Páginas vistas en total

viernes, 6 de mayo de 2011

Vuelve la historia

Magnífica jornada en la Universidad Comercial de Deusto. Con 51 alumnos, divididos en seis equipos, hemos estado trabajando Dinamización de Equipos, como curso de Habilidades Directivas que los alumnos realizan antes de terminar la carrera. Es importante que las personas que se incorporan al mercado laboral sepan muy bien que un Equipo es un grupo humano que genera sinergias (por tanto, no se improvisa) y que hay una serie de claves que convierten a una comunidad en un Equipo de VERDAD.

Además, “los de Eurotalent” –como nos llaman cariñosamente en la Comercial- hemos almorzado con Susana, Almudena y María, nuestras queridas amigas de Deusto, con las que compartimos varios días al año desde hace década y media. Lo hemos pasado estupendamente. Y esta mañana he tenido ocasión de ver a mi amigo Juanma Roca, también de la DBS. Excelente periodista y gran persona.

He estado viendo con sumo interés en la red la intervención de Javier Solana, Presidente de Economía y Política Global de ESADE, en el XXII Encuentro Empresarial de ELKARGI, "El momento económico, financiero y empresarial”: La exposición, en vídeo, está en:

www.elkargi.es/es/elkargi/junta-general-xxii-encuentro-empresarial/javier-solana/522.aspx

El Dr. Javier Solana, catedrático de física del estado sólido, que ha sido Mr. PESC, Secretario General de la OTAN y ministro de Cultura, Educación y Asuntos Exteriores, comenzó diciendo que “Vuelve la historia” y habló de “la aceleración de la historia” (frente al “fin de la historia” que se proclamaba hace una década”) con casos como las revueltas árabes, la catástrofe de Japón (con el impacto negativo sobre la energía nuclear), la transformación del poder, la desoccidentalización, etc. y ha reclamado cambios "profundos" para hacer frente al "gran despilfarro de recursos humanos" que se da en España.

Javier Solana amentó el "gravísimo error" que se está cometiendo en la gestión de recursos humanos, con un "gran despilfarro de los mismos", de manera que "los mejores no están yendo a donde serían más útiles". "Ellos se enriquecen mientras sus sociedades se empobrecen". Por ello, ha indicado que hay que "cambiar las cosas de un modo muy profundo".

El mundo "crece hacia la multipolaridad", contexto que debe llevar a crear instituciones internacionales que lo gobiernen y a equilibrar la participación de países emergentes, como China o India, en instituciones como la Organización Mundial del Comercio, una de las "más sólidas para empujar la salida de la crisis", pero que debe desarrollar esquemas comerciales multilaterales y globales, y no "acuerdos múltiples bilaterales".

Elogió a la Unión Europea afirmando que es "genial" que países diferentes sean capaces de "entregar soberanía" y señaló que este modelo debería ser analizado en otras regiones del mundo, como ya se está haciendo en el sudeste asiático.

La gobernanza mundial resultará "más fácil" si cuenta con "estructuras más moleculares que atómicas", es decir, con "países que decidan compartir su soberanía". Criticó la "disfuncionalidad" de los sistemas de gobierno de las democracias, especialmente a la hora de afrontar problemas que requieren soluciones "rápidas", lo que les va a llevar a perder "posibilidades de desarrollo", y como ejemplo ha apuntado EE.UU. y su gestión del desastre provocado por el huracán Katrina.

Finalmente, abogó por "no claudicar" ante los cambios que conlleva esta multipolarización y globalización, ni confrontarse con los países emergentes "más allá que en la Ley que debe de ser internacional", porque "sólo nos queda cooperar y competir, algo inexorable" Una ponencia muy interesante, que define el momento histórico que vivimos.

Hoy George Clooney ha cumplido 50 años y está, al parecer, mejor que nunca (de sus 35 películas, me quedo con "Up in the air", "Ocean's eleven", "Michael Clayton", "Crueldad intolerable" y "El pacificador"). Y el Empire State, 80 años. El símbolo de “la Gran Manzana”.

Y especialmente mi recuerdo a Severiano Balelsteros, el mejor golfista español de la historia. Tuve la enrome fortuna de tratarle personalmente, y era una persona entrañable. Hasta siempre, Seve. Mi gratitud va hoy con él, por los grandes momentos que nos ha hecho pasar y porque es un ejemplo de excelente deportista. Tu recuerdo siempre estará con nosotros.