Páginas vistas en total

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Cómo evitan la crisis las grandes compañías

Tercera ciudad con S esta semana. Tras Santander y Sevilla, San Sebastián. He llegado esta mañana al aeropuerto de Hondarribia y como tenía un poco de tiempo, le he pedido al conductor que me diera una vuelta precisamente por esa ciudad, junto a la playa y subiendo el casco histórico, hasta el parador Carlos V. Es una maravilla lo limpia y lo cuidada que está Hondarribia, una localidad de 16.000 habitantes que alcanza los 40.000 en verano.

Por la tarde, Cine Fórum Empresarial APD con la película “Un cuento chino”, protagonizada por Ricardo Darín, en el Loyola Centrum de Deusto, un salón de actos verdaderamente especial. Han abierto el evento dos buenos amigos, Joxe Mari Ulazia por parte de la Deusto Business School y Mikel Madariaga como DG de APD Norte. Unas 90 personas apuntadas y tras la película, un debate sobre Internacionalización con Leyre Madariaga (responsable de internacionalización de Tecnalia), Jon Fernández, Director Gerente de Orbea (que el 60% en el extranjero) y Ricardo González, DG de Spyro. Hemos hablado de la necesidad de globalizarse, de sus experiencias personales, del choque cultural, de las BRIC, de la vieja Europa, de si el tamaño importa a la hora de internacionalizarse, de los socios en el país, de si a ser internacional se nace o se aprende, de si condiciona la madurez del producto, el mercado y la organización… Un diálogo fructífero y muy animado, que me ha encantado moderar.

Hoy día 30 me habría encantado haber estado en Extremadura, en el cierre del año de la EBS con más de 500 personas, entre ellas las máximas autoridades de la región (sé que muy generosamente el Dr. Carlos Ongallo y su equipo han utilizado la frase de un servidor de que EBS es el modelo de Escuela de Negocios del siglo XXI) y en Madrid, en el Cine Fórum Empresarial APD con la película “Margin call”, con Enrique Sánchez de León, Loreto y todo su equipo, Antonio Garrigues, etc. Una película esencial sobre la ética empresarial.

En el avión de esta mañana, el número de noviembre de Harvard Business Review, con “What Great Companies Do Differently” (Lo que las grandes compañías hacen de forma diferente) de la gran experta Rosabeth Moss Kanter, directora de la Harvard University’s Advanced Leadership Initiative (el equivalente en Cambridge, Massachussets, del Instituto de Liderazgo Avanzado de la EBS). La clave, para la Sra. Kanter, está en no poner el carro delante de los bueyes. Las mejores empresas no se obsesionan con “ganar dinero”, sino con hacer las cosas bien para sus clientes, sus empleados y la comunidad; los resultados son la consecuencia. No hay conflicto entre trabajo y capital, sino lo que ella llama “la lógica institucional”, que se define en seis facetas: un propósito común, una visión a largo plazo, enganche emocional, construcción de una comunidad, innovación y auto-organización. “Las grandes compañías identifican algo más grande que las transacciones para dotarlas de propósito y significado”. Las seis facetas son muy similares a lo que llamamos “las seis claves de un equipo de VERDAD: Visión compartida (el propósito), Enfoque profesional (la perspectiva a largo plazo), los Roles diversos (comunidad), Desarrollo de la confianza y el compromiso (enganche), Aprendizaje (innovación) y Dinamismo (auto-organización). Verdades prácticamente eternas, sentido común… pero no práctica común, y menos en los tiempos actuales.

Joxe Mari me ha estado contando un proyecto de DBS para un cliente, un excelente proceso de reflexión estratégica precisamente en esa línea. Está siendo un éxito porque va a lo importante y lo están elaborando los primeros ejecutivos de esta empresa cliente.

Rosabeth Moss Kanter pone como ejemplos el Mahindra Group de Mumbai, Corning Glass en Nueva York o el Shinhan Bank en Corea del Sur. Creo que a algunos nos interesa más el ejemplo de Inditex. En la portada del último número de Actualidad Económica, “Por qué la crisis no pasa por Zara”, con el retrato de Pablo Isla y Amancio Ortega. Un estupendo artículo de Marta García Aller (con Miguel Ángel Belloso y Miguel Ors) sobre la firma gallega, con un potencial de crecimiento del 54% hasta 2015. “La marca es la tienda”. “Se trata de no defraudar a los clientes, de estar lo más cerca posible de ellos”. Talento, Procesos, Clientes, Resultados. Quien trata de pervertir a secuencia, simplemente desaparece del mercado. Así de simple.

También en Actualidad Económica, Carlos Espinosa de los Monteros y Luis Garicano escriben sobre cómo salir de ésta, y Estrella Trincado resume el libro “Hacia una nueva política económica”, escrito por Cristóbal Montoro, Miguel Crespo, López Roa, José Luis Feito, Fernando Fernández, Sagardoy, Claudio Boada, Manuel Lagares, Elvira Rodríguez… Seguro que por ahí va, más allá de nombres de ministrables, la estrategia que aplicará el nuevo gobierno. Hay que ascender a los emprendedores, a los empresarios, a la categoría de héroes, como dice Estrella (mejorar su imagen, deducciones fiscales, convenios colectivos).

Para salir adelante, no puede haber conflicto entre talento y capital. El Talento ES el Capital.


Mi gratitud a APD Norte, Deusto, EBS y periodistas como Marta, de tanto nivel.

martes, 29 de noviembre de 2011

Nuevas tendencias y Manipulación del Consumidor

Vuelo a las 7.30 h de la mañana, Santander-Madrid. En el aeropuerto de Parayas, ya estaba abierta la excelente tienda que llevan María Rosario, su marido y su hija Arancha, donde puedes comprar toda la prensa y llevarte esos formidable sobaos de “El Macho”, tamaño extra-grande (de cara a las navidades, he evitado la tentación, pero he desayunado un sobao con el café con leche).

