Páginas vistas en total

domingo, 31 de julio de 2011

Superficialidad digital

Viaje a Andalucía, en dos etapas, para iniciar las vacaciones estivales. La primera parte, hacia Jaén: puro Renacimiento.

La revista Capital del mes de agosto dedica su informe de portada a la superficialidad digital: “Tontos (con los colores de Google). ¿Te has preguntado alguna vez si internet, con tanta lectura rápida, vídeos, fotos… nos está haciendo más superficiales? Descubre cómo nos está reprogramando el cerebro”. Juan Llobell se refiere, evidentemente, al libro de Nicholas Carr Superficiales. Qué está haciendo internet con nuestras mentes. Hasta para escribir este ensayo, el autor se desconectó de las tecnologías. La tesis central es que la red nos hace más distraídos, menos reflexivos. Falta sentido crítico. En realidad, según los neurólogos, no se sabe si internet nos hace más o menos inteligente. Posiblemente nos hace visualmente más hábiles y menos analíticos.

De internet podríamos decir lo mismo que Alejandro Dumas (Los tres mosqueteros) escribió respecto al dinero: “No lo estimes el dinero en más ni en menos de lo que vale, porque es un buen siervo y un mal amo.” Ya Santo Tomás de Aquino diferenciaba entre “curiositas” (vicio, superficialidad) y “estudiositas” (virtud). Por eso a algunos de nosotros nos gusta estudiar los temas en profundidad y no quedarnos en la mera superficie. No olvidemos que los datos pueden convertirse en información, pero que la transformación de ésta en conocimiento y de éste en sabiduría es un elección humana que requiere de esfuerzo, disciplina, aplicación…

También escribe Juan Llobell de Neurociencia en Capital: “¡Sorpresa! En la cabeza del consumidor sólo hay emociones”. Ocho de cada diez productos fracasan simplemente porque no seducen. El periodista cita el libro “Kluge” de Gary Marcus.

Entrevista de la directora Consuelo Calle y del propio Juan a la concejal Ana Botella: “Yo he tenido que reinventarme varias veces en mi vida”. De Alfonso Pérez, en París, a Ermenegildo Zegna: “El futuro del lujo está en los países emergentes y en su gente”.

Rafael Pascual explora el “friki business” y Alfonso Pérez las infraestructuras que se han realizado y no tienen sentido. 50 aeropuertos, por ejemplo, de los que 11 tienen resultado positivo. Alicia Ramírez analiza L’Oreal. La revista incluye un especial RSC con buenas prácticas.

Mi buen amigo Paco Alcaide, autor del reciente “Fast Good Management” (que próximamente leeré con deleite), me envía de su blog “Libros de Management” la opinión de Alejandro Jano sobre sus 10 libros de referencia:

1. La trilogía de "La sensación de fluidez", de Juan Carlos Cubeiro, compuesta por: La sensación de fluidez, El bosque del líder y En un lugar del talento; tres libros fascinantes; tres lugares, (la reserva natural de Urdaibai, el Camino de Santiago, y las tierras manchegas del Quijote), y tres historias de liderazgo: a través de los sentidos, el líder en un equipo, y el liderazgo organizativo. Leer a Juan Carlos Cubeiro en su blog es un placer y una fuente de inagotable de aprendizaje.

2. El hombre en busca de sentido, de Victor Frankl, Paidos.

Uno de los libros claves de referencia para cualquier persona y por muchos conocido que habla sobre la experiencia en el campo de concentración de Auschwitz (Polonia) de su autor. Cualquier persona que en su vida tenga un porqué vivir, encontrará siempre la manera de hacerlo, a pesar de adversidades o problemas. “Si tienes un porqué, encontrarás siempre un cómo”.

3. Inteligencia ecológica, de Daniel Goleman, Kairos, 2009. Después de su Inteligencia Emocional, ha publicado un libro que invita a la reflexión. ¿Cuál es la repercusión que tienen en el medio ambiente los productos que las industrias fabrican?. A lo largo del todo ese ciclo de fabricación, ¿Que elementos empleamos hasta llegar a ese producto terminado?; ¿Qué impacto ha tenido en el planeta todo ese proceso?. Nos habla también de una “inteligencia colectiva”, donde la fuerza del grupo uniendo sus inteligencias individuales, son mucho más útiles, que el conocimiento individual en estancos. No es un libro de futuro, es un libro de presente.

4. Seis sombreros para pensar y El Factor + de Edward de Bono. Sobre el primer libro, muchas veces hablamos desde una posición, en base a nuestra personalidad, somos matemáticos, emocionales, negativos, optimistas, legales y creativos. Cada sombrero es una posición diferente frente un problema, ¿serías capaz de de defender un mismo tema, poniéndote cada uno de estos diferentes sombreros?. Sobre el segundo libro, filosofía positiva. Si supiésemos el poder que tiene una sonrisa, así nos pasaríamos la vida, sonriendo.

5. El arte de la guerra, Sun Tzu, Fundamentos, 1989.

Se dice que es el mejor libro de estrategia que se ha escrito. Ha inspirado a muchos personajes como Maquiavelo, Napoleón o Mao Tse Tung. Todo un clásico, aplicable a nuestra inestable actualidad económica y social. En el libro se dice: "La mejor victoria es vencer sin combatir, y esa es la distinción entre el hombre prudente y el ignorante".

6. Del ataud a la cometa, de Carlos Andreu, Viceversa, 2009. Cuatro puntos: Los amigos, la familia, el trabajo y la salud. Si a todos le dedicas el mismo tiempo y unes los puntos, te saldrá un rombo, si por el contrario, hay cosas para ti más importantes que otras, la figura que sale a unir esos puntos se parecerá más a un ataúd. “La vida es equilibrio”, y en equilibrar estos cuatro factores radica gran parte de nuestra felicidad. “La felicidad no está en el cuándo, está en el mientras”.

