Páginas vistas en total

domingo, 7 de agosto de 2011

Batacazos

Primer domingo de agosto. Comida en La Pesquera, en la misma playa de Puerto Banús: ensalada de la huerta, fritura variada, espeto de sardinas. Por la noche, tras la cena, música en vivo en la piscina del hotel. Canciones de siempre como Bésame mucho y Only you

Está difícil lo de ir al cine en esta temporada estival. En toda Andalucía (en TODA la región, las ocho provincias) exhiben 28 películas: 5 de superhéroes y magos (Linterna Verde, Capitán América, Harry Potter, Transformers 3, X-Men), otras 5 infantiles (Pitufos, Kung Fu Panda, Cars 2, Los pingüinos del Sr. Popper, Paul), 6 que ya he visto (Amigos, Bad Teacher, Betty Anne Waters, Midnight in Paris, Piratas del Caribe y Un cuento chino) y 3 de miedo/terror (El origen del planeta de los simios, Insidious, La víctima perfecta). Quedarían 9: Beginners, El caso Farewell, El fin es mi principio, El hombre de al lado, El mundo es grande y la felicidad, La oportunidad de mi vida, La prima cosa bella, Resacón 2 y Templario. Me temo que tendré que esperar. Por cierto, el “Cine de Gestión” (www.expansion.com) relativo a Linterna Verde, sobre el miedo y la voluntad, ya está en la red.

La que sí me ha resultado gratificante es la prensa de hoy. Voy a Marca a leer la página de mi buen amigo Gabriel Masfurroll, Cartas a Álex. Nos habla de Mallorca, sa roqueta, y de la IV Regata de Vela Adaptada Fundación Álex, que ha convocado a 70 participantes. Gabriel agradece al Club de Vela, a la Fundación Ecomar (dirigida por Theresa Zabell) y al BBVA su generosa colaboración.

En El País, John Carlin nos hace disfrutar con su tribuna El rincón inglés. Hoy, sobre la crisis económica que provoca que las parejas que quieran separarse no puedan hacerlo. “El dato es oportuno en esta época veraniega ya que, como es bien sabido, agosto es tradicionalmente el mes en el que las parejas se dan cuenta de que no se soportan y septiembre es el mes en el que se produce, con diferencia, el mayor número de separaciones. El resto del año, suponiendo –claro está- que los dos no estén en el paro, es más fácil la convivencia, porque apenas se ven. Pero la necesidad de desayunar, comer y cenar juntos todos los santos días durante dos, tres, cuatro semanas, de bajar a la playa juntos, de tener que buscar temas de conversación, de no tener excusas (“estoy muerto/a, cariño”) para evitar el contacto sexual somete a una serie de pruebas que muchos son incapaces de superar”.

Y además, en el mismo periódico, dos excelentes artículos. Uno, de José Juan Toharia Cortés, presidente de Metroscopia, sobre aquellas instituciones en las que confían más y menos los españoles. El Dr. Toharia, uno de los mejores sociólogos del país, fue mi profesor de Sociología en la Autónoma de Madrid en 2º de Económicas y gracias a él cursé la especialidad de Sociología Económica en 4º y 5º. Le admiro muchísimo y tengo el privilegio de que aún conservo su amistad.

El otro es “Al pie de los mercados” de Emilio Ontiveros Baeza. El profesor Ontiveros (que me dio clase en 3º, Economía de la empresa) es uno de los economistas de referencia. También le admiro muchísimo y hemos seguido manteniendo el contacto.

Ambos artículos son tan potentes que merecen una entrada específica en este blog.

En la página “Pantallas”, Rosario G. Gómez trata “Los batacazos de la tele”. Se refiere a los programas que han fracasado en esta temporada. De 97 lanzamientos del G-6 (las seis grandes cadenas nacionales, cada una con su número), 57 estuvieron por debajo de la cuota de pantalla media. Casi un 60% de fiascos, aunque parece que no ha sido un año especialmente malo. “Hay temporadas en las que los fracasos rondan el 80% o se acercan al 90%”. En el sector de gran consumo, parece que el fracaso coquetea con el 50%; como lanzar una moneda al aire.

Las que más batacazos han sufrido han sido La 2 (Gafapastas, Ciudad K) y La Sexta (Las reglas de oro del club de la comedia, Algo pasa con Marta, Historia de Hotel). Los grandes fracasos de Antena 3 ha sido El mundo de Isasaweis (consejos de cocina y belleza de una videobloguera), Flashback y Museo Coconut y dos espacios de la factoría Arguiñano: Bricomanía y Decogarden. De La 1, Humanos y divinos (un programa de entrevistas de Boris Izaguirre). Telecinco defraudó con Mujeres y hombres de oro (para buscar pareja entre personas de mediana edad) y Cuatro con Billete a Brasil (un reality) y Tu vista favorita.

En general, no son programas especialmente innovadores, sino pequeños ajustes a lo que ya conocemos. Citando a Napoleón: “De lo solemne a lo ridículo sólo hay un paso”.

¿Qué ha funcionado? Las series como Los pilares de la tierra (Cuatro), Hispania (Antena 3) o la del noviazgo de los Príncipes de Asturias (Telecinco). En general, por lo que dice el artículo, la ficción española goza de buena salud.

Es curioso que los directivos de las cadenas, en general tan conservadores, reciban tantos fracasos. Si lo que buscan son audiencias medias del 15% (La 1), del 14% (Tele 5), del 11% (Antena 3), de algo más del 6% (Cuatro, La Sexta) o incluso del 2’5% (La 2), mejor que disparar a todo lo que se mueve, deberían profundizar en nichos concretos.


Mi agradecimiento a los buenos profesionales (sociólogos, economistas, empresarios, filólogos) que escriben de maravilla, como Gabriel, John, José Juan o Emilio, y a periodistas como Rosario, que analiza detalles de la actualidad.