina de Europa Oriental”. Fue construida en 1488. Las pinturas están en el exterior de la iglesia y se conservan magníficamente. De ahí que se hable de un “azul Voronetz”, como se puede ver en este vídeo de youtube: www.youtube.com/watch?v=qABZmhRdRzc

Hoy he estado leyendo Tu cerebro lo es todo. ¿Sabes cómo y por qué decides? de varios autores. Como explica el Dr. Antonio Damasio en su breve prólogo, se trata de una reunión organizada por Mónica Deza (McCann Worldgroup) que se plasma en este libro (“podría considerarse como un informe de dicha reunión”).

La propia Mónica Deza abre el libro con un capítulo sobre “La cuarta revolución” (las anteriores son la agrícola, la industrial y la de la información). La cuarta es la del cerebro (la del talento, diríamos otros). Nos habla del nacimiento de las Neurociencias en EE UU a finales de los 70, del neuromarketing con Gerry Zaltman a finales del siglo XX, de los hallazgos de Antonio Damasio (la ínsula como “generador de mapas”) y del nacimiento de la neuroética en el Congreso de San Francisco de 2002.

Francisco J. Rubia, catedrático emérito de la Complutense, trata la creatividad. Un “enigma”, que para Poincaré y Hadamard depende de cuatro etapas: preparación, incubación, iluminación y verificación. El consultor Fernando Botella escribe sobre el cerebro creativo y Pep Martínez sobre que mente y cerebro son fascinantes: la mente humana tiene como actividades hacer, sentir, comunicar y pensar. El profesor Néstor Braidot se centra en el Neuroliderazgo y Miguel Rivas en el Neuromanager (un mix racional-cognitivo-emocional). “El que puede predecir el futuro es aquel que decide crearlo” (Peter Drucker). Marta Miquel y Carla Sanchis-Segura reflexionan sobre la adicción al consumo, Siemon Scamell-Katz y Cristina de Balanzó sobre “la mente del comprador”. Manuel Núñez y Adolfo López Rausell analizan las aplicaciones prácticas de las neurociencias (eye tracking y emotion explorer LAB), Juan Ignacio Murillo la ética y la felicidad relacionadas con la neurociencia y Milagros Benito cómo medir la persuasión mediante los neuroKPIs utilizados por McCann Erickson.

Es importante que libros como éste traten de mantenernos al día sobre el desarrollo de las neurociencias.

Cena en Tequila, un restaurante al otro lado del río en Petra Naemt, y después hemos estado Raúl y un servidor viendo simultáneamente los dos partidos de la Champions: el emocionante Chelsea-Benfica y el menos trascendente (dado el resultado de la ida) Real Madrid-Apoel.

Mi agradecimiento hoy a Dan, Catalino, Roxana y su equipo. Habrá que volver pronto a esta tierra, a disfrutar de su Azul Voronetz.