Páginas vistas en total

miércoles, 31 de agosto de 2011

Eficiencia y despilfarro

Reconozco que hasta la fecha me he preocupado más por la eficacia (la consecución de los objetivos previstos) que por la eficiencia (optimizar los recursos disponibles). Sin embargo, en estos tiempos de “cambio de era” es importante ser eficiente y no un despilfarrador de materias primas, de energía o de talento (por ejemplo, un país del que se van los más valiosos a trabajar al extranjero -costará que vuelvan- o que se resigna a fomentar contratos precarios concatenados ante la alternativa del desempleo masivo no va por buen camino).

He estado leyendo un libro aterrador (por real), que debería provocar cambios reales en todos nosotros. Me refiero a “Despilfarro. El escándalo global de la comida”, de Tristram Stuart. El autor es un convencido del “freeganismo”: el consumo de comida desechada y la practica desde joven.

En EE UU se desecha el 50% de toda la comida. “Si los países ricos dejaran de tirar tanta comida, desaparecería en buena medida la presión sobre los ecosistemas que quedan en el mundo, y sobre el clima”.

Stuart recorre toda la cadena de alimentación y en todo el mundo.

- Los supermercados: se quedan sin vender un 4% de los alimentos. “Si todos los supermercados de Europa y Estados Unidos publicaran datos fiables y comparables sobre los alimentos desechados, no hay duda de que se crearía un incentivo para que las empresas mejoraran su imagen pública, con el resultado de que se podría salvar una gran cantidad de alimentos”.

- Los fabricantes: se estima que la industria alimentaria tira el 13% del total. En buena medida, por la política de sus clientes d ela distribución.

- La mitología de la caducidad: ante el miedo a la intoxicación, la legislación es excesiva. El 45% de las lechugas (por el peso) o el 60% (por el coste) que se compran se tiran.

- La sobrealimentación: las personas solas desechan un 45% más de la comida que un hogar medio. Se tira el 25% de la comida que se compra para consumir en casa. En GB, se destina el 9% del presupuesto a alimentación (el 15% en los hogares más pobres); en Pakistán, el 75%.

- Impacto medioambiental: el 20% de las emisiones de los gases de efecto invernadero tiene su origen en la producción y preparación de alimentos.

- Cosechas dilapidadas: Frutas y verduras que se desestiman por “no cumplir con los estándares de calidad” (entre el 25% y el 40% del total). “Por cada lechuga que se consume, se han tirado otras dos”.

- Pesca: El “descarte” en la Unión Europea supone que el 40-60% de los peces se devuelve al mar. De seguir así, se estima que en 2048 todas las especies actuales de peces se habrán extinguido.

- Carne: El 40% de los cereales del mundo se dedica al consumo de ganado. Hacen falta 10 kg de cereales para producir un kilo de buey y 5 kgs para un kilo de cerdo. Damos al ganado el triple de comida que lo que recibimos de él. Desde 1970 la producción de ganado se ha multiplicado por 2’5 y actualmente el peso del ganado excede al de los humanos. La producción de carne por persona y año es de 37’4 kg y será en 2050 de 52 kg.

- En los países pobres, el despilfarro está en los pésimos sistemas de distribución.

En opinión de Tristram Stuart, lo que debemos hacer es Reducir la comida, Redistribuir y Reciclar (las 3 R).

El libro está plagado de datos, mapas y gráficos. Para el Financial Times, “Despilfarro es uno de los libros medioambientales más importantes que se ha publicado”.

Tenemos que ser mucho más eficientes. Es cuestión de consciencia y de responsabilidad.

martes, 30 de agosto de 2011

Los IMMA

En Equipos & Talento (www.equiposytalento.com) me llevo la agradable sorpresa de que este blog, Hablemos de Talento, ha sido el más leído de la última semana. Muchas gracias a los que estáis ahí, en la red, apoyándolo con vuestra lectura y reflexión.

El Management (lamento utilizar el “palabro” anglosajón, pero es así como se llama en todo el mundo a la Ciencia de la Dirección Empresarial) es relativamente nuevo como disciplina científica. “El concepto de corporación”, de Peter Drucker, es de 1946. El primer análisis riguroso del Liderazgo es de Warren Bennis (Harvard Business Review) en 1961. Apenas medio siglo de existencia y 30 años de popularidad.

Por tanto, podríamos considerar “clásicos” del Management al mencionado Drucker (el padre de la disciplina), a Tom Peters (junto con Robert Waterman, el primer divulgador a gran escala), a Charles Handy, a Rosabeth Moss Kanter, a Gary Hamel & Prahalad, a Peter Senge (“La quinta disciplina”), a Daniel Goleman (“Inteligencia emocional”), a Ridderstrale y Nordstrom (“Funky Business”), a Richard Pascale, a Kim Cham & Renée Mauborgne (“Océanos azules”) y, más especializados, a Michael Porter, Henry Mintzberg (estrategia), Norton & Kaplan (Cuadro de Mando Integral), Dave Ulrich (RR HH), Phillip Kotler (marketing), Warren Bennis, John Kotter (liderazgo), Jim Collins (empresas que sobresalen y perduran), Stephen Covey (eficacia), Clayton Christensen (innovación) y Roger Fisher & William Ury (negociación). Esta veintena larga de autores son imperecederos; uno no puede dejar de leerlos, de analizar su obra, de estudiarla. Sin embargo, me temo que no son lo último de lo último.

Los que llamo IMMA (los IMprescindibles del Management Actual) forman, para un servidor, la siguiente alineación:

- Daniel Pink (“La sorprendente verdad sobre qué nos motiva”)

- Seth Godin (“¿Eres imprescindible?”)

- Richard Florida (“El gran Reset”)

- Martin Lindstrom (“Buyology”)

- Chip & Dan Heath (“Cambia el chip”)

- Jeff Jarvis (“¿Y Google cómo lo haría?”)

- Alexander Osterwalder & Yves Pigneur (“Generación de nuevos modelos de negocio”)

- Tal Ben Shahar (“Felicidad”)

- Malcolm Gladwell (“Fueras de serie”)

- Chris Anderson (“Gratis”)

- Guy Kawasaki (“El arte de cautivar”)

Elegir un once significa dejar “en el banquillo” a buenos autores como Markus Buckingham, Thomas Friedman, Marshall Goldsmith, Richard Boyatzis, Howard Gardner, Nassim Nicholas Taleb, Don Tapscott, Richard D’Aveni, Fons Trompenaars, Manfred Kets de Vries o Lynda Gratton.