Todos los periódicos cántabros recogen el inicio del ciclo de CEMIDE ayer, a página entera. El Diario Montañés (pág. 38): “Nueve de cada trabajadores sufren de ansiedad o se aburren. Juan Carlos Cubeiro, experto en coaching, desvela su teoría del ‘optimismo inteligente del líder’ y las diez claves para superar la crisis”. El Mundo Cantabria (pág.10): “El ‘optimismo responsable’, clave empresarial para vencer la crisis. Cubeiro, experto en coaching, aconseja a los empresarios cántabros cómo ser líderes.” Alerta (pág. 35): “Cubeiro pide optimismo, gratitud y confianza como valores ante la crisis”. Muchas gracias a Lola Gallardo (El Diario Montañés), Leticia G. Vilamea (El Mundo) y la periodista de Alerta por difundir públicamente estas ideas. El llenazo de ayer en el Hotel Bahía, debido a la perfecta organización de CEMIDE, tiene aún más mérito porque ayer en Santander el ministro de presidencia en funciones, Ramón Jáuregui, pronunció la conferencia inaugural de la Cátedra Cantabria 2011: “Protección Social y Comunidades Autónomas”, el Cantabria Campus Internacional puso en marcha el I Encuentro internacional de expertos en emprendimiento, con el alcalde de la ciudad, Íñigo de la Serna, el Presidente de la Comunidad Autónoma, Ignacio Diego, y el Rector de la UC y se reunió el consejo de Santander Creativa 2012, con el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, y el Rector de la UIMP, Salvador Ordóñez.

La idea de talento como poner en valor va calando. “Enseñar, descubrir y poner en valor son, a su vez, tareas que toda Cantabria tiene que cumplir” (Federico Gutiérrez-Solana, Rector de la UC).

En el avión matinal me he terminado “Así se manipula al consumidor. Cómo las empresas consiguen lavarnos el cerebro y que compremos sus marcas”, de Martin Lindstrom. Martin es actualmente uno de los mayores expertos en marketing del mundo y sus libros (éste, como su anterior, Buylogy) son altamente provocadores. “Así se manipula…” me ha encantado y me ha enseñado mucho.

El autor trató de hacer una “cura de desintoxicación de marcas”. Duró sólo 6 meses, lo que demuestra “cuán astutas son las empresas a la hora de forjar un deseo”. ML se plantea esta obra como continuación de la magífica “The Hidden Persuaders” (Los persuasores ocultos), de Vance Packard, 1957. Escandaloso, pionero y polémico. Hoy, siempre según Martin Lindstrom, los anunciantes se han vuelto más astutos, espabilados y siniestros, utilizando la psicología cognitiva y la neurociencia. “Saben más que nunca qué es lo que nos inspira, nos asusta, nos tranquiliza y nos seduce”.

Ya desde el vientre materno. “Las palabras de la madre pueden oírse en el útero”, y también temas musicales de televisión, por ejemplo. Somos lo que come nuestra madre. Los hijos de fumadoras suelen ser más fumadores que los demás (Science Daily, 21 de mayo de 2009). Si las embarazadas comen muchas comida basura, los hijos se sentirán atraídos por ella. Y a los 36 meses, los niños de EE UU ya reconocen 100 logos de marcas. El 53% de los adultos y el 56% de los adolescentes utilizan marcas que recuerdan de su infancia. El 75% de las compras espontáneas de comida pueden deberse a un niño insistente (James McNeal, U de Texas).

Vende el miedo (recordemos la gripe porcina, por ejemplo) porque es una emoción “compleja, interesante y no del todo desagradable”. Libera epinefrina (una sensación plenamente satisfactoria). Especialmente cuando el córtex sabe que no estamos en peligro (pero la amígdala se ha activado). El miedo nos une como humanos, y está con nosotros desde el nacimiento, si no antes (“se llega al mundo sabiendo cómo tener miedo, porque el cerebro ha evolucionado para tratar con la naturaleza”, Joseph LeDoux, NYU). ¿A qué tenemos miedo? Al fracaso, a nuestro yo más íntimo, a los problemas económicos, a lo que le pase a nuestros hijos. Los anunciantes manejan el miedo y su prima hermana, la culpa. El miedo, seguido de esperanza y renacimiento, genera el clásico doble efecto.

Vende la adicción (por la dopamina). La delgada línea entre obsesión y adicción. Es el deseo (entre los 10 sonidos más evocadores y adictivos, la risa de un bebé, un filete asándose y un refresco cayendo en un vaso con cubitos). “Los alimentos con mucha grasa y muchas calorías afectan al cerebro como la cocaína y la heroína” (Nature Neuroscience, 30-III-2010). Jugar con videojuegos genera dopamina. El Club Penguin, con sus moneditas aparentemente inocuas, genera adicción. “Quizás el sitio proteja relativamente a los niños, pero también les está instruyendo en los placeres y las miserias de la compra compulsiva”.

El sexo, por supuesto, vende, y Lindstrom lo ilustra con el ejemplo de Axe (Unilever). Hay 6 perfiles psicológicos del macho: el depredador, el talento natural (inteligente, atlético, carismático), el tipo matrimonio (dulce, confiado, seguro de sí mismo), el eterno amigo, el principiante inseguro y el principiante entusiasta. Axe va a al 5 y el 6 (con baja autoestima), pero no al 1. Lo curioso respecto al sexo es que los heteros también se sienten atraídos por desnudos masculinos y las madres tienen espíritu “asaltacunas” (me ha divertido el sketch de Tina Frey en Saturday Night Live como profesora de instituto de Justin Bieber: “No sé si casarme con él o pasearlo en un cochecito por el centro comercial”. Formas innovadoras para uno de los trucos de publicidad más viejos del mundo.

El poder del grupo vende. Como las aves, como las termitas, actuamos como si tuviéramos un cerebro colectivo. “Instintivamente creemos que los demás saben más de lo que queremos que nosotros mismos”. Ejemplos: los Zhu Zhu Pets o las pelis de Hollywood (nº 1 en USA).

Vende el marketing nostálgico (“Nostalgia” es una palabra acuñada en 1688 por el físico suizo Johannes Hofer, de “nostos”, casa y “algos”, dolor. Una enfermedad de los suizos destinados en el extranjero). La retrospección optimista es un mecanismo de adaptación (nos acordamos de lo bueno). “La felicidad no es algo que experimentemos, sino algo que recordamos” (Óscar Lavant).

Vende la notoriedad y la fama, y por ello “Cuando los niños tienen tres o cuatro años, ya han empezado a venerar superhéroes” y las princesas son la mayor franquicia para las niñas de 2 a 6 años. En el Reino Unido, aparecen famosos en el 20% de los anuncios (se ha duplicado en una década). En EE UU, en el 25%. Racionalmente, es absurdo; emocionalmente, no.

Venden la salud, la felicidad y la iluminación espiritual. Como las bayas “goji” del Tíbet (en 2009, 145 M $, más que los zumos), los antioxidantes, las etiquetas nutricionales, los coches híbridos (sus propietarios, según una investigación, hacen más kilómetros, tienen más multas, más accidentes y atropellan más peatones), la esperanza… “Compramos no sólo un objeto, sino la idea que expresa ese objeto” (Dan Ariely, catedrático de economía conductual de la U de Duke).

