Páginas vistas en total

sábado, 21 de enero de 2012

El deseo enciende el talento

Clase de Coaching de 9 a 14 horas en el Master de Dirección de Recursos Humanos de Fundesem. Un grupo de estudiantes de distintas nacionalidades y procedencias, con quienes hemos aprendido juntos las claves del Desarrollo del Talento, que siempre parte del “querer”. El deseo enciende el talento. Muchas gracias a Marjorie, Gabriela, Enrique, Alan, Juan de Dios, Josua, María Crespo, María García Peral, Elizabeth. Laura, Melissa, Patricia, Olimpia, Flor Amada, Daniela, Abigail, Sandra Paola, Elanni, Redemila y Virginia por esta deliciosa mañana en Alicante.

Como el tiempo ha estado espectacular y tenía tiempo hasta el vuelo de las 17.30h, me he ido a comer al Puerto Deportivo, al Porteño. Un sol primaveral, unos pescaditos deliciosos y el olor del mar…

He estado leyendo El animal social, del columnista de The New York Times David Brooks. Un relato (la vida de una pareja) en la que nos cuenta las últimas investigaciones sobre el inconsciente, las emociones y la naturaleza humana. “Vivimos en plena revolución de la conciencia”. De entre todas ellas destacaría:

- La mente humana es capaz de asimilar en un momento dado 11 millones de informaciones y es consciente de no más de 40 (Timothy Wilson, Strangers to Ourselves). “El inconsciente es impulsivo, emocional, sensible e imprevisible”.

- La mujeres son un 60-70% más competentes que los hombres respecto a recordar detalles (Marion Eals e Irwin Silverman, Universidad de York).

- Las personas establecen criterios sobre la fiabilidad, competencia, amabilidad y agresividad de otra en una décima de segundo (Janine Willis y Alexander Todorov, Princeton).

- “La mayoría de los hombres y mujeres se enamoran de individuos con los mismos antecedentes étnicos, sociales, religiosos, educativos y económicos, de quienes tienen un atractivo físico similar, una inteligencia equiparable, valores e intereses semejantes y destrezas sociales y de comunicación análogas” (Helen Fisher, The New Psychology of Love). Los individuos tienden a elegir cónyuges de inteligencia similar, y la forma más fácil de calcular la inteligencia es mediante el vocabulario (Geoffrey Miller, The Mating Mind). El 90% de la comunicación emocional es no verbal.

- Cuanto más rico es el hombre, más joven la mujer con la que tiene posibilidades de emparejarse. Un hombre de 1’65 m puede lograr los mismo resultados que uno de 1’80 si gana 175.000 $ anuales más (Guenter Hitsch, Ali Hortacsu y Dan Ariely).

- “La mayor felicidad que puede darte el amor es cogerle la mano al amado por primera vez” (Stendhal).

- Las mujeres se sienten atraídas por hombres cuyo antígeno del leucocito humano (HLA) difiere más del suyo. Así producen complementariamente mejores sistemas inmunitarios en los descendientes (Claus Wedekind, Universidad de Lausana).

- El cerebro parece un ecosistema, una red asociativa fabulosamente compleja de activaciones, patrones, reacciones y sensaciones que se comunican con, y responden a, distintas zonas del cerebro, a la vez que compiten por un poco de control sobre el cerebro (Gerald Edelman, Premio Nobel).

- Por lo general, la satisfacción conyugal sigue una curva en forma de U. En los primeros años, las parejas deliran de felicidad. Su satisfacción percibida disminuye y toca fondo cuando los hijos llegan a la adolescencia, y sube de nuevo cuando se jubilan.

- Mindsight (capacidad de la mente para contemplarse a sí misma). Un bebé promedio requiere atención cada 20 segundos. Neuronas espejo, conocidas desde 1992 (Universidad de Parma).

- Cuanto más practica un niño juegos de imitación, más probable es que hable con fluidez a una edad temprana (Carol Eckerman, Universidad de Duke). Cuanto más se imitan dos personas una a otra, más se gustan –y cuanto más se gustan, más se imitan- (Tanya Chartrand y John Bargh).

- Las probabilidades de que uno ría acompañado es de 30 veces respecto a cuando está solo. En una conversación, es un 46% más probable que rían los que hablan que los que escuchan. Sólo el 15% de lo que provoca risa es divertido de una manera obvia.

- Los niños crean un tono narrativo que influye en sus historias para el resto de su vida (Dan P. McAdams). Todo saldrá bien o mal, dependiendo de su infancia.

- Los patrones de apego correlacionan fuertemente con el rendimiento escolar. La calidad de las medidas de cuidado a los 42 meses predicen quiénes dejarán el instituto en un 77%.

- “El verdadero gran hombre es el que hace que todo el mundo se sienta grande” (Chesterton).

- Apenas el 5% de la perceptividad emocional de una persona puede explicarse por la inteligencia que mide el CI (David van Rooy).

- “Uno tiende a pensar que el fracaso moral se debe a la debilidad de carácter; pero suele deberse a un ideal inadecuado” (Richard Livingstone). “La civilización avanza ampliando el número de operaciones que podemos llevar a cabo sin pensar en ellas” (Alfred North Whitehead). El automatismo se alcanza mediante la repetición.