Te propongo, con toda humildad, un ejercicio. Cuenta el número de autores “clásicos” del management que has leído y el número de IMMAs que conoces. Caben tres escenarios: si has leído alguna obra de más de la mitad de los clásicos (al menos 11) y has leído alguna obra de más de la mitad de los IMMA, enhorabuena. Estás en el mundo de hoy. Las ideas (clásicas y nuevas) importan y mucho. Si has leído a más de la mitad de los clásicos, aunque no hayas leído a más de la mitad de los IMMA, vives en el pasado (tal vez, en el siglo pasado) respecto al management. Si no has leído ni a los clásicos ni a los IMMA, ponte las pilas porque no dispones del alimento adecuado en tu cerebro para llevar a tu empresa adelante (si además presumes, como hacen algunos directivos y empresarios de nuestro país, de no leer en absoluto, seguramente no estés leyendo este blog en el que se habla de talento).

En esa preciosa secuencia de la gestión del conocimiento que va de los datos a la información, de la información al conocimiento y del conocimiento a la sabiduría, hemos de nutrirnos de buena información gerencial para reflexionar sobre ella y ponerla en práctica adecuadamente. Francamente, no imagino la calidad directiva sólo a base de prueba y error.

Mi agradecimiento y admiración a los directivos y empresarios que sí están preparados para el presente y el futuro. Mis condolencias para los que han dejado de estudiar: es una forma grave de complacencia, y por tanto, un seguro de decadencia.

Por cierto, los anglosajones tienen su “Thinkers 50” (un listado en el que aparecen bianualmente los pensadores más brillantes: autores como los mencionados Prahalad, Gladwell, Kim Chan & Mauborgne, Kotler, Hamel, Porter, Collins, Peters, Moss Kanter, Christensen, Covey, Ulrich, Mintzberg, Goleman, Anderson, Bennis, Kaplan & Norton, Kotter y Handy, junto a ejecutivos como Steve Jobs, Mohamed Yunnus, Bill Gates, Richard Branson, Tata, Gopalakrisan, Jack Welch, Eric Schmidt, Jeff Immelt o Jimmy Wales, además de economistas como Krugman o Stiglitz). El próximo 14 de noviembre, en una gala en Londres, se desvelará la lista de 2011-2013. ¿Para cuándo un “Thinkers 50” de latinos que nos ponga en valor, sin picarescas? En un mundo realmente global, tanta desigualdad cultural es un desperdicio de talento.

lunes, 29 de agosto de 2011

El arte de cautivar

Excelente jornada en Barcelona. Por la mañana, reunión con el equipo de editorial Planeta para preparar el lanzamiento de “Los Mosqueteros de Guardiola”, que estará en las librerías el próximo 5 de octubre (el fin de semana anterior se estrena “Los Tres Mosqueteros” en 3D). Después, he estado con mi agente literaria, Sandra Bruna, que es la agente de varios de los mejores autores de libros de empresa (Enrique Alcat, Silvia Damiano, Eduard Estivill, Lofti El-Ghandouri, Xavier Gabriel, Pilar Jericó, Maitena, Juanma Roca, Yolanda Saénz de Tejada, Jil Van Eyle o Borja Vilaseca). Me ha encantado su estilo a la hora de cuidar el talento de sus autores.

Almuerzo en Negro con dos amigos, sesión de coaching estratégico y vuelta a Madrid en el AVE.

En el tren he estado leyendo “El arte de cautivar”, del emprendedor y ex evangelizador en jefe de Apple Computer Guy Kawasaki. Uno de los mejores libros sobre cómo se cambian (positivamente) los corazones, las mentes y las acciones de otras personas.

Guy nos propone un fascinante viaje en doce etapas:

1. El porqué de cautivar. “Si haces algo importante, necesitas cautivar”. Empatía, impacto y límites.

2. Cómo gustar a los demás: Sonrisa “patas de gallo”, vestirse para el empate, saludo, palabras adecuadas, acercamiento, pasiones compartidas, situaciones ganadoras…

3. Cómo ganarte su confianza. Acercamiento, “mensch”, posicionarte, sé un héroe…

4. Cómo prepararse. Logros extraordinarios, “pre mortem”, breve, sencillo y digerible, objetivos y lista de prioridades…

5. Cómo plantear el lanzamiento. Cuenta una historia, involucra a la gente, pruebas, limitar opciones, ilustra lo destacado, primer seguidor…

6. Cómo vencer la resistencia. Prueba social, percepción de omnipresencia y de escasez, muestra tu magia, ejemplos, acuerdos, puntos positivos, datos…

7. Cómo hacer durar el hechizo. Interiorización, separa a los creyentes, métodos intrínsecos, reciprocidad, compromiso y coherencia, crea un ecosistema, diversifica el equipo y fomenta la capacidad de difusión…

8. Cómo usar la tecnología de empuje (push). Presentaciones (customizadas de verdad), Correo electrónico, Twitter…

9. Cómo usar la tecnología de arrastre (pull). Páginas web y blogs, Facebook, Linkedin, Youtube, Piensa en japon, Encantamiento). al original, "ginal ; ", el tdejarse cautivar por pequeñas cosas, lista sistematizar el trabajo, divulgar el pés (presentaciones zen)...

10. Cómo cautivar a tus empleados. Motivación interna, no les pidas que hagas lo que tú no harías, celebra los éxitos, abogado del diablo, los consejos de Bob Sutton, voluntarios…

11. Cómo cautivar a tu jefe. Hacerle quedar bien, dejarlo todo y hacer lo que te pide, prometer poco y cumplir mucho, sistematizar el trabajo, divulgar el progreso, trabar amistades, pedirle que te enseñe, dar pronto las malas noticias…

12. Cómo resistirse al hechizo. Evitar tentaciones (ética), pensar a largo plazo, sé consciente de tus límites, no caer en el ejemplo de uno, desafiar a la masa (“el escepticismo es el principio de la fe”, Oscar Wilde), revisar decisiones anteriores, dejarse cautivar por pequeñas cosas, hacer una lista…

El texto aporta al final de cada capítulo sendas anécdotas personales y concluye con un cuestionario de comprobación para que los lectores sepamos que los conocimientos han quedado en nosotros.

“El Arte de Cautivar” es un libro EXTRAORIDNARIO. Está muy pero que muy bien traducido (de hecho, el título en castellano supera al original, “Enchantment”, Encantamiento). Se sitúa en el filo de la navaja de la reflexión y la receta práctica, sin caer en ninguno de los extremos. Me he encantado muy de veras y pienso transformarlo no sólo en un plan de acción personal, sino en un programa de desarrollo para colegas, amigos y tal vez para clientes. Uno de los libros imprescindibles del año y de la década, sin duda.

He llegado a tiempo para ver la segunda parte del FC Barcelona al Villareal. Manita de “Los Mosqueteros” al equipo de Garrido, que en rueda de prensa ha confesado que son muy superiores. Menuda liga nos espera.