7. El MBA de ESADE, AA.VV., Planeta, 2010. Un libro que para los que han hecho “el máster del universo” de un MBA (para los que no lo han hecho también), puede ser una herramienta practica interesante con la que poder reciclarse y aprender nuevos conceptos e ideas, abarcando todas las ramas de una empresa. Merece la pena echarle un vistazo a este libro.

8. Soy consultor (con perdón) de Carlos Abadía, Empresa Activa, 2009. Un libro recomendable para todos aquellos profesionales que se encuentran en el mundo de la Consultoría o que quieran dedicarse a ella; una guía o manual, fácil de leer y entretenido. Su padre, Leopoldo Abadía, nos explico de una manera entrañable La crisis Ninja y otros misterios sobre la economía actual (Espasa Calpe, 2009). Supongo que de tal palo, tal astilla. Vendemos confianza y compromiso, el humo solo venderás una vez, y como dice Carlos, “humo lo venden los chamuscados”.

9. Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, de Stephen Covey, Paidos, 2009. Todo un clásico. Los principales siete hábitos son: 1 El ser proactivo, 2 Tener un fin en mente, 3 Tener el poder de la voluntad independiente, 4 Pensar siempre en ganar-ganar en nuestras interacciones humanas, 5 escuchar empáticamente y tratar de ser comprensivo, 6 Generar el mayor numero de sinergias posibles, y el ultimo y el que más que gusta, 7 el de Afilar la sierra, que es el de mejora continua, el de hacer balance y renovarse cada día de tu vida.

10. El hombre que tuvo la fortuna de fracasar, de José Luis Montes, Plataforma, 2009. Un hombre de éxito profesional que un buen día, un fracaso le ayuda a llevar su vida por un sendero más enriquecedor. Este libro enseña a quienes han fracasado alguna vez, a quienes fracasan frecuentemente y a quienes creen que están a punto de fracasar, que lo mejor siempre está por venir. "Porque si nunca has fracasado, es que nunca has vivido".

Un honor que “La sensación de fluidez” lidere esta lista, con Víctor Frankl, Goleman, Covey, De Bono… y con brillantes autores españoles. Mi agradecimiento a Alejandro, a Paco, y a Consuelo y su equipo (Juan, Alfonso, Amaia, Jordi, Valentín y Rafael).

Anoche estuve disfrutando –y mucho- del Valencia de Unai Emery. 0-3 al Sporting de Lisboa en la presentación del equipo luso en casa. El próximo martes, Hamburgo-Valencia.

sábado, 30 de julio de 2011

Los pitufos y Nueva York

Esta mañana Zoe y un servidor hemos ido a ver “Los pitufos en 3D”, una de las muchísimas películas para niños de este verano. Entre superhéroes, Cars, Kung Fu Panda, Pitufos, etc. es difícil encontrar en la cartelera una peli para mayores. La crítica de Fausto Fernández en Fotogramas (3 estrellas) es la siguiente: “Los pitufos creados por Peyo eran algo así como un chute de posthippismo comunero con gotas de lisergia infantil. Los dibujos animados de la Hannah-Barbera los americanizaron a base de humor sitcom muy ochentero, así que mi curiosidad ante su salto al cine era grande. Ante todo, el film de Raja Gosnell, heredero y alumno de Chris Columbus, es irreprochable cine familiar, de aventuras y nuevo tour de force tecnológico en la convivencia entre seres creados por ordenador (extremadamente reales) y actores de carne y hueso (a veces muy cartoon).
Pero tiene bastantes más elementos de interés, como su aire de comedia neoyorquina amable, sofisticada y a ratos hasta bohemia y cáustica (el mundillo de la publicidad y la cosmética). Incluso hay una ironía en la cruzada de los diminutos protagonistas descubriendo la enormidad absurda de un mundo moderno donde Google puede ser un grimorio hipnótico, y una tienda de juguetes un campo de batalla lleno de chistes autorreferenciales. Con el esprit de la Amblin primigenia, Los Pitufos acaban ganándonos el corazón cuando entra en escena Gargamel, un Hank Azaria que roba la película gracias a una abracadabrante interpretación, escatológica, socarrona y delirante. ¿Nos hallamos ante el nuevo Peter Sellers?”.

La ciudad de Nueva York sale maravillosamente tratada, una vez más. Hoy mi amigo John Carlin precisamente escribe en El País un artículo sumamente interesante, “Desamor neoyorkino”
“La primera vez que fui a Nueva York fue a los cinco años. Habré visitado la ciudad unas 30 veces desde entonces. Tuve la oportunidad de ir a vivir ahí hace un tiempo, por trabajo. Durante años me lamenté de no haberlo hecho. Ya no.
Tras una estancia de nueve días, acabo de volver a España, encantado, reafirmado en mi convicción de que el spanish way of life es superior al de allá.
Es muy sencillo. La sociedad aquí es más civilizada. En Nueva York se me hace imposible olvidar que, pese a nuestras grandes pretensiones, los seres humanos somos una especie animal más. Vistos desde las alturas de sus grandes edificios, los neoyorquinos parecen hormigas; vistos desde abajo, se confirma que lo son. Desfilan por las calles frenéticos, la mirada fija, con un único y terrible objetivo: sobrevivir.
Mi desamor neoyorquino creo que comenzó hace unos cinco años cuando fui a cenar al que me habían dicho era el mejor restaurante de la ciudad. La comida estuvo excelente pero lo que primaba era la prisa y el indisimulado descaro comercial, las mesas pegadas la una a la otra, enemigas de la intimidad. El instante en que acabamos nuestro último plato, apareció la camarera con la cuenta. Váyanse ya: otro cliente espera; otro que nos dejará la propina obligatoria del 20% del total.
Y ahí se colocó todo en su lugar. Entendí, y lo entiendo más cada vez que voy, por qué los taxistas son todos unos psicópatas; por qué las personas que te atienden en las tiendas, los puestos de hot dogs, los bares, son tan bruscas; por qué si pides ayuda a alguien en las laberínticas estaciones de metro te miran -si te miran- con desprecio. ¿No ves que no tengo tiempo, imbécil? Todos están en una carrera permanente por conseguir dinero, más dinero. La sonrisa, si se da, no es sincera: es un arma de codicia más. Nada es gratis. Todos quieren sacarte algo. Si no hay nada que sacar, no existes.
España es más civilizada porque tenemos otro concepto de lo que es importante en el tiempo que nos toca entre nacer y morir. Queremos dinero, pero queremos otras cosas también. Pausar, charlar, disfrutar del calor humano. Nunca seremos tan ricos como ellos, pero somos más felices -y más dignos-. El animal hispano está en una fase de evolución superior al animal neoyorquino. Hemos salido de la jungla y aprendido el valor de saber vivir”.

