Páginas vistas en total

miércoles, 9 de febrero de 2011

El Espíritu de Alcántara

Extremadura no deja de sorprenderme. Juan me ha recogido a las 5 de la mañana en casa para ir a Alcántara (Cáceres) y allí hemos llegado (después de tomar un café a eso de las 7.30) antes de las 9. Me ha enseñado el precioso puente romano, del siglo II, antes de llegar al Monasterio, donde tiene lugar hoy y mañana el Encuentro de Responsabilidad Social. Por un compromiso global, organizado por EBS (Extremadura Business School) y la Fundación San Benito de Alcántara y promovido y patrocinado por la Consejería de Igualdad y Empleo de la Junta de Extremadura.

La Orden de Alcántara es una de las cuatro grandes órdenes militares españolas (junto con la Orden de los caballeros de Santiago, Calatrava y Montesa) y la más selecta. Creada en 1154, bajo el nombre de Orden de San Julián del Perero (el peral, símbolo de la orden), su emblema es la Cruz de Alcántara. Ha tenido 37 grandes maestres y desde 1492 lo es la Monarquía Española.

En diciembre de 2010 se publicó la Ley de Responsabilidad Social de Extremadura, pionera en España. Este Encuentro sirve