Páginas vistas en total

viernes, 29 de abril de 2011

Come rain or Come shine

La lluvia en Sevilla… no es pura maravilla, sino algo cansina. A eso de las tres menos cuarto, se ha puesto a llover incesantemente, de nuevo, en la capital hispalense. He cogido el AVE de las 6.35 horas de Madrid a Sevilla y el de vuelta a las 15.45 h. Programa de Desarrollo Directivo para EGMASA organizado por ETEA – Loyola Leadership School. He tenido el privilegio de participar en este programa bianual en 2007, 2009 y ahora en 2011. Antes de la crisis, en plena crisis y cuando, cuatro años después, seguimos en las mismas y muchos nos tememos que no hemos aprendido lo suficiente de ésta. Me encanta trabajar con los profesionales de EGMASA, una de las mejores empresas para trabajar en Andalucía y en toda España, que hace una magnífica labor por el medio ambiente. Daniel me ha hecho una presentación muy cercana y cariñosa (llevaba mi último libro “Por qué necesitas un coach” perfectamente trabajado, lo que le agradezco sobremanera). Y todos los participantes han puesto la carne en el asador para que aprendiéramos juntos.

Muy de agradecer también el comentario del mismo libro en Executive Excellence, la revista que se publica junto con Cinco Días el último jueves de cada mes y que es de lo mejorcito del panorama gerencial española. Es la siguiente:

“Nadie mejor que Juan Carlos Cubeiro, uno de los mejores expertos en coaching, talento y liderazgo de nuestro país, para escribir un libro sobre los beneficios del coaching, pero también sobre las trampas que se esconden detrás de él.

Como el propio autor explica en su blog Hablemos de talento, hemos de pasar de la formación al desarrollo, de los conocimientos a los comportamientos (ver un vídeo de Rafa Nadal no te convierte en un tenista como él), para lo cual el coaching es insustituible. Por ello, hemos de revisar en nuestros procesos de coaching nuestra vocación, nuestros retos, nuestra audacia, nuestro optimismo, nuestra capacidad de comunicación, nuestra generación de confianza, nuestra ilusión, nuestra red y nuestra felicidad (para la que la gratitud es determinante) de forma integral e íntegra”.

Muchas gracias a Federico Fernández de Santos, director de Executive Excellence, y a todo su equipo (Aldara, Sandra, etc), por este comentario y por la excelente labor que realizan elevando la calidad directiva de nuestro país a través de valiosa información y artículos de primerísimo nivel. La revista puede leerse online en http://www.eexcellence.es/revista/n80abril2011/

En el tren de vuelta, he estado escuchando diferentes versiones de Come rain or come shine. Una canción de 1946 compuesta por Harold Arlen con letra de Johnny Mercer, cuya letra dice lo siguiente:

I’m gonna love you

Like nobody's loved you

Come rain or come shine.

High as a mountain and deep as a river

Come rain or come shine.

Well I guess when you met me

That it were just one of those things.

Don't you ever bet me

Cause I'm gonna be true if you let me.

Oh you're gonna love me

Like nobody's loved me

Come rain or come shine.

Happy together, unhappy together

Won't that be fine.

Day may be cloudy or sunny,

We're either in or we're out of our money,

I'm with you always,

I'm with you rain or shine.

You're gonna love me

Like nobody's loved me

Come rain or come shine.

Happy together, unhappy together

Won't that be fine.

Day may be cloudy or sunny,

We're in or we're out of our money,

I'm with you always

I'm with you rain or shine

Rain or shine.

I'm with you always,

I'm with you rain or shine .

En castellano se traduciría por:

“Voy a amarte

Como nadie te ha amado

Ya llueva o brille el sol.

Tan alto como una montaña y con la profundidad de un río,

Ya llueva o brille el sol.

Creo que cuando me encontraste

Ocurrió una de esas cosas.

Puedes apostar

A que seré sincero si me dejas serlo.

Oh, me vas a amar

Como nadie me ha amado

Ya llueva o brille el sol.

Felices juntos, desdichados juntos,

¿No te parece que estará bien?

El día puede estar nuboso o soleado,

Podemos tener o no dinero,

Pero estaré contigo,

Estaré contigo llueva o haga sol.

Y tú vas a amarme

Como nadie me ha amado

Ya llueva o brille el sol.

Felices juntos, desdichados juntos,

¿No te parece que estará bien?

El día puede estar nuboso o soleado,

Podemos tener o no dinero,

Pero estaré contigo.

Estaré contigo llueva o haga sol.

Tú vas a amarme

Como nadie me ha amado

Llueva o brille el sol.

Felices juntos, desdichados juntos

¿No te parece que estará bien?”

Preciosa canción, que han cantado decenas de intérpretes. Personalmente me quedo, en el talento masculino, con las versiones de Ray Charles (www.youtube.com/watch?v=Pxs3jGy9k9w&feature=related), de FrankSinatra (www.youtube.com/watch?v=Pxs3jGy9k9w&feature=related), de Don Henley para la banda sonora de “Leaving Las Vegas” (www.youtube.com/watch?v=T6rgNdqv7kU&feature=related), de Al Jarreau (www.youtube.com/watch?v=9WVieQbomOc&feature=fvsr) y de BB King con Eric Clapton (www.youtube.com/watch?v=p4HACt_TqD4&feature=related). Respecto al talento femenino, con la de Mary J Blige en el homenaje a Ray Charles (www.youtube.com/watch?v=JoyYpECLn3s), con Dinah Washington (www.youtube.com/watch?v=FPgpcvbze7s&feature=related), con la de Billie Hollyday (www.youtube.com/watch?v=XqECFy_qzkM&feature=related) y con la de Bette Midler, en la película “For the boys” (1991) (www.youtube.com/watch?v=UfkUP4YCWso&feature=related). No considero tan logradas las versiones de Chet Baker, Judy Garland, Barbra Streisand, Ella Fitzgerald o Vanessa Williams (lo siento, porque son grandes cantantes, pero en mi modesta opinión no es su canción). ¡Qué maravilla, en Youtube hay unos 1.500 vídeos de esta canción!

1 comentario:

DANIEL dijo...

Gracias Juan Carlos, seguro que continuamos compartiendo momentos tan interesantes.
Un abrazo.
Dani R.