Mi agradecimiento hoy a Guy Kawasaki (como dice en Twitter, especialista en contestar a la pregunta “¿Qué es intersante?”), a Roger Domingo y su equipo (la traductora del libro, Mar Vidal; Sira Coll, etc), a Sandra Bruna y el suyo (que difunde magníficamente, aquí y en el extranjero, a buenos autores) y a Pep y los suyos. Todos ellos me tienen cautivado, porque logran que el arte (entendido como un impacto emocional) como esté presente en nuestras vidas.

domingo, 28 de agosto de 2011

Empezar con Optimismo

El Magazine de El Mundo dedica todo su número al Optimismo. En portada, el test de Martin Seligman para medir hasta qué punto uno es optimista (lástima que esta revista dedique muy poco espacio a explicar los resultados y ninguno a cómo mejorarlo). ¿Por qué ser optimistas? “Porque lo necesitamos y sanseacabó”, nos cuentan en la citada revista. Creo que necesitamos una respuesta más adulta: porque los optimistas viven más, viven mejor (son más felices) y consiguen en mayor proporción lo que se proponen (Seligman ha demostrado fehacientemente que el optimismo y la autoconfianza son grandes predictores del talento comercial, por ejemplo). El Optimismo es un estilo explicativo de la realidad (sobre lo bueno y lo malo que nos ha pasado y nos pasa, sobre nuestra autoestima, sobre la esperanza) porque, como han destacado Shakespeare y Einstein entre muchos otros, la realidad no son los hechos sino lo que pensamos/sentimos/hacemos sobre ellos.

100 razones para el optimismo nos propone este Magazine. Entre ellas, pasar un buen rato con los amigos, spa en casa, sonreír como un ‘lifting natural’, disfrutar con la comida,

Me ha gustado especialmente el artículo sobre los logos que incluyen sonrisa (Danone, Cruzcampo, La vaca que ríe, KFC, LG, Matutano, Pepsi, Playmobil, Tuenti, Risi, La Casera, Grefusa, Mimosín, Compañía de Teatro Cooperativa Banana y Tomate de Los Palacios); la entrevista a mi amiga Irene Villa (preciosa la foto de Irene con la sonrisa de La Gioconda), que nos “receta” humildad, amor, perseverancia e ilusión; las recomendaciones de Eloy Arenas y su hijo Eloy Azorín: “El mundo no se acaba con la crisis”; el caso del Alcoyano, equipo de Segunda 44 años después (“La moral tiene premio”); el “decálogo para el despegue” de nuestra economía (energías renovables, AVE, turismo, deporte, ahorro, formación y desarrollo); el artículo de Silvia Nieto: “Cuando el optimismo se convierte en enfermedad” (se refiere Silvia al “síndrome de Pollyana”, aunque no lo mencione así en el texto): negar la realidad no es optimismo sino candidez, ingenuidad; la cita del biólogo Edward O. Wilson (“Tendremos que mirar hacia delante y decidir en qué nos queremos convertir”) en la reflexión de Elsa Punset: “La pasividad y el miedo, disimulados tras la fiebre de distracción crónica que aqueja nuestras sociedades occidentales, están aniquilando talento, fuerza y esperanza”; el álbum de grandes momentos de la humanidad (desde la Pax Romana al ‘Yes, we can’) y grandes pensadores (desde Aristóteles a Amancio Ortega); las 10 películas para estar contento (¡Qué bello es vivir!, Cantando bajo la lluvia, La vida de Brian, Flashdance, Mejor imposible, Amélie, Big Fish, Bajo el sol de la Toscana, En busca de la felicidad, Odette) y las 10 canciones que elevan el ánimo (I feel good, Ain’t no mountain high enough, What a wonderful world, Don’t stop me now, Girls just wanna have fun, Walking on sunshine, Perfect, Don’t worry be happy, La vida es un carnaval, Beautiful day).

Un número estupendo. Así es como me gustan las revistas dominicales que acompañan los domingos a los periódicos.

En El País Semanal, portada y 9 páginas dedicadas a los “Emprendedores. Ahora es el momento”, con siente historias positivas de emprendizaje. En El País Negocios, entrevista de Fernando Barciela a Javier Targhetta, Consejero Delegado de Atlantic Copper. He tenido el privilegio de trabajar mucho para el equipo de Javier Targhetta en la filial española de Freepart y de aprender con profesionales excelentes (maravillosos recuerdos del Parador de Bayona, de Cádiz...). El futuro de Atlantic Copper, como el del cobre, está plenamente despejado, porque China consume el 40% de este metal y en la próxima década se va a vender más cobre que en toda la historia de la humanidad.

En El Mundo y Marca, entrevista a Jose Mourinho, que se declara optimista ante el inicio de la Liga: “Este año mejores”. He estado viendo el partido Zaragoza-Real Madrid y es encomiable cómo el entrenador merengue ha mentalizado a su equipo para ganar y ganar, en un magnífico estado de forma física y con una potente idea del talento colectivo (114 jugadas de ataque en 90 minutos, 39 remates, 6 goles, hat-trick de CR7). Un auténtico huracán. Mourinho quiere superar la marca de puntos del año pasado (98) y esperar al Barça de Guardiola, cuyo objetivo es alcanzar las cuatro Ligas consecutivas del “Dream Team” de Cruyff. Duelo de titanes, con permiso del Valencia de Emery, el Sevilla, el Athletic y el Málaga de Pellegrini.

Es el tiempo de los optimistas, de los que en la empresa, en el deporte, en la vida afrontan decididamente la realidad, la analizan convenientemente y aprovechan sus fortalezas y sus oportunidades de mejora… No hay Talento sin Optimismo. Desarrollando éste mejoramos aquél. Mi agradecimiento hoy a los optimistas de verdad.

“Tú eres lo que estás buscando” (Deepak Chopra).


sábado, 27 de agosto de 2011

Comienza la Liga

El Presidente Obama ha tenido que suspender sus vacaciones por culpa de Irene. Me refiero al Huracán que después de atravesar el Caribe, ha entrado en Estados Unidos por Carolina del Norte y mañana domingo llegará a Nueva York. El alcalde de la ciudad de los rascacielos, Michael Bloomberg, ha ordenado la evacuación de 370.000 personas de Brooklyn, Queens y el centro de Manhattan (la mayor de la historia en la “Gran Manzana”) y ha cerrado el transporte público. Los vuelos a NY desde Madrid, Barcelona y Valencia se han cancelado. Es el broche a uno de los veranos más extremos en el país, con inundaciones, tornados y olas de calor que de momento han supuesto 350.000 M $ en pérdidas.

