Páginas vistas en total

domingo, 20 de febrero de 2011

¿Quién puede ser ambos cisnes?

Esta mañana hemos ido a ver “Cisne negro”, una de las películas favoritas a los Óscar que se entregarán el domingo que viene. Dirigida por Darren Aronofsky (que acaba de cumplir 42 años), que ha recibido una formación de primer nivel en la Universidad de Harvard y el American Film Institute y que rodó su primer largometraje (Pi, una cinta de culto) en 1996, a la que siguieron Réquiem por un sueño, La fuente de la vida y El luchador (León de Oro en el Festival de Venecia), es una excelente película. La historia de “El lago de los cisnes” como nunca antes se ha contado: el cisne blanco (una extraordinaria Natalie Portman, máxima favorita al Óscar a la mejor actriz), virginal, trabajadora, esforzada, que debe ser además el cisne negro: seductora, inquietante, que se deja llevar. La empuja al límite el director artístico de la compañía (el francés Vicent Cassel, que lo borda) y la atormenta su compañera Lily (la ucraniana Mila Kunis, una estupenda actriz). Completan el reparto una fascinante Barbara Hershey, ya mayor, en el papel de la madre absorbente de la protagonista y una impetuosa Winona Ryder, como la primera bailarina anterior.

Una cosecha de Óscar magnífica la de este año: El discurso del rey, La red social, Cisne negro, Toy Story 3… No están al mismo nivel 127 horas (aunque es un ejercicio meritorio de autosuperación del director de Slumdog Millionaire), Origen (la peli futurista de Christopher Nolan promete más que entrega) o Valor de ley (el western de los hermanos Coen). Me falta por ver Winter’s bone, The fighter y Los chicos están bien (se estrena la semana que viene).

De la prensa de hoy, he estado leyendo los distintos artículos sobre el 30º aniversario del 23-F, los dos artículos de El País Negocios sobre Liderazgo: Sin colaboración no hay liderazgo, de Susana Carrizosa, con opiniones de mis amigos José Cabrera (Cabrera Management Consulting), Mario Alonso Puig, Álex Rovira, y de Patricia Mantel (Repsol); Consumo insostenible, de Borja Vilaseca: “El paradigma es comprar lo realmente necesario y fabricado con respeto al medio ambiente”.

En Expansión & Empleo, Tino Fernández se pregunta si te gustaría que el Tío Gilito fuera tu jefe: tóxicos como Hearst (el ciudadano Kane, en su versión cinematográfica), con opiniones de Iñaki García de Leániz (compañero en los tiempos de Andersen), Julio Moreno (compañero en los tiempos de HayGroup) y Jorge Cagigas (compañero en AEDIPE, hoy y siempre), además de mis amigos Paco Muro (Otto Walter) y Douglas McEncroe. Montse Mateos se hace eco del estudio de HayGroup sobre el liderazgo en las mejores empresas europeas, que ha presentado Germán Nicolás. En el top, Unilever, Santander, Telefónica, Deutsche Bank, HSBC, Repsol, Volkswagen, L’Oreal, Danone y Vodafone. Un privilegio haber trabajado para todas ellas.

Mourinho versus Guardiola. El portugués lleva 9 años sin perder en casa, todo un récord. El catalán ha cumplido 100 partidos en la Liga, con sólo 7 derrotas: 251 puntos de los 300 posibles. Ha batido toda clase de récords: de victorias seguidas (16) y de victorias seguidas fuera de casa (10), victorias en la Liga (31) y fuera de casa (13), puntos (99), goles fuera de casa (44), gol average (+74), mayor goleada a domicilio (0-8 al Almeria). 274 goles a favor y 71 en contra. Todo ello, con 41 jugadores, 31 de ellos canteranos y 13 de ellos debutantes gracias a él. “De la excepcionalidad hemos hecho la normalidad y vivir con eso cuesta”.

He estado leyendo también los análisis de las Cajas de Ahorros (especialmente iberCaja, que no descarta seguir como tal, y Novacaixagalicia) y, en La Voz de Galicia, la entrevista a Joan Majó (doctor ingeniero industrial, ex ministro y asesor del presidente de la Generalitat): “Tocamos fondo, pero podemos andar bastante tiempo por él” (la crisis en forma de L). “Teníamos dinero para todo lo que quisiéramos, pero se gastó en lo que no necesitábamos”. “Alemania tuvo la suerte de que la crisis la pilló con el ajuste hecho por la reunificación”. Y el debate sobre si hay que desligar los salarios al IPC. El economista Manuel Lago cree que no: por la indefinición del concepto de productividad, por la dificultad de medirla, por su carácter anticíclico que la invalida como valor referencia. El catedrático de estructura económica Julio G. Sequeiros cree que sí, por los costes laborales unitarios, que están generando inflación. Modestamente, creo que depende del liderazgo y no de la macroeconomía: en las empresas en las que los directivos son jefes a la vieja usanza y los trabajadores unos “mandados”, su margen de maniobra para mejorar la productividad es casi nulo; en las compañías en las que sus directivos son verdaderos líderes y sus profesionales pueden mejorar la productividad a través de la autonomía, la maestría y el propósito (los tres grandes motivadores, como nos ha enseñado Daniel Pink), la retribución puede ligarse a la productividad. Así están las cosas.

En la contraportada de La Razón, entrevista de Cecilia García a Anita Seidler, a sus 30 años cofundadora del Hub Madrid: “Tenemos talento para sortear esta crisis”. “No importa tu edad, puedes hacer más de lo que piensas”. “Para mí lo más gratificante es que soy el actor de mi propia historia. Invierto tiempo, también dinero, en mi futuro, sin intermediarios, en el trabajo que me hace más feliz. No dependo de otros, soy el motor”. “Las empresas sociales son aquellas que generan no sólo un valor económico, sino también un valor en el medio ambiente, entendiendo que la huella que dejemos en él sea mínima, y proyección cultural y social para integrar a las personas más desfavorecidas”.

Finalmente, pero no en último lugar, la muerte de Florinda Chico, esa gran actriz cómica, a los 84 años. Seis décadas de profesión, 153 películas (entre ellas Cría cuervos, La casa de Bernarda Alba, Jarapellejos), más de 120 horas de teatro y mucha televisión (especialmente La casa de los Martínez, inolvidable). Extremeña de Don Benito, se despidió de los escenarios en 2004. Precioso el epitafio del actor Arturo Fernández en ABC: “Espérame en el cielo, chatina, con una bandeja de esas croquetas que tanto me gustaban cuando compartimos plató en “La casa de los líos”. Allí confirmé que, además de una actriz completa e inigualable, que tocaste todos los palos, eras una mujer entrañable, admirable. De una gran bondad y a la que era imposible no tomarle cariño, como el que te ha demostrado siempre tu marido, Santos, a quien envío un abrazo desde aquí”.

Una española ejemplar, como Vicente del Bosque y Agustín Ibarrola, premiados como tales por la Fundación Denaes. Mi agradecimiento a quienes muestran ejemplariedad en sus actos, más allá de sus palabras. Ellos son ambos cisnes, el blanco y el negro, porque son valientes. “Podrías ser brillante, pero eres una cobarde”, dice el director artístico (Vicent Cassel) en la peli antes de que el cisne blanco (Natalie Portman) se transforme. La brillantez con cobardía sabe a poco.