Páginas vistas en total

martes, 27 de septiembre de 2011

Sicofantas

Esta tarde he tenido el privilegio de participar en la presentación del libro “La Segunda Oportunidad”, de Martín Hernández-Palacios. Un magnífico libro.

Martín Hernández-Palacios y Martín-Neda es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, Diplomado en Comunidades Europeas por la Escuela Diplomática y en Altos Estudios Internacionales, es Diplomado en Derecho internacional público y privado por La Haya, y de Derechos Humanos por Estrasburgo. Asesor jurídico en el Parlamento Europeo, fue socio del bufete Cámara Legal y profesor en las universidades Francisco de Vitoria, Nebrija, Saint Louis y Missisipi. Desde 1999 es Director General de Aliter, Escuela Internacional de Negocios. Escribe en el Diario Negocio y es compañero en Dossier Empresarial.

Como ha tenido ocasión de comentar en esta presentación, “La Segunda Oportunidad” me parece un libro IMPRESIONANTE. He tenido hoy la misma sensación que pudieron tener quienes conocieron por primera vez textos como “La Colmena” de Camilo José Cela (Elena Gil, Directora del Área de Educación y Medio Ambiente de la Obra Social de Caja Madrid y Consejera de Jazztel, escribe en el prólogo que ha disfrutado de su lectura como de la de sus novelistas favoritos: Henry James, Joseph Conrad, Sandor Marai o Stefan Zweig). Es la historia de Andrés Ruiz de Moura, un abogado de éxito que, educado en los valores y con la posibilidad de elegir, toma el camino equivocado.

Elena Gil ha leído su prólogo, que es magistral. Y ha citado, como en la obra, a Lao Tse: “Sabiendo cuándo detenerte, estás a salvo del peligro”. Laura González-Molero, Presidenta de Merck, ha destacado la Introspección (“¿cómo sería mi segunda oportunidad?”) y la ausencia de líderes, así como la “carta de un ex amigo”, especialmente brillante en la obra. Una reflexión, como ha dicho Laura, interesante y dolorosa. Se ha referido a dos temas especialmente importantes para ella: el Emprendimiento y el Fracaso. Ha defendido a la sociedad civil y a la auto-exigencia y ha destacado las palabras que utiliza Martín, como “sicofanta” (persona que no tiene dignidad, vocablo empleado por Manuel Fraga Iribarne y que aparece con frecuencia en el teatro de Aristófanes).

El libro es un homenaje al teatro, a los empresarios como Enrique Jardiel Poncela o Pío Baroja, a grandes figuras como María Guerrero o Fernando Díaz de Mendoza, a saber gestionar bien el éxito (la triste historia del gran Errol Flynn), a autores de éxito literario y teatral como Benito Pérez Galdós. A la amistad: “La amistad es el plato fuerte de la vida” (Platón). El protagonista, abogado de profesión, utiliza el teatro para hacer buenas presentaciones. Se opone, al final de la obra, su forma de actuar con la del Abad de Silos, Dom Clemente. “La segunda oportunidad” es un homenaje a la familia y a los buenos valores que nos inculcan.

En el turno de preguntas, me he permitido preguntarle a Martín Hernández-Palacios si los malvados acaban ganando o perdiendo. “Los malvados pierden siempre porque interiormente se consumen”, ha declarado Martín.

Se ha comentado por parte del público (creo que ha sido mi buen amigo Félix Aguado) la siguiente cita de San Agustín: “Si queremos que los tiempos mejoren, seamos mejores personas”.

Dignidad, Gratitud, Honor. “La Segunda Oportunidad” es una gran novela, extraordinaria. Muchas gracias, Martín, por ofrecernos un texto tan completo. Y a María Cruces, Elena y Laura por hacer una presentación tan exquisita.

En el taxi hacia la Fundación Rafael del Pino, sede de la presentación, he escuchado un clásico de Michael Bolton: “How I’m supposed to be without you”:

www.youtube.com/watch?v=3aUvYBX4qIs&feature=related

I could hardly believe it

When I heard the news today

I had to come and get it straight from you.

They said you were leaving,

Someone's swept your heart away .

From the look upon your face, I see it's true

So tell me all about it, tell me about the

plans you're making

Then tell me one thing more before I go

CHORUS:

Tell me how am I suppose to live without you,

Now that I've been loving you so long.

How am I suppose to live without you,

How am I suppose to carry on,

When all that I've been living for is gone.

I didn't come here for crying,

Didn't come here to break down.

It's just a dream of mine is coming to an end.

And how can I blame you

When I build my world around.

The hope that one day, we'd be so much

more than friends.

And I don't wanna know the price I'm

gonna pay for dreaming,

even now it's more than I can take.

CHORUS:

(bridge)

And I don't wanna face the price I'm

gonna pay for dreaming.

Now that your dream has come true.


Preciosa canción, plena de sentimiento.

1 comentario:

FAH dijo...

Gracias x la referencia, Juan Carlos. Me ha gustado eso de “Los malvados pierden siempre porque interiormente se consumen”... y gran canción de Michael Bolton... que tiene muchas buenas. Abrazo.