He estado leyendo “La Quimera del Crecimiento. La sostenibilidad en la era postindustrial” del biólogo y socioecólogo Ramón Folch. Un ensayo riguroso de pensamiento sostenibilista en el que nos presenta “un nuevo giro copernicano” (porque la biosfera ha dicho basta), con repercusiones en la cultura económica, la energía, las ciudades, el territorio… “El pensamiento sostenibilista –que es una emanación de la cultura europea, aceptémoslo- debería evitar el eurocentrismo percepctivo. De otro modo, no será sostenibilista, porque no podrá ser global. No será pensamiento, en realidad”. El calentamiento alimenta el calentamiento. “Tenemos demasiada información, no mucho conocimiento y muy poca sabiduría”.
“Los hechos son los hechos, pero la realidad es la percepción que de ellos tenemos” (Albert Einstein). Me ha interesado especialmente que el Dr. Folch recogiera las palabras del cineasta israelí Amos Gitai (El Periódico, 24-VII-2006): “Las cadenas transmiten imágenes, sin analizar sus causas. La guerra se ha convertido en una telenovela (…) No es tiempo para quedarse en silencio. Hay que llevar a cabo un trabajo subversivo contra la simplificación de esta máquina de guerra audiovisual que nos bombardea sin explicarnos nada, que se limita a crear emociones, diciendo que los israelíes son angélicos y los palestinos salvajes, y viceversa”. Interesante reflexión: hemos pasado del racionalismo extremo (“Pienso, luego existo”, el error de Descartes) a la emoción sin criterio (“Siento, luego existo”). En palabras de Ramón Folch: “Ahora, la ignorancia es una agresiva forma cultural, la cultura de la incultura. Legiones de ignorantes socializan sus conocimientos y contribuyen a instaurar un estado de incultura general en el que la sabiduría estorba y la humildad está mal vista”.

Hoy ha comenzado, por fin, la Liga 2011-2012, considera por muchos (sobre todo, fuera de nuestras fronteras), la mejor liga del mundo. ¿Por qué? Porque en el ella juegan los mejores (Messi, Cristiano, Xavi, Iniesta), porque es la que tiene más campeones del mundo y porque es donde juegan los internacionales de cada país (especialmente de Portugal, Francia, Alemania… no de Inglaterra –a la Premier League exportamos jugadores de la Liga- ni de Holanda, actual nº 1 de la FIFA). Tres criterios claros de valor.
El primer partido que he estado viendo/disfrutando/analizando/estudiando ha sido el Valencia-Racing en Mestalla. No se le da bien al equipo che el cántabro. En las cinco últimas visitas, tres victorias de los de Santander y dos empates. Héctor Cúper, entrenador del Racing, volvía a la que había sido su casa (y recibió la insignia del club; con él, el Valencia fue finalista de Champions dos años seguidos). Sergio Canales, jugador nacido y criado en Cantabria, se enfrentaba a sus antiguos compañeros. El duelo estaba servido.
En el minuto 1, gol de Roberto Soldado tras un fallo del portero cántabro Toño. Seis minutos más tarde, también Soldado en propia puerta (un córner que lanza Kennedy y Soldado remata involuntariamente a puerta). Y en el 14, el 1-2, obra de Acosta, que se quedó solo ante Guaita. Pitos en Mestalla. Tres ocasiones claras de los valencianistas y en el descanso se mascaba la sorpresa. Entonces, Emery sacó a Canales y Tino Costa en lugar del canterano Bernat (sorpresa en el once inicial) y Ricardo Costa. El Valencia empezó a jugar aún mejor, Topa formó pareja de centrales junto al francés Rami, y en el 56 el mazazo: 1-3 de Adrián (Bruno pierde un balón en el centro del campo y el veterano Munitis pasa a Adrián, solo ante el portero local). Fue el momento clave del partido. El Valencia no se descompuso y empató al minuto siguiente, con un cabezazo de Rami a la salida de un córner que botó Pablo. Quedaba media hora, Cúper tenía en el campo chavales fue jóvenes (tres cambios entre el 64’ y el 78’) y optó por jugar “a la italiana”, defendiendo muy atrás. Oportunidades del Valencia en el 60’ (Soldado, Rami), 73’ y 74’(Jonas) y 83’ (Banega). Faltaban dos minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentario, el Valencia había tenido un 70% de posesión y estaba perdiendo. Pero apareció Soldado por partida doble, en el 89’ y en el 90’. Toño salvó el posible 5-3 a un gran tiro del castellonense Pablo en el 94’. Un partido de infarto.

La temporada pasada el Valencia ganó seis puntos en los últimos cinco minutos de partido mientras que el Racing perdió otros seis en el mismo tramo de tiempo. Ahora, en el primer partido, ya llevan tres. Unai Emery, en rueda de prensa, ha dicho que “es una victoria con aviso”. "Tenemos tres puntos importantes que vienen con aviso. Es un partido donde hemos ganado sufriendo, y las conclusiones de la victoria, que están por encima de lo demás, nos dejan cosas para mejorar, como las situaciones defensivas". Destacó "la luz importante de la afición de Mestalla, el motor para dar la vuelta al marcador". Los cambios en el medio tiempo "no señalan a nadie". "Son porque perdemos en casa, son gente que está fuera del campo y puede aportar cosas diferentes. El resultado adverso necesitaba corrección". "En el cómputo general, el equipo ha hecho muchas ocasiones de gol, pero con muy poco ellos hacían mucho peligro. Es motivo de enseñanza: el Racing, con muchos jugadores jóvenes, te ha puesto en problemas". Hizo falta "tener paciencia para acertar en las ocasiones". Sobre su jugador Éver Banega, Unai detalló que "tiene la voluntad de sumar, tiene unas cualidades importantes y todos queremos ese Banega, que necesita las cualidades de otros futbolistas cerca". Canales "tiene capacidad de llegada y hace posesiones que al equipo le vienen bien". De Juan Bernat, cambiado al descanso, Emery subrayó que "este es un camino duro y lo está trazando de forma positiva. Él mismo irá saltando los obstáculos. Su camino en el Valencia es para estar y para jugar". El coach valencianista se refirió a la posible llegada de un defensa, Víctor Ruiz (central del Nápoles), del que dijo que cumple el perfil que pide el club: "que el jugador sume y aporte al equipo”.

Partidazo por todo lo alto con hat-trick de Soldado, en plena forma (recogió el brazalete de capitán de Mata, ya en el Chelsea, y lo honró como debía), un conjunto racinguista muy eficaz y un centro del campo del Valencia que gana con Canales. Estoy seguro de que Emery mejorará “las situaciones defensivas”, como ha dicho él mismo. Es el entrenador más eficiente de la Liga y lo va a demostrar de nuevo.

viernes, 26 de agosto de 2011

Los niños especiales, Twitter y la Supercopa

Último viernes de este agosto. Reuniones en Madrid por la mañana, piscinita por la tarde (a ver cuánto dura el moreno) y Supercopa de Europa (FC Barcelona – Oporto) por la noche.