Una ciudad preciosa para visitar, en la que yo no viviría. Sin falsos patriotismos, también creo que el “Spanish way of life” es superior. Cáceres, por ejemplo. La segunda ciudad mejor iluminada de Europa (tras Florencia) es una preciosidad desconocida por muchos.
He disfrutado de la entrevista de Daniel Verdú a Simon Rattle (Director de la Filarmónica de Berlín) en Santiago de Compostela: “La Filarmónica es una democracia en todos los sentidos”. 128 maestros de 25 nacionalidades que votan a mano alzada a su director. Ve a Gustavo Dudamel como su sucesor.

Nueva York está en uno de las novedades editoriales, “El techo del mundo”, de David Zurdo y Ángel Gutiérrez. El pasado 1 de mayo el Empire State Building cumplió 80 años. En pleno crack del 29, unos emprendedores se marcaron un reto ambicioso. El edificio tardó casi dos décadas en ser rentable y fue el edificio más alto del mundo hasta 1972.

En Expansión & Empleo, “Las pistas para ser un buen fichaje” de Montse Mateos, con opiniones de Carlos Alemany (Korn Ferry), Plácido Fajardo (Leaders Trust), Ramón Bartolomé (Heidrick & Struggles), Carlos Monserrate (Odgers Berndtson), Jesús Morcillo (Russell Reynolds), José Ignacio Jiménez (Norman Broadbent), Ignacio Gil Casares (Spencer Stuart) y Sergi Pérez (HayGroup). Interesante el dato de que el Interim Management ha crecido un 40% anual.
También en E&E, Tino Fernández se pregunta “¿Puedo llegar a amar un trabajo que odio?”, con opiniones de Ignacio García de Leániz, Ovidio Peñalver, Montse Ventosa y Jorge Cagigas. El dato (que no aparece en el artículo, aunque es de Gallup) es que el 80% de los empleados no está plenamente comprometido con su trabajo, no lo disfruta. Es, en general, cuestión de jefes poco competentes (mala calidad directiva) y, aunque Shakespeare escribió que el amor y el odio son las dos caras de una misma moneda, la clave está en el perdón del profesional (“El perdón es la única venganza aprobada por el Universo”, Silvia Schmidt; “Perdona siempre a tu enemigo, no hay nada que le enfurezca más”, Óscar Wilde). Particularmente, un servidor nunca vuelve a la empresa en la que ya ha trabajado.

Mi agradecimiento a quienes, como John, nos ayudan a poner en valor lo nuestro. Y a Montse y Tino, cuyas reflexiones nos sirven para pensar en cómo mejorar como líderes.

viernes, 29 de julio de 2011

El patrón de los coaches

Hoy viernes, último día de la temporada 2010-2011, ha sido el santo de las Martas (felicidades a todas) y el cumpleaños de mi gran amigo Fernando Riaño, una de las mejores personas que conozco. Un muy fuere abrazo, Fernando.

No se me ocurre mejor cierre del ejercicio que trasladarme a Santo Domingo de Silos, uno de los sitios de mayor espiritualidad del planeta, para pasar el día con su alcalde, Emeterio Martín (hace 4 años votó en las municipales el 80% de los silenses y obtuvo el 90% de los votos; este año ningún otro partido quiso enfrentarse a él y por tanto le votó el 100% del 73% que acudió a las urnas; SDS es una de las pocas localidades, si no la única, con superávit presupuestario y desempleo cero), con Ginés Clemente, presidente y fundador de Aciturri, presidente del Instituto de Empresa Familiar de Castilla-León (uno de los mejores empresarios de nuestro país) y la coach experta en marketing y comercial y audaz aventurera Rosa de la Morena (excelente profesional y gran persona).

Hemos llegado a eso de la una a Silos, a tiempo para escuchar el gregoriano de las dos menos cuarto. En la plaza, otra agradable sorpresa: encontrarme a José Luis Relea, durante muchos años Director de RR HH de Altadis, que se acaba de jubilar. José Luis ha hecho una magnífica labor en la empresa, que ha tenido grandes presidentes como César Alierta, Pablo Isla o Antonio Vázquez. José Luis Relea es un humanista que ha vuelto a Silos. Me ha hecho muchísima ilusión compartir con él un tiempo y darle un fuerte abrazo.

El alcalde (“Eme”, para sus amigos) nos ha enseñado el ayuntamiento y en él el salón de plenos y el despacho, pleno de simbolismo. Nos ha gustado mucho el espacio de un servidor público que hace muy bien las cosas, que sirve a los demás y no se sirve de los demás.

Y después nos ha mostrado el hotel “Tres coronas” y hemos almorzado en su restaurante, el Asador Casa Emeterio, con capacidad para 90 comensales. Cecina y jamón, morcilla de Burgos, y un insuperable cordero. Como podemos leer en la página web del hotel: “Las montañas agrestes de esta comarca, (Valle del Tabladillo, flanqueado por las montañas de Mirandilla, Santa Barbara, Cervera y Valdosa), dan una vegetación propia, rica en tomillo, cantueso, espliego, sabinas, enebros, encinas, todo ello conforma unos pastizales únicos que enriquecen en sabor a los animales que tienen a bien pastar en este pequeño rincón de Castilla. Y con el buen hacer del asador y su experiencia, hacen que sea un manjar inolvidable.”

