Páginas vistas en total

sábado, 4 de junio de 2011

X-Men, La Comercial y la Feria del Libro

Esta mañana hemos ido Zoe y un servidor a ver “X-Men. Primera generación”. Me ha gustado más de lo que esperaba (y a mi hija le ha pasado lo mismo). Interesante el papel de Charles Xavier, el “profesor X”: un líder que “lee en las mentes” de los demás e influye sobre ellas. En el mundo real, empatía, anticipación, credibilidad. Y los mutantes como “gente diferente”, con su identidad propia. Talentos ante nuestros ojos.

Por la tarde, hemos ido a firmar a la Feria del Libro, de 6 a 9. Una “tradición” desde hace 10 años, los mismos que tiene Zoe. Hemos pasado un buen rato junto a Leonor Gallardo, co-autora de los libros de liderazgo y deporte, que ya son cinco (el sexto, a finales de septiembre). He podido saludar a otros escritores que también firmaban esta tarde: Elsa Punset, Leopoldo Abadía… Muchas gracias a los que habéis venido a saludar, a comprar y a que os firmáramos los libros.

Almudena Eizaguirre me he enviado el texto del cierre de antes de ayer en Bilbao, que leyeron ella y María García Feijoo como coordinadoras del proyecto de Coaching de La Comercial. Una maravilla:

“Texto Cierre de Coaching, 2 de Junio de 2011.

En el año académico 1997-1998 Susana Rodriguez nos encomendó el diseño de un plan de desarrollo de habilidades directivas en La Comercial. Tenía la inquietud de que éramos buenos en la transmisión de conocimientos, pero era preciso incidir de forma activa en algo más.

Todavía hoy están plenamente vigentes los objetivos que nos marcamos en aquel febrero del 98:

· Contribuir a que la formación del estudiante sea más completa, humanizadora, personalizada e integral.

· Aumentar el nivel de autonomía y seguridad en sí mismos de los estudiantes, así como lograr que sean agentes activos en su proceso de aprendizaje.

Susana fue una visionaria de lo que luego sería Bolonia: hacer capaces a los licenciados, no solamente en conocimientos, sino también en habilidades, valores, autoconocimiento, etc. Por aquel entonces configuramos un equipo de trabajo Ane Aguirre, Antón Azlor, Virginia Torres y yo. En mayo de 1998 teníamos una primera propuesta de cómo abordar ese reto. Leyendo ayer el proyecto me transmitía frescura, ilusión, sentido común, confianza en las personas y su desarrollo…

En este momento he de decir que no éramos del todo conscientes del campo tan apasionante en el que nos adentrábamos. Y el cambio tan importante que directa o indirectamente iba a generar en la vida de muchas personas….

Y decidimos aprender caminando.

El ICE se volcó desde el primer momento, y pudimos de la mano sobre todo de Virginia Torres e Itziar Eléxpuru aprender un poquito más cada año. Creemos que no les hemos transmitido nunca cuánto hemos aprendido con ellas; su rigor, compromiso y profesionalidad, han hecho que la colaboración entre la comercial y el ice haya sido un lujo.

Los estudiantes comenzaron así sus seminarios de comunicación oral, de trabajo en equipo, de creatividad… Y Conocimos a Maria Luisa Lupardo, a Olga Maíz, Javier Iturralde, Tomás Fañanás, Manuel Poblete, María Sanz, Conchi Yaniz, Lourdes Villardón, Visi Pereda, Ana García Olalla, Rosa María Martinez, Ana Arenaza, Ernesto Goiricelaya, Marian Chaparro, David Chaparro…. Y tantos y tantos otros… Todos ellos han contribuido en gran medida al desarrollo de las capacidades de los licenciados que dejaban las aulas para abrirse al mundo…

· Comenzamos dentro del aula…. Para luego salir en barco, hacer magia en el salón de actos, escribir cuentos, o visitar museos…

· Comenzamos dando muchas fotocopias en buenas carpetas…. Para llegar la conclusión de que el mejor regalo es un cuaderno en blanco…

· Iniciamos el camino con seminarios de habilidades, medición de capacidades, y distinguiendo las instrumentales, interpersonales, imaginativas y de sistema… para con el paso de los años, resumir el programa en dos o tres preguntas… ¿Quién eres? ¿De dónde vienes? ¿A dónde quieres ir? ¿Cuál es tu lugar en el mundo?

