Páginas vistas en total

viernes, 25 de marzo de 2011

Duplicar la ilusión

Reunión a las 9.30 de la mañana en (h)arina, una cafetería muy especial de la Plaza de la Independencia con los profesores del I Ciclo del Curso Superior de Coaching Estratégico de FUNDESEM, que a decir de la Escuela de Negocios de Alicante ha sido todo un éxito. Hemos estado haciendo un pequeño DAFO (Fortalezas, Debilidades, Oportunidades y Amenazas) de este primer ciclo y generando un plan de acción para el II Ciclo y para otras iniciativas ligadas al Coaching.

Después de una hora en la oficina (enviar a través de Mª Jesús mi tribuna para Dossier empresarial que se publicará el próximo viernes 1, “La crisis en la que despreciamos el talento” y algunos asuntos de agenda), he ido a Dúplex elevación, empresa fundad en 1976 y actualmente uno de los cuatro mayores grupos nacionales de su sector y una de las ocho primeras empresas de España en lo suyo, incluyendo las multinacionales. Hoy Fernando Tovar, su fundador y presidente, celebraba con buena parte de los profesionales de Dúplex su cumpleaños y han tenido la amabilidad de contar con nosotros para ello. Dúplex es cliente desde hace muchos años, ha estado comprando e integrando pequeñas compañías y recientemente ha duplicado su tamaño con una importante adquisición. En las últimas semanas ha vivido y está viviendo una serie de vicisitudes excepcionales nada fáciles y por ello la reunión de hoy era particularmente importante.

En principio, el plan era empezar a las 13.30 horas en una sala del restaurante Araceli en San Agustín de Guadalix (la capital gastronómica de la Comunidad de Madrid) y después comer juntos en el mismo restaurante. Nos hemos encontrado con un accidente en el km. 29 (ha volcado un camión a las 10.27 h en el sentido creciente de la kilométrica) que nos ha hecho llegar con 90 minutos de retraso prácticamente a todos. Así es la vida. Hemos comenzado con unas palabras de Fernando Tovar (“vivencias”, como él mismo ha dicho) sobre su madre y su nieto Gonzalo, en las que nos ha hablado del paso del tiempo y de la necesidad de compartir. Me gusta mucho el estilo tan cercano, humano y cariñoso de Fernando, que a sus 65 años sigue al pie del cañón. Tiene a dos de sus hijos, Fernando y Alejandro, en el negocio con él (el tercero, Nacho, que trabajó en Eurotalent, vive fuera de Madrid y se dedica a una vida distinta de la empresarial), por lo que ha asegurado el legado de Dúplex de forma certera.

Almuerzo en una da las salas de Araceli. He tenido la fortuna de comer junto a Fernando, Pilar, Paloma, Mercedes, José Luis, José María y otra Pilar. Unas entradas estupendas y el clásico cordero, delicioso.

Y después de este pantagruélico festín, un servidor les ha hablado durante una hora y media de “Duplicar la ilusión”. La compañía ha duplicado de golpe el tamaño, y ahora debe duplicar la Ilusión. Me he referido a la “invención positiva” de la palabra por el extremeño José de Espronceda en 1840 (en el libro “El estudiante de Salamanca”, precedente de Don Juan Tenorio): la ilusión como “vñispera del gozo” (Pedro Salinas), que para el maestro Julián Marías el verbo de la ilusión no era ilusionarse sino “desvivirse” y a las siete claves para duplicar la Ilusión:

Inspiración: el Reto (para fluir, elevemos nuestras capacidades a la altura de nuestro reto).

Limitantes: Pensar demasiad y la Comparación social nos dificultan la ilusión y la felicidad.

Utilidad: Gratitud (la Gratitud y el perdón son los mayores antidepresivos, por encima del sexo, el prozac y el chocolate).

Saboreo: Consciencia (Disfrutar conscientemente con los cinco sentidos).

Impacto social: Amabilidad (“La verdadera felicidad consiste en hacer felices a los demás”, Dalai Lama; se trata de generar muchas emociones positivas).

Optimismo inteligente (que se mide y se gestiona adecuadamente).

Naturaleza humana: Cuatro energías (debemos estar en forma en lo físico, lo mental, lo emocional y lo espiritual).

El nuevo paradigma, como ha dicho Fernando, es COMPARTIR. Su gente le ha regalado una Nintendo DS y un programa "Brain Trainning". Desde Eurotalent le hemos regalado un trofeo (una ensaladera a lo Copa Davis) con la frase: “Duplex, la empresa más feliz de España 2011). A sus integrantes, compartiendo y duplicando la ilusión, les corresponde alcanzar ese reto en los próximos 1.000 días.

Fernando ha cerrado el acto, como no podía ser de otra manera, revelando dos vivencias personales: Cómo afrontó una operación de enorme riesgo a los 60 años pensando que había vivido una buena vida, organizando un torneo de golf (deporte que le apasiona) con sus amigos y, tras el éxito de la operación, comprándose el coche que quería, y cómo muchos de los que estaban allí le habían ayudado a superar un momento personal difícil hace unos 15 años. Por ello, dijo, se sentía y se siente en deuda con ellos.

Un día maravilloso de celebración, de generar ilusión, de participar activamente en la historia de una estupenda comunidad humana. Gracias a Pilar Santos (puro talento femenino, una de las mejores directivas que conozco) y a Fernando por permitirnos compartirla y a todos los integrantes de Dúplex que tienen un reto apasionante por delante.

Por la noche, he estado viendo la remontada de España. Tras una primera parte en la que la República Checa ha puesto el autobús y se ha encontrado con un gol de enorme fortuna, dos goles de David Villa (m. 69 y 73) que le convierten en el mayor goleador de La Roja en su historia. Excepcional Xavi Hernández (100 partidos con la selección), Andrés Iniesta (el “Fred Astaire” del fútbol mundial) y muy sacrificada la labor del “Niño” Fernando Torres, que salió en la segunda parte. Llevamos 18 partidos consecutivos de competición ganando. Enhorabuena a Vicente del Bosque y a todo su equipo, que siguen generando en todos nosotros una enorme ilusión.

Estos días, para preparar el acto con Dúplex, he estado leyendo “El vendedor de sueños”, del brasileño Augusto Cury (psiquiatra y psicoterapeuta desde hace 25 años, es el autor más leído de su país). Una historia sobre el líder de un pequeño equipo, revolucionario, que proclama que las sociedades modernas se han convertido en un gran manicomio global en el que predominan el individualismo, el egocentrismo y el personalismo. Se declara un ignorante que reconoce que lo es y propone para el ser humano la reconstrucción (reinvención, renacimiento). “Mi identidad es lo que yo soy”. Su propuesta son los grandes sueños, empezando por la Generosidad. “El peor estafador no es el que engaña a otros, sino el que se engaña a sí mismo”. “Sed dignos de las alas que poseéis”. “No esperéis ver flores donde no cayeron las semillas”. “La vida es una fiesta”. “No dialogar con los demás es un acto tolerable, pero no dialogar con uno mismo es un acto insoportable”. “Sin utopías, nos transformamos en máquinas; sin esperanza, somos esclavos; sin sueños, somos autómatas”. Para un humilde forjador de Talento como un servidor, es un libro inquietante, provocador y muy útil.