Y después visita al impresionante claustro de la abadía benedictina. El guía nos ha contado de forma muy didáctica cómo se fue construyendo a lo largo de los siglos XII, XIII y XIV, ha explicado capiteles y esculturas y recitado poemas de Rafael Alberti, Bernardo García Pintado y por supuesto el soneto “El ciprés de Silos” de Gerardo Diego:

Enhiesto surtidor de sombra y sueño


que acongojas el cielo con tu lanza.


Chorro que a las estrellas casi alcanza


devanado a sí mismo en loco empeño.

Mástil de soledad, prodigio isleño;


flecha de fe, saeta de esperanza.


Hoy llegó a ti, riberas del Arlanza,


peregrina al azar, mi alma sin dueño.

Cuando te vi, señero, dulce firme,


qué ansiedades sentí de diluirme


y ascender como tú, vuelto cristales,

como tú, negra torre de arduos filos,


ejemplo de delirios verticales,


mudo ciprés en el fervor de Silos.

Aquí, en este monasterio, se escribieron en el siglo X las “Glosas Silenses” (hoy conservadas en el Museo Británico) que junto con las Glosas Emilianeses (escritas en San Millán de la Cogolla) son los primeros textos en castellano. Aquí estuvo Gonzalo de Berceo, nuestro primer poeta conocido, que escribió la “Vida de Santo Domingo de Silos”.

Santo Domingo de Silos nació en el año 1000 en Cañas (La Rioja), entonces en el Reino de Navarra. Tras una breve experiencia eremítica, ingresó en San Millán de la Cogolla (también monasterio benedictino) a los 30 años. Dos años después el abad le nombró maestro de los jóvenes que se educaban en el Monasterio. “Por envidia o buena fe, se puso en tela de juicio su virtud y la objetividad de sus ideales. "Fácil es", decían, "obedecer cuando la obediencia trae consigo honores y cuando el trabajo se ve recompensado con el cariño y el agradecimiento. Confíesele una misión más dura y entonces veremos el verdadero valor de la obediencia". Fue entonces nombrado prior de Santa Mª de Cañas, que estaba en un estado lamentable, y lo hizo tan bien que fue propuesto en 1938 prior de San Millán de la Cogolla.

Reinaba Navarra y Rioja Don García, el hijo mayor del rey Sancho. En 1040, con las arcas reales exhaustas, se dirigió al monasterio exigiendo una fuerte suma. Domingo se negó y fue expulsado del reino. El rey Fernando de Castilla le dio protección y le propuso vivir en la corte, pero el abad prefirió dedicarse a la restauración de San Sebastián de Silos, en unas tierras cercanas a las del padre del Cid Campeador. Completó la iglesia, que llegó a ser una de las más bellas basílicas románicas de España, e inició el claustro, una de las cumbres de nuestro arte. Santo Domingo de Silos falleció el 20 de diciembre de 1073.

Se le llama “de las tres coronas”, tal como nos ha contado el Alcalde, por su capacidad liberadora (liberó cristiano del cautivo, y por ello se le representa con unas cadenas), de conseguir que tuvieron hijos las mujeres que hasta entonces no podían y como taumaturgo (consejero; “quien hace milagros y cosas maravillosas con el poder de Dios”, esto es, con el poder del Amor). Precisamente lo que hacen los buenos coaches: liberar el talento, utilizar la mayéutica (como una partera, que diría Sócrates) y hacer de espejo para lograr cosas imposibles. Por tanto, creo firmemente que Santo Domingo de Silos (que además fue un gran gestor, un creativo y fue capaz de mostrar independencia del poder) debe ser el patrón de los coaches, y su fiesta, el 20 de diciembre, la nuestra.

En la tienda de la abadía, he comprado su primer CD de gregoriano (ha vendido 25 millones de copias, y estuvo tres meses en lo más alto de las listas en EE UU), una “Vida y milagros de Santo Domingo de Silos” y el último libro del poeta Bernardo García Pintado (el entrañable padre Bernardo, al que hemos conocido hoy), “El río del misterio”. De este poemario, que incluye un CD, elijo “La luz de tus luceros”:

¿Cómo dejar de quererte

sin caer en el vacío,

en el amargo lago

de la tristeza

y en el sótano oscuro de la angustia?

¿Cómo dejar de quererte

sin boquear en la agonía

como pez fuera del agua?

Revolotea insistente

la mariposa del beso

que tatuaste en mis entrañas,

para calentar su pecho

en la brasa que ilumina

los pasos de mi sendero.

Ya te he visto pasar ante mis ojos,

ya he sentido la luz de tus luceros.

Hemos vuelto de Silos “reseteados”, como dirían ahora los jóvenes. Llenos de energía, de paz, de alegría. Santo Domingo de Silos es un gran centro de valores positivos.

Mi profundo agradecimiento a Emeterio, a Ginés, a Rosa, al padre Bernardo, al guía del claustro, a José Luis… que nos han hecho pasar un gran día.

jueves, 28 de julio de 2011

Oblívion

Hoy ha sido un día más de futuro que de pasado y de presente. Estoy convencido de que la temporada 2011-2012 va a ser fantástica.

Jorge Díaz-Ticio, un humanista que está en todo, nos ha mandado el enlace a Youtube de Oblivion, de Astor Piazzola, en la versión (que es su favorita) del maravilloso violinista y director de orquesta letón Guidon Kremer: www.youtube.com/watch?v=i5tc57Gmfjw&feature=related. Música para cerrar los ojos y adentrarse uno mismo, en el tango, en la vida, en el amor. Es una de las composiciones más hermosas que uno puede escuchar. Gracias, Jorge, por compartirla con nosotros.

