Páginas vistas en total

viernes, 28 de octubre de 2011

Tintín y los nuevos filósofos

Jornada en Madrid, en un día muy apacible para esta época del año. Desayuno de trabajo con mi amigo Carlos, que está plenamente inmerso en un proyecto para emprendedores que va a ser espectacular (con las cifras que maneja, su comunidad de talento se va a convertir en el primer “empleador” de nuestro país). Después he ido a la sede madrileña de la Deusto Business School, a reunirme con Jesús Mari Iturrioz, ex DG de la Kutxa, uno de los mejores coaches de España y Director Académico del Máster en Coaching Ejecutivo (MCE) de la Universidad de Deusto. Jesús Mari, MBA y Doctor en Economía por la Universidad de Deusto, se ha formado en Stanford, Wharton, IMD y Harvard. El MCE, que imparten Manuel Seijo, Erik de Haan, Charlotte Sills y Ghislaine Caulat, tiene un enfoque de Coaching Relacional, consta de 7 módulos de jueves a sábado (comienza en marzo de 2012) y su importe es de 19.700 €.

Almuerzo en un restaurante donostiarra (tortilla de bacalao y chuletón) con Leonor Gallardo para hacer balance de los primeros quince días en las librerías de “Los Mosqueteros de Guardiola” y planificar el próximo libro de temática deportiva. El libro-trailer de “Los Mosqueteros de Guardiola” puede verse en Youtube:

http://www.youtube.com/watch?v=xq-yJgyMMk4 (castellano)

http://www.youtube.com/watch?v=usVUtehykJg (Catalán)

En el nuevo Actualidad Económica, un estupendo reportaje de 8 páginas de Marta García Aller a Tomás Fuertes (El Pozo), ‘El Rey del Embutido’: “Para crear empleo, hay que bajar los impuestos”. “Ahora es el momento de endeudarse y comprar en bolsa” (Fuertes ha entrado con un 5% en Sacyr y planea más operaciones). “Gran parte de la culpa de la situación la tenemos los empresarios porque al trabajador hay que educarlo. No hay que pagar tanto el trabajo como la productividad de los empleados. Los salarios deben estar ligados a ella. Para ganar mucho no hay que fabricar mucho, sino bueno y barato.” Este artículo, como el cerdo (al que Tomás Fuertes considera “milagro de Dios”), no tiene desperdicio. Felicidades, Marta, por un artículo tan bueno.

En la misma revista, “¿Empieza el paro a rebañar cuellos blancos?”, de Susana de la Riva; “El sudoku de la Economía española”, de Miguel Ors Villarejo; “Amazon lo cambiará todo”, de Miguel Ángel Uriondo, “Cortefiel redibuja sus patrones”, de Raquel Lánder y “Porque esto es África”, también de Marta García Aller. Reconozco que lo que me gusta de AE son estos artículos de buenos periodistas sobre empresas (como también la página del profesor Luis Garicano sobre empresarios innovadores de verdad y no practicantes del ‘pelotazo’) y no el ruido de sables de politiqueo antigubernamental y supuestamente liberal.

El Cultural de El Mundo trae en portada “10 nuevos filósofos” para pensar los fundamentos de nuevo cuño, la precariedad moral, la globalización y el abismo de las redes. Se refiere a Jorge Fernández Gonzalo (Filosofía zombie), José Sánchez Tortosa (El profesor en la trinchera), Rocío Orsi (El saber del error), David Casacuberta, Eduardo Maura Zorita (Walter Benjamin. Crítica de la violencia), Belén Altuna (Una historia moral del rostro), Luis Sáez Rueda (Ser errático. Una ontología crítica de la sociedad), Inmaculada Murcia, Joaquín Fortanet y Domingo Hernández (La comedia de lo sublime). Para primeros de 2012 me voy a hacer un “curso personal” con la obra de todos ellos. Le agradezco mucho a Jacobo Muñoz el haber realizado esta selección.

