Páginas vistas en total

martes, 10 de enero de 2012

El talento, ¿lujo o supervivencia?

Vuelo Barcelona-Alicante, a las 7 de la mañana, muy puntual. En el aeropuerto alicantino, mi amigo y compañero de IDEO Paco Carreras ha tenido la amabilidad de venir a recogerme a hora tan temprana.

De ahí hemos ido a Fundesem, la Escuela de Negocios con la que colaboramos en el Curso Superior de Coaching Estratégico (la segunda edición se presenta el 19 de enero próximo, en una jornada sobre Deporte y Empresa) y en varios programas. Fundesem es un buen ejemplo de institución educativa con una relevancia en su provincia, implicada con las empresas importantes de Alicante, y abierta al mundo con un importante porcentaje de estudiantes extranjeros. Es un honor y un privilegio sentirnos socios de una organización ganadora como ésta, compuesta por un equipo (Gabi, Juan Carlos, Mariana, Pablo, Paco, Ramón, etc).

Programa doble hoy en Fundesem. Por la mañana, Taller de Liderazgo en el Máster en Administración y Dirección de Empresas. Ha sido especialmente interactivo, con montones de participaciones y opiniones de todos y cada uno de los alumnos. Mi agradecimiento a Santiago, José, Eva Iris, Eduardo, Carlos, Miguel, Beatriz, Marta, José Eduardo, Alejandro, Daniel, Priscilla, Mariola, Adrián, Álvaro, Rodrigo, Evgeny, Patricia, Gustavo y Elizabeth. Son profesionales muy consientes de que el Talento es disfrute, de que han de encontrar su verdadera vocación y de que el Liderazgo es autoridad moral, credibilidad, por encima de galones y jefaturas.

Almuerzo con Paco en Casa Filo: un delicioso arroz con garbanzos y conejo, de la tierra, que estaba para chuparse los dedos. Gracias, Paco, por tu ilusión y entusiasmo como coach y tu generosidad como persona.

Y por la tarde, de 16.30 a 21.30 h, sesión de Coaching como proceso de desarrollo del Liderazgo en el Master en Direccción de Recursos Humanos. La función de RR HH, en gran medida vilipendiada en esta crisis, es esencial. Las empresas basadas en el talento (que son una minoría) son las ganadoras en estos tiempos de incertidumbre, globalización y tecnología. El resto, que vive en la inercia del taylorismo, o cuyo discurso moderno es incoherente con la acción cotidiana, simplemente desaparecerá (la esperanza de vida de las compañías es de apenas 10 años, y el 95% de las empresas no llega al tercer año de vida). Hemos profundizado en el coaching desde el cambio de era y de modelo, definiendo qué es el talento y cómo desarrollarlo, cómo fidelizar el talento desde las emociones positivas, el cuádruple contexto (cultura, clima, compensación y cooperación) y el papel de la calidad directiva en todo ello.

Mil gracias a Beatriz, Raquel, Jennifer, Antonio, Ruth, Victoria, Alexandra, Gloria, Alejandro, Beatriz L., Jaume (hermano de la coach Vigela Lloret, una gran persona y estupenda profesional), Noelia, Pablo Nadal (que considera a Unai Emery “su entrenador”), Sergio, Sandra, Mª Teresa, Teresa, Irene, Alicia, Greg, Carolina, Mª Elvira, Eva y Rocío por esta sesión tan especial.

Hay esperanza. Nueve de cada diez organizaciones consideran el talento un lujo que no se pueden permitir en momentos críticos (confunden el capital con la liquidez y no invierten en lo más rentable, la captación y el desarrollo del talento). Menos del 10% de las compañías saben el terreno que pisan, cuáles son las reglas del juego en un mundo en el que el talento es más escaso que el capital y cada día marca más la diferencia.

El mundo es de las empresas basadas en el talento y de las personas generosas. No hay duda al respecto.