Oblivion es el significado de “olvido” para los angloparlantes. Es el río Lete, uno de los ríos del Hades. Beber de sus aguas provocaba un olvido completo. Algunos griegos antiguos creían que se hacía beber de este río a las almas antes de reencarnarlas, de forma que no recordasen sus vidas pasadas. Es el nombre del tango de Astor Piazzola (1921-1992), por el que fue nominado a los Grammy después de haber fallecido. La letra, escrita por Horacio Ferrer y cantada por cantante argentina de tango Roxana Fontán, es la siguiente:

“Él es Oblívion


Fe del jamás y el no,


fe brutal.


De olvidar por la eternidad.

Él es Oblívion,

ley 
de la ingratitud,


hechicero astral.


Matón de la desmemoria y
el sin recuerdo.


Es Oblívion rey.

Es como en un pozo en pasión

enterrar
que florece al sangrar,


los estigmas del corazón.


Luz degollada de un tiempo tan feliz


hoy

Oblívion vas a borrarme a mí.

Él reto agotador,

vuelve a cero,

igual
lo real,

lo mejor, lo fatal.


Él te hipnotiza con dolorosa miel
del ausente amor.


Para ultimar ebrio, amargo y vil


El sagrado ayer, Oblívion rey.

Oblívion rey del olvido.

Para Astor Piazzola, su mejor tango era “Adiós Nonino”, a la memoria de su padre (www.youtube.com/watch?v=VTPec8z5vdY):

Desde una estrella al titilar...


Me hará señales de acudir,


por una luz de eternidad


cuando me llame, voy a ir.



A preguntarle, por ese niño


que con su muerte, lo perdí,


que con "Nonino" se me fue...


Cuando me diga, ven aquí...


Renaceré...

Porque...



¡Soy...! la raíz, del país


que amasó con su arcilla.


¡Soy...! Sangre y piel, del "tano" aquel,


que me dio su semilla.



Adiós "Nonino"...

que largo sin vos, será el camino.


¡Dolor, tristeza, la mesa y el pan...!



Y mi adiós.. ¡Ay! Mi adiós,


a tu amor, tu tabaco, tu vino.


¿Quién..? Sin piedad, me robó la mitad,


al llevarte "Nonino"...

Tal vez un día,


yo también mirando atrás...


Como vos, diga adiós


¡No va más..!






El temor al olvido, el poder del legado. Este verano me voy a hacer un Master en Astor Piazzola (300 tangos) y Facundo Cabral (22 libros “sin títulos ni autor”). Enormes compañeros de viaje.

Mi agradecimiento hoy a Rosa, Elena, Javier, Paco y Luis. ¡Dios, qué quinteto más innovador!

miércoles, 27 de julio de 2011

Una ciudad llena de coaches

Fe de erratas: en mi entrada de este blog de hace unos días, en la que comentaba el libro “La sabiduría de la Toscana” de Ferenc Máté, apuntaba: “Calidad en las cosas de la vida diaria, ciudades ausentes de coaches, como Pienza o Siena. Las mesas parpadean de noche en las terrazas a la luz de las velas.” Evidentemente, quería decir “ciudades ausentes de coches”. Gracias a Roger y a Irene por señalármelo. Hoy he tenido las tres últimas sesiones de coaching de la temporada y me han reafirmado que el desarrollo personalizado es más útil que nunca para apreciar el propio talento y hacer que las organizaciones crezcan de forma natural.

Almuerzo con la Dra. Leonor Gallardo, mi partner literaria en lo relativo al deporte (“Liderazgo Guardiola” en su versión japonesa está en 3ª edición, en castellano en 6ª y “Mourinho versus Guardiola”, próximo a salir en el Imperio del Sol Naciente, es triple best-seller aquí) y cena, en Dantzari, con el Dr. Carlos Ongallo (EBS, Liberbank), que me ha contado de primera mano el Challenge en la Toscana de octubre de 2011 y un montón de nuevos proyectos. Es una maravilla contar con la amistad de ambos, que son dos auténticos genios emprendedores.

Brindo por ellos. Jorge Díaz-Ticio, uno de los mejores DRH de nuestro país (DKV es una de nuestras empresas más admiradas, referente absoluto en incorporación de personas con otras capacidades) me ha enviado hoy el origen del brindis (un tema que comentamos ayer en “Palomeque”):

"1ª versión.- Wikipedia. Se piensa que el acto de brindar se originó en el siglo IV a.C., pero se realizaba por una razón bien distinta a la actual. En la antigua Roma para asesinar a alguien era usual que se envenenaran las copas, por lo que los anfitriones como símbolo de confianza chocaban fuertemente las copas con sus invitados, lo que producía que el líquido de una copa pasara a la otra. De este modo quedaba claro que no había habido ningún tipo de envenenamiento pues los dos que hacían el brindis bebían lo mismo.

2ª versión.- Según el diccionario de la Real Academia Española el término brindis significa:

Del aleman "bring dir's", yo te lo ofrezco.

1. Acción de brindar con vino o licor.

2. Palabras que se dicen al brindar.

El origen del término se remonta al siglo XVI, y tiene como motivo la celebración de una victoria del ejército de Carlos V sobre su oponente. Según relatan los historiadores, el lunes 6 de Mayo de 1.527, las tropas de Carlos V toman de forma victoriosa Roma y la saquean. El saqueo fue algo imprevisto. Lactancio, caballero mancebo de la corte del Emperador, convencerá a su interlocutor, el Arcediano del Viso, testigo del saqueo, de que el Emperador ninguna culpa tuvo en ello y de cómo Dios lo permitió por el bien de la cristiandad.

