Páginas vistas en total

martes, 11 de octubre de 2011

El Challenge y la Ciudad Eterna

Hemos quedado esta mañana en la T4 del aeropuerto de Barajas a las 6.30 horas para iniciar el viaje del Challenge 2011 de EBS. Desde Extremadura el autocar ha salido a las 12.30 de la noche y ha ido recogiendo a los participantes, que han llegado al aeropuerto absolutamente ilusionados. El Challenge es la prueba outdoor más importante que conozco (por prolongada, por intensa, por planificada al máximo detalle) e influye poderosamente en quienes la viven cada año desde 2007.

En el viaje Madrid-Roma he estado leyendo “El sinsentido común”, de mi amigo Borja Vilaseca. Quiero y admiro mucho a este joven periodista barcelonés (30 años) que es una punta de lanza de la psicología positiva y del liderazgo conscientes desde las páginas de El País Negocios y la revista semanal del mismo periódico, así como desde la dirección del Máster en Desarrollo Personal y Liderazgo de la Universidad de Barcelona. Tanto él como su mujer, Irene Orce, están realizando una labor maravillosa en este cambio de era.

“El sinsentido común” es una visión que parte del viejo paradigma (el de la orientación al propio interés) y nos muestra la transformación hacia el nuevo (la orientación al bien común). Tres partes, 16 capítulos (cada uno, con una fábula inicial) y un camino a recorrer individual y colectivamente, de la economía inconsciente (impaciencia, mucha televisión, apariencia, relaciones superficiales, codicia, infelicidad), a través de la comunicación, la búsqueda de la verdad, la vida como aprendizaje (información, energía, entrenamiento), hasta el posmaterialismo (altruismo): sociedad orgánica, confianza en la vida, agradecimiento. Gracias, Borja, por este libro, y por haber titulado al punto 50 “La sensación de fluidez”. Como dices, “para trascender este malestar, el mejor remedio reside en fluir”. Muchos estamos plenamente de acuerdo. Me quedo con otra de tus frases: “El Amor es el camino y es la meta”.

Ya en Roma, la Ciudad Eterna, hemos ido desde el aeropuerto Leonardo da Vinci (que todos llamamos “Fuimicino” por el municipio que lo acoge) hasta el hotel Ergife Palace, en la Vía Aurelia. Una vez hemos tomado posesión del hotel y dejado las maletas, salida a la Plaza Risorgimento, junto a la Ciudad del Vaticano. Almuerzo con el equipo organizador de EBS, que lidera Carlos Ongallo, y breve visita a la basílica de San Pedro.

Por la tarde, a las 5, visita panorámica a la Ciudad. Este bloque de pre-Challenge es esencial para que los miembros de cada equipo se vayan integrando.

Cena en la Antica Trattoria Da GILDO, en la Via della Scala (Trastevere). Lo hemos pasado de maravilla con José María Alonso (compañero “chamán” en la edición de 2010 y en ésta), la profesora experta en marketing María Tascón y gran especialista en comunicación Fran Carrillo.

Mañana, despertador a las 6.30 de la mañana, desayuno a las 7 y a empezar la segunda jornada de este Challenge 2011.

A lo largo de esta semana, vamos a aprender mucho sobre cómo gestionar mejor la incertidumbre. Una experiencia vital asombrosa.