Páginas vistas en total

domingo, 26 de febrero de 2012

La invención de los sueños

Esta mañana he disfrutado muchísimo de La invención de Hugo, la última película de Martin Scorsese. Una cinta prodigiosa, un delicioso homenaje a George Mélies y a los inicios del cine. En los años 30, un huérfano vive en una estación de tren de París. Allí conoce al dueño de una tienda de juguetes, George (Ben Kingsley), y a su nieta Isabelle. Hay que verla en 3D (coincido con James Cameron, el autor de Avatar, en que es la película que mejor utiliza la tecnología). Nominada a 11 Óscars, estoy convencido de que esta noche conseguirá muchas estatuillas (tal vez el de mejor director, aunque no creo que el de mejor película, que debería ir a la francesa The Artist).

La invención de Hugo alberga frases maravillosas, como definir el cine como “la invención de los sueños”, la fábrica de sueños. La esposa y musa de George Mélies declara: “No éramos estrellas de cine como las de hoy, pero nos divertíamos”. Mélies confiesa que su fracaso se debe a que “los gustos han cambiado, pero yo no había cambiado con ellos”. “Las personas, si no cuentan con un propósito, están como rotas”, explica Hugo. Y Mélies concluye: “La vida me ha enseñado que los finales felices sólo se dan en las películas”. Algunos creemos, desde el optimismo responsable, que también en la vida.

De la prensa de hoy, me quedo con el fenomenal artículo de Sandra Sotillo, socia de Villafañe y asociados, sobre La reputación de los líderes empresariales. “La reputación de los líderes empresariales es un intangible con un gran poder de generación de valor para sus compañías. Son la cara y la voz de la empresa para empleados, analistas, clientes y otros actores con un alto poder de decisión e influencia sobre el futuro de la corporación. Por ello, un líder con buena reputación es una garantía de confianza para la empresa que dirige”. Sandra nos advierte de que no conviene confundir reputación con una alta presencia pública (como ejemplo, Amancio Ortega) y nos comenta las ocho claves de la Gestión Reputacional del Liderazgo: comportamiento personal y profesional intachable; traslada la visión y los aspectos clave de la compañía; sabe que las variables soft son importantes y las considera en su estrategia; dedica tiempo a comunicar interna y externamente; pone en valor al equipo y lo alinea con el proyecto empresarial; es humano y no le importa que se sepa; puede asumir un discurso social o económico si es relevante para su empresa; y es capaz de reconocer los errores, corregirlos y pedir disculpas a tiempo. Es lo que algunos llamamos “la humilde visibilidad”, esencial en el liderazgo.

Me ha gustado también conocer a los cinco finalistas del Premio Hudson ABC al Mejor Director de RR HH (el año 2011 lo ganó, con todo merecimiento, Pilar Oncins, de Makro). Este 2012 los finalistas son Jesús Figueroa (Telefónica), Fernando Córdova (ING Direct), Susana Gómez Foronda (Kellog’s), Arancha Torres (PwC) y Carlos Olave (LG). He tenido la oportunidad de trabajar con todas estas compañías, excepto con la de Carlos, con quien sí he estado en algunas ocasiones. Empresas con voluntad de apostar de verdad por el talento.

Por la tarde, he estado viendo dos partidos: el Rayo Vallecano-Real Madrid y el Valencia-Sevilla. El primero ha sido uno de los peores del conjunto madridista, pero ha vencido merced a un taconazo fabuloso de CR7 y a que en la última jugada del partido Armenteros ha fallado a puerta vacía. Como ha dicho Mourinho en rueda de prensa, “el Rayo no ha merecido perder”.

El partido de Mestalla ha sido justo lo contrario. 52% de posesión del Valencia, por 48% del Sevilla; cinco remates entre los tres palos cada uno… El equipo local comenzó marcando, y un par de jugadas en las que el lanzador estaba libre de marca (Navas dio la asistencia en el primero y marcó a puerta vacía en el segundo) han decidido la contienda. ¿Cansancio tras la eliminatoria del Stoke City? Para Unai Emery, “Seguimos terceros, pero nos tenemos que levantar cuanto antes del bache. Tenemos plena confianza en el equipo y en nuestra capacidad de mantener el margen de puntos que tenemos, pero hoy hemos estado espesos y hemos perdido en casa un encuentro importante. Ellos no han jugado entre semana y nosotros, sí”. A los che les ha faltado garra, ambición, coraje. La distancia de 8 puntos con el cuarto se ha quedado en cinco. El Levante vuelve a ganar y apretarán el Atlético de Madrid, el Athletic, el Málaga… No está nada fácil. Va a haber que sacar la “mentalidad ganadora” de verdad.

Y por la noche, en Antena 3, he estado viendo (de nuevo) El diario de Noa (The notebook), una de las pelis más románticas de la historia. “-Soy libre. –No lo parece… -Pues lo soy. –Tú nunca haces lo que quieres”. Una preciosa historia de amor, más allá de la memoria. El Amor es hacer mejor la vida a la otra persona, no complicársela.

Mi agradecimiento a quienes nos hacen soñar a través del cine, como Martin Scorsese, el director de The Artist (Michel Hazanavicius) o el de El diario de Noa (Nick Cassavettes).