Con motivo de tal victoria, cuenta la historia, que los mandos militares llenaron sus copas de vino, las alzaron al frente y dijeron la frase anteriormente citada: "bring dir's", yo te lo ofrezco. Este hecho, ha dado lugar a la tradición de brindar cuando se celebra algo."

Y un entrañable recuerdo a Pablo Antoñanzas, repentinamente fallecido a los 50 años el pasado sábado en una reunión de trabajo en Marbella con uno de sus clientes y su hermano Jaime, socio en Comunica + A. Quiero mucho a la familia de Juan Miguel Antoñanzas, uno de los mayores directivos españoles de la historia, y hablé de Pablo en este blog el Viernes 13 de febrero de 2009, cuando compartimos la VIII edición de la Escuela de Emprendedores organizada por Junior Achievement. Escribí entonces:

Pablo Antoñanzas (uno de los 10 hijos del mítico Juan Miguel Antoñanzas, sin duda uno de los mejores ejecutivos de nuestro país de todos los tiempos) ha estado sensacional. Su compañía, Comunica + A, con 180 profesionales y 40 grandes clientes, es la mayor de capital español en su sector. Les ha hablado a los chicos de “la generación sin problemas” (los nacidos alrededor del 92, el año de los Juegos, la Expo y el AVE), les ha dicho que “España es el país más divertido del mundo”, que toda iniciativa (por ejemplo, llevar una familia, organizar un partido, quedar con las amigas a pasar la tarde) es una empresa, de que efectivamente “emprendedor es toda persona que acomete un proyecto”, que en su casa aprendió grandes principios, como:

- “el dinero es uno y sale del mismo cajón”

- las obligaciones existen

- pasarlo bien es casi una obligación

- la generosidad entre socios es esencial

- ser emprendedor y no ser optimista es imposible

- el dinero no lo es todo

- hace falta un líder (en su empresa, su hermano Jaime “manda”)

- primero los bueyes, luego la carreta

- todo se arregla con trabajo y esfuerzo

- a cada sapo, su pedrada

- el esfuerzo, la ilusión y el compromiso valen muchísimo más que el conocimiento y la experiencia

- ser superdetallista. Cuidar a tope el detalle.

Me ha encantado la presentación de Pablo Antoñanzas. Se nota que en Comunica + A (que tiene una media de edad de 26 años) creen que “la gente joven va a cambiar el mundo”. Porque allí, según Pablo, “se curra que alucinas pero se pasa pipa”.

Se da la circunstancia de que en las últimas Fallas de Valencia, en la corrida de toros del 19 de marzo, compartieron el tendido del Rolex Carmen Lomana (Fallera Mayor de la Falla de la Avda. de Francia, con la que hicimos la ofrenda gracias a Eric) y Pablo, como recogió ampliamente el diario valenciano del Grupo Vocento Las provincias (www.lasprovincias.es/v/20110319/culturas/carmen-lomana-estrella-coso-20110319.html).

Así debe ser la vida, como la agencia de comunicación de Pablo: “Se curra que alucinas pero se pasa pipa”. Has dejado un enorme legado por el que te recordaremos siempre.

martes, 26 de julio de 2011

Las personas más creativas del mundo

Jornada entre Aragón y Madrid, presentando propuestas para el próximo curso.

He estado leyendo en la revista “Fast Company” el especial sobre “Las 100 personas más creativas del mundo de los negocios 2011”. Encabeza la lista el palestino Wadah Khanfar, DG de Al Jazeera, que tanto ha jugado en las revueltas árabes. Comparten podio Scott Forstall (Apple) y Yuri Milner (Digital Sky). En el top ten, Jack Dorsey (Twitter), Sebastian Thrun (Google), Guo Pei (Rose Studio), Sal Khan (Khan Academy), el presentador Conan O’Brien, el médico Jim Yong Kim y la periodista Arianna Huffington. Del 11 al 20, el chef de la Casa Blanca Sam Kass, Oprah Winfrey, Elizabeth Murdoch (hija del magnate), David Kobia, Eric Dishman (Intel), Elon Musk (Tesla Motors), Alisdair McGregor (Arup), Bridgette Shannon (Corning) y Reshma Shetty (Gingko Bioworks).

Del 21 al 30, Chris Cox (Facebook), Ted Sarandos (Netflix), Debra Sandler (Mars), Kati London (desarrolladora de juegos en Nueva York), el bloguero Han Han, Sitaram Asur (HP Labs), Carol Kruse (ESPN), Scooter Braun (que ha lanzado a Justin Bieber en Youtube), Tony Sheh (autor de “Delivering Happiness”) y Chip Kelly (coach del equipo de fútbol de la Universidad de Oregón).

Del 31 al 40, Paul Farmer (Partners in Health), Ann Hand (Proyect Frog), Oliver Bao (Depth Analysis), Trevor Edwards (Nike), Rebekah Cox (Quora), Calvin Ching (Qfang), Shahfard Rafati (Broadband TV), Jack Abraham (Milo), la actriz Tina Fey y Stephan Burach (BMW).

Del 41 al 50, John Jay (Wieden-Kennedy), Marcos Wescamp (Flipboard), el diseñador Naoto Fukusawa, Andy Mooney (Disney), Alison Pincus (One Kings Lane), Sam Calagione (fundador de la cervecera Dogfish Head Craft), el emprendedor indio Chetan Bhagat, el músico Bruno Mars, Baratunde Thurston (The Onion) y Nizan Guanaes (del grupo brasileño ABC).

