Páginas vistas en total

lunes, 18 de abril de 2011

La nau de totes y tots

Jornada muy especial la de hoy lunes. He tomado el AVE de las 7.30 horas para ir a Valencia, que estaba plenamente primaveral. He tenido el privilegio de participar en la puesta en marcha del “Pla Estratègic de la Universitat de València 2012-2015. Avancem amb Qriteris” que ha tenido lugar en el Auditori Joan Plaça del Jardín Botánico de la Universidad.

Antes de iniciar el acto, el anterior Rector de la Universidad desde 2002 a 2010 y Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional de San Luis (Argentina), Francisco Tomás Vert, muy amablemente nos ha enseñado este precioso Jardín. El Jardín Botánico de la Universidad de Valencia se fundó en el año 1567 y durante más de 200 años fue un huerto de plantas medicinales, vinculado a los estudios de Medicina. En el año 1802 la Universidad lo situó definitivamente en el Huerto de Tramoyeres, fuera de los muros de la ciudad, en las inmediaciones del convento de San Sebastián, cerca de las Torres de Quart. En 1985 fue considerado por los estatutos universitarios como “un centro de investigación, docencia y cultura”. Restaurado en dos etapas entre 1989 a 1991 (recuperación del espacio ajardinado) y 1998 a 2000 (nuevo edificio de investigación), unas 111.000 personas visitaron el Jardín Botánico en 2010. Dado que este 2011 es el Año de los Bosques, deberíamos ser más quienes lo visitáramos, porque es una maravilla.

Mañana martes 19, en este estupendo auditorio del jardín botánico, Winds Ensemble (una agrupación formada por instrumentistas de la Orquesta Filarmónica de la Universidad de Valencia, la Joven Orquesta de la Generalitat Valenciana y la Joven Orquesta Nacional de Cataluña), dirigida por José Vicente Sanchís, tocará obras de Mozart con motivo de la primavera. Un ejemplo más del servicio que presta la Universidad a la sociedad valenciana.

El orden del día de esta mañana ha sido, tras la recepción de asistentes (en su inmensa mayoría, profesores de la universidad, equipo rectoral), la conferencia de un servidor sobre “Una estrategia para la ilusión. Qué podemos aprender de nuestra estrategia y qué debe esperar la estrategia de nosotros”, de una hora. Agradezco mucho la presentación que ha hecho de mi persona el Vicerrector de Cultura, Igualdad y Planificación y Catedrático de Sociología Antonio Ariño (autor, entre otros, de los libros Sociología de la cultura en España’, ‘La participación cultural en España’, ‘Las encrucijadas de la diversidad cultural’, ‘Diccionario de la solidaridad’, y ‘El movimiento Open, las prácticas culturales en España”).

Me he centrado básicamente a cuatro bloques: la Estrategia (partiendo de la etimología de la palabra, del Estrategós, y la he conectado con el origen del término Liderazgo: la Estrategia como ejercicio del Liderazgo, con el ejemplo del informe “Transforma España” y la frase de Virgilio: “Pueden porque creen que pueden”), la Estrategia para una Nueva Era (la Era Conceptual, Economía Conductual y Cultura del Regalo, en la que imperan la Generosidad y el Altruismo, con cuatro ganadores: la Confianza, la Excelencia, la Innovación y el Talento), una Estrategia para la Ilusión (partiendo del concepto original de la ilusión y de la transformación de éste a partir de Espronceda, siete claves para multiplicar la Ilusión: Reto, tener cuidado con los limitantes: sobrepensamiento y comparación social, Gratitud, Consciencia, Amabilidad y Aprovechamiento de las cuatro energías: física, mental, emocional y de valores) y la Ilusión en la Estrategia (marketing 3.0., talento como puesta en valor, como Capacidad por Compromiso en el Contexto adecuado). He terminado con una cita de Bill Cosby: “No conozco el secreto del éxito, pero sí el secreto del fracaso, y es querer contentar a todo el mundo todo el tiempo”. En el turno de reflexiones y preguntas, hemos debatido sobre la motivación interna y externa; sobre la cultura del regalo y cómo combinarla con la excelencia; sobre “Inside Job”, el caso de Telefónica y el libro de Barbara Ehrenreich “Sonríe o muere”; sobre el humanismo en la empresa; sobre la implantación de la estrategia una vez diseñada. Hemos de poner el énfasis en la libertad, la dignidad y la felicidad, de una forma responsable, para contar con un proyecto ilusionante hacia el cumplimiento del cual pongamos nuestros mejores esfuerzos.

