Páginas vistas en total

miércoles, 6 de julio de 2011

De Silos a Lorca

Encuentro Lidera en la Fundación Lázaro Galdiano. El auditorio de la Fundación, completo hasta la bandera. El Programa Lidera de desarrollo del Liderazgo Femenino dirigido por María Benjumea y patrocinado por la Comunidad de Madrid, es una muestra de excelencia como pocas. En los últimos cinco años, más de 4.000 mujeres han participado en cursos, seminarios, procesos de coaching, etc. Ayer intervinieron la DG de la Mujer de la Comunidad, Mª Jesús Pérez-Cejuela, el Consejero de Asuntos Sociales, Salvador Victoria, y el Presidente del Círculo de Empresarios, Claudio Boada. Fue un acto breve y entrañable en una calurosa mañana madrileña. Después, “foto de familia” y cóctel en los jardines del Museo Lázaro Galdiano, que son una delicia en plena calle Serrano.

Ha sido un placer charlar, además de con María, Mª Jesús y Salvador, con Gloria Juste, presidenta de la fundación Mujer, Trabajo y Familia, con Carlos López, amigo del alma, maestro de vida y coordinador de Lidera, con antiguos compañeros como Amalia Pfeifer u Ovidio Peñalver (entre los centenares de mujeres, había unos pocos “chicos Lidera”, como Carlos, Ovidio o un servidor) y tantas y tantas alumnas del programa.

Almuerzo con Morelba Ríos, una excelente coach venezolana que estoy convencido de que liderará nuestros esfuerzos en Iberoamérica (Morelba es experta en muchas disciplinas, entre ellas, según me enteré en la comida, “coaching en situaciones agónicas”). Aprendo mucho cuando dialogo con ella.

Por la tarde, gracias a la iniciativa de Adolfo Ramírez, he tenido la fortuna de conocer a Inma Jiménez Jorquera, la poeta autora de “Mi Alma en Silos”, libro del que hablé en su día en este blog. Como ella misma dice en ese libro, “Su fascinación por Silos le llevó a la poesía”.

Inma nos ha hecho partícipes, a modo de primicia, de algunos poemas de su nuevo libro que se publicará en septiembre. Nos ha contado que, siendo ella nacida en Lorca, vivió en primera persona el trágico terremoto del 11 de mayo porque estaba con su madre en el hospital de aquella ciudad. Los médicos le “obligaron” a salir del hospital y tuvo que separarse de su progenitora.

La portada de “Mi Alma en Silos” es una escena del Beato de Silos, correspondiente al Apocalipsis. Se trata de “El Séptimo Cielo”: “Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora." (Apocalipsis 8:1). El quinto sello es el de la Gran Tribulación y el sexto, el de las catástrofes naturales. Inma nos ha relatado lo que supuso el terremoto: cómo se oscureció el cielo, se abrió la tierra, perdió por completo la casa de sus padres y salvó milagrosamente, gracias a un amigo, el manuscrito de su nuevo poemario.

Inma nos ha leído uno de los poemas de "Mi Alma en Silos" que más le conmovió al escribirlo, VIAJE EXTREMO DE ALMA.

Viaje al interior de lo interno.

Me quedé sin cuerpo,

ya, ni mi imagen existía.

¡Bajo emoción!,

¡bajo sentimiento!,

¡bajo alma!

Mi cuerpo quedó suspendido

en el aire,

en el silencio,

en el tiempo eterno.

Lorca es una ciudad murciana de la que me siento muy cerca, por la exquisita acogida que tuvo allí conmigo la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE). De la paz de Silos a la terrible devastación que Lorca ha sufrido y con la que muchos nos solidarizamos.

Inma también nos ha hablado de la belleza del dolor y nos ha recomendado dos Réquiem: el de Jean Gilles (1668-1705), compositor provenzal: www.youtube.com/watch?v=EcTKpz1Y8kY y el de John Rutter, de 1985: www.youtube.com/watch?v=bAhNDGwMDPQ

Leer poesía es una de las mejores cosas que podemos hacer este verano. Escuchar buena música, como los Réquiem antes mencionados, los más conocidos de Mozart y Verdi o “Un Réquiem alemán” de Brahms, es otra de ellas.

Mis agradecimientos a María, Mª Jesús, Rosa, Morelba, Inma, Adolfo y Carlos.