Del 50 al 75, Joy Anderson (Criterion Ventures), el malayo Tony Fernandes, el jefe Almir de los surui del Amazonas, Christian Parkes (Levis), la diseñadora de origen finlandés Johanna Uurasjarvi, Sunni Brown (BrightSpot), el italiano Giovanni Coella, el magnate brasileño Eike Batista, Aaron Levie (Box.net), Laura Ching (Tiny Prints), el nigeriano Nnaemeka Ikegwuonu, Gabriel Charlet (Alcatel-Lucent), Jenna Lyons (J.Crew), Charles Ferguson (Insde Job), Tim Palen (Lionsgate), Kevin Systrom (Instagram), Jess Thorm (Maximum Fun), el “edutainer” Hans Rosling (TED), Jason Castriota (Saab), Yvette Campbel (The Harlem School of the Arts), el chino Dong Mingzhu (Grae), el productor Ryan Seacrest, el brasileño Oskar Metsavant (Oskien), Jessica Mah (inDinero) y Pamela Davis (University of California, Davis).

Finalmente, del 75 al 100 están Rio Caraeff (Vevo), B. Bonin Bough (Pepsico), la diseñadora Colleen Atwood, Leila Chirayath Janah (Samasource), la autora Suzanne Collins, Tara Walpert Levy (Visible World), Jan Chipchase (Frog Design), Elra’a Al Shafei (CrowdVoice), Seth Priebatsch (Scvngr), el empresario inmobiliario chino Wang Shi (Vanke), David Bohrman (CNN), Michelle Khine (Shrink Nanotechnologies), Bran Ferren (Applied Minds), Mitch Resnick (MIT Media Lab), el escritor japonés Natsumi Iwasaki, Mindy Grossman (HSN), Nicole Vanderbilt (mydeco.com), Colin Archpiley (Veterans Sustainable Agriculture Training), Sophie Buhai (Vena Cava), Jane Ritson Parsons (Hasbro), el artista Tom Sachs, Bobby Bruenewald (YouVersion), Rachel Sterne (Chief Digital Officer de la ciudad de Nueva York), Charlie Javice (Power UP) y Mikael Hed (Rovio).

Los 100 más creativos son mayoritariamente estadounidenses, trabajan en empresas de prestigio (contextos donde se ponen en valor), ligados a la tecnología y con propuestas vanguardistas.

Desgraciadamente, ningún cocinero, ningún español. Particularmente, incluiría a los cocineros y dueños de Palomeque, donde he almorzado con Irene, Jorge y Javier. Uno de los mejores restaurantes que conozco: creativo, con un producto delicioso y siempre sorprendente. Mi agradecimiento a Fernando y Vanessa, de Palomeque, y a mis amigos con los que he compartido mesa y mantel.

lunes, 25 de julio de 2011

Desconecting people

25 de julio, festividad de Santiago Apóstol, patrón de España. Lunes no laborable en 6 de las 17 comunidades autónomas (entre ellas, en Madrid).

Esta semana, en lugar de apuntar los artículos del finde que más me habían interesado, he esperado a que Luis Picazo, uno de los mejores psicólogos de nuestro país, me enviara su “Coaching y Liderazgo semanal en prensa” (como lo hace con puntualidad británica cada domingo a las 7 de la tarde). Coincidimos prácticamente al 100% en la elección.

Del sábado y domingo pasados, ambos destacamos “Desconecting people”, de Arancha Bustillo en Expansión & Empleo (www.expansion.com/2011/07/22/empleo/mercado-laboral/1311354317.html), con opiniones de Claude Viala (BPI), José Manuel Casado (2C), Pilar Jericó (Be Up) y un servidor.

Cuando Arancha me llamó sobre este tema de cómo desconectar en verano, le contesté lo siguiente (en el artículo en cuestión siempre hay que abreviarlo):

- Los seres humanos tenemos que diferenciar proceso (continuo, sin fin) de proyecto (con principio y fin). Una temporada (de septiembre a julio) debe ser un proyecto, y hemos de "ritualizar" su finalización. Si los procesos son infinitos, los rendimientos son decrecientes.


- Sin reflexión/descanso no puede haber acción/ nuevos propósitos... para la nueva temporada. Como mínimo, dos semanas de desconexión.


- Es la época en la que nos debemos entregar a nuestras aficiones favoritas: amigos, deportes, lecturas, arte, etc y volver a ser nosotros mismos. Sólo somos mejores profesionales si somos mejores personas.


- Debemos evitar la blackberry (aunque nos cueste mucho), el portátil, el ordenador y a ser posible el reloj.


- El "dolce fare niente" es prueba de civilización. Hemos de disciplinarnos en no hacer nada, de vez en cuando, en verano.

También destaca Luis Picazo (y un servidor con él) de Expansión & Empleo “Librarse del talento estrella puede ser rentable” de Tino Fernández (www.expansion.com/2011/07/22/empleo/desarrollo-de-carrera/1311351951.html?a=a8536c7d06d8b0257a8793bbabb7524b&t=1311619260). Se refiere a los casos de John Galiano (despedido de Christian Dior) y Charlie Sheen (despedido de Warner). "No hay nada más peligroso para la empresa que un liderazgo carente de ética o valores (predador destructivo), aunque ese profesional tenga grandes capacidades y motivos. La organización tiene que expulsar a estos pseudolíderes, no sólo por cuestión de imagen sino por su propia supervivencia futura. Apartándolos dejará claro además el mensaje de que está haciendo lo correcto" (José Medina). “La pregunta que se debe plantear es si el mal viene de una persona o si se trata de algo sistémico y, por tanto, ese comportamiento tenía lugar porque la cultura organizacional de la empresa transmitía que esta era la manera de comportarse si se quiere prosperar en la compañía" (Douglas McEncroe).

En Expansión, pero el viernes 22, Beatriz Elías trataba, desde los RR HH, la privatización de AENA y Loterías en “Empresa privada para todos los públicos” (www.expansion.com/2011/07/22/empleo/desarrollo-de-carrera/1311350176.html), con opiniones de Ignacio Álvarez de Mon, Alfonso Alonso, Pilar Jericó, Elisa Martínez, José Ignacio Jiménez, Miguel Cuenca y un servidor.

