Páginas vistas en total

viernes, 3 de febrero de 2012

Una presentación ZEN

Para le presentación en TED que tendré el honor de realizar en Alicante (gracias a Pablo y al equipo de Fundesem) el próximo jueves 9, he estado revisando “presentaciónzen” de Garr Reynolds (publicado en castellano por Pearson en 2010). ¡Qué magnífico libro! ¡Qué práctico, incisivo y profundo es! Una obra muy pero que muy valiosa para mejorar radicalmente las presentaciones.

El prólogo, de Guy Kawasaki, ya es muy innovador: en lugar de texto, transparencias muy visuales. Como dice el autor, no es un enfoque, sino un método diferente (“las personas no pueden leer y escuchar bien al mismo tiempo”, John Sweller, teoría de la carga cognitiva) al de las presentaciones convencionales de Powerpoint. Reynolds se inspira en la “era conceptual” de Daniel Pink (diseño, historia, sinfonía, empatía, juego, significado) para apoyarse en el hemisferio derecho del cerebro, porque “las presentaciones tienen que ver con la transferencia de emociones” (Seth Godin). Precisamente Godin nos da en el libro varios consejos muy poderosos:

1º Haz diapositivas que recuerden tus palabras, no que las repitan.

2º No utilices imágenes de mala calidad

3º No utilices efectos de fundido, rotaciones u otras traslaciones. Que las cosas sean simples.

4º Desarrolle un documento escrito. No entregues una copia de las transparencias, que no funcionan si el ponente no está presente.

Tres fases: Preparación, Diseño y Presentación.

A. Preparación:

· Comenzar con la “mentalidad del principiante” o “del niño”. “En la mente del principiante hay muchas posibilidades; en la del experto, muy pocas” (Shunryu Suzuki).

· Todos somos creativos, si le ponemos entusiasmo.

· Pecha-kucha (“charla”, en japonés): 20 diapositivas, cada 20 segundos = 6’ 40’’

· Preparación analógica, alejada del ordenador. Pizarra, papel, lápiz, post-it. Detenerse a pensar. Hacernos las preguntas correctas (la principal: “¿cuál es el punto absolutamente fundamental de mi mensaje?”

· Crear un documento, no un dispositimento

· Desarrollo de una historia: “Ideas pegadizas” (Cheap Heth y Dan Heath): Simplicidad, Imprevisibilidad, Concreción, Credibilidad, Emoción, Historia.

B. Diseño:

· Importancia de Kanso (simplicidad; el máximo efecto con recursos escasos), Shizen (naturalidad) y Shibumi (elegancia)

· Wabi-Sabi (Wabi es “falta de riqueza material”; Sabi, “soledad”): apreciación de la belleza de una escena o de una obra de arte, por su carácter efímero.

· Amplificación por simplificación. El ejemplo de los cómics (“dibujos y otras imágenes yuxtapuestas en una secuencia deliberada, que trata de transmitir y/o producir una respuesta estética en el espectador”, Scott McCloud)

· Relación señal-ruido (cociente de información entre elementos relevantes e irrelevantes).

· ¿Quién dice que tu logotipo debería estar en TODAS las diapositivas?

· Efecto de superioridad de las imágenes: volvámonos visuales (imágenes potentes, eficientes y directas).

· Citas, pero no demasiadas.

· Equilibrio: espacio vacío dinámico y activo.

· Las cuatro grandes: contraste (diferencia), repetición, alineación y proximidad. “Cuanto más impactante sea su presentación desde el punto de vista visual, más la recordará la gente. Y lo que es más importante, más le recordarán a usted”.

C. Presentación:

· El arte de estar completamente presente. Como Steve Jobs, “el arte del espadachín”. Un artista.

· Aprender el arte del judo: un estado mental receptivo.

· Contribuir (Benjamin Zander). Relájate y relaja a los demás.

· Conectar con la audiencia: “Hara Hachi Bu” (come hasta estar un 80% lleno). Déjala un poco hambrienta.

“Aquello que pensamos es aquello en lo que nos convertimos”.

El próximo jueves, en TED Fundesem (próximamente en internet) hablaré durante 17 minutos sobre “Ya no estamos en Crisis”. O vivos, o muertos: es una elección personal. Y de las ocho claves para estar más vivos que nunca en la nueva era del Talentismo.

Haré todo lo que esté en mi mano para que sea la más zen de nuestras presentaciones.

Mi agradecimiento a Garr Reynolds (su blog, con el mismo título del libro, también es magnífico), a Jesús Domínguez (editor de Pearson, que ha publicado la versión española) y su equipo, a Guy Kawasaki, Seth Godin, Nancy Duarte, los hermanos Heath y Dan Pink, gurús de la nueva época en la que nos estamos adentrando. Añorantes del taylorismo, abstenerse.

3 comentarios:

Fernando Serrano dijo...

Estimado Juan Carlos, comentas que hablaras del tema proximamente en Internet. Si pudieras concretar más te estaria agradecido pues me interesaria bastante escucharte. Un abrazo.

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Hola, Fernando.
En cuanto sepa cuándo está colgada la presentación de TED en la red, te aviso.

Un abrazo

Chema Prados dijo...

No conocía el libro pero tras tu descripción voy en su busca. Gracias Juan Carlos