Páginas vistas en total

lunes, 14 de marzo de 2011

Sobre ilusión, liderazgo y fútbol

Reunión por la mañana con una empresa cliente con la que habíamos trabajado hace 7 años. Se trata de una empresa familiar (primera generación) que ha duplicado su trabajo en estos años difíciles y que desea recuperar la ilusión y el entusiasmo. El entusiasmo del primer ejecutivo y fundador es muy estimulante y forma un tándem formidable, además de que la sucesión está asegurada. Me hace mucha ilusión colaborar en la ilusión de esta compañía, valga la redundancia.

Almuerzo en la Real Federación Española de Fútbol en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas con Jorge Carretero, portavoz de la RFEF y Director del Curso de Directores Deportivos (ya en su 11º edición). A las 15.15 horas, he tenido el honor de impartir el módulo de Liderazgo en la sesión inaugural. Varias decenas de alumnos (entre ellos, jugadores de altísimo nivel como Ismael Urzaiz, que me ha encantado como persona; padre de dos niños pequeños, quiere seguir vinculado al mundo del fútbol) con los que hemos aprendido fútbol sobre lo que define el liderazgo, cómo concretarlo y desarrollarlo. Esencial en todo directivo, y en este caso en los Directores Deportivos. Es evidente que el éxito de nuestro deporte no es por casualidad. El próximo 25 de marzo, ‘La Roja’ juega en Granada contra la República Checa en partido de clasificación de la Eurocopa.

Mi amigo Xosé Mari me ha enviado el artículo que salió publicado en el Diario Vasco el pasado viernes 11. Es la entrevista que me hizo en la sección de Deportes el periodista Miguel González con el título. “Lasarte tiene el mismo nivel de Liderazgo que Guardiola o Mourinho”:

"Cubeiro (Madrid, 1964) es uno de los mayores expertos internacionales en desarrollo del liderazgo y coaching. Esta semana ha estado en San Sebastián para ofrecer una conferencia sobre su último libro 'Mourinho vs Guardiola' organizada por Alumni ESTE dentro del nuevo proyecto de esta asociación de ex alumnos. El acto fue un verdadero éxito de público.

- Acláreme una duda. ¿Qué diferencias ve entre Pep y Mou?

- Básicamente tres. La primera tiene que ver con los clubes en los que están, porque son dos modelos de negocio diferente. El Barça es una empresa familiar, con unos valores, gente de cantera y una persona de casa. Y el Real Madrid se asemeja más a una multinacional, con jugadores de distintos idiomas, religiones y étnias. Mourinho ha estado en cuatro ligas europeas, habla cuatro idiomas y estará un tiempo en el Madrid y luego se irá a otro grande. A uno de esos diez clubes con opciones de Champions. También el modelo de negocio es distinto. El Real Madrid va a generar cuantos más ingresos mejor, con la venta de camisetas y el merchandising, y el del Barça optimiza mucho los costes, con gente de la cantera que es barata. Donde tiene que acertar es en detectar el talento y saber desarrollarlo.

- ¿Las otras dos diferencias?

- La segunda es cómo tratan a los jugadores. Guardiola es más cariñoso y Mourinho más retador, como hemos visto en los casos de Benzema, Cristiano Ronaldo, Pepe o Kaká. Busca que saquen lo mejor de sí mismos desde la provocación. La tercera diferencia tiene que ver con el jugador estrella de cada uno. Cristiano Ronaldo estará más cerca del mercenario que puede jugar en el Manchester, en el Madrid o donde pueda ver que gana, y Messi es un jugador de la cantera que no se plantea salir del Barça por muchas ofertas que reciba. Su padre es el representante, dedica sus goles a su abuela fallecida... Cristiano tiene un hijo con una modelo y lo cuida su familia. Son distintas creencias y valores en la vida.

- También habrá aspectos que identifiquen a los dos técnicos.

- Más de los que les separan. Como buenos líderes saben mandar y decidir. Guardiola cuando llegó dejó claro con quién iba a jugar y con quién no y cómo había que entrenar. Y el portugués impuso los diez 'moudamientos': puntualidad, que sólo haya agua en la nevera de los hoteles, que no haya visitas y todo eso. Además, los dos tienen credibilidad y son respetados, uno por haber sido un gran jugador y otro por lo que ha ganado. También evitan la gente tóxica. Guardiola se cargó a Deco, Ronaldinho, Etoo o Ibrahimovic, y Mourinho no contaba con Guti ni con Raúl para un proyecto en torno a CR7. Los dos son buenos oyentes, les gusta escuchar. Lillo llamaba a Guardiola 'Pep esponja' y Mourinho siempre quiere aprender.

- ¿...?

- En resumen, los dos tienen una identidad propia; son muy profesionales a la hora de liderar sus equipos, gestionan muy bien a los que no juegan; y generan estados de ánimos ganadores, donde no hay euforia en el éxito ni desánimo en la derrota.

