Páginas vistas en total

sábado, 29 de octubre de 2011

You make me feel better

Precioso hoy el programa “Pensamiento Positivo” (ABC.Radio, los sábados, de 13 a 14 h), que lidera Sergio Fernández, con Pilar Jericó hablándonos de su último libro, “Hérores cotidianos”. Cristina Serratto (periodista, actriz, cantante de ópera, modelo, políglota –habla seis idiomas-) ha hecho una preciosa presentación de Pilar y de un servidor. Lo hemos pasado muy bien con Sergio y su equipo, las personas que han asistido (Isabel, Raúl, Cristina y todos los demás). La foto del programa puede verse en el twitter de Pilar Jericó: twitter.com/#!/PilarJerico/status/130254266446249984/photo/1

He estado viendo (casi todo el) Valencia- Getafe. Resumen en www.valenciacf.com/contenidos/Actualidad/Noticias/2011/10/Noticia_32830.html?__locale=es El Barça-Mallorca y, a partir de las 22 h, el Real Sociedad-Real Madrid. Cuatro goles en Mestalla (dos de Feghouilli), cinco en el Camp Nou (hat-trick de Leo Messi, golazo de Alves) y uno (en el minuto 9) en Anoeta. Creo que entre ellos tres está la Liga. Muy bueno el análisis de Mourinho en San Sebastián tras el partido.

Y leyendo el último libro (hasta diciembre) de José Antonio Marina, “Los secretos de la motivación”. He disfrutado mucho de esta obra del maestro, escrita para padres y docentes, que “debemos intentar que nuestros alumhijos sean mejores que nosotros”. Como dice/escribe JAM, “motivación” es un término académico para designar la energía que nos mueve. Parte de los deseos (“la esencia del hombre es el deseo”, Spinoza; “el hombre es una inteligencia deseante o un deseo inteligente”, Aristóteles; “Cada uno es lo que ama”, San Agustín).

I. Los mecanismos de la motivación. Marina distingue entre inteligencia generadora (produce ocurrencias, ideas, sentimientos) e inteligencia ejecutiva (somete a inspección esas ocurrencias y pasa a la acción –o no-). La motivación incluye el deseo y además el atractivo o valor de un objeto o de una actividad. La ecuación principal del libro es Motivación = deseo + valor del objetivo + facilitadores de la tarea.

Dos tipos de motivación: motivación de inicio (decisión inicial) y motivación para la tarea (activación continua de la decisión inicial). Educar es “fomentar la motivación adecuada”. En la “cafetería del campus”, y partiendo del mundo de la publicidad (efecto “Mad Men”), JAM le pregunta a Álex Rovira “¿Cómo puede ser modificada una actitud?”. Con dos grandes estrategias: adaptación a las actitudes existentes y ruptura, modificar el punto de vista.

II. El cambio de conducta. “Somos híbridos de naturaleza y cultura”. Tres escuelas de psicología: conductista, cognitiva (Miller, Gardner, Ellis, Beck, Seligman) y emocional. “Las (terapias) conductuales utilizan sólo los métodos de premio y sanción; las cognitivas emplean la modificación de las creencias, y las emocionales pretenden cambiar los esquemas afectivos. Los ocho recursos educativos son el premio (Skinner), la sanción (Carrobles), el ejemplo (Bandura), la selección de la información y el cambio de creencias (Ellis, Beck, Seligman), el cambio de deseos y sentimientos (Goleman), el razonamiento (comprender el sentido de las cosas), el entrenamiento (Marina no emplea el término “coaching” en todo el libro) y eliminar los obstáculos para el aprendizaje (los hermanos Heath lo llamarían “allanar el camino”).

III. Los tres grandes deseos: 1. El deseo de bienestar personal. 2. El deseo de relacionarse socialmente, formar parte de un grupo o ser aceptado. 3. El deseo de ampliar las posibilidades de acción (“el más específicamente humano”). Son deseos matriciales.

