Páginas vistas en total

miércoles, 11 de enero de 2012

Los desafíos globales

De vuelta a Madrid desde el Mediterráneo. Reunión en sus oficinas de Serrano, 93 (esquina a María de Molina) con Casimiro García, Presidente de Axis Corporate, una gran empresa (400 profesionales), con ritmos de crecimiento del 40-50% anual, cuyo lema es “Leading Transformation” y que cuenta con clientes globales. Una empresa de servicios profesionales ganadora, con empresas clientes ganadores, que es muy consciente de la importancia de la Calidad Directiva (de una fuerte identidad corporativa) para seguir avanzando.

El historiador Felipe Fernández-Armesto (profesor de la Universidad de Notre Dame) nos alerta hoy de que ninguno de los grandes desafíos globales se ha resuelto en 2011. “El año pasado llamó la atención más por lo que no sucedió que por lo que sí llegó a pasar”. Efectivamente, no se mejoró el medio ambiente mundial, no se castigó a los culpables de la crisis financiera y económica, no se resolvió el conflicto entre Irán y Occidente, no se avanzó en la paz en Oriente Próximo ni en Afganistán, no se aprovechó la primavera árabe para instaurar la democracia, no se creó un estado del bienestar (a pesar de las iniciativas de Obama) en EE UU… “Los políticos han cedido el mando a los tecnócratas para tratar así de quedar absueltos de sus propios errores”. Creo que en 2012 sí van a pasar cosas muy interesantes.

En Francia, Eric Cantona (“Buscando a Eric”) se presentará a las elecciones presidenciales para protestar contra las injusticias sociales. Precioso. En 2010 propuso a sus compatriotas sacar el dinero de los bancos. ¿Y si el líder anti-sistema por excelencia “se pone de moda” en el país vecino? ¿Y si supera a la hija del líder de extrema derecha, al tranquilo Hollande y a Napoleón Sarkozy?

Frases míticas de Cantona: “No estudié, viví”, “Trato de encontrar distintas forma de expresarme; si no, me moriría”, “Es divertido hacer visibles cosas que son invisibles”, “A veces en la vida uno experimenta una emoción tan fuerte que no se puede pensar ni razonar”, “Cuando las gaviotas siguen al pesquero, es porque piensan que va a lanzar sardinas al mar”, “No soy un hombre; soy Cantona”.

Y por estos pagos, las candidaturas a los Goya. 16 nominaciones a La piel que habito, 14 para No habrá paz para los malvados. Particularmente, creo que la peli de Urbizu está mucho más conseguida que la de Almodóvar (el director manchego consigue mejores cintas cuando es mejor a su estilo). 12 nominaciones para Eva de Kike Maillo, 11 para el western Blackthorn de Mateo Gil y 9 para La voz dormida. Confieso que no he visto ninguna de estas tres, que por otro lado han hecho bajas recaudaciones (Blackthorn, 292.000 €).

La supuesta calidad va por un lado y la comercialidad va por otra. Las películas españolas más vistas del año han sido:

1. Torrente 4. Lethal Crisis, 19,6 millones de euros.


2. Midnight in Paris, 7,86 millones.


3. Fuga de cerebros 2, 5,4 millones*. (y sigue sumando)


4. La piel que habito, 4,62 millones.

5. No habrá paz para los malvados, 4,06 millones.


6. También la lluvia, 4 millones de euros.


7. Mientras duermes, 3,6 millones.


8. Primos, 3,6 millones.


9. Águila Roja, 3,04 millones.


10. Intruders, 2,7 millones.

He visto todas ellas (Torrente, en Canal +), excepto la secuela de Fuga de cerebros (no soy el segmento) e Intruders (no me va mucho el cine de terror). Espero con interés la nueva de Icíar Bollaín, Katmandú, y La chispa de la vida, de Álex de la Iglesia (si puedo, la veré el viernes, el día de su estreno, en Bilbao).

Ignoradas por la Academia Mientras duermes (una nominación), No tengas miedo (una nominación), Los pasos dobles (cero nominaciones) y Torrente 4 (cero nominaciones).

Mis favoritos para los Goya: José Coronado como mejor actor (está espléndido en No habrá paz para los malvados), aunque estén Banderas y Luis Tosar, magníficos actores; Inma Cuesta como mejor actriz (con Elena Anaya, Salma Hayek y Verónica Echegui son un póker de talentos); No habrá paz como mejor película y Enrique Urbizu como mejor director; y como mejor película europea, The Artist (Un Dios salvaje también es una gran opción).

Y a las 10h, partido muy emocionante en el Sánchez Pizjuán. Partido de vuelta de octavos de la Copa del Rey: Sevilla-Valencia. Dos de los mejores equipos de la Liga, dos enormes entrenadores (Unai Emery y Marcelino). Emoción hasta el final. Soldado adelantó al equipo che, los sevillanos empujaron, remontaron y lo pusieron muy difícil. Un encuentro de los que hacen afición. Arte y comercialidad, en este caso, van de la mano: todo un desafío.