- ¿A qué cree que se debe el enfado permanente de Mourinho?

- Su madre fue profesora universitaria y él siempre dice que une la universidad con el deporte. Razona mucho todo lo que hace. Cuando perdió 5-0 en el Camp Nou no cayó en el desánimo. Dijo que ellos habían jugado mejor, que no eran más que tres puntos, que había que seguir, cuando jugadores como Sergio Ramos estaban con ganas de hablar. Les dijo aquello de que se llora cuando se gana y no cuando se pierde.

- ¿Y su obsesión ahora con los árbitros, el calendario y todo eso?

- Está dando una sensación de frialdad y distancia anticipando que es muy probable que no ganen la Liga. Es más que nada una pose. Él siempre ha sido mejor en su segundo año que en el primero, aunque el Madrid no puede estar otro año en blanco. Ha fichado bien a gente como Ozil, Khedira y Di María, a Benzema lo ha recuperado, a Adebayor, un tío polémico, lo está llevando bien... Hay dos mourinhos: el que trabaja en Valdebebas y el que comparece en rueda de prensa, que es un pararrayos para que la gente no se fije en sus jugadores. Que no hablen de Sergio Ramos, de Cristiano... Eso sí, el Madrid puede perder parte de su popularidad, pero él sirve a sus clientes: los aficionados.

- Si Iniesta no llega a marcar en el descuento de Stamford Bridge hace dos años no habría habido ni Champions, ni Supercopa de Europa ni Mundialito...

- Guardiola consigue que sus jugadores siempre tengan hambre. Juega cada torneo a ganar o perder, pero no piensa en el siguiente. Igual que hace al firmar su contrato por un año. El año pasado se podía haber vivido como un fracaso las eliminaciones en Copa y Champions ante el Sevilla y el Inter, y no fue así. Trata al éxito y al fracaso como dos extraños. No se emborracha con el éxito y toma distancia respecto del fracaso. La pelota puede entrar o no, pero él siempre se mantiene a distancia.

- ¿Lo mejor de cada uno?

- De Guardiola, la serenidad que imprime a su equipo a la hora de trabajar. Mourinho es una persona muy potente intelectualmente, en los métodos de entrenamiento, en la elección de los jugadores... A él le puede más la razón que la emoción, y a Guardiola al revés.

- ¿Qué nos dice de Lasarte?

- Genera un clima de alto rendimiento, de resultados... Consiguió ascender al primer intento y escapar de una categoría complicada en la que clubes históricos pasan muchos años. Todo ello con un equipo, a priori, con menos talento individual que el anterior. Y ahora en Primera está tratando de tú a tú a equipos de mucho más potencial, sobre todo económico, como Villarreal, Sevilla, Atlético, Valencia... y teniendo en cuenta que la cantera tiene que ir adaptándose. Creo que tiene el mismo nivel de liderazgo que Mourinho o Guardiola.

- ¿Qué aspecto destacaría de él?

- La capacidad de adaptarse al contexto. El año pasado vimos a una Real jugando ante equipos peleones, correosos, que daban más patadas... con otro estilo más eficaz que brillante. Y ahora está jugando como un equipo de Primera. Desde el primer momento ha inculcado a sus jugadores que son de Primera y que no son menos que nadie.

- Esta semana precisamente está habiendo cierta confusión respecto a los objetivos de la Real.

- Gregorio Manzano alertaba en su época en el Mallorca del peligro de jugar la Europa League, porque entendía que no iba a llegar muy lejos y que la temporada siguiente podía pasar factura al duplicar los esfuerzos con los mismos jugadores. En lo económico y en lo deportivo es muy arriesgado. La afición se puede entusiasmar con jugar en Europa y eso puede tener su castigo. El Racing recuerdo que hizo una buena UEFA, llegó a jugar ante el PSG, y estuvo a punto de bajar.

- O sea, que tiene truco aquello de 'no estamos preparados para cotas más altas'.

- Si lo que esperas es la permanencia y lo consigues, es un éxito. Si de repente te fijas en Europa y al final quedas en la zona media, puede parecer un fracaso. Hay que gestionar muy bien las expectativas. Los objetivos deben ser ambiciosos pero también realistas. Estamos hablando de que la Real tiene muchos futbolistas jóvenes, llenos de fuerza, que al final se imbuyen de las emociones. Si piensas todo el día en Europa y no lo consigues, te puede dejar en una situación de desánimo terrible. Fíjate lo que le pasó al Betis con el Barcelona. Ganó al mejor equipo del mundo y en febrero ha encadenado cinco derrotas. No debes olvidar nunca quién eres”.

Mis agradecimientos de hoy a Pilar, Fernando, Jorge y su equipo.