Es el final de la privacidad, a través de las tarjetas de crédito y de fidelización. Es la “sociedad de la postprivacidad” (y de la “postdemocracia”, me gustaría añadir). Un libro fascinante sobre el nuevo marketing.

“Así se manipula al consumidor” es uno de los libros imprescindibles de este año, tanto si te dedicas al marketing como si no (en realidad, en la aldea global, todos nos dedicamos al marketing, pero muchos no se dan cuenta). Ahora bien, que Martin Lindstrom, este “gran danés” (todo un sabueso) nos desvele las claves, una por una, no significa que no sigamos cayendo en la trampa.

Esta tarde, en ESIC Sevilla, conferencia sobre “Las nuevas tendencias en la gestión del talento”. Me he referido a la Fluidez Organizativa y los principios de atraer, fidelizar (compromiso), desarrollar el talento y convertir el talento individual en colectivo. No es lo que vemos en la mayoría de las empresas, y por ello tantas desaparecen en estos momentos.

Hoy se cumple el 1º aniversario del “Clásico” que abrió la temporada 2010-2011. Y también del lanzamiento de “Mourinho versus Guardiola”, que gracias a lectores como tú ha sido un éxito de ventas. Un modelo de líder-coach, sobre lo que les une (y cómo aplicárnoslo a cada uno de nosotros).

Veremos la semana que viene, 10-D, en el Bernabéu.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Las 10 Claves para salir adelante

Jornada en Santander, en mi querida Cantabria.

Vuelo a las 9.45 de la mañana y en el aeropuerto de Parayas me ha recogido muy amablemente Manolo para llevarme a TECNISA, la empresa que desde 1957 dirige Enrique Campos Pedraja, presidente de CEMIDE, decano del Colegio de Economistas de Cantabria y uno de las mayores personalidades de la región.

Enrique me ha enseñado el impacto en los distintos medios cántabros que ha tenido la conferencia de esta tarde: “El optimismo inteligente del líder. las 10 claves para salir adelante”, como primer acto del 39º ciclo anual de conferencias del Centro Montañés de Investigación y Desarrollo Empresarial. He tenido el honor de participar en ciclos de CEMIDE en un par de ocasiones (estando en HayGroup y en Eurotalent) y me hace particular ilusión abrir éste de 2011-2012, que responde al título genérico de “Optimismo responsable para la salida de la crisis” antes de la navidad.

A las 11.30 h, rueda de prensa conjunta entre Enrique Campos y un servidor. Hemos introducido los temas de esta tarde a los periodistas acreditados. Así es como lo ha recogido, por ejemplo, Europa Press:

“El experto en liderazgo y 'coaching' Juan Carlos Cubeiro ha apelado al "optimismo", la "confianza" y la "gratitud" como valores ante la crisis.

Cubeiro interviene este lunes en el Centro Montañés de Investigación y Desarrollo Empresarial (CEMIDE), que afronta este nuevo curso precisamente con el "optimismo responsable" para salir de la crisis como hilo conductor de su actividad.

El 'coach' ha insistido en la importancia de "generar confianza", pero también en la "innovación", para salir del "bucle vicioso" de "ser los más baratos", sino "los que más innovan". La "excelencia" y el "talento" son otros valores a los que a su juicio hay que tender.

Junto a ellos, ha apostado por una actitud "optimista", algo que se "aprende", a "poner en valor" la "vocación", a "liderarnos a nosotros mismos para liderar a los demás y "encontrar motivos" para "mostrar gratitud" y "hacer felices a los demás". Combinados con la "ética", el saber disfrutar de "las cosas buenas de la vida", el "desarrollo profesional" y el trabajo en "equipo" al estilo de los "tres mosqueteros" ("todos para uno y uno para todos", ha evocado Cubeiro") se puede llegar a "fluir", esto es, a afrontar los retos "elevando" el propio talento para superarlos.”

Enrique y un servidor hemos dado un paseo desde Calvo Sotelo, enfrente del ayuntamiento (donde está la sede de TECNISA) por el Paseo de Pereda hasta La Posada del Mar. 21º de temperatura, un clima delicioso y hemos comido al aire libre especialidades gastronómicas de la tierruca (anchoas, pescado, cuajada). Me ha encantado dialogar a solas con Enrique Campos, un gran empresario y un admirable profesional.

A las 7 pm, la conferencia en el Hotel Bahía, en una sala con lleno hasta la bandera (ha habido que poner decenas de sillas adicionales). He hablado del cambio de época, del paso del Capitalismo al Talentismo y he tratado de definir el Talento (como inteligencia triunfante, como “Poner en valor…”, como “Capacidad por Compromiso en el Contexto adecuado”) y de ahí las 10 Claves para salir adelante:

1. Aprende Optimismo

2. Despierta tu Vocación y ponla en Valor.

3. Lidérate para liderar a otros.

4. Invierte en Capital atractivo.

5. Encuentra motivos de agradecimiento y expresa tu gratitud.

6. Amabilidad: Haz felices a los demás.

7. Saborea las cosas buenas de la vida.

8. Ética: Sé una persona de fiar.

9. Desarróllate profesionalmente. Si no cuentas con un/a coach, juegas en franca desventaja.

10.Equipo: Vive el Espíritu de los Mosqueteros.

Estas 10 Claves se resumen en una: Fluye (Eleva tu talento a la altura de tu Reto).

El cóctel posterior ha estado muy animado. Agradezco a Enrique, a Pilar y a todo el equipo de Tecnisa la organización de la conferencia y a Susana en nombre de todas las personas con las que he estado charlando animadamente en el cóctel.

Pensando en el futuro, la Dra. Silvia Damiano (autora de “Implícame”, un gran éxito de ventas) me ha informado desde Australia de sus próximos seminarios en España.

MARZO 2012

Liderando con el Cerebro en Mente
Taller presencial de 3 días | 10:00h - 19:00h

Madrid | 9, 10 y 11 de Marzo 
HUB Madrid | c/Gobernador 26, Madrid

Para mayor información e inscripciones

JUNIO 2012

Neuroliderazgo Femenino
Taller presencial de 2 días | 10:00h - 19:00h. Madrid | 1 y 2 de junio. Barcelona | 8 y 9 de junio. Valencia | 11 y 12 de junio

La Neurociencia del Coaching con la presencia de Juan Carlos Cubeiro - ver version online

Taller presencial de 1 día | 10:00h - 18:00h. Madrid | 5 de Junio

NOVIEMBRE 2012

Liderando con el Cerebro en Mente
Taller presencial de 3 días | 10:00h - 19:00h. Madrid | 14, 15 y 16 de Noviembre

Neuroliderazgo Femenino
Taller presencial de 2 días | 10:00h - 19:00h. Madrid | 6 y 7 de noviembre.