Carolina Jaimes Branger es una intelectual venezolana de la que he escrito anteriormente en este blog. Nacida en Caracas, es Ingeniero de Sistemas por la Universidad Metropolitana. Estudió Historia del Arte y realizó un Master en Educación por la Universidad de Harvard. Ha sido profesora de Matemáticas y Cálculo. Es articulista de El Universal y otros diez diarios en su país, Venezuela. Conductora de programas de TV en Maracay, y de radio en Maracay y Caracas. Actualmente sale al aire de lunes a viernes por RCR (www.radionet.com.ve). Ha sido Rectora segunda suplente del Consejo Nacional Electoral entre 2003 y 2006. Es Miembro del Consejo Superior de la Universidad Metropolitana desde 2002. Cavaliere dell´Orden al Merito della Republicca Italiana, Premio Regional de Periodismo, Miembro de la Junta Directiva de la Fundación Conciencia Activa y Miembro Correspondiente por el Distrito Capital en la Academia Venezolana de la Lengua Española.

Carolina es un gran ejemplo de lo mejor de un país maravilloso al que adoro, que tiene que superar enormes dificultades. Ayer recibí de ella el siguiente correo, titulado “Un favorzote”.

Queridos amigos,

Para celebrar sus 70 años, Savoy tiene un concurso para patrocinar una causa

noble. Yo tengo una causa, que es sensibilizar a las personas sobre las

personas discapacitadas y con necesidades especiales, como mamá de niña

especial que soy, a través de mi cuento "Los 7 Encuentros", que muchos de

ustedes conocen. Este es nuestro video

http://www.nestle.com.ve/savoy/savoy70/galeriaVideosListaDetalle.aspx?id=126

Si les gusta, les pido que por favor voten. Van a escoger los 20 videos más

votados, y yo encima de que me inscribí tarde, tuve problemas con la página

porque no permitía votar. Aparentemente está subsanado el problema. Si

prefieren obviar lo engorroso del registro y la votación, pueden mandarme

sus datos, yo los inscribo y voto.

Desgraciadamente, los que nos somos residentes en Venezuela no podemos votar por “Los 7 encuentros” (los que vivís allí, por favor hacedlo y divulgadlo entre vuestras amistades). Pero sí podemos ver el vídeo, compartir la ilusión de Carolina y de Tuti y actuar en consecuencia. Es efectivamente una causa muy noble, que debemos compartir.

Tengo el privilegio de contar con el libro “Los 7 encuentros”, que me regaló la propia Carolina Jaimes Branger en mi último viaje a Venezuela; es precioso, de una sensibilidad exquisita y ayuda a los niños especiales y a todos los niños. Voy a hacer lo posible por que se publique en Europa. Ojalá su vídeo sea uno de los más votados del concurso de Savoy (Nestlé) y pueda llegar a todas las escuelas del país.

El libro de hoy ha sido uno que me estaba reservando estas semanas, y que me había recomendado encarecidamente mi amigo Paco. Se trata de “Mundo Twitter”, de José Luis Orihuela, ya en 2ª edición. Doctor en Ciencias de la Información, Profesor de la Universidad de Navarra y autor de varios libros sobre Blogs, Diseño Digital y Comunicación para aportar valor, José Luis (cuyo twitter es @jlori) nos ofrece un texto enormemente útil de este fenómeno. ¿Para qué sirve Twitter (condensar una idea en 140 caracteres)? ¿Qué debemos y no debemos hacer cuando tuiteamos (así es como la Fundación del Español Urgente nos recomienda que se escriba)? El autor nos lo deja muy claro, desde su experiencia y su capacidad pedagógica. Como dice José Luis, “Nunca fue tan sencillo hacer algo tan complicado, ni tan complicado hacer algo tan sencillo”. Abierta al público en octubre de 2006, este “trinar” se ha convertido en el sistema nervioso del planeta. El profesor Orihuela nos ayuda a entender la plataforma, nos aporta una guía para nuevos usuarios, nos da claves y protocolos, nos aporta idea para utilizar Twitter a nivel empresarial, institucional, político, social, educativo, periodístico… y nos ofrece una antología de usuarios, cuentas, fuentes y recursos. Si Twitter es el subtítulo de la realidad (@mancini), “Mundo Twitter” es la herramienta ideal para poder escribir esos subtítulos.

Dado que “la estrategia son conversaciones” (como se decía en el Manifiesto Cluetrain), “Mundo Twitter” de José Luis Orihuela me ha convencido decisivamente para que desde el 1 de septiembre un servidor sea activo en Twitter. Seguiremos informando.

Sobre la Supercopa de Europa que se ha vivido en Mónaco, ya no sé qué escribir nuevo sobre “Los Mosqueteros de Guardiola”. Messi, el mejor jugador del mundo, es decisivo en las confrontaciones importantes. Xavi lideró un juego inteligente (el Oporto, que había ganado 6 de sus 7 finales anteriores, planteó muy bien el partido). Iniesta y Villa hicieron un partido fantástico… y Cesc es la guinda que faltaba (suyo es el 2-0, a pase de Messi). 12 de 15 títulos posibles desde que Guardiola se hizo cargo del equipo (sólo Mourinho, en la semifinales de la Champions 2010 y en la Copa 2011 le ha interrumpido el paso). Es el entrenador más laureado de la historia del Barça. He visto "Liderazgo Guardiola" en 6ª edición en El Corte Inglés de Sanchinarro y sé que está funcionando muy bien en japonés y portugués (para Portugal y Brasil).

Mis agradecimientos hoy a Carolina Jaimes, a José Luis Orihuela y a Pep Guardiola. Tres vivos ejemplos de que la pedagogía mueve el mundo.

jueves, 25 de agosto de 2011

Renuncias y Dimisiones

Jornada en Santander. Vuelo que ha llegado al aeropuerto de Parayas a eso de las 8 de la mañana (con 20 minutos de retraso, debido a la densa niebla en la capital cántabra) y allí estaban mis amigos Miguel Ángel Pesquera y Juan Castanedo (junto con Pablo de Castro, los tres socios directores de Conceptual KLT). No he podido resistirme a tomar un sobao pasiego con el café con leche.

Hemos comentado las voces críticas en el partido del gobierno por la “renuncia” ante los mercados (la reforma constitucional, presentada de sorpresa) y la dimisión de Steve Jobs por motivos de salud como CEO de Apple Computer. La compañía de la manzana, hasta ayer la más valiosa en bolsa del planeta, pierde a su icono, al fundador y revitalizador. En estos momentos de dimisión, no está de más volver a ver su discurso en la Universidad de Stanford con motivo de la apertura del curso 2005. Tres historias deliciosas en 15 minutos: “unir los puntos” (no puedes conectar los puntos mirando hacia delante, sino mirando hacia atrás; es una cuestión de confianza, de seguir a tu corazón), amor y pérdida (encontrar lo que uno ama; cuando fue despedido de Apple, fundó Next y Pixar y encontró a su futura mujer) y la muerte (“si vives cada día como si fuera el último, en algún momento tendrás razón”; “Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder”). Nuestro mundo no sería el mismo sin Steve Jobs y sus creaciones empresariales.

