Páginas vistas en total

miércoles, 27 de julio de 2011

Una ciudad llena de coaches

Fe de erratas: en mi entrada de este blog de hace unos días, en la que comentaba el libro “La sabiduría de la Toscana” de Ferenc Máté, apuntaba: “Calidad en las cosas de la vida diaria, ciudades ausentes de coaches, como Pienza o Siena. Las mesas parpadean de noche en las terrazas a la luz de las velas.” Evidentemente, quería decir “ciudades ausentes de coches”. Gracias a Roger y a Irene por señalármelo. Hoy he tenido las tres últimas sesiones de coaching de la temporada y me han reafirmado que el desarrollo personalizado es más útil que nunca para apreciar el propio talento y hacer que las organizaciones crezcan de forma natural.

Almuerzo con la Dra. Leonor Gallardo, mi partner literaria en lo relativo al deporte (“Liderazgo Guardiola” en su versión japonesa está en 3ª edición, en castellano en 6ª y “Mourinho versus Guardiola”, próximo a salir en el Imperio del Sol Naciente, es triple best-seller aquí) y cena, en Dantzari, con el Dr. Carlos Ongallo (EBS, Liberbank), que me ha contado de primera mano el Challenge en la Toscana de octubre de 2011 y un montón de nuevos proyectos. Es una maravilla contar con la amistad de ambos, que son dos auténticos genios emprendedores.

Brindo por ellos. Jorge Díaz-Ticio, uno de los mejores DRH de nuestro país (DKV es una de nuestras empresas más admiradas, referente absoluto en incorporación de personas con otras capacidades) me ha enviado hoy el origen del brindis (un tema que comentamos ayer en “Palomeque”):

"1ª versión.- Wikipedia. Se piensa que el acto de brindar se originó en el siglo IV a.C., pero se realizaba por una razón bien distinta a la actual. En la antigua Roma para asesinar a alguien era usual que se envenenaran las copas, por lo que los anfitriones como símbolo de confianza chocaban fuertemente las copas con sus invitados, lo que producía que el líquido de una copa pasara a la otra. De este modo quedaba claro que no había habido ningún tipo de envenenamiento pues los dos que hacían el brindis bebían lo mismo.

2ª versión.- Según el diccionario de la Real Academia Española el término brindis significa:

Del aleman "bring dir's", yo te lo ofrezco.

1. Acción de brindar con vino o licor.

2. Palabras que se dicen al brindar.

El origen del término se remonta al siglo XVI, y tiene como motivo la celebración de una victoria del ejército de Carlos V sobre su oponente. Según relatan los historiadores, el lunes 6 de Mayo de 1.527, las tropas de Carlos V toman de forma victoriosa Roma y la saquean. El saqueo fue algo imprevisto. Lactancio, caballero mancebo de la corte del Emperador, convencerá a su interlocutor, el Arcediano del Viso, testigo del saqueo, de que el Emperador ninguna culpa tuvo en ello y de cómo Dios lo permitió por el bien de la cristiandad.

Con motivo de tal victoria, cuenta la historia, que los mandos militares llenaron sus copas de vino, las alzaron al frente y dijeron la frase anteriormente citada: "bring dir's", yo te lo ofrezco. Este hecho, ha dado lugar a la tradición de brindar cuando se celebra algo."

Y un entrañable recuerdo a Pablo Antoñanzas, repentinamente fallecido a los 50 años el pasado sábado en una reunión de trabajo en Marbella con uno de sus clientes y su hermano Jaime, socio en Comunica + A. Quiero mucho a la familia de Juan Miguel Antoñanzas, uno de los mayores directivos españoles de la historia, y hablé de Pablo en este blog el Viernes 13 de febrero de 2009, cuando compartimos la VIII edición de la Escuela de Emprendedores organizada por Junior Achievement. Escribí entonces:

Pablo Antoñanzas (uno de los 10 hijos del mítico Juan Miguel Antoñanzas, sin duda uno de los mejores ejecutivos de nuestro país de todos los tiempos) ha estado sensacional. Su compañía, Comunica + A, con 180 profesionales y 40 grandes clientes, es la mayor de capital español en su sector. Les ha hablado a los chicos de “la generación sin problemas” (los nacidos alrededor del 92, el año de los Juegos, la Expo y el AVE), les ha dicho que “España es el país más divertido del mundo”, que toda iniciativa (por ejemplo, llevar una familia, organizar un partido, quedar con las amigas a pasar la tarde) es una empresa, de que efectivamente “emprendedor es toda persona que acomete un proyecto”, que en su casa aprendió grandes principios, como:

- “el dinero es uno y sale del mismo cajón”

- las obligaciones existen

- pasarlo bien es casi una obligación

- la generosidad entre socios es esencial

- ser emprendedor y no ser optimista es imposible

- el dinero no lo es todo

- hace falta un líder (en su empresa, su hermano Jaime “manda”)

- primero los bueyes, luego la carreta

- todo se arregla con trabajo y esfuerzo

- a cada sapo, su pedrada

- el esfuerzo, la ilusión y el compromiso valen muchísimo más que el conocimiento y la experiencia

- ser superdetallista. Cuidar a tope el detalle.

Me ha encantado la presentación de Pablo Antoñanzas. Se nota que en Comunica + A (que tiene una media de edad de 26 años) creen que “la gente joven va a cambiar el mundo”. Porque allí, según Pablo, “se curra que alucinas pero se pasa pipa”.

Se da la circunstancia de que en las últimas Fallas de Valencia, en la corrida de toros del 19 de marzo, compartieron el tendido del Rolex Carmen Lomana (Fallera Mayor de la Falla de la Avda. de Francia, con la que hicimos la ofrenda gracias a Eric) y Pablo, como recogió ampliamente el diario valenciano del Grupo Vocento Las provincias (www.lasprovincias.es/v/20110319/culturas/carmen-lomana-estrella-coso-20110319.html).

Así debe ser la vida, como la agencia de comunicación de Pablo: “Se curra que alucinas pero se pasa pipa”. Has dejado un enorme legado por el que te recordaremos siempre.

1 comentario:

Diego dijo...

Muchas gracias por tu cariñoso post. Diego Antoñanzas