Toda la información está en http://silviadamiano.es/Programas

He tenido la ocasión de ver a la Dra. Damiano impartiendo tanto en nuestro país como en Sudáfrica y es IMPRESIONANTE.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Un método -y un futuro- peligroso

Esta mañana he ido a ver con mi amigo Miguel Ángel “Un método peligroso”, de David Cronenberg, basada en la obra de teatro de Christopher Hampton, con Viggo Mortensen, Michael Fassbinder, Keira Knightly y Vincent Cassel. Trata de la relación de Carl Jung con Sigmund Freud desde 2004 a 2016.

No es Cronenberg uno de mis directores favoritos. Me interesaron La mosca (1986), con Jeff Goldblum, Inseparables (1988) con Jeremy Irons y Genévieve Bujold, Crash (1996), con James Spader, Holly Hunter, Elias Koteras y Deborah Kara Unger y Promesas del Este (2007). La actual es una película lenta, con un Viggo (Freud) comedido, una Keira (que interpreta a Sabina Spielrein, con cuadro de histeria aguda, que se convierte en amante de Jung), Cassel excesivo (es lo suyo) y Michael Fassbinder (Magneto en X-Men: primera generación) más centrado. Me han gustado algunas frases de la película: “Es adecuado que perpetuemos este engaño. Es otra cosa, en otro país”, le dice Jung a Sabina. Y añade: “Hemos de tener suficiente carácter como para manejar la situación”. Jung se considera un “cobarde y autocomplaciente burgués suizo y filibustero”, como la Europa de nuestros días. Y respecto al papel de su esposa y de su amor, le dice a la Sra. Spielrein, casi al final de la película: “Emma es los cimientos de mi casa; Toni (Wolff) es el perfume que hay en el aire”.

Esta es la crítica de Diego Salgado en FanDigital.

“En su reciente ensayo contra Sigmund Freud, El crepúsculo de un ídolo, Michel Onfray acusa al fundador del psicoanálisis de encubrir bajo una formulación en apariencia científica, lógica, con aplicación universal, lo que no fue sino "una aventura existencial autobiográfica [...] una representación particular del mundo que le permitió vivir con sus fantasmas".

Freud desveló el peso del inconsciente en su pensamiento. Por extensión, en el de todos. Pero, al disimular el carácter humano, demasiado humano, de su ciencia; al hacer de lo unheimlich, la inquietante extrañeza, materia de significados y tratamientos, transformó su poder subversivo en utilitarista.

Al lector inteligente no hará falta señalarle que las consideraciones de Onfray, el apelativo de "ficción performativa" que ha aplicado a la obra de Freud, sirven para explicar la biografía de cualquier ser humano. Mas aún cuando la ciencia acaba de descubrirnos que, lo que llamamos conciencia, no es más el software precisado por un cuerpo muy complejo para sobrevivir en el entorno.

Nuestras creencias, ideologías y preferencias; nuestros sentimientos y sensibilidad, carecen de ningún valor en sí mismos. Son expresiones, condicionadas en sus signos por la coyuntura cultural que nos ha tocado vivir, de nuestra naturaleza animal. Si tales expresiones se amoldan con éxito a lo requerido por el colectivo, nos sentiremos satisfechos y se nos calificará de ciudadanos constructivos. Si no, nos consideraremos inadaptados, y la mirada imperante hará de nosotros monstruos.

La magnífica filmografía de David Cronenberg, director de Un método peligroso, se ha cimentado en el pulso entre nuestras pulsiones primarias y el intento por aprehenderlas a través de la razón instrumental, las ficciones performativas. Herramientas analíticas que creemos útiles y que, en realidad, nos limitan.

Los protagonistas de Crimes of the Future (1970), Vinieron de dentro de... (1975), Scanners (1981), La mosca (1986), Inseparables (1988) o M. Butterfly (1993) son científicos, intelectuales, que se asoman al abismo de sus organismos deseantes con tantos artificios represivos a cuestas que su exteriorización de aspectos tan naturales como el placer y la voluntad de poder solo puede ostentar características aberrantes, mutantes, monstruosas; a la vez peligrosas para el cuerpo social y proféticas de órdenes impensables hasta entonces.

Habida cuenta de nuestra creciente disociación respecto de lo orgánico —“la pantalla se ha convertido en la retina del ojo de la mente" (Videodrome, 1982)—, pocos representantes cinematográficos tan eximios como Cronenberg de ese malestar en la cultura sobre el que reflexionó Freud.

Por ello, era casi inevitable que el realizador acabase interesándose por los méritos y las imposturas del psicoanálisis: Un método peligroso fabula la relación a tres bandas que mantuvieron durante años Freud; Carl Gustav Jung, su mejor discípulo y posterior traidor a sus teorías; y Sabina Spielrein, paciente, amante y, a su vez, discípula de Jung.

Jung (encarnado con su carisma habitual por Michael Fassbender) comienza a tratar en 1904 la histeria de Sabina (Keira Knightley, mejor que de costumbre) con una pionera terapia conocida como “curación por la palabra”. Terapia que pasa a articular el propio film: su título primero, cambiado por temor a la deserción del público, era precisamente The Talking Cure.

Sin embargo, lo que podríamos tachar de narrativa por la palabra no ejemplifica el carácter benéfico de los enfrentamientos emocionales y dialécticos que mantienen hasta 1913 Jung, Sabina y Freud (Viggo Mortensen). Por el contrario, evidencia la hipocresía, las restricciones, los convencionalismos que puede imponer ese útil social que es el lenguaje hasta en los espíritus más indómitos.

Algo que, por desgracia, se transfiere de la pantalla al propio trabajo de Cronenberg como autor. Y no por vez primera. Crash (1996) y eXistenZ (1999) llevaron al paroxismo su argumento en torno a lo lejos que está nuestra conciencia civilizada de quienes somos en realidad. A partir de entonces, no sabemos si por aburrimiento, agotamiento creativo, edad o dificultades para hallar financiación, Cronenberg pasó a plasmar la idea con parámetros dramáticos, psicologistas en Spider (2002), Una historia de violencia (2005) y Promesas del Este (2007).

Títulos todos ellos, como Un método peligroso, que sintomáticamente le han procurado el aprecio crítico y popular que antes se le concedía a regañadientes. Pero, sin ir más lejos, en su pulcritud, en su desarrollo armonioso y vaticinable, Un método peligroso cae en los vicios que pretende denunciar, hasta el punto de poder diagnosticarle la enfermedad de la palabra, de lo autoconsciente y programático.