También en El Cultural, Juan Palomo nos adelanta el próximo libro de José Antonio Marina, “Pequeño tratado de los grandes vicios”, que publicará Anagrama en diciembre (de momento, un servidor está con “Los secretos de la motivación”, de la Biblioteca UP): “El filósofo se transforma de nuevo en detective psicológico para acercarse al “corazón de las tinieblas” e investigar “una poderosa y duradera tradición de la cultura occidental”. El libro de JAM en Anagrama inicia cada navidad como ningún otro acontecimiento literario. También en diciembre, Álex de la Iglesia nos ofrecerá su nueva película, “La chispa de la vida”, con Salma Hayek, José Mota, Santiago Segura, Juan Luis Galiardo, Fernando Tejero y Juanjo Puigcorbé. La historia de cómo un publicista en paro tiene la oportunidad de su vida tras sufrir un aparatoso accidente. “Empieza el espectáculo”. Trailer en: www.antena3.com/se-estrena/noticias/trailer-chispa-vida-alex-iglesia_2011092100046.html

Me apunto de esa revista cultural leer “The secret knowledge”, del dramaturgo David Mamet. Un ensayo sobre el desmantelamiento de la cultura estadounidense. Y leo la crítica de Carlos Reviriego a Tintin: ¿Gran cine de aventuras o discutible traición a la literalidad del cómic?, se pregunta Carlos. En 1984 la Fundación Miró hizo la exposición Tintin y varios intelectuales (entre ellos Juan Cueto, Maruja Torres y Román Gubern) firmaron un manifiesto contra ella, porque prorrogaba “la imagen infantiloide que sufre la narrativa dibujada”. Reviriego comenta sobre la actual “forma” de Spielberg: “Las imágenes que llegaban remitían a la inexpresividad digital de The Polar Express y hacían temer una desangelada adaptación “mainstream”. Además, el fracaso épico de la cuarta entrega de Indiana Jones (que agotaba su tour de force en sus excelentes primeros diez minutos) y el escandaloso déficit de calidad de las aventuras televisivas de Spielberg (Falling Skies y Terra Nova) tampoco anidaban muchas esperanzas en el autor de Minority Report (2002), su última gran obra. ¿Había perdido la forma creativa el otrora rey Midas de Hollywood?”. El autor de esta crítica califica la cinta de “artefacto impecable, de una culminación estética y un vértigo narrativo abrumadores, capaz de llevar el sentido de la aventura en el cine a nuevas cotas”, pero también del “escaso interés emocional que produce el filme –algo que tal vez no haya que achacar a los responsables, sino a la fría sensibilidad de las historietas de Hergé-, y sus manifiestas traiciones a la literalidad”. De la línea clara del dibujante belga al barroquismo en 3D de SS.

Precisamente esta tarde he ido con Zoe a ver “Las aventuras de Tintín. El secreto del unicornio”. A ella, con 10 años, le ha encantado (y me ha demostrado estar muy puesta en Tintín). Reconozco que yo era más de Astérix y de Mortadelo y Filemón que de Tintín y Milou. En cualquier caso, comparto al 100% el análisis de Carlos Reviriego: impecable factura técnica (especialmente el plano-secuencia de cinco minutos en la persecución de Bagghar, muy a lo Indiana Jones), frialdad emocional, Sakharine como un malo malísimo en plan “villano Marvel”, Haddock demasiado beodo y Hernández y Fernández más estúpidos que en las viñetas. El verdadero héroe, el talento de la película, es Milou. Jaime Bell (Billy Elliot, cuando tenía 14 años; Esca, este año, en La legión del águila) es Tintín. Andy Serkis (Gollum, hace 10 años en El señor de los anillos y pronto en El Hobbit; el King Kong de Peter Jackson hace 6 años) es el Capitán Archibaldo Haddock. Daniel Craig (James Bond en los 007 de 2006 y 2008) es Sakharine.

Ayer se estrenó en Europa y el 21 de diciembre en EE UU. Seguro que será un éxito de taquilla y ya se está preparando la segunda parte. A sus 65 años, poco queda del Spielberg de ET, los primeros Indiana Jones, Parque Jurásico o La lista de Schindler. Veremos qué hace con Lincoln, que está filmando actualmente con Daniel Day-Lewis y Tommy Lee Jones.