Páginas vistas en total

sábado, 27 de agosto de 2011

Comienza la Liga

El Presidente Obama ha tenido que suspender sus vacaciones por culpa de Irene. Me refiero al Huracán que después de atravesar el Caribe, ha entrado en Estados Unidos por Carolina del Norte y mañana domingo llegará a Nueva York. El alcalde de la ciudad de los rascacielos, Michael Bloomberg, ha ordenado la evacuación de 370.000 personas de Brooklyn, Queens y el centro de Manhattan (la mayor de la historia en la “Gran Manzana”) y ha cerrado el transporte público. Los vuelos a NY desde Madrid, Barcelona y Valencia se han cancelado. Es el broche a uno de los veranos más extremos en el país, con inundaciones, tornados y olas de calor que de momento han supuesto 350.000 M $ en pérdidas.

He estado leyendo “La Quimera del Crecimiento. La sostenibilidad en la era postindustrial” del biólogo y socioecólogo Ramón Folch. Un ensayo riguroso de pensamiento sostenibilista en el que nos presenta “un nuevo giro copernicano” (porque la biosfera ha dicho basta), con repercusiones en la cultura económica, la energía, las ciudades, el territorio… “El pensamiento sostenibilista –que es una emanación de la cultura europea, aceptémoslo- debería evitar el eurocentrismo percepctivo. De otro modo, no será sostenibilista, porque no podrá ser global. No será pensamiento, en realidad”. El calentamiento alimenta el calentamiento. “Tenemos demasiada información, no mucho conocimiento y muy poca sabiduría”.
“Los hechos son los hechos, pero la realidad es la percepción que de ellos tenemos” (Albert Einstein). Me ha interesado especialmente que el Dr. Folch recogiera las palabras del cineasta israelí Amos Gitai (El Periódico, 24-VII-2006): “Las cadenas transmiten imágenes, sin analizar sus causas. La guerra se ha convertido en una telenovela (…) No es tiempo para quedarse en silencio. Hay que llevar a cabo un trabajo subversivo contra la simplificación de esta máquina de guerra audiovisual que nos bombardea sin explicarnos nada, que se limita a crear emociones, diciendo que los israelíes son angélicos y los palestinos salvajes, y viceversa”. Interesante reflexión: hemos pasado del racionalismo extremo (“Pienso, luego existo”, el error de Descartes) a la emoción sin criterio (“Siento, luego existo”). En palabras de Ramón Folch: “Ahora, la ignorancia es una agresiva forma cultural, la cultura de la incultura. Legiones de ignorantes socializan sus conocimientos y contribuyen a instaurar un estado de incultura general en el que la sabiduría estorba y la humildad está mal vista”.

Hoy ha comenzado, por fin, la Liga 2011-2012, considera por muchos (sobre todo, fuera de nuestras fronteras), la mejor liga del mundo. ¿Por qué? Porque en el ella juegan los mejores (Messi, Cristiano, Xavi, Iniesta), porque es la que tiene más campeones del mundo y porque es donde juegan los internacionales de cada país (especialmente de Portugal, Francia, Alemania… no de Inglaterra –a la Premier League exportamos jugadores de la Liga- ni de Holanda, actual nº 1 de la FIFA). Tres criterios claros de valor.
El primer partido que he estado viendo/disfrutando/analizando/estudiando ha sido el Valencia-Racing en Mestalla. No se le da bien al equipo che el cántabro. En las cinco últimas visitas, tres victorias de los de Santander y dos empates. Héctor Cúper, entrenador del Racing, volvía a la que había sido su casa (y recibió la insignia del club; con él, el Valencia fue finalista de Champions dos años seguidos). Sergio Canales, jugador nacido y criado en Cantabria, se enfrentaba a sus antiguos compañeros. El duelo estaba servido.
En el minuto 1, gol de Roberto Soldado tras un fallo del portero cántabro Toño. Seis minutos más tarde, también Soldado en propia puerta (un córner que lanza Kennedy y Soldado remata involuntariamente a puerta). Y en el 14, el 1-2, obra de Acosta, que se quedó solo ante Guaita. Pitos en Mestalla. Tres ocasiones claras de los valencianistas y en el descanso se mascaba la sorpresa. Entonces, Emery sacó a Canales y Tino Costa en lugar del canterano Bernat (sorpresa en el once inicial) y Ricardo Costa. El Valencia empezó a jugar aún mejor, Topa formó pareja de centrales junto al francés Rami, y en el 56 el mazazo: 1-3 de Adrián (Bruno pierde un balón en el centro del campo y el veterano Munitis pasa a Adrián, solo ante el portero local). Fue el momento clave del partido. El Valencia no se descompuso y empató al minuto siguiente, con un cabezazo de Rami a la salida de un córner que botó Pablo. Quedaba media hora, Cúper tenía en el campo chavales fue jóvenes (tres cambios entre el 64’ y el 78’) y optó por jugar “a la italiana”, defendiendo muy atrás. Oportunidades del Valencia en el 60’ (Soldado, Rami), 73’ y 74’(Jonas) y 83’ (Banega). Faltaban dos minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentario, el Valencia había tenido un 70% de posesión y estaba perdiendo. Pero apareció Soldado por partida doble, en el 89’ y en el 90’. Toño salvó el posible 5-3 a un gran tiro del castellonense Pablo en el 94’. Un partido de infarto.

La temporada pasada el Valencia ganó seis puntos en los últimos cinco minutos de partido mientras que el Racing perdió otros seis en el mismo tramo de tiempo. Ahora, en el primer partido, ya llevan tres. Unai Emery, en rueda de prensa, ha dicho que “es una victoria con aviso”. "Tenemos tres puntos importantes que vienen con aviso. Es un partido donde hemos ganado sufriendo, y las conclusiones de la victoria, que están por encima de lo demás, nos dejan cosas para mejorar, como las situaciones defensivas". Destacó "la luz importante de la afición de Mestalla, el motor para dar la vuelta al marcador". Los cambios en el medio tiempo "no señalan a nadie". "Son porque perdemos en casa, son gente que está fuera del campo y puede aportar cosas diferentes. El resultado adverso necesitaba corrección". "En el cómputo general, el equipo ha hecho muchas ocasiones de gol, pero con muy poco ellos hacían mucho peligro. Es motivo de enseñanza: el Racing, con muchos jugadores jóvenes, te ha puesto en problemas". Hizo falta "tener paciencia para acertar en las ocasiones". Sobre su jugador Éver Banega, Unai detalló que "tiene la voluntad de sumar, tiene unas cualidades importantes y todos queremos ese Banega, que necesita las cualidades de otros futbolistas cerca". Canales "tiene capacidad de llegada y hace posesiones que al equipo le vienen bien". De Juan Bernat, cambiado al descanso, Emery subrayó que "este es un camino duro y lo está trazando de forma positiva. Él mismo irá saltando los obstáculos. Su camino en el Valencia es para estar y para jugar". El coach valencianista se refirió a la posible llegada de un defensa, Víctor Ruiz (central del Nápoles), del que dijo que cumple el perfil que pide el club: "que el jugador sume y aporte al equipo”.

Partidazo por todo lo alto con hat-trick de Soldado, en plena forma (recogió el brazalete de capitán de Mata, ya en el Chelsea, y lo honró como debía), un conjunto racinguista muy eficaz y un centro del campo del Valencia que gana con Canales. Estoy seguro de que Emery mejorará “las situaciones defensivas”, como ha dicho él mismo. Es el entrenador más eficiente de la Liga y lo va a demostrar de nuevo.