Y como nadie es perfecto, Steve Jobs ha cometido grandes errores. Conviene ver en youtube un reportaje de www.yoinfluyo.com sobre los 10 principales: Los fracasos de Steve Jobs (www.youtube.com/watch?v=IjQXTkCJnIU&feature=related).

En www.leadership-with-you.com se recogen las citas más importantes de Steve Jobs:

“Muchas compañías escogen reducir, y tal vez sea lo mejor para ellas. Nosotros elegimos otro camino. Nuestra creencia es que si le muestras productos excelentes a los clientes, ellos seguirán abriendo sus billeteras”.

“Cuando innovas, en ocasiones cometes errores. Lo mejor es admitirlos rápidamente, y seguir mejorando tus otras innovaciones”.

“No puedes preguntarles a los clientes lo que quieren y luego tratar de dárselo. Cuando lo has conseguido, piden algo nuevo”.

“Quiero dejar una marca en el universo”.

“El diseño no es sólo lo que parece y hace sentir. El diseño es cómo funciona”.

“ Con mucho, Apple y Dell son los únicos del sector que ganan dinero. Ellos comportándose como Wal-Mart. Nosotros, a través de la innovación”.

“La Innovación distingue al líder del seguidor”.

“Para transformar las ideas interesantes y tecnologías punteras en una empresa que continúa innovando durante años, hacen falta muchas disciplinas”.

“Sé un obseso de la calidad. Algunas personas no están acostumbradas a un entorno cuya expectativa es la excelencia”.

“Creo que nos divertimos. Creo que a nuestros clientes les gustan nuestros productos. Y creo que siempre tratamos de hacerlo cada vez mejor”.

A las 10.30 horas hemos llegado al Palacio de la Magdalena. Pablo Hojas, uno de los mejores fotógrafos, nos ha hecho una serie de fotos con el iPad 2 de Miguel Ángel (por cierto, me ha mandado unas instantáneas de la FNAC de Lisboa, donde “Mourinho versus Guardiola”, en portugués, es uno de los libros más vendidos). He tenido la oportunidad de charlar con Pablo de Castro, con distintos profesionales de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), y a las 12 nos ha recibido el Rector Salvador Ordóñez, a quien tengo un particular cariño. Desde la atalaya de este magnífico Palacio de estilo británico, el Rector está a la última en humanidades, ciencia, tecnología, sociedad, etc.

Esta semana 10 cursos y seminarios: Europa y la Gobernanza global, dirigido por Josep Borrell (hoy impartía Cristina Narbona), Planificación estratégica de segunda generación para ciudades y regiones, Cine cubano a través de la obra de Jorge Perugorría (que evidentemente estaba por allí), Signantes e inclusión social, El graffiti como mapa psicogeográfico, Taller de creación literaria. Historias que siempre quisimos contar (ayer con Fernando Castets, guionista de “El hijo de la novia”, que comentó: “Hay cinco reglas básicas para escribir un guión… pero nadie las conoce”), Taller de creatividad en el jazz, Taller de pintura, La trufa: sostenibilidad y desarrollo rural y el XI Aula de Verano José Ortega y Gasset de Iniciación a la Universidad. Gracias a la UIMP 2.0. (www.uimp20.es), pueden verse por la red las principales conferencias, actos y talleres.

La UIMP pertenece a mi mundo para siempre y por ello una visita, aunque breve como la de hoy, me es muy necesaria.

Y después almuerzo en el Golf de Mataleñas, con Ana, los dos Pablos (Pablo Coto, el catedrático de economía Pablo de Castro) y Miguel Ángel. Hace un año surgió en un día similar el concepto de “Serempatía”, que ellos tres han presentado en Oxford recientemente.

Vuelo a las 19 horas y llegada a Madrid puntual.

En fin, que lo he pasado estupendamente en Santander.

Mi agradecimiento hoy a mis anfitriones en Santander: Miguel Ángel, Juan, los dos Pablos, Ana, Salvador…

miércoles, 24 de agosto de 2011

La magia del corazón

Esta mañana hemos tenido una reunión de más de cuatro horas para preparar la temporada y hemos salido llenos de energía, especialmente activados.

He estado viendo en “40 latino” el videoclip de “La magia del corazón” de David de María, lanzado el 18 de agosto, de su último CD, “Postdata”: (www.davidemaria.com/tv.asp). Es un homenaje a los pescadores andaluces.

“Dicen que el sueño de cada día

esconde rosas llenas de espinas,

te araña el alma y te da la vida,

pasa de largo, va de puntillas.

Y en cada estación espera el amor

más sincero y más fiel.

El mundo sigue sin tener remedio,

tú y yo perdidos bajo el mismo techo,

nos sobra el tiempo para vivir,

nos falta el aire para resistir.

Y en cada rincón se enciende otro sol

y la distancia se hace más corta entre los dos.

Siente la magia del corazón,

cada latido será un color

que pinte el cielo de tus fantasías,

que borre el gris de tu melancolía

si llevas dentro la magia del corazón…

del corazón…

Libros gastados, zapatos viejos,

y aquellos besos que son eternos.

Gente sin nada, gente con suerte,

si estoy contigo nunca amanece.

Maldito reloj, bendita pasión

que se desnuda entre la piel, entre mi piel…

Siente la magia del corazón,

cada latido será un color

que pinte el cielo de tus fantasías,

que borre el gris de tu melancolía

si llevas dentro la magia del corazón…

del corazón…

Latidos que cruzan abismos

pendientes de un hilo que mueve algún Dios.

Los silencios se vuelven deseos

que cambian el rumbo de cada ilusión,

donde se detiene el viento, nace el eco de tus besos.

Siente la magia del corazón,

cada latido será un color

que pinte el cielo de tus fantasías,

que borre el gris de tu melancolía

si llevas dentro la magia del corazón..

