Páginas vistas en total

viernes, 22 de abril de 2011

Divulgadores y pensadores

Día soleado en Alicante. Playa, piscina, paseo por la tarde y cena con amigos organizada por Paco en su casa. Paco Carreras es, entre otras muchas cosas, un mago del bricolaje, todo un chef, un verdadero artista, y un hombre entrañablemente familiar.

De las lecturas de hoy me quedo con ¿Qué piensan los intelectuales? La 2 prepara un espacio con primeros espadas del pensamiento, de Isabel Gallo en El País. Es el siguiente:

"Eduard Punset, abogado, economista, divulgador científico, alma mater del Redes (La 2) y escritor de más de una docena de libros con títulos como Excusas para no pensar, El viaje al poder de la mente o ¿Por qué somos cómo somos? es uno de los protagonistas de Pienso, luego existo, el nuevo espacio de La 2, bautizado con la famosa frase del filósofo francés Descartes, contenido en El discurso del método. Antonio Escohotado, ensayista y profesor universitario cuyos trabajos se han dirigido principalmente a los campos del derecho y la sociología, y que ha obtenido gran notoriedad gracias a sus investigaciones sobre las drogas, con su obra magna Historia general de las drogas, es otro de los invitados del programa que retratará en primera persona a algunos de los principales filósofos y pensadores del panorama español contemporáneo.

Victoria Camps, catedrática de Ética de la Universidad Autónoma de Barcelona, ex senadora, presidenta del Comité de Bioética de España, autora de libros como Virtudes públicas (premio Espasa de Ensayo) o Paradojas del individualismo y gran defensora del papel de la mujer en la vida política es otra de las participantes junto a José Antonio Marina, Rafael Argullol, Javier Sádaba Eugenio Trías, Jesús Mosterín, Amelia Valcárcel y Manuel Cruz.

Pienso, luego existo es un formato de 40 minutos que se mueve entre el documental y la entrevista. Dirigido por Luis Carrizo, contará como invitados con primeros espadas españoles del pensamiento para saber qué piensan, cómo piensan, y por qué piensan lo que piensan algunos de los más destacados intelectuales del país. A partir de sus propias voces, se realizará un recorrido por su vida y, sobre todo, por sus ideas, de manera que los espectadores puedan conocer su visión del mundo, su trayectoria y sus reflexiones sobre los grandes temas e inquietudes del ser humano, así como sus referentes filosóficos y artísticos, y los momentos y revelaciones que han marcado su pensamiento. Además, cuenta con las aportaciones de otras personas que hablarán de la vida y obra del protagonista. Se trata de periodistas, profesores, escritores o artistas relevantes e íntimamente relacionados con su vida y obra, que comentarán las aportaciones a la cultura y al pensamiento del personaje central del capítulo.

El programa es "una puerta al conocimiento íntimo y al conocimiento universal que reivindica el valor de la reflexión crítica, del saber, de la filosofía como el arte de preguntar y de pensar el mundo", explican fuentes próximas a la producción de Pienso, luego existo, que todavía no tiene fecha de estreno. "Es el privilegio de escuchar las voces y conocer las visiones de personajes necesarios para entender nuestra cultura y nuestra sociedad, una oportunidad para comprender mejor el presente desde la reflexión y la sabiduría; una ventana abierta a aquellos intelectuales que son dignos merecedores de un espacio en la televisión pública", añaden”.

No corren buenos tiempos para los intelectuales en nuestro país. Me estoy haciendo la colección de libros GRANDES PENSADORES ESPAÑOLES de Planeta De Agostini. De momento, llevo 15: España invertebrada, La deshumanización del arte, de José Ortega y Gasset, Del sentimiento trágico de la vida, de Miguel de Unamuno, Raíz y decoro de España, Ensayos liberales, de Gregorio Marañón, Reglas y consejos sobre investigación científica, El hombre natural y el hombre artificial, de Santiago Ramón y Cajal, Orígenes del español, de Menéndez Pidal, A qué llamamos España, de Pedro Laín Entralgo, El criterio, de Jaime Balmes, El intelectual y su mundo, de Julián Marías, Hacia un saber sobre el alma, de María Zambrano, Sobre la realidad, de Xavier Zubiri, Escritos, de Severo Ochoa, La incomunicación, de Carlos Castilla del Pino, La crisis del catolicismo, de José Luis López Aranguren, Tiempo, sustancia, lenguaje. Ensayos de metafísica, de Fernando Inciarte, España. Un enigma histórico, de Claudio Sánchez Albornoz.

En una colección de pensadores actuales estarían José Antonio Marina, Daniel Inerarity, Fernando Savater, Raimon Pannikar, Emilio Lledó, Adela Cortina, Victoria Camps, Javier Sádaba, Eugenio Trías, Antonio Medrano… y en el mundo de la gestión empresarial, Santiago Álvarez de Mon, José Manuel Casado, Douglas McEncroe, Mario Alonso Puig, Javier Fernández Aguado, Enrique Alcat, Rubén Turienzo, Luis Huete, Álvaro González-Alorda y muchos más. Lástima que nuestra sociedad no esté a la altura de sus pensadores.

Mis agradecimientos hoy a los anfitriones de la cena de esta noche: Paco y Alicia, Marta y los chicos, y a los exquisitos dulces de Anabel.