Páginas vistas en total

domingo, 14 de agosto de 2011

Rafa

Se acabó lo bueno, estivalmente hablando. De vuelta a Madrid para iniciar la transición hacia una nueva temporada, que promete ser estupenda. Si el verano me dio el regalo de Silos, la quincena acaba con otro gran presente.

Ayer encontré, por una de esas “causalidades” que tiene la vida, en la librería británica de Puerto Banús (Bookworld) el libro Rafa. My story, escrito por Rafa Nadal y John Carlin. Llamé a John inmediatamente, encantado con el descubrimiento, y me comentó que debía ser una “primicia mundial”, porque el libro sale a la venta en EE UU y Gran Bretaña el próximo jueves 18 de agosto. Al parecer, la librería lo ha recibido antes y por eso contar con el primero de ellos. En su página oficial de Facebook, John Carlin escribió: “Noticias sorprendentes: "Rafa", el libro, supuestamente iba a tener su estreno mundial el día 18 en Inglaterra pero hoy mismo me entero que está en venta, en inglés, en una librería de Marbella. Con lo cual es posible que esté en venta en otras librerías "inglesas" en España. (Para los que no leen inglés hay buenas fotos, inéditas........)”.

Que un superdeportista (uno de los mejores de la historia) y un enorme talento literario (su libro “Playing the enemy” –El factor humano-, sobre Mandela y el Mundial de rugby en Sudáfrica es uno de los mejores que he leído nunca) hayan unido sus fuerzas es una magnífica noticia, porque nos quedará un legado para los años posteriores a que Nadal deje de ser el gran campeón que es.

Editado en EE UU por Hyperion Books y en Gran Bretaña por Sphere, el libro tiene 304 páginas, 43 fotos (la mayoría, cedidas por el propio Rafa Nadal) y 9 capítulos. Rafa inicia cada uno de ellos en primera persona, hablando de los momentos más importantes de su carrera deportiva (la final de Wimbledon de 2008, la final de la Copa Davis en Sevilla 2004, la final contra Djokovic del US Open de 2010…) y después Carlin, en 3º persona, habla del contexto de Nadal: la dicotomía Clark Kent-Superman (Nadal es extremadamente tímido fuera de la cancha y un agresivo guerrero cuando compite); su tio y coach Toni; el clan que forman los Nadal (una típica familia mallorquina); la metáfora del “colibrí” (hummingbird), el único animal que combina la estamina con la alta velocidad, capaz de aletear 80 veces por segundo durante cuatro horas; lo que significa para él ser mallorquín y vivir en Manacor; “Asesinato en el Orient Express” (una metáfora de Joan Forcades, su entrenador físico: como en aquella novela de intriga de Agatha Christie respecto a quién era el asesino, el éxito de Nadal es una extraña combinación de muchos factores; Forcades es el “Hércules Poirot” que los disecciona y provoca que se mantengan); sus mujeres (su madre, su hermana y su novia, “María Francisca”, a la que llama “Mary” y no “Xisca”, como dice la prensa; ella no conoce a nadie que la llame así).

Como si de una obra de teatro se tratara, el libro se inicia con un “Cast of characters” (reparto). La familia de Nadal: padre, madre, hermana, tíos, tía, abuelos paterno y materno; el equipo (agente, terapista físico, jefe de comunicación, entrenador físico, segundo entrenador, agente de Nike, doctor y entrenador en su juventud) y sus amigos (su novia, amigos de la infancia y Carlos Moyá). Los tres círculos concéntricos sin los que Rafa Nadal no sería lo que es, en el deporte y en la vida.

Desde siempre me han interesado las cualidades personales y profesionales de Rafa Nadal. Tanto Helena López Casares (en su libro Nadal, pasión y coraje, que era un enfoque muy útil desde las competencias) como Santiago Álvarez de Mon (en sus conferencias, artículos y caso empresarial) nos habían acercado a sus claves. John Carlin, que en su día hizo el mejor retrato del más noble líder (Nelson Mandela, que ha ennoblecido como pocos el arte de la política), remata la jugada, al ofrecernos un Rafa Nadal caleidoscópico, completísimo, cercano hasta poder abrazarle y desde una amplia perspectiva, como si le diseccionaran los médicos de aquel famoso cuadro de Rembrandt.

Rafa Nadal, héroe shakespeariano, gracias a la acertadísima pluma de John Carlin y trabajando directamente con el super-tenista. Es un libro IMPRESCINDIBLE para entender el porqué de uno de los mejores deportistas y para conocer en la práctica las claves del liderazgo de esta nueva era: un liderazgo muy “confuciano” (muy apegado a la familia y los amigos muy íntimos, muy tranquilo y humilde), en el que los coaches juegan un papel determinante y en el que la fortaleza mental (el “colibrí”, que toma decisiones en décimas de segundo) lo es todo: “la mente sobre la materia”, como titulan Rafa y John uno de sus capítulos.

El libro no elude asuntos espinosos, como la separación de sus padres (que le costó más de un año superar), el miedo a ganar, su orgullo de ser español (en un país, como escribe Carlin, en el que muchos anteponen su comunidad autónoma a la nación) y su gran afición al Real Madrid (el equipo de su padre, aunque su tío Miguel Ángel Nadal jugara en el Barça), la idea de “clan” mallorquín a la siciliana… Muy valiente, muy de agradecer.

¿Mi frase favorita del libro? Está en la página 64 de la edición británica y es de Toni Nadal, el tío y coach de Rafa: “Humilde es lo que uno tiene que ser. No hay un mérito especial en ello. Es más, yo no utilizaría la palabra ‘humilde’ para describir a Rafael. Él conoce su lugar en el mundo. Todo el mundo debería conocer su lugar en el mundo. Lo que pasa es que el mundo ya es bastante grande sin que tengas que imaginarte que tú también eres grande. La gente a veces exagera esto de la humildad. Es una cuestión simplemente de saber quién eres, dónde estás, y de que el mundo va a seguir exactamente igual como está sin ti”. John Carlin escribe que “Todo en su camino le ha preparado a Rafa Nadal para comportarse de ese modo. Para que no acabara como una superestrella, Toni y sus padres se han asegurado de que siempre sea una persona humilde. Y en lugar de aplaudirle por su humildad, lo han visto como un elogio excesivo.

Estoy convencido de que “Rafa. My story” (en octubre, en castellano) será un enorme best-seller. Bien lo merece. Es el triunfo de una buena persona, con una familia que le apoya y le quiere. El triunfo de un modo mediterráneo, civilizado, de competir y de ver la vida. Felicitaciones a John Carlin y a Rafa Nadal por coescribir un libro excelente, y muchas gracias por compartirlo con nosotros.

2 comentarios:

yolandasaenzdetejada dijo...

me encanta este ensayo brillante del tío de Rafa sobre la humildad. Nunca me gustó esa palabra. Ahora sé por qué... gracias, como siempre, maestro.

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Gracias a ti, poeta.