De Cinco Días, “Optimistas ante la adversidad” (www.cincodias.com/articulo/directivos/optimistas-adversidad/20110723cdscdidir_1/) de Paz Álvarez, con opiniones de Ovidio Peñalver, Antonio Garrigues, Ángel Cabrera, Mauro Guillén, Alberto Gimeno y Manuel Becerra. Los ejecutivos españoles son optimistas a tres años vista (2014).

Y de ayer domingo, en El País Negocios, “Se busca emprendedor fracasado” (www.elpais.com/articulo/carreras/capital/humano/busca/emprendedor/fracasado/elpepueconeg/20110724elpnegser_1/Tes), de Miguel Ángel Méndez. Purificación Paniagua (Neumann) comenta que las empresas están pidiendo ex empresarios a los que no les ha ido bien. ¿Mito o realidad?

En El País Semanal, “Prisioneros de la red” (www.elpais.com/articulo/portada/Prisioneros/Red/elpepusoceps/20110724elpepspor_7/Tes) de Francesc Miralles, que nos habla de la tecnoadicción y nos propone “datasiestas”. Pues eso, “Desconecting people”.

Gracias a todos ellos, y a Luis, por aportarnos tanta "alimentación para la reflexión".

domingo, 24 de julio de 2011

Una parodia de la justicia

Esta mañana he ido a ver “Betty Ann Waters” (Conviction), una película protagonizada y producida por Hillary Swank, dirigida por Tony Goldwyn (el actor que hacía de malo en “Ghost”). La historia real de dos hermanos con una infancia muy difícil (su madre tuvo 9 hijos de 7 relaciones y ellos vivieron en casas de acogida). En 1983, Ken Waters fue acusado de asesinato de una exnovia y condenado a cadena perpetua (afortunadamente, en Massachussets no hay pena de muerte). Betty Ann cree en su inocencia, estudia Derecho, consigue recuperar las pruebas, utiliza el ADN y junto con la ONG neoyorkina Inocencia hace posible que, 18 años después, su hermano salga libre. En 2009 consiguió del ayuntamiento de Ayer, Mass. 3’4 M $ de indemnización.

Se trata de un relato de tenacidad y superación a lo Erin Brokovich con el que los estadounidenses nos obsequian con frecuencia (me la recomendaron antes de ayer Mar y Enrique y me ha gustado mucho). Sin embargo, es una lástima que el todavía país más poderoso del planeta cuente con una justicia tan lamentable (“una parodia de justicia”, la califica el director de Inocencia). En este caso, va más allá de la chapuza para adentrarse en la vileza: testigos que cometen perjurio, ambiciones de la policía de turno para ser ascendida, un jurado que se basa en que el tipo sanguíneo del autor y del acusado son el mismo para tan dura condena… Sólo el espíritu de superación de la hermana (que creyó en él, a diferencia de los demás, y se sacrificó en consecuencia) y el milagro de que las pruebas no se destruyeran (cuando por ley debían haber desaparecido a los 10 años) dieron la merecida libertad al reo. Ken Waters fue liberado en marzo de 2001 y falleció 6 meses después, tras caer de un muro y sufrir un cortocircuito en casa de su hermana tras cenar con su madre. “Fui uno de los afortunados”, había declarado cuando salió de prisión. Desde 1982, 242 exoneraciones post-condena, incluyendo 17 en el corredor de la muerte, en los EE UU.

Se trata de no rendirnos jamás, por difícil que resulte (Betty Ann, divorciada y madre de dos hijos, trabajó de camarera mientras estudiaba leyes). He estado leyendo el último best-seller de realización personal, NO TE RINDAS, del catedrático de psiquiatría Enrique Rojas. Un recorrido vital “para aprender a ser optimistas”, por las cuatro notas de la felicidad (amor, trabajo, cultura y amigos) partiendo de la primavera (abril: del amor de alta velocidad al de larga duración; mayo: dejar de ser hijos para poder ser padres; junio: los amigos, nuestra familia espiritual), el verano (julio: felicidad; agosto: la dicha se administra en pequeñas dosis; septiembre: la alegría), el otoño (octubre: crecer más allá de los límites; noviembre: nuestro maestros cotidianos; diciembre: la cosecha de la sabiduría) y el invierno (enero: liberarnos del peso del pasado; febrero: adiós a la ansiedad; marzo: superar el miedo a la muerte).

Un libro muy completo, que trata los principales temas de la naturaleza humana de forma didáctica. En cada mes, un test de comprensión y un conciso decálogo de consejos. Si la esperanza de vida en España es de 81’5 años y la dividimos en 12 partes (cada mes serían 6 años y 9 meses), a los 47 años un servidor estaría –si parte de abril- acabando su séptimo mes: a finales de octubre, en los inicios del otoño. Para "crecer más allá de los límites", el Dr. Rojas me/nos recomienda:

I. Madurar es adaptarse y evolucionar a través del cambio.

II. Deja a Peter Pan para los cuentos (la falta de compromiso).

III. Actúa ante todo.

IV. Evita el síndrome de Simón (soltero, inmaduro, obsesionado con el éxito y narcisista).

V. Aprende a decir “te quiero”.

VI. Rompe tus límites mentales.

VII. Elimina la palabra imposible de tu vocabulario.

VIII. Resta importancia a lo negativo.

IX. Haz de cada obstáculo un peldaño.

X. Disfruta del tiempo solo y en compañía.

“Estamos pasando de un mundo donde el grande se come al pequeño a un mundo donde los rápidos se comen a los lentos” (Klaus Schwab, presidente y fundador del Foro Económico Mundial de Davos).

Gracias a quienes nos ayudan con sus consejos (Enrique Rojas, Álex Rovira, Mario Alonso Puig) y con su ejemplo, como Betty Ann Waters, Erin Brokovich o las madres más cercanas a nosotros que educan maravillosamente a sus hijos con amor y exigencia, para que luchen toda su vida por la dignidad, la libertad y la justicia.