"A veces te ves obligado a hacer algo imperdonable para poder continuar viviendo", murmura con tristeza Carl Jung en los instantes postreros de la cinta, delatando la traición a unos ideales rupturistas, regeneradores. Otro tanto cabría decir del Cronenberg último, que ha preferido ser Jung o incluso Freud antes que Otto Gross (Vincent Cassel), un psicoanalista anarquista, amoral, que deviene el personaje más revelador de Un método peligroso.

La película es tan normal si la referimos a Cronenberg que, quizás, convendría acabar esta crítica ligándola con más justicia a su guionista, Christopher Hampton. Al fin y al cabo, en Las amistades peligrosas (1988), Carrington (1995) o Expiación (2007) Hampton ya trató los temas de la coerción social, la represión de lo más auténtico de nosotros mismos y su posible transustanciación mediante el ejercicio de la creación, siquiera epistolar.

Puede que, con el lenguaje desvaído de su cámara, Cronenberg nos esté vedando el acceso a la mayor de las extrañezas: que el discurso de Un método peligroso no le corresponde a él, sino a Hampton.”

De la prensa de hoy, las entrevistas a José María Castellano y César González-Bueno, Presidente y Consejero Delegado de Novagalicia Banco (en ABC, en El Mundo, en El País): “La fusión de las dos cajas gallegas fue un acierto”. “El escándalo de las indemnizaciones millonarias nos ha hecho mucho daño”. “Tenemos un 42% de cuota en Galicia. ¿Quién puede decir lo mismo?”. Y a Eduard Punset (en Marca, en ABC): “El Estado debería subvencionar el deporte”. Además de su artículo en XL Semanal: “¿Qué hacer para superar el desamor?”: “Según los neurocientíficos, volver a enamorarse. Y para ello hay que desaprender”.

En El País Negocios, “Marionetas del statu quo”, de Borja Vilaseca. “Pese al control de la élite económica sobre el individuo, somos libres para cambiar”.

En el suplemento de Empresa de ABC, 50 empresarios y directivos relevantes sobre cómo salir de ésta. Piden reformas laborales, financieras y fiscales. Reducir el endeudamiento, volver a crecer. Lo leeré con detenimiento. Desigual ha ganado el Premio Internacional al Modelo de Negocio, de lo que me alegro mucho.

Y en El Mundo, José Antonio Marina habla de “Impotencia aprendida” (Learned Helplessness): “El futuro se presenta como algo impredecible, lo que produce miedo, un sentimiento que favorece la pasividad”. “Las sociedades necesitan una pedagogía parecida, un reforzamiento de las capacidades ejecutivas, de la facultad de proyectar y realizar”. Además del concepto de Martin Seligman, habla de la “auto-eficacia” de Albert Bandura: condición imprescindible para enfrentarnos animosamente al futuro. “¿Es posible fomentar este cambio de actitud en nuestra nación?”, se pregunta JAM. Y responde: “Creo que sí, pero no basta con decir que somos un gran país, no basta con proclamar que debemos valorar el esfuerzo, la creatividad, la innovación. Hay que demostrarlo con hechos en todos los niveles. Ninguna acción valiosa, esforzada, debería quedar sin reconocimiento o sin premio. Y ninguna conducta vulgar, aprovechada, miserable o corrupta debería ser premiada. La función del Estado estimular, posibilitar, promover, premiar la excelencia individual. Pues a ello”. Auto-eficacia o indefensión (prefiero el término a “impotencia”). Veremos cómo nos va.

Estamos en una sociedad “post-democrática” (Iñaki Gabilondo, en el programa de Jordi Évole en La Sexta).

sábado, 26 de noviembre de 2011

La felicidad, la "abuelidad", la melancolía

Para el programa de hoy de “Pensamiento Positivo” de Sergio Fernández, tenía previsto seleccionar cinco películas sobre la Felicidad y el Bienestar:

5. En busca de la felicidad (En search of Happyness), sobre la vida de Chris Gardner. El valor de la superación, la lástima de que el protagonista no cuente con su “red social”.

4. Patch Adams, con Robin Williams. La historia de un médico que revolucionó el trato con los pacientes a través del humor.

3. Srhek 4 Ever (la cuarta parte de Shrek): este entrañable ogro firma un contrato con Rapunzel que le impide tener lo que más quiere: el amor de su mujer y sus hijos.

2. Algo para recordar (Slepless in Seattle), con Meg Ryan y Tom Hanks. El insomne de Seattle, viudo, perdido, consigue enamorarse de nuevo gracias a la iniciativa de su hijo. La felicidad a través del amor romántico.

1. El príncipe de las mareas (The prince of tides), dirigida y protagonizada por Barbra Streisand, con Nick Nolte, a partir de una de las mejores novelas de todos los tiempos, de Pat Conroy. A partir del intento de suicidio de una famosa poeta, su psicoanalista logra ayudarla a través de los recuerdos de su hermano, un rudo sureño entrenador de fútbol americano.

Al final, no he participado en el programa, pero la selección ya estaba hecha. De las europeas, me quedaría con media docena de pelis: de Francia, Odette. Una comedia sobre la felicidad; de Italia, el primer Manuale d’Amore; de Alemania, Deliciosa Martha; de Gran Bretaña, Love actually y de España, No controles (con el impagable papel de Julián López como Juancarlitros) y El tiempo de la felicidad (con Verónica Forqué y María Adánez).

Mi agradecimiento a Marta, Carlos, Irene, Agustín y Luis, con quienes estuve conversando sobre películas de felicidad en la cena de anoche y me aportaron valiosas ideas.

De la prensa de hoy me quedo con la entrevista a Paolo Conte, que pronto estará en el Festival Internacional de Jazz de Barcelona. A pesar de que el jazz fue prohibido por Mussolini, su padre compraba clandestinamente partituras y las interpretaba con el piano de casa. “Como artista”, dice Paolo, “nunca me he dejado influir por la realidad; he mantenido la comodidad del sueño, de la fábula: el placer de contar algo sin dejarme atrapar por los problemas. Y así sigo. Como ciudadano puedo tener mis convicciones, pero no dejo que me afecten como artista”. “Vivimos malos tiempos porque no se respira un aire artístico y hay muy poca cosa nueva”. “La propia música pide una atmósfera”.