Tras la pausa-café, en el propio jardín, ha tenido lugar la conferencia “Excelencia y Plan Estratégico”, a cargo del Secretario General de Universidades, Marius Rubiralta, y a las 12.20 la presentación de la metodología de elaboración del plan estratégico de la Universitat de València 2012-2015, a cargo del Vicerrector Antonio Ariño, del Delegado del rector para el plan estratégico, Tomás González y de la jefa de servicio de análisis y planificación, Amparo Mañés. La clausura, a la una, ha corrido a cargo del rector de la Universitat de València, Esteban Morcillo.

Me encanta Valencia. Es una ciudad, una comunidad, que se está transformando ampliamente. Su clima, su cultura, su gastronomía y sobre todo su gente posee lo mejor de la magia mediterránea. La apuesta estratégica de la Universidad, en línea con el plan anterior, “La nau de totes i tots”, es un nuevo apoyo a la excelencia. Esta mañana, mientras estaba en la ciudad del Turia, me acordaba de aquella preciosa canción del grupo Revólver dedicada a ella, que se titula “Dentro de ti”: “El amor de una y mil vidas eres tú”. En apenas dos días, Valencia acogerá la final de la Copa del Rey: ¡qué mejor escenario para un gran combate deportivo (“la única justa de las batallas”, como diría Shakira)!

AVE de las 12.40 de vuelta a Madrid y de ahí a Lleida, a participar con la Dra. Leonor Gallardo en una conferencia de “Mourinho versus Guardiola. Dos métodos para el mismo objetivo”. Esta vez, entre el clásico de vuelta de la Liga y la final de Copa. Ha sido tan interesante, y me ha impresionado tanto EKKE, que voy a dedicarle la entrada de mañana en este blog.

Ayer por la mañana estuve viendo la película “La legión del águila”, del director escocés Kevin McDonald, basada en la novela “El águila de la novena legión” de Rosemary Sutcliff (1954), que ha vendido más de un millón de ejemplares. En el año 120 d C la novena legión desapareció al norte de Britannia y Adriano creó un muro que limitaba el mundo conocido. Al norte estaban las tribus rebeldes de Caledonia (la actual Escocia). Marco Flavio Aquila desea restaurar la empañada reputación de su padre Flavio. Hace veinte años que los 5.000 hombres de la Novena Legión, encabezados por Flavio y su famoso emblema de oro, el águila de la Novena Legión, marcharon hacia el norte, a Caledonia. Jamás volvieron. Educado para convertirse en un brillante soldado y al mando de un pequeño fortín situado en el suroeste de la isla, Marco hace prueba de un valor inconmensurable durante un asedio. Roma le elogia, pero le separa del servicio debido a sus graves heridas. Desmoralizado, convalece en la villa de su tío Aquila, un oficial retirado. Durante una pelea de gladiadores, Marco pide impulsivamente que se perdone la vida a un joven, y Aquila compra al britano, Esca, para regalárselo. Marco trata a Esca con desprecio, y el esclavo odia todo lo que es romano. Pero es un hombre de palabra y jura servir a quien le ha salvado la vida.

Al oír que se ha visto el águila de oro en un templo del lejano norte, Marco decide actuar y, junto con Esca, cruza el Muro de Adriano para recuperar el águila y limpiar la reputación de su padre. Ambos han de enfrentarse a los guerreros de los Foca. En “La Legión del águila” se encuentran tres culturas: la celta, la britana y la romana. A través de Marco y Esca, dos hombres con una misión imposible, la cinta nos ofrece dilemas como ¿Hasta dónde llega la conquista? ¿Hasta dónde se puede cambiar a un individuo y su cultura?

De esta película, me han gustado algunas frases del guión de Jeremy Brock: “Tus hombres se han salvado; gracias a tu intervención, honor y fidelidad” (Aquila a su sobrino). “Intentarlo es fracasar”. “No puede dejar que alguien de su calaña te provoque”. “Honor perdido, todo perdido”. “Es un esclavo: dice lo que dice y hace lo que hace por obligación”. “(El águila) no es un trozo de metal. Es Roma. Es un símbolo de nuestro honor. Cada conquista, pensamos: lo ha hecho Roma”. “Recordemos a los hombres que lucharon y murieron en nombre del honor”. Una peli de acción entretenida, para quienes nos gusta el cine de aventuras.

Mis agradecimientos hoy a Tomás, Antonio, Paco, Roberto e Irene, porque compaginan el rigor académico con ser grandes personas.