Que pinte el cielo de tus fantasías,

que borre el gris de tu melancolía

si llevas dentro la magia del corazón…

Del corazón…

Me encanta la música de este jerezano de 35 años que ha vendido más de un millón de discos desde que lanzara el primer álbum en 1997 (lleva 10 CDs, 3 de ellos recopilatorios). La canción “La magia del corazón”, también la ha cantado David Bustamante (de hecho, la cantaron juntos los dos David en Operación Triunfo). Ayer Mar a través de Enrique me recomendó el libro “El camino del cambio. El método que ha transformado a David Bustamante”), del entrenador deportivo argentino Martín Giacchetta. Un libro de algo más de 200 páginas, lleno de fotos, que explica el método que han seguido Bustamante y su esposa Paula Echevarría. “Todo comenzó estableciendo un compromiso. Una especie de contrato verbal entre Martín y yo. Con dos premisas fundamentales: él me indicaba el camino pero yo lo tenía que recorrer (esfuerzo, sacrificio) y no se trata de emular a nadie sino de conseguir la mejor versión de ti mismo”, David Bustamante. Tuve la suerte de conocer a Bustamante en una ocasión en Sevilla, además de coincidir en alguna cena de FITUR organizada por el Gobierno de Cantabria, y me parece una persona estupenda. Martín practica puro coaching, para que sus pupilos (de calidad de vida) aprovechen su potencial.

Algunas claves:

- Una buena nutrición es el primer paso hacia el cambio. Cinco comidas, 2 litros de agua poco mineralizada, evitar dulces, grasas, fritos, evitar carbohidratos después de las 18 h, masticar despacio. El autor dedica el 60% del libro a la alimentación.

- Conócete a ti mismo. Motivación (150 abdominales al día, bien hechas): constancia. Método: entrada en calor, ejercicios anaeróbicos y de abdominales.

- Compromiso, compromiso, compromiso.

El libro concluye con un precioso poema de Mario Benedetti:

Cada cuerpo tiene

su armonía y

su desarmonía.

En algunos casos

la suma de armonías

puede ser casi

empalagosa.

En otras

el conjunto

de desarmonías

produce algo mejor

que la belleza.

“Algo mejor que la belleza”. Esa es la magia del corazón. Mi agradecimiento y mi reconocimiento a quienes la practican, con sus amigos, con su pareja, con su familia, en sus empresas.

martes, 23 de agosto de 2011

El círculo virtuoso de la implicación y la productividad

Jornada de trabajo en Madrid con mi buen amigo Enrique para profundizar en el Coaching. Estoy convencido de que el Desarrollo Directivo (a través de procesos de acompañamiento como el Coaching Estratégico) y la Mejora Radical de la Gestión Empresarial (a través del ADI –Alta Dirección Interina-, por ejemplo) son muy complementarios. Es como si en la Fórmula Uno convirtiéramos al piloto (el CEO) en un Fernando Alonso y al coche (la organización) en un Ferrari…

En el último número de la revista on line “Human Resources Executive” (www.hreonline.com/HRE/story.jsp?storyId=533340647) figura un artículo muy interesante de Kristen B. Frasch, “El Círculo Virtuoso de la Implicación y la Productividad”. Se refiere a la evidente interconexión entre empleados implicados (“engagement”, en inglés) y productividad, aunque sería imposible saber qué viene antes, si el huevo o la gallina: profesionales con alta implicación o entornos laborales muy productivos y rentables.

Por tanto, no le sorprende a la autora (ni a un servidor, ni seguro que a ti como lector/a) que tres informes recientes informes (de Gallup. Towers Watson y Hay Group) analicen la interdependencia y complementariedad de estas dos importantes fuerzas. El análisis de Gallup se basa en entrevistas a 7.000 trabajadores en EE UU a finales de 2010 y primer semestre de 2011. Se ficha al doble de empleados con mayor implicación (43%) que con menor implicación (21%). Los que están más desenganchados de su trabajo (30%) y de su entorno (20%) están menos fidelizados que los que están más implicados (sólo el 13% abandona la compañía). Por tanto, la implicación es clave en la atracción y fidelización de talento. El Índice de Implicación del Empleado de Gallup está basado en las respuestas del empleado a 12 elementos del entorno laboral ligados a resultados, como productividad, servicio al cliente, calidad, fidelización, seguridad y beneficios.

¿Son los empleados implicados los que crean entornos productivos o es la productividad y la selección lo que eleva el grado de implicación? En un estudio liderado por Patrick Kluesa, director de investigación global de Towers Watson, se refieren a este fenómeno como “el círculo virtuoso”.

Analizando la fuerza comercial de una gran empresa, Kulesa y su equipo comprobaron que la implicación de los responsables de ventas se lograba por un auténtico liderazgo, oportunidades de carrera y delegación (empowerment). Así, los gestores comerciales más comprometidos hacían lo que debían para tener éxito en términos de contratación, promoción y desarrollo del liderazgo. Simultáneamente, la facturación y la producción correlacionaba positivamente con mayor implicación, estabilidad (menor rotación) y retribución variable. Una cosa lleva a la otra, y viceversa. El estudio de Kulesa se denomina “Conectando la Implicación del Gerente de Ventas con el Rendimiento: ¿el Huevo o la Gallina?”. “Creemos”, dice el autor del estudio, “que las compañías con mejores resultados son mejores fidelizando a las personas con más talento, mejores reclutando a la gente adecuada y mejores desarrollando su potencial”, y son más competitivas e innovadoras en la creación del producto, la eficiencia y a la adaptación a los cambios en el mercado”.

Richard Kerns, director editorial de la Engagement Strategies Magazine, señala que "como la implicación tiene que ver con la actitudno puede sorprendernos que los empleados con mayor implicación tiendan a ver el vaso medio lleno y den una mejor impresión de la situación de la compañía”, por ejemplo en lo relativo a la selección. Kerns añade: “Nos gusta decir que la implicación es un proceso que empieza con las personas y resulta en rentabilidad” y por tanto necesita de una inversión. “Los empleados con implicación no trabajan para una compañía; son la compañía”.

Para Mark Royal y Tom Agnew, de Hay Group, hay impedimentos a ello. Su nuevo libro se titula “El Enemigo de la Implicación: Acabar con la Furstración en el entorno laboral” (The Enemy of Engagement: Put an End to Workplace Frustration). “El esfuerzo y el compromiso de los empleados con implicación puede reducirse si los directivos no desarrollan el potencial de sus colaboradores y fomentan su responsabilidad (exigencia, desarrollo). “En realidad, la frustración en el entorno laboral es el enemigo de la implicación”, concluyen. El Liderazgo, a todos los niveles, es esencial: clarificar las expectativas, aportar los recursos necesarios, dar reconocimiento y desarrollo, explicar la misión y visión de la empresa, medir y monitorizar los progresos. “La entrega principal de RR HH ha de ser, más que nunca, generar implicación” (Kulesa).

Excelente artículo. Pienso estudiar con detenimiento los dos informes y el libro.