IV. Sesión de entrenamiento. El primer objetivo es influir en los deseos (enlazar el objetivo con los tres grandes deseos o sus motivadores), quitar los obstáculos que puedan impedir ese enlace, despertar alguna emoción que impulse hacia la nueva meta, premiar algún acercamiento a esa meta o el cumplimiento de una acción, mostrar que una actividad es un medio para conseguir algo que se desea. El segundo objetivo es influir en los valores e incentivos (en Sodexo lo llaman Vivir, Crecer, Desarrollarse). Tercer objetivo, intervenir en los facilitadores (para cambiar creencias, el aumento de las expectativas, la conciencia de la propia capacidad para alcanzar la meta, la facilidad de la tarea, la atribución del control). Marina pone tres ejemplos: estudiar más, el deseo de vivir juntos y el lanzamiento de un producto.

V. Toma de decisiones. Comienza la humanización. Significa pasar de educar los deseos a adquirir los mecanismos ejecutivos. Es el “efecto Münchhausen” (el deseo se transforma en mi proyecto; me comprometo). JAM introduce EL DEBER. De hecho, hay tres clases de deberes: de coacción (impuestos por la autoridad coactiva), de compromiso (promesas, propósitos, contratos) y derivados de un proyecto. Marina cita a Daniel Pink y su Motivación 3.0. (la 1.0. es la basada en necesidades básicas y la 2.0. la construida sobre el palo y la zanahoria, la 3.0. es por autonomía, por competencia). La 4.0., de Marina, es la motivación por el cumplimiento del deber (en “Los Mosqueteros de Guardiola” Leonor y yo lo llamamos “el triunfo del honor”). “Hay que acostumbrar al niño a que cumpla con su deber, y añadir que es su inteligencia es la que le señalará en cada momento cuál es”.

VI. La motivación para la tarea. Para la realización, hay que evitar el cansancio, el desánimo, el desinterés, la tentación y la procrastinación (dejarlo para más adelante). Para la perseverancia, los ocho recursos, desde el premio hasta la eliminación de obstáculos. JAM comenta la investigación de Walter Mischel, los niños de cuatro años y los dulces (esperar 15 minutos predice 215 puntos en el SAT 14 años después). La perseverancia como destreza se puede –y se debe- enseñar. ¿Cómo son los niños felices? Responde Didier Pleux: “Se aceptan como niños. Saben que hay cosas de adultos. Expresan sus emociones, sean negativas o positivas. Tienen confianza en ellos. Según su edad y la madurez de su lenguaje, nos pueden decir: “Es difícil pero empezaré otra vez”, “Yo también puedo hacerlo”, “Antes no sabía hacerlo, pero ahora sí”. Hablan bien de sí mismos: ¿Has visto lo que hago? ¡Mira qué deprisa corro! Disfrutan con las cosas. Se hacen cada vez más autónomos y saben evolucionar por etapas. Tienen sueños. Valoran sus cualidades personales. Son firmes en sus relaciones con otros.”

VII. La personalidad bien motivada. “La personalidad no es un hábito sino una tarea”. “Las motivaciones son ‘hábitos del corazón’”.

Todos sabéis de mi devoción por el maestro Marina. Este libro es una nueva motivación para ella.

Make me feel better. Me gusta mucho la campaña de la cadena Natura (www.naturaselection.com):

“El sabor de tus besos. Una buena conversación. Fluir. Abandonarme en mi galaxia paralela. Perderme en el gentío de la gran ciudad. Sentir el frío de la montaña. Respirar hondo. La calidez de la amistad verdadera. Fallar, equivocarme y saber rectificar. Tocarte. Conseguir disfrutar el presente de forma prolongada. Saber perdonar. Un baño en alta mar. Sentirme minúsculo en la inmensidad. Hacerme gigante en tus caricias. Dormir en el desierto. Contemplar la hoguera de tu cuerpo. Los espárragos silvestres. Canalizar el miedo. Reír hasta llorar. La luz y la oscuridad. Viajar sin día de retorno. Volver a casa y… ¿qué dices, nos apareamos de nuevo?”