Almuerzo en casa de mis padres, peli de niños (El gato con botas, en 3D), con Zoe y sus primas, y he estado leyendo el nuevo libro de mi buen amigo Gabriel Masfurroll, Aprender a ser abuelo. Es su tercer libro, tras Aprender de los mejores (2005) y Cartas a Álex (2009). Gracias a su nieto Gaby, ha descubierto una nueva vida. Prólogos de Jorge Messi (padre del mejor jugador del mundo) y Màrius Carol. Dentro de unos años, me gustaría ser tan buen abuelo como lo es Gabriel Masfurroll. “Como con el faro, ves una lucecita lejana, muy lejana que te indica un punto de orientación”. GM le pide a José Antonio Marina que igual que ha creado una Universidad de Padres cree una Universidad de Abuelos. Me sumo a la propuesta. De hecho, un servidor le llama a Gabriel “el millor avi del mon”.

Hoy he dejado conscientemente que me embargara la melancolía, ese estado de ánimo tan propio del otoño de nuestras vidas. El cansancio de la semana (cinco comunidades autónomas en cinco días, sin volver al campamento base), el contraste entre el clima mediterráneo, el cantábrico y el del interior, el fin de año (ya tan próximo, como muestra la decoración navideña), esta situación que afecta a millones de desempleados y sus familias… Recuerdos y nostalgias. Canciones como “If you go away” de Barbra Streisand (versión en inglés del “Ne me quitte pas”, de Jacques Brel), “Gentle rain”, “Where do you start”, “A time for love”, “Make someone happy” o “For all we know”, todas de la genial artista neoyorkina (esta última. en la banda sonora de El príncipe de las mareas). www.youtube.com/watch?v=O9vSWLDHQ2E

La letra es la siguiente:

Sweetheart, tonight

Is growing old.

Sweethart, my love

Is still untold.

A kiss that is never tasted,

For ever and ever is wasted.

Is For all we know,

We may never meet again.

Before you go, make this moment sweet again.

We won't say good night until the last minute;

I will hold out my hand

And my heart, my heart will be in it .

For all we know

This may only be a dream;

We come and we go like a ripple on the stream.

So love me tonight, tomorrow was made for some.

Tomorrow may never come,

For all we know.

Tomorrow may never come,

For all we know.

El 12 de mayo de 2008, en este blog, escribía "Elogio de la melancolía", a propósito de un libro del profesor Eric Wilson, "Contra la felicidad". Frente a la felicidad "de centro comercial", la melancolía quijotesca que ha dado creaciones de Marsilio Ficino, William Blake, Beethoven, Melvile, Kyats, Schiller, Bruce Springsteen, John Lennon, Joni Mitchell, Goya, Van Gogh, Newton, Freud o Napoleón.

La buena educación señala que en público uno debe mostrarse sanamente positivo e inteligentemente optimista (ya estamos bastante hartos de agoreros y cenutrios en la vieja Europa); sin embargo, en privado, en la provisional soledad de un viaje en tren o en casa, a la caída de la tarde, la melancolía puede ser un sentimiento necesario para reordenar las piezas de nuestro cerebro y nuestro corazón.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Viajemos al Optimismo

Esta mañana de viernes, de 8 a 9.45 h, he estado trabajando en Barcelona con el equipo directivo europeo de primer nivel de una multinacional su proceso de integración.

Es mejor exponerlo directamente y sin ambages: más del 80% de las fusiones fracasan en términos de creación de valor, y no porque no se “sepa” en términos intelectuales lo que hay que hacer, sino porque no se “hace” lo que se debe. Es la distancia entre la cabeza (la buena cabeza) y el corazón (un gran corazón, individual y colectivo).

El fracaso ocurre porque en los primeros 100 días (no se necesita más) se pierde el talento (porque se van algunos de los mejores y/o porque desconectan, desde su motivación), se pierde el espíritu de equipo (y las posibles sinergias se convierten en antisinergias), se pierden varios cientes importantes y por todo ello se obtienen malos resultados. Es “el cisne negro”, tanto en la necesidad de valentía (como en la película de Darren Arrenofsky, con Natalie Portman) como en lo altamente improbable (Nasim Nicholas Taleb). La cultura (el modo en que hacemos las cosas), es esencial, especialmente por el precio de la inercia. Hemos trabajado los “) pecados capitales” de las integraciones y las 4 claves del éxito: Sentirnos protagonistas, el Optimismo, las Emociones (Autoconfianza y Empatía) y los Comportamientos (Proactividad, no Reacción). Para manejar “el monstruo del cambio” (Jean Daniel Duck), el “espíritu de Los Mosqueteros”, con sus 7 principios, que se resumen en las 3 S de Jack Welch: Selfconfidence (Autoconfianza), Simplicity (Simplicidad), Speed (Velocidad).

Me ha gustado mucho la atención y el nivel de reflexión de los directivos, su necesidad de trabajar sobre los aspectos “soft” (la Visión, la Comunicación, la Empatía…) y el liderazgo del DG europeo, que tiene las ideas muy claras y ha iniciado un plan de acción al respecto.

He estado leyendo el nuevo libro de Eduardo Punset, “El viaje al optimismo” y que él mismo me dedicó ayer. Parte de una premisa: “Cualquier tiempo pasado fue peor”. Porque, al hilo de una propuesta de reloj de Daniel Hillis (un reloj que hiciera tic tac una vez al año, sonara sólo cada siglo y que cada milenio apareciera el cuco) nos convence de que “lo único que está socavando nuestro espacio vital es la concepción equivocada del tiempo”. Freeman Dyson ha escrito que sobrevivir significa ser responsable a 6 niveles: en años, a la persona; en décadas, a la familia; en siglos, a la tribu; en milenios, a la cultura; en décadas de milenios, a la especie; en eones, al planeta. Esta no es una crisis planetaria, sino una crisis de países específicos que vivieron por encima de sus posibilidades.

Punset habla de Edward O. Wilson y el “superorganismo” (como Leonor y un servidor en “Los Mosqueteros de Guardiola”). Y recalca que la antítesis del amor no es el odio, sino el desprecio. “El impacto dejado por el desprecio es lo que alimenta el miedo”.

Debemos pasar de la distribución de la riqueza a la distribución del trabajo, por el alargamiento de la esperanza de vida. “El aprendizaje emocional y social, sobre todo las nuevas competencias que comporta, constituirá la gran revolución de los próximos años”. El autor se refiere, claro está, al Liderazgo.

“El cambio más significativo en la asimilación gradual del optimismo, a medida que los ciudadanos se van percatando de su contrario, el pesimismo, no responde a la realidad, ha sido la constatación innegable de que el futuro no depende de los recursos mal distribuidos, sino d enuestra capacidad para profundizar en el conocimiento de las cosas”. Es el final de la era del ruido y del consumismo.