El próximo mes de septiembre tendremos en castellano el libro “Implícame. Reflexiones inspiradoras para directivos que buscan el compromiso” de la Dra. Silvia Damiano. La portada, muy sugestiva, puede verse en www.planetadelibros.com/usuaris/libros/fotos/51/original/implicame_9788498751659.JPG Silvia nos dice: “Sé una fuente de inspiración, no una fuente de desesperación”. Y Andrew Griffiths, autor del best seller “The Me Myth” lo recomienda porque "Este libro puede ayudarte a conseguir un mayor compromiso por parte de tus colaboradores y, al mismo tiempo, ayudarte a generar un cambio en positivo en la cultura corporativa de tu organización. Como dice la propia Silvia Damiano, es un libro que brilla con luz propia.". Será uno de los grandes libros de la temporada, sin duda. Es un libro inspirador, muy fácil de leer (propio de esta era conceptual), con un formato atractivo y novedoso y, como un servidor dice en el prólogo a esta edición, “Silvia Damiano es la máxima autoridad en habla hispana en el campo del NeuroLiderazgo”.

Mi agradecimiento a Silvia, por escribir un libro tan bueno, a Roger y su equipo por editarlo, a Kristen por hablarnos de este “círculo virtuoso” y a mi buen amigo Enrique, con quien he pasado un día estupendo aprendiendo juntos.

lunes, 22 de agosto de 2011

Buenos y malos jefes

La semana ha comenzado con una sesión de coaching estratégico a un directivo global antes de que emprendiera un viaje de negocios a Asia. Es un ejecutivo de éxito que se está trabajando con seriedad sus oportunidades de mejora y es muy consciente de lo que cuesta modificar hábitos arraigados. También he hablado con mi coach de calidad de vida, Lucas, para quedar uno de estos días.

Como comentaba ayer, he estado leyendo Buen jefe, Mal jefe de Robert Sutton. Este profesor de Stanford ha publicado con anterioridad “Estúpidos, no gracias” y, con Jeffrey Pfeffer, “The Knowing-Doing Gap”.

El libro consta de tres partes. La primera, Preparar el terreno, va de contar con la mentalidad adecuada: Hay entre 21 y 38 millones de jefes en EE UU, con 50 profesiones); según un estudio sueco dirigido por Ana Nyberg, si uno tiene un buen jefe, el riesgo de infarto es un 20% menor y si permanece con él cuatro años, un 39% menor; el 75% de los empleados afirma que su jefe es el aspecto más estresante de su trabajo (Robert Hogan); el 24% de los empleados estadounidenses despediría a su jefe si tuviera oportunidad (Gallup, 2007). Cinco criterios ideales para la acción efectiva:

1. No aplastar al pájaro. “Creo que entrenar es como sostener una paloma en la mano. Si aprietas demasiado, la matas, pero si no la sujetas con suficiente fuerza, la pierdes” (Tommy Lasorda, Los Angeles Dodgers). Los jefes son como la sal en una salsa.

2. Tenacidad. Los mejores jefes corren una maratón, no un sprint. “Inagotable inquietud” (Brad Bird, Pixar, director de “Los increíbles”).

3. Las pequeñas victorias son el camino. Los desafíos no pueden ser demasiado grandes.

4. Cuidado con el tándem tóxico. El jefe siempre es observado. Por ello, debe actuar en consecuencia.

5. Cubrir la espalda. Proteger a los colaboradores.

Los líderes eficaces son “además de competentes, benevolentes”. Rendimiento + Relación humana.

La segunda parte del libro se centra en Cómo actúan los mejores jefes. Han de “tomar las riendas” (alimentar la ilusión de que tienen el control). Si el titubeo se prolonga más de 2 minutos es que el jefe tiene el “síndrome del balancín” (quizás, quizás, quizás). En caso de error, aceptar la responsabilidad y disculparse sin excusas.

¿Jefes inteligentes o jefes sabios? Los primeros se basan en conocimientos, hacen declaraciones firmes, contestan a preguntas, hablan bien, ofrecen ayuda y defienden el procedimiento. Los sabios poseen conocimientos y humildad, sus declaraciones incluyen la incertidumbre, formulan preguntas, escuchan con atención, ofrecen ayuda y la aceptan, cuestionan y revisan los procedimientos. Éstos generan un clima de trabajo distendido y fomentan el aprendizaje. No caen en la “falacia del centralismo” (la suposición –errónea- de que, como son los que mandan, se van a enterar de todo). La participación puede convertirse en una trampa si genera distracciones innecesarias (reunionitis), si los colaboradores carecen de las habilidades requeridas, si la participación es falsa (ya está decidido lo que hay que hacer). Los jefes sabios lidian con su “talón de Aquiles”, fomentan la empatía y la compasión, mantienen una actitud de agradecimiento, perdonan y saben decir “no lo sé”.

Talento. “Independientemente de que se trate de cantautores, compositores, científicos, programadores o cineastas, el 10% de los mejores genera tanto o más que el 90% restante” (Keith Simonton). Debemos preguntarnos quiénes son nuestras estrellas. “Es increíble lo que se puede conseguir cuando a uno no le importa quién se lleva los aplausos” (Harry S. Truman). Hemos de contratar a personas que infundan energía y evitar las “manzanas podridas”: Vagos (contrarios al esfuerzo), Deprimentes (absorbedores de energía) e Imbéciles (infringen las normas interpersonales de respeto). Son muy destructivas. El libro incluye una Encuesta ESD (de Evaluación de Superestrellas Detestables) para detectar a los avariciosos y egoístas, con 20 afirmaciones.

Cuidado con “la trampa del discurso inteligente” (parloteo sin acciones que lo soporten). Empatía con el cliente, rigor, precisión y simplificación (no caer en “la maldición del conocimiento”: cuanto más se sabe acerca de algo, más difícil es poder explicarlo con claridad). Criterios simples, estrategias sencillas. Hacer lo correcto, no necesariamente lo que hacen los demás. Generar impresiones intensas y soluciones sensatas.

Un buen jefe es un escudo humano, que agiliza las reuniones (si pueden ser de pie, mejor), que no consume excesivamente el tiempo de los demás y que es capaz de “desafiar la estupidez de sus superiores”. Además, los buenos jefes no esquivan el trabajo sucio: practican las 3 C (Comprensión, Compasión, Control). Y por supuesto se abstienen de cometer mezquindades como la venganza.

En opinión de Sutton, todos podemos llevar un jefe estúpido dentro, que aparece por corrupción de poder, presión extrema, falta de sueño y mal humor, pésimos modelos de conducta o lugares de trabajo afestados de imbéciles. La pregunta es: “si mirara hacia atrás, ¿se sentiría orgulloso o avergonzado?”

La tercera parte nos explica que la solución está en nuestras manos. “Si me obligaran a elegir la pregunta más crucial entre las muchas planteadas en Buen jefe, mal jefe”, concluye Sutton, “diría: “¿Es consciente de lo que significa trabajar para usted?”. El desarrollo del Liderazgo pasa por ser consciente, y por ello el coaching es insustituible.

He disfrutado con este libro. Es útil, está bien escrito y va a las claves. No sé si Robert Sutton es un buen jefe (espero que sí), pero claramente es un buen profesor.