Páginas vistas en total

martes, 14 de febrero de 2012

Lo mejor de cada uno


Jornada en Barcelona, organizada por APD sobre Nuevas tendencias en la Gestión del Talento. Una treintena de profesionales (la mayoría, pero no todos, de la Dirección de Recursos Humanos) de empresas muy importantes de Catalunya, con quienes he tenido el privilegio de trabajar de 9 a 17.15 h. Hemos estado tratando los tres ejes de la nueva era (del Talentismo, que está sustituyendo al Capitalismo como éste sustituyó al Feudalismo hace 500 años): la Era Conceptual, la Economía Conductual y la Cultura de la Gratuidad. Y como, a partir de ahí, la Gestión del Talento individual y colectivo debe impulsar la Fluidez Organizativa a partir de ocho claves:

1. Atraer y fidelizar talento (la Generosidad es la competencia clave en la nueva época).

2. Detectar el potencial, para anticipar el talento futuro.

3. Generar compromiso, desde la comunicación apropiada de la Estrategia (Cuadro de Mando Integral, Modelos de Negocio, Océanos azules)

4. Optimizar la compensación, más allá de la retribución (lo que exige repensar la motivación extrínseca e intrínseca).

5. Fomentar el orgullo de pertenencia, desde un clima de alto rendimiento y la cultura corporativa idónea.

6. Elevar la reputación corporativa, para ser una de las empresas preferidas para trabajar.

7. Detectar y difundir las mejores prácticas, para promover la excelencia.

8. Hacer equipo y desarrollar el liderazgo (coaching).

Son, con la que está cayendo, claves de supervivencia organizativa. Os agradezco mucho la atención durante toda la jornada a los que habéis participado en ella. Y a los profesionales del Hotel Granados, 83 de la cadena Derby, que es precioso (lleno de obras de arte) y muy pero que muy cómodo.

He estado leyendo un libro que me ha entretenido mucho, Cleptopía. Es la crónica de esta crisis económica desde el punto de vista de los mangantes que se han aprovechado con ella. Tipos como Alan Greenspan, que se ha vendido a sí mismo como un experto infalible y que acumuló un error garrafal tras otro. El autor es Matt Taibi, un joven periodista de 41 años, colaborador de Rolling Stone que escribe con mucha desenvoltura y lucidez. La editorial lo resume así: “Considerado por buena parte de la crítica norteamericana (Time, The Washington Post, The New York Times...) uno de los mejores libros sobre las razones de la crisis financiera actual, Cleptopía es un preciso relato, lleno de humor negro y no poca mala leche, de los acontecimientos, y también de los nombres y apellidos, que llevaron a la caída y posterior salvamento público de la economía norteamericana. Desde la historia de ese «cretino» de Alan Greenspan hasta la estafa de Obama con la ley sanitaria, pasando por las subprime, la salvaje especulación en los mercados de alimentos y, claro, el mafioso comportamiento de la banca –empezando por Goldman Sachs–... nadie ni nada queda al abrigo de la poderosa escritura de Matt Taibbi y del descarnado retrato que hace de la sala de máquinas del capitalismo financiero y de su domino sobre la política contemporánea. Si alguien quiere saber qué pasó –y quién hizo que pasara– en la última y todavía presente crisis económica, este es el libro... que se lee, además, como una buena novela”.

A las 6 pm he estado con Roger Domingo, editor de Planeta, tratando los nuevos proyectos, y muy amablemente me ha regalado varias novedades de Gary Hamel, Fernando Botella, Alejandro Hernández, José Manuel Chapado, Alejandro Suárez… Para quienes disfrutamos con la lectura de los buenos libros de gestión, se presentan estupendas novedades para este 2012.

Y después, me he ido a ver Lo mejor de Eva de Mariano Barroso. Una película mal tratada por la crítica, sobre una juez y un gigoló (un romance tórrido que interpretan Leonor Waitling y Miguel Ángel Silvestre, “El Duque”). Sinopsis: “Eva, una juez íntegra y rigurosa, se enfrenta al proceso judicial más importante de su carrera: el asesinato de una joven de Europa del Este, en el que está implicado un poderoso empresario. La presencia de un irresistible testigo, gigoló de profesión y amigo de la víctima, la sitúa frente a un espinoso dilema: resistirse o dejarse seducir, traspasando los límites de la ley”. Leonor Waitling está espléndida, Nathalie Poza (la esposa del acusado), muy convincente, y Miguel Ángel Silvestre, muy metido en el papel. Nuria Vidal, en Fotogramas, ya había escrito que la intriga no tiene misterios, pero que la química entre los protagonistas funciona.

¿Qué es “lo mejor de Eva”? La cinta comienza y concluye con una reflexión de Eva, la juez: “Hay cosas que no dependen de ti; es tu destino”. Y al final, nos enteramos de que “lo mejor de Eva” está en la vida que no tuvo. Cumplió los deseos de su padre, fiscal, estuvo cuatro años preparando oposiciones sin vida social alguna y cuando se convirtió en juez, estaba sola y adicta al trabajo.

Lo que no depende de uno es lo que los griegos llamaban “pasión” y que ahora se reivindica. Todos y cada uno de nosotros debemos elegir lo que queremos en nuestra vida, el papel que han de jugar nuestras emociones, pero desde el libre albedrío. Esta Eva se deja arrastrar y lo paga… Lo mejor de uno mismo nunca puede estar en la vida que uno no tuvo, sino precisamente en la que tiene. Hemos de hacer de nuestra vida una aventura fascinante.

Mi agradecimiento al equipo de APD Zona Mediterránea: Mercè, Aiste, Anna, Albert… Con qué pasión (en el mejor sentido) y entusiasmo hacéis lo que hacéis para desarrollar la calidad directiva. Os lo agradezco mucho de todo corazón.