Páginas vistas en total

jueves, 8 de septiembre de 2011

El mes patrio

Casi doce horas de vuelo Madrid-México DF dan para mucho. En la cartelera del avión, una decena de películas que en el 90% ya había visto (Super 8, Piratas 4, Los ojos de Julia…). Me atreví de nuevo con “Midnight in Paris”, de Woody Allen (esta vez, en inglés sin subtítulos). Si en la ocasión anterior, en el cine, me pareció simpática la búsqueda de una “edad de oro” (en el París bohemio de entreguerras), a la segunda oportunidad me vio a la reflexión sobre la idea de que “cualquier tiempo pasado fue mejor” porque los valientes de épocas pretéritas son admirados y alabados, en tanto que los contemporáneos suelen ser desdeñados. La valentía suele estar bien vista… en retrospectiva. Asímismo, vi “Algo prestado” (un petardo) y revisité “Thor”, la de superhéroes dirigida por Kenneth Branagh. Fue una sorpresa agradable el primer capítulo de la nueva versión de “Hawai 5-0”. Su música, tan característica, me recordó a la serie original, que se emitía (en blanco y negro) cuando era pequeño.

Más fructífera fue la lectura. He disfrutado mucho de “Claves para entender los nuevos derechos humanos” de la jurista María Eugenia Rodríguez Palop. La autora parte del reto de saber de qué estamos hablando cuando nos referimos a los derechos humanos (legitimados como un “Ábrete Sésamo”) y se aventura, con coraje, a establecer tendencias al respecto, para centrarse en los derechos humanos de nueva generación: al medio ambiente, a la autodeterminación de los pueblos, a la paz, al patrimonio común de la humanidad. Ecologismo y ambientalismo, sintonía entre individuo y comunidad, reformulación del bien común. Un libro muy didáctico que nos ayuda a comprender qué está pasando (respecto al papel del Estado, a la gobernanza internacional, a los derechos y obligaciones de los ciudadanos) y hacia dónde pueden ir las cosas.

Y también lo he pasado muy bien con “The talking manager” del profesor Álvaro González Alorda, con prólogo de Santiago Álvarez de Mon (IESE) y epílogo de un servidor. Un libro sobre el papel del directivo como generador de conversaciones valiosas, con una treintena de útiles consejos para mejorar la conversación y la empatía con los demás, así como una tipología de conversaciones (desgaste, calentón, rechazo e inspiración). Liderar es conversar. “La calidad del Liderazgo depende de la calidad de las conversaciones” (AGA).

En el capítulo de vídeos musicales, me quedo con “Por amarte así” de Ana Isabel y Cristian Castro: www.youtube.com/watch?v=qXmvMZNkxog

Respecto al menú, los señores de Aeroméxico se han animado a ofrecer (como alternativa al clásico pollo) nada menos que paella. Es la primera vez que un servidor come paella a bordo de un avión. Toda una iniciativa.

Llegada al Hotel Nikko de la Ciudad de México alrededor de las 9.30 de la noche. Un sándwich en la cafetería del lobby y a hacer tiempo para que el jet lag no me alcance.

En septiembre, México celebra “el mes patrio” de su independencia. Todo está engalanado con la bandera del país y con los símbolos nacionales. Una prueba fehaciente del orgullo de esta gran nación, tan hospitalaria.

Mi agradecimiento al personal de Aeroméxico en el vuelo 012 y al del Hotel Nikko, que combina la natural amabilidad mexicana con los exquisitos detalles de los japoneses.