· Empezamos midiendo el nivel de satisfacción de los estudiantes en cada seminario… hasta darnos cuenta de que el aprovechamiento, la reflexión generada, las preguntas formuladas…difícilmente saldrían en esas evaluaciones… y que incluso a aquel que más le hubiera removido el seminario quizá no era el que más puntuación otorgara…

· Comenzamos con mucha ilusión buscando definiciones de las habilidades como forma de poder abordarlas y trabajarlas… para aprender que las palabras no tienen significado…solamente sentido….

· Empezamos pensando que las aulas eran lugares en los que los estudiantes se sientan en fila en sus mesas mirando todos en la dirección del profesor/a…. para darnos cuenta de que el aula es un espacio de aprendizaje donde los protagonistas son los aprendices… y las filas de mesas entorpecen más de lo que aportan…

· Empezamos poniendo examen al final de cada taller…. Para hoy hacer pruebas de aprovechamiento

· Empezamos dando un seminario de metodología de estudio… para al de pocos años aprender que hay vocacionales de la desorganización del estudio, que no desean hacer talleres de metodología de estudio… y estudiantes brillantes, encantados de hacer seminarios de metodología… Toda una paradoja…

· Comenzamos instando a los profesores a trabajar ellos también en el aula… y una y otra vez Larrinaga y Baniandrés figuraban en la estadística, no siendo nosotras capaces de captar más profes para esta maravillosa causa del desarrollo de capacidades en el aula

· Comenzamos con una base de datos que solamente LeIre Arana supo gestionar…para terminar con listados en papel, haciendo medias con la calculadora

· Comenzamos haciendo exámenes de recuperación de los seminarios… para luego decidir hacerles pensar en torno a ellos/as mismos/as, sus familias, sus amigos… recibiendo más de una carta de agradecimiento de una madre por el cambio de actitud del retoño…

· Y como un hijo del programa de habilidades directivas, surgió el Programa de Coaching… Juan Carlos, gracias porque sin tu apoyo en los primeros pasos, no sabemos si el bebé abría echado a andar… y logrado hacerse tan robusto y guapo…

· Con el Programa, llegó María a las habilidades y el desarrollo de las personas… Qué lujo poder ser parte de este equipo de dos…

· Comenzamos con un grupo de 42 coaches formado por ex alumnos de la comercial con ilusión por devolver parte de lo que entendían que habían recibido en sus años como estudiantes… Hemos llegado a tener una red de más de 70 personas a las que llamamos “amigos del programa” de distintas procedencias, estudios y trayectorias… unidos a nosotros por lazos difíciles de describir impregnados de un genuino deseo de contribuir al desarrollo propio y de otras personas… Queremos mencionar en especial a Jesús Avendaño, que nos dejó a mitad de este largo camino…

· Y nos fuimos quitando miedos y alcanzando logros: organizamos un monólogo del incompetente con actores de ETB; hemos celebrado cinco talleres de clown con la persona que más ha aportado al desarrollo del equipo de coachs (Nestor Muzo); hemos disfrutado juntos de dos proyecciones de películas: “start-up” y “salir del armario” ; tenemos dos libros de cuentos editados; invitamos a un entrenador de futbol como Iñigo Juaristi , a un mago haciendo magia; a un aventurero que ha recorrido los siete desiertos…

· Para atrevernos este año a coger lienzo y pincel y de la mano del pintor Xabier Elola plasmar los frutos del programa de habilidades directivas!

· ¡Cómo no! También ha habido más de un traspiés… como aquel concurso de fotografía instando a mandar fotos que reflejaran la idea del desarrollo de personas al que solamente se presentaron dos fotos; de Leyre y de Susana… Quedó el premio desierto…

Y todo ello nos ha permitido llegar hasta aquí. A lo que hoy somos y hoy soñamos. Y es un placer terminar este pequeño relato presentando este cuaderno, que como muchas iniciativas, es fruto de la ilusión, apoyo, ideas, energía y esfuerzo de muchas personas.

Este cuaderno de notas quiere ser un acompañamiento en ese viaje que es cada una de nuestras vidas. Esperamos que en estas páginas recojáis ideas, sueños, reuniones, planes, reflexiones, propósitos… que contribuyan a enriquecer vuestro día a día como profesionales y como personas.

Deseamos que llenéis este cuaderno de tanta vida como el color de las ilustraciones; y damos gracias a todas aquellas personas que, pincelada a pincelada, habéis hecho posible este proyecto de Habilidades Directivas y Coaching".

Mis agradecimientos hoy a los lectores que tenemos en España. Escasos, pero por ello muy valiosos. Seguid así. Uno no aprecia su talento si no lee y reflexiona sobre lo que lee.