Páginas vistas en total

lunes, 7 de marzo de 2011

Fomentando la Excelencia... y la Libertad

Hoy he pasado un maravilloso día en el País Vasco. A eso de las 10, en el aeropuerto de Bilbao, me ha recogido mi gran amigo José Mari Ulazia y me ha presentado a Ignacio Oñate, que ha sido el primer presidente de los antiguos alumnos de la Deusto Business School. Ignacio, DG del Grupo Tamoin (www.tamoin.com), ha tenido la enorme generosidad de dedicar toda la jornada a estar con nosotros.

Primero hemos ido a Euskalit, la Fundación Vasca para la Excelencia, que dirige Mikel Ugarce. José Mari ha recordado el premio que en su día la Gestio Eskola de Elgoibar le concedió a Euskalit (expuesto en la sala de reuniones) y que reza: “Gracias a vuestra Calidad nos hacéis más felices”. Patxi, Luis y Galder, de Euskalit, nos han hecho una estupenda presentación de la Fundación. “No ponernos nerviosos por el ruido que hagan otros”. Con 18 personas y un presupuesto de 2’6 M € (60% subvencionado por el Gobierno Vasco), Euskalit vive activamente su Misión, su Visión y sus Valores (Coherencia, Cooperación y Cohesión). Se trata de hacer las cosas bien y aplicar lo que predican. Por ejemplo, toda la documentación, incluidos los salarios, está disponible a la plantilla. Se organiza por procesos: operativo, de gestión y de apoyo. Para ser entidad presidente y VP de Euskalit, debe tener la Q de plata o la Q de oro. Euskalit tiene 729 empresas socias y 2.200 evaluadores, que reciben formación anualmente. En los procesos de evaluación ni los voluntarios cobran ni las empresas evaluadas pagan.

Para solicitar la evaluación externa, una persona del Comité de Dirección ha de formar parte del Club de Evaluadores (el 20% del Club son “primeros espadas”). Lo que provoca Euskalit es un Cambio Cultural: “Los premios son una zanahoria”. Lo importante es identificar las organizaciones más avanzadas y fomentar la excelencia. La propia Euskalit tiene el reconocimiento de la EFQM.

El Club de Evaluadores comenzó en 1997 (4 años después de iniciarse Euskalit) con 5 directivos. En 1992 Eduardo Tolosa (entonces en el BBV) propuso empezar con formación y crear cantera. Una buena decisión. Entre los cursos que desarrolla Euskalit está el 5S Klub (6.500 asistentes en 2010), con el propósito de que las pymes estén bien gestionadas; KnowInn (Aprenderr-Aplicar-Innovar), con 940 personas en 2010; FOAC (Formación para la Acción): 1200 profesionales en 2010. Y además, en la web se ofrecen 20-30 herramientas de gestión.

El año pasado, 1.016 organizaciones se han evaluado (en EFQM, Bikain, Comercio Excelente, Accesibilidad Turísitica, 5S- Productividad y Mejor lugar de trabajo).

¿Funciona la Excelencia? Un par de ejemplos: de las empresas socias, ninguna ha estado estos años en concurso de acreedores. De todos los premios europeos, 23 son para organizaciones del País Vasco (31 en toda España), 28 en Gran Bretaña, 26 en Alemania. En el País Vasco hay 42 Q de oro y 185 Q de plata, en el mundo empresarial, universitario, educativo, etc.

Me he llevado de Euskalit un montón de información muy interesante. Entre ella, las 12 herramientas para el Desarrollo del Liderazgo (el Criterio 1 del Modelo Europeo de Excelencia), que voy a estudiar con mucho interés. Euskalit es una sorpresa muy positiva; desde ya me comprometo a ayudar para difundir la extraordinaria labor que realiza. La austeridad que demuestra (algo que honra a Euskalit y quienes la integran) es perfectamente compatible con la puesta en valor y con el sano orgullo de difundir un trabajo bien hecho.

A eso de la una hemos ido a Loyola, a ver al jesuita Valentín Bengoa. A sus 87 años, este jesuita, siempre vinculado a la acción social, es uno de las personas más sabias que he conocido nunca. Ha tenido la amabilidad de enseñarnos la casa natal de San Ignacio y contarnos su vida, en especial la transformación de hombre medieval a hombre moderno. Fascinante. Nos ha hablado de los ejercicios espirituales, de la evolución de la Compañía de Jesús, de la etapa del padre Arrupe y las siguientes, de la teología de la liberación… Hemos compartido mesa y mantel los cuatro (José Marí, Ignacio, Valentín y un servidor) y después nos ha enseñado la Basílica. Tendré que encontrar un par de días próximamente para quedarme en el hotel cercano a Loyola y aprender mucho más de la excelencia personal de Valentín Bengoa.

Por la tarde, a las 6, he tenido el honor de impartir una conferencia sobre “Mourinho versus Guardiola” en Deusto en San Sebastián, en el acto inaugural de la Asociación de Antiguos Alumnos de la Deusto Business School y la Asociación de Antiguos Alumnos de ESTE. El ejemplo en el deporte del Liderazgo Capacitador, del Liderazgo de los nuevos tiempos.

A las 20.30 horas, vuelo a Madrid (puntual). Ha sido un día muy completo, del que me siento, como diría el bueno de José Mari, "fenomenal y feliz".

Mi profundo agradecimiento hoy a José Mari Ulazia, que vive con pasión la amistad, la calidad y la ética; a Ignacio, Valentín. Patxi, Luis y Galder y a Esteban Heredia, Mónika, Isabel, Irene, Koldo y todos los asistentes que han llenado la sala de Deusto esta tarde. Me he sentido, una vez más, en casa.