- “La vida es una aventura peligrosa, ciertamente, pero los hombres no han sido hechos para permanecer en puertos seguros” (Esquilo).

- A los 4 años, los niños criados en familias pobres han oído 32 M de palabras menos que los criados en familias de profesiones liberale (Betty Hart y Todd Risley, Universidad de Kansas). Los niveles de hormonas de estrés son superiores en los niños pobres que en los de la clase media (Martha Farah, Universidad de Pensilvania). “El 50% de la desigualdad en cuenta a ingresos a lo largo de la vida viene determinado por factores ya presentes cuando la persona tiene 18 años” (James J. Heckman, premio Nobel de Economía). En cuanto al logro, los padres y la comunidad influyen más en los niños que la escuela (James Coleman).

- Para predecir el rendimiento, la atención escolar y las calificaciones finales en la secundaria, el autocontrol es el doble de importante que el CI (Angela Duckworth y Martin Seligman). La razón y la voluntad son importantes para tomar decisiones morales y ejercitar el autocontrol. Sin embargo, ninguno de estos modelos del carácter han demostrado ser muy efectivos. Son como músculos, y no especialmente fuertes.

- Para el talento, la clave es la práctica reflexiva y deliberada (K. Anders Ericsson, Universidad Estatal de Florida). Los grandes trabajan cinco veces más tiempo que los del montón. De 500 obras maestras de la música clásica, sólo 3 se divulgaron en los 10 primeros años de la carrera del compositor (John hayes, de Carnegie Mellon). “Cada capacidad es una forma de memoria” (Daniel Coyle, The Talent Code).

- Entre los CEOs, hay rasgos comunes: atención al detalle, persistencia, eficiencia, rigor analítico y capacidad de trabajo (Steven Kaplan, Mark Klebanov, Morten Sorenson, 2009). La extraversión, la afabilidad y estar abierto a nuevas experiencias no guardan correlación con el éxito de los ejecutivos (Murray Barrick, Michael Mount y Timothy Judge). Los ejecutivos pierden eficiencia a medida que son famosos y recogen más premios (Ulrike Malmendier y Geoffrey Tate).

- Todos los seres humanos presentan las mismas expresiones faciales básicas para el miedo, el asco, la felicidad, el desdén, el enfado, la tristeza, el orgullo y la vergüenza. Los niños nacidos ciegos muestran las emocione en la cara igual que los niños videntes.

- La confianza reduce los roces y rebaja los costes de las transacciones. En las empresas, las personas con que gozan de confianza se mueven de manera flexible y cohesionada. Quienes viven en culturas de confianza constituyen más organizaciones comunitarias. Las personas de culturas donde predomina la confianza muestran mayores índices de participación en los mercados de valores. Para estas personas resulta más fácil organizarse y dirigir empresas grandes. La confianza crea riqueza.

- Inteligencia. El CI predice sólo el 4% de la varianza en el rendimiento laboral (Richard K. Wagner, Universidad Estatal de Florida). En el mejor de los casos, el CI es menos del 20% del éxito en la vida (Mayer, Salovey y Caruso). Hay una gran diferencia entre fuerza mental y carácter mental. El carácter mental es similar al carácter moral; lo forjan la experiencia y el esfuerzo.

- Las personas que tienen éxito tienden a encontrar un objetivo en un futuro lejano y lo persigue contra viento y marea (Angela Duckworth).

- Economía conductual: los psicólogos Daniel Kahneman y Amos Tversky, los economistas Richard Thaler, Sendhil Mullainathan, Robert Schiller, George Akerlof y Collin Camerer.

- Los nigerianos se consideran tan felices como los japoneses, a pesar de que la renta per cápita de Japón es 25 veces la de Nigeria. Las actividades relacionadas con la felicidad son todas sociales: relaciones sexuales, trabajo, cenar con amigos (Kahneman, Krueger, David Schkade).

- El cerebro de una persona en la primera oleada de amor se parece al de una persona en pleno subidón de cocaína (Arthur Aron, Universidad de Stony Brook). El amor no es una emoción; es un estado motivacional, que va desde la euforia al sufrimiento. Una persona enamorada está en estado de necesidad.

- Los individuos solitarios son 3-5 veces más susceptibles de morir prematuramente que los que tienen vínculos sociales (Dean Ornish, Love and Survival).

- Un tercio de las decisiones empresariales resultan acertadas, un tercio son efectivas en un grado mínimo y un tercio son errores mayúsculos (Peter Drucker).

- En el transcurso de sus relaciones, la mayoría de las parejas casadas se ven empujadas a realizar una transición entre el amor pasional y el compañerismo. John Gottman: en una relación sana los cónyuges hacen cinco comentarios mutuos positivos por cada negativo. Más del 65% de los divorcios a partir de los 50 años los solicitan las mujeres.

- “Para el hombre, la búsqueda de sentido es la principal motivación de su vida” (Viktor Frankl).

Un libro voluminoso (más de 500 páginas) que incluye un montón de investigaciones muy interesantes, de enorme utilidad.