En esta línea, Confucio primero y Csikzentmihalyi después nos han enseñado que “Si algo te apasiona, te encanta y encima se te da bien, nunca vuelves a trabajar, porque vives la vida que te conrresponde vivir”.

Liderazgo: se entiende desde la capacidad de empatizar con los demás. “El carisma no lo da la estatura ni el dinero, sino el recuerdo mental alojado en la memoria a largo plazo. “La felicidad es la ausencia de miedo, pero hace falta un determinado mecanismo neuronal para que, en su lugar, se aposente la fascinación o el embrujo”.

La intuición es una fuente de conocimiento tan válida como la razón. Punset reproduce buena parte de su entrevista con el psicólogo de la Universidad de Yale John Bargh: Lo que mejor se le da a la conciencia es viajar en el tiempo. Lo propio de los humanos es “la capacidad de colaborar, de hacer cosas como un equipo e intercambiar información y conocimientos complejos”. Si el inconsciente es lo importante, ¿para qué sirve la conciencia? Según Bargh, para movernos en el día a día, como mecanismo de supervivencia.

No se deben limitar ni jerarquizar las competencias. La capacidad de innovar tiene que ver con la capacidad de trabajar codo a codo con los extranjeros (Paul Seabright, Toulouse School of Economics). “La victoria conduce al inmovilismo y no permite la interacción necesaria para que la innovación se produzca”. Sí, lo peor es pararse. Y no sentir demasiada soledad, porque no es buena. “La soledad es un estado mental que lleva a sentirse vacío por dentro, solo y rechazado por los demás”. Lo que cuenta es la percepción de estar solo.

Hans Ulrich Wittchen, director del Instituto de Psicología y Psicoterapia de la Universidad de Dresden: la ansiedad es el trastorno más común entre la población, seguida del insomnio y la depresión (7% cada uno). El 38’2% de los europeos sufre trastornos mentales cada año.

Qué hacer para salir de la soledad (John Cacioppo, Universidad de Chicago): EASE. Extend yourself (prolongarse más allá de uno mismo, en redes sociales, equipos deportivos, voluntariado), Action plans (aplicación de planes de acción), Selection (seleccionar entre personas conocidas relaciones de calidad) y Expect the best (llamada al optimismo).

La salud física es el requisito de la salud mental, explica Punset. Y reproduce una entrevista con Shlomo Bretznitz (Universidad de Haifa): ¿Por qué la gente no quiere cambiar? Porque “hacerlo aumenta un poco el nivel de ansiedad”.

Si lo peor es pararse, lo mejor es formar parte de la manada. “La importancia de la manada, lejos de disminuir, aumenta y crecerá en el futuro”. Las redes sociales ayudan al respecto.

Es la época de la empatía (como ha demostrado el primatólogo Frans de Waal). “El valor del dinero depende de la confianza”.

En fin, que nada nos impide llegar (a donde queremos). Viviremos tiempos de medicina personalizada y de prolongación del envejecimiento, de potenciación de las redes sociales como un puntal de la salud.

El mejor libro de los que Punset ha escrito hasta ahora, en mi humilde opinión. Divulgación científica de alto nivel por quien cuenta en este tema con más lectores en España.

Mi agradecimiento a Eduardo Punset y a su equipo, a Ranjit y al suyo. La navidad está a la vuelta de la esquina, y con ella el apasionante 2012.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Las cinco claves del talento y la pasión

Ver el Guggenheim a las seis de la mañana es una de las maravillas de nuestro planeta. Vuelo Bilbao-Barcelona a las 7 (amanecer sobre los Pirineos) y reunión en la ciudad condal con dos responsables de una consultora que trabaja mucho aquí, desde hace más de 10 años, tanto con la administración pública como con las empresas privadas. Tengo la sensación de que haremos cosas juntos.

Almuerzo con mi buen amigo Sebastià Castells, Gerente de AEDIPE Catalunya. La profesionalización de la gestión en una asociación como la de Directores de Personas es imprescindible. Por eso la labor de Sebastià es imprescindible. Hemos comido en El Negro (uno de mis restaurantes favoritos, en la Diagonal) y disfrutado de una muy agradable conversación. Mi amigo es de los más culés que conozco (hemos hablado, por supuesto, de “Los Mosqueteros de Guardiola”) y un fantástico abuelo (su nieta tiene 2’5 años y es preciosísima).

A las 6.30 h p, en el nuevo edificio de Telefónica para participar en el III Afterwork APD, que es el lanzamiento de la navidad. Este año, “Ciencia, Deporte y Management” con el lema “Pasión por el Talento”. He tenido el inmenso privilegio de participar con Eduardo Punset, Edurne Pasabán y Carles Folguera (Director de “La Masía”) ante más de 400 personas.

Ha presentado el acto Emilio Cuatrecasas, Presidente de APD Zona Mediterránea, con su habitual alegría, buen humor y profunda inteligencia. Para un servidor, un gran honor que IDEO figurara entre los patrocinadores, junto con Damm, el Conservatori del Liceu, el FC Barcelona, Deloitte, Telefónica, APD y Cesce.

Primero ha intervenido Eduardo Punset (cumplió 75 años el pasado domingo), que ha estado fantástico. Nos ha hablado de cuando “sale de su casa de Pineda de Mar” y contacta con los “homínidos”; que ni esta crisis es planetaria (el planeta es de suma cero; deberíamos tener un desequilibrio con Marte, Urano, Plutón) ni cualquier tiempo fue mejor (de hecho, “cualquier tiempo pasado fue peor”). Y nos ha resumido su nuevo libro, “El viaje al optimismo”, que para mí es el mejor de los que ha escrito. “En la vida hay mucho conocimiento”. “Tenemos que preocuparnos, más allá de la redistribución de la riqueza, por la redistribución del trabajo”.

Edurne Pasabán, la mejor alpinista de la historia (la única mujer que ha subido los 14 ochomiles) nos ha hablado de su experiencia en la última década. Sueños, compromisos, objetivos, obstáculos, equipo… La alegría de vivir. Una presentación preciosa, con cuatro vídeos muy inspiradores.

Carles Folguera y un servidor, en dueto, hemos presentado –a través de mis preguntas al Director de La Masía- las claves de su modelo. En realidad, el tema de este año es “Ciencia, Deporte… y Arte”. Arte es lo que hace el Pep Team. Como hemos intervenido los terceros, me he permitido, a través de las enseñanzas de Eduardo Punset y Edurne Pasabán, entresacar las cinco claves de este encuentro.

1. La Pasión por el Talento es el LIDERAZGO. Punset nos ha hablado explícitamente de la necesidad de Liderazgo. La historia de Edurne Pasabán es un claro ejemplo de Liderazgo. Mi pregunta a Carles ha sido: “Cuando hablamos de los valores de La Masía, ¿cuáles son éstos realmente? ¿Cómo consigues inculcarlos en los chicos?” Carles ha comentado que La Masía es medio “Operación Triunfo” y medio “Gran Hermano”, por la detección de talento y por la convivencia.

2. Frente al miedo (que hay que combatir radicalmente), el Equipo. Tanto EP como EP (Eduardo-Edurne) han insistido en ello. A la pregunta “¿Crees que el éxito es por casualidad o que el triunfo de La Masía es fruto de un trabajo bien hecho?” Sin duda, el buen trabajo da sus frutos. No sabemos cuando, pero ciertamente ocurre, siempre que se dé el compañerismo y el buen clima.

3. El Talento se encuentra en la vocación (en “el elemento”, citando a Sir Ken Robinson, como ha hecho Eduardo Punset), en el disfrute. Como ejemplo, los logros de Edurne. He preguntado a Carles, “¿Cómo se detecta el talento de un joven jugador y cómo se puede desarrollar?” Se estudian las posibilidades de 14.000 chicos, 60 llegan a La Masía y de ellos el 11% juega oficialmente en el primer equipo (14% si contamos amistosos). Para él es clave la educación, el alto número de licenciados universitarios entre quienes han vivido allí.

4. La Vida merece la pena ser vivida, porque (más allá de si hay vida o no después de la muerte), hay Vida antes de la muerte. “¿Qué te enseñan a ti tus propios alumnos, por su forma de ser y de sentir?” Lo importante que es ser buenas personas, la solidaridad, la generosidad…

5. No seamos víctimas, sino –con humildad- protagonistas. Nos merecemos el optimismo. Pregunta a Carles Folguera: “¿Hay realmente un “Espíritu de La Masía”? ¿Es tan solidario como parece?” Sin duda. El equipo por encima de los egoísmos; disfrutar del camino hasta llegar a la meta.

Finalmente, me he referido a John Kotter (profesor de Liderazgo en Harvard) que analizó quién era el emprendedor que más valor había creado para la humanidad. Más allá de Bill Gates o Steve Jobs, descubrió que ha sido el japonés Konosuke Matsushita (fundador de National, Panasonic y Matsushita). Su pensamiento y su obra se resumen una frase suya: “Haz de tu vida una obra de arte”. Es lo que han hecho Eduardo Punset, Edurne Pasabán y Carles Folguera en sus exposiciones: una obra de arte. Verdad, Bondad y Belleza. Y es lo que les hemos deseado a los más de 400 empresarios y directivos que han estado en la sesión llenando el auditorio de Telefónica Diagonal 00.

No me he podido quedar al cóctel, porque tenía una cena con los “country managers” de un gran grupo mundial en Nuba, junto a los Cinesa Diagonal. Un sitio precioso y una deliciosa temperatura al aire libre. Tras la cena, un experto –muy entretenido, por cierto- les ha enseñado a preparar cócteles juntos (Margarita, Mojito, Tequila Sunrise) y hemos hecho una competición. El cóctel como metáfora del equipo, por encima de sus ingredientes.

Un día fantástico. Compartir con ponentes de la talla de Punset, Pasabán (de quienes me llevo sus libros dedicados) y Folguera es un lujo enorme, que me llena de satisfacción. Gracias a Mercè y todo su equipo (Anna, Sergi, Aiste, Lourdes), Emilio, Ramón, Joaquín, Eduardo, Edurne y Carles y Sebastià por un día tan maravilloso. Un Afterwork que ha hecho historia.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Navarra, Propuestas de Valor

Jornada en Navarra. Salida de Bilbao a las 9 de la mañana con Mikel Madariaga, DG de APD Norte, hacia Pamplona. Una maravilla charlar con Mikel de lo divino y de lo humano durante 90 minutos. Ya en la capital navarra, en la sede de APD, reunión con Jesus Pejenaute, Director de APD Navarra y una de las personas con mejor sentido del humor que conozco. En la oficina he tenido la oportunidad de finalizar el capítulo sobre el libro EBS Trends que se entregará próximamente a la comunidad/tribu de la Extremadura Business School.

Almuerzo en Europa, que se ha convertido en mi restaurante favorito de Navarra. Una menestra de verduras espectacular, una paletilla de cordero desgrasada deliciosa y media torrija divina. Los hermanos Idoate: Pilar en la cocina, Juan Mari en la querencia, Mª Carmen (que tiene un niño precioso y espera otro para dentro de cinco meses) y su hermana Mª Eugenia liderando la sala… Mikel, Jesús y un servidor lo hemos pasado de maravilla.

Y luego, a las 6, Cine Fórum Empresarial APD en Civican, con la película “Un cuento chino”. Civican celebra 55 cursos y 12 actividades cada día (sí, cada día) y por su espacio cultural pasan 1.600 pamplonicas. Con un 38% menos de presupuesto este añio. Acoge a un 15% más de ciudadanos. Impresionante. Han presentado el acto Íñigo Alli, Director de Civican, y Jesús Pejenaute, en representación de Isidoro Parra, consejero de APD. Jesús ha comentado: “Felicidades por tener la libertad de alimentar vuestro espíritu”.

Debate con Domingo Alonso, Consejero Delegado del Grupo Arian (con proyectos en China y Polonia); Pablo de la Peña, brand manager de “El Naturalista”; Amaya Erro, DG de Cámara Navarra y Begoña Urien, ex DG de Empresas del Gobierno de Navarra. Amaya, Begoña, Pablo y Domingo han estado excepcionales, aportando profundas reflexiones y compartiendo vivencias muy didácticas. Hemos hablado de la necesidad de internacionalización, de sus experiencias personales al respecto, de los retos y choques culturales, de la diversidad de valores, de los BRIC y la vieja Europa… Fascinante. Navarra está creciendo en sus exportaciones un 13% anual y se nota.

Vino y cóctel ofrecido por Bodega El Jardín de Ricardo Guelbenzu. A las 21.45, de vuelta a Bilbao Mikel y un servidor.

En el viaje de vuelta, hemos estado escuchando el 7-0 del Valencia y el 2-3 del Barça ante el Milan. Excelentes partidos de los de Emery y los de Pep Guardiola.

Y ya en el hotel, a las 23.30 h he estado viendo “Tierra de Lobos”. Un western a la española que engancha.

Mi agradecimiento hoy a Mikel, Jesús, Mª Carmen y sus hermanas, Amaya, Begoña, Pablo y Domingo por hacer de éste un día especial.