Páginas vistas en total

miércoles, 17 de agosto de 2011

El éxito compartido

De vuelta al tajo. Primeras reuniones internas, primeras propuestas de coaching, primeros apuntes en la agenda de reuniones comerciales… Esta temporada se promete apasionante.

Superpartidazo el de la vuelta de la Supercopa entre dos de los mejores equipos del mundo, el F. C. Barcelona y el Real Madrid C. F. Gol nº 100 de Cristiano Ronaldo con el conjunto merengue, Messi como pichichi de este torneo (superando a Raúl), el Barça empata a títulos con el Madrid (73) y Guardiola se convierte el entrenador culé más laureado (11, por delante de Cruyff y en apenas tres temporadas). Mourinho supo cómo jugarle al Campeón de Liga y Champions y perdió por la mínima.

Me ha gustado el artículo de Rocío Ruiz sobre Ángel Serrano, DG de Aguirre Newman. De mi amigo Ángel (“socio estratégico”, como nos llamamos entre nosotros), la periodista escribe lo siguiente:

“Una prodigiosa mente y visión de negocio han llevado a este arquitecto a convertirse en la mano derecha de Santiago Aguirre y Stephan Newman, socios de la consultora inmobiliaria española más importante del sector, Aguirre Newman.

Sin embargo, su cargo de director general no le impide practicar a diario una de sus aficiones favoritas que, además, le permite encarar las largas jornadas de trabajo de forma mucho más positiva.

“Tomé la decisión de elegir la carrera como mi deporte favorito en la primavera del 2004. Desde ese momento se ha convertido en un hábito consolidado en mi vida, en una necesidad a la que ni quiero ni puedo renunciar”, explica el ejecutivo.

Con una formación que incluye un máster en Dirección de Empresas y MBA por Icade y Etsam, Serrano lleva trabajando en la consultoría inmobiliaria desde 1994. “Mi incorporación fue cuando Aguirre Newman eran 15 personas. Hoy, somos cerca de 400 profesionales”, explica orgulloso. “Entré para fundar Aguirre Newman Arquitectura y de los cinco profesionales que me ayudaron a formar este área cuatro siguen en la empresa. Hoy, en Arquitectura, trabajan cerca de 100 profesionales”, añade.

El primer proyecto que puso en marcha en esta división fue la sede de Garrigues. Además, Serrano ha trabajado en varias de las operaciones más importantes que han ocurrido en el sector inmobiliario como la venta de la Torre de Norman Foster de Repsol a Caja Madrid en 2007, justo antes de la crisis subprime.

“Son épocas de máxima exigencia, que requieren más comunicación, motivación, reconocimiento e ilusión. La proximidad y confianza con nuestros clientes son las claves ante la situación de incertidumbre que nos domina ahora. El cliente quiere trabajar con gente que transmita, además de conocimiento, espíritu colaborador y energía positiva”.

Si su carrera profesional le ha dado múltiples alegrías, también ocurre lo mismo con su afición a los maratones. “La vida profesional y la vida deportiva tienen sus buenos y malos momentos. No son comparables y cada uno tiene su importancia. Un éxito profesional es grande, uno deportivo también. El éxito profesional tiene la ventaja de poder compartirlo con los equipos. Acabar un maratón tiene la satisfacción de cumplir el compromiso contigo mismo”.

El ejecutivo participa en dos maratones al año; uno en España y otro en el extranjero, ademas de 10 medios maratones. Una de sus mejores marcas corresponde al de San Sebastián 2010 donde realizó un tiempo de tres horas, once minutos y 57 segundos. “Estoy muy lejos de ser semi profesional, mi profesión es mi trabajo. Para compatibilizar mi familia, el trabajo y mi afición sacrifico horas de sueño. Me levanto de madrugada para estar a las 6 de la mañana entrenando y así poder llegar a la oficina puntual lleno de energía y buen humor”, explica el activo director.

El año pasado, el total de kilómetros recorridos entrenando fueron 3.800. “El tiempo que dedico a correr es la oportunidad del día para escuchar el silencio y dejar que las ideas y pensamientos fluyan sin orden ni criterio; me dejo arrastrar por el ritmo de mi respiración y del corazón”.

Este verano no se olvidará de su rutina corredora y dedicará parte de sus días libres a preparar su próxima carrera, aunque cambiará su habitual senda por el Parque de El Retiro en Madrid por el lugar de veraneo familiar. “Prepararé el maratón de Valencia del próximo 20 de noviembre, donde intentaré acercarme a las tres horas”, subraya.

“Es difícil explicar lo que se siente al correr el maratón. Hay una sensación de encontrarse consigo mismo, donde disfrutas de la competición hasta que el tremendo sacrificio de los kilómetros finales, exigen concentrarse y piensas que el sufrimiento es pasajero y la satisfacción es para siempre”, sentencia Ángel Serrano Ceballos.

El Retiro, su pista de entreno.
El parque de El Retiro de Madrid es el lugar elegido por el ejecutivo de la consultora inmobiliaria fundada por Santiago Aguirre, hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y Stephen Newman. “Corro en El Retiro porque es un lugar fantástico debido a sus maravillosas rutas de terreno blando y al gran ambiente de corredores que hay diariamente. Gracias a ello, he conseguido conocer a grandes personas que luego he tenido la oportunidad de encontrármelas en mi vida profesional”. El Retiro se encuentra a aproximadamente 1,5 kilómetros de las oficinas de Aguirre Newman en Madrid.”

Ángel Serrano, gran deportista (pronto correrá la maratón de Valencia) y gran madridista, cree firmemente que “La ventaja del éxito es que es compartido”. Y ésa es la clave, en mi opinión, que en la que el “Pep Team” supera al de Mourinho. Messi (que siempre está presente en las grandes citas) juega por y para el equipo, como hacen todos los “Mosqueteros de Guardiola”. La ansiedad le puede a CR7 y trata de hacerlo todo solo. Con la mejor de las voluntades (es un ganador nato) pero falto de compañerismo. El Talento o es colectivo o se deprecia.

Judi Dench, en su libro “And furthermore” (que no es una autobiografía, según dice esta gran Dama), sino una serie de recuerdos de su vida teatral, de TV y cinematográfica, nos aclara el secreto de su éxito: “Todas mis decisiones laborales están basadas en con quiénes voy a trabajar: actores, guionistas o directores”. Por ello siguió su vocación a los 23 años, trabajó durante cuatro en The Old Vic Company, después en The Royal Shakespeare Company durante cinco periodos (1961-2, 1969-71, 1975-80, 1984-5 y 1992), en Oxford y Nottingham, en The National Theater Company (1982, 1987-91 y 1994- ), en televisión (de los 33 programas o series, 22 con la BBC) y en el cine, con directores como James Ivory (Una habitación con vistas), Kenneth Branagh (Enrique V, Hamlet), Zeffirelli (Te con Mussolini), Lasse Hallström (Chocolat, the Shipping News), Stephen Frears (Mrs Henderson presenta), John Madden (Mrs Brown, Shakespeare enamorado), Martin Campbell (GoldenEye, Casino Royale) o Rob Marshall (Nine). Sus dos últimos rodajes, en la India con John Madden (The Best Exotic Marigold Hotel) y en Hollywood (como madre de Leonardo di Caprio, en el papel de Edgar Hoover, dirigida por Clint Eastwood). Siempre contextos de talento.

Mi agradecimiento a quienes generan esos contextos de talento, en la empresa, en el deporte, en la cultura… De ellos es el éxito, porque es compartido.