Páginas vistas en total

martes, 19 de julio de 2011

Una gran líder

Jornada de trabajo con la Alta Dirección de una gran empresa europea: varios procesos de coaching y asistencia (en plan “sombra” para luego aportar retroalimentación) a la reunión semanal de Comité de Dirección. Es curiosa la dualidad actual. Una gran mayoría de las empresas, por esto de la crisis, están inmóviles esperando a que pase el temporal. Las punteras, con mentalidad global, se mueven más que nunca y utilizan el coaching ejecutivo de una forma cada vez más estratégica. Al final, unas tendrán “buena suerte” y otras no. Así son las cosas.

Me ha gustado la entrevista de Emelia Viaña a Rosa García (Consejera de Banesto y BME, expresidenta de Microsoft para España y Portugal y exVP de la firma creada por Bill Gates) en Expansión. Admiro mucho a Rosa (con la que en su día tuve la oportunidad de colaborar y prologó el libro “El bosque del líder” con palabras especialmente elogiosas hacia el coaching de equipo) y estoy seguro de que pronto volverá a dirigir una de nuestras mayores compañías. Es un talento que necesitamos aprovechar a tope. En la entrevista, ella manifiesta: “Volveré y va a ser pronto. Ahora estoy valorando un proyecto. Ya te enterarás (…) Creo que ha llegado el momento de volver”. Me consta que está muy interesada en crear riqueza para nuestro país, algo que le honra.

En el mencionado artículo, Rosa García presenta sus tres claves para ser un buen líder: “La falta de arrogancia. A la gente arrogante no le gusta relacionarse con otras personas porque creen que no le aportan nada”. “La seguridad en uno mismo. Cuando decides que lo que vas a ser en la vida es honesto, sólo esperas que la gente te acepte con tus cosas buenas y con las malas”. “La curiosidad. El mundo es un cubo de Rubik con seis caras y quedan muchas cosas por descubrir. Tengo una curiosidad de niña chica”.

Para Rosa, “el liderazgo no depende del sexo, sino de algo mucho más profundo: cómo eres tú como persona”. “La preparación es la clave del éxito”, por eso nunca ha sentido que ser mujer la perjudicara. Mano de hierro en guante de seda: “Intento crear un ambiente agradable y divertido, pero si te equivocas y no me lo dices pienso dos cosas: o que no sabes lo que estás haciendo o que me quieres engañar. Un líder tiene que ser honesto, pero los trabajadores también. Si no son así, no me tiembla la mano cuando tengo que despedir a alguien”. “Disfruto de mis equipos y tengo una relación de confianza con ellos”.

Rosa García tiene muy claro que la clave del talento es el disfrute. Cuando llevaba la responsabilidad europea de Microsoft y no veía apenas a su familia, “me costaba levantarme, no disfrutaba de mi trabajo”. “Hay que tener la valentía de reconocerlo y buscar algo que te motive”. Ahora vive sus pasiones: la lectura, el deporte y especialmente su familia. “Una de las cosas que más nos gusta hacer a toda la familia es trekking. Cuando caminas durante cinco horas te da tiempo a hablar de muchas cosas”. “La familia es un ente democrático en el que todos tenemos opinión”.

Me ha gustado esta entrevista con una de nuestras mayores líderes empresariales.

Por la tarde he estado viendo en directo el primer partido de pretemporada del Valencia de Unai Emery. Contra el PSV Eindhoven (uno de los grandes de Europa, más rodado que el equipo che, porque empieza la liga holandesa en unos días): 0-2 a favor del Valencia, con goles de Piatti y Aduriz. No ha sido un encuentro especialmente brillante, pero me ha gustado la actitud de los nuevos fichajes y de algunos canteranos que han tenido su oportunidad. A sus 40 años, Unai Emery (hondarribiense de familia de míticos porteros, que ascendió al Lorca a 2ª, al Almería a 1ª y cumple su cuarta temporada al frente del Valencia) tiene el reto de ganar “la otra Liga” (en la que no juegan Mourinho y Guardiola) o, quién sabe, simplemente la Liga. Los fichajes realizados y el espíritu del equipo nos hacen ser optimistas.

Mi agradecimiento hoy a los directivos con los que he estado trabajando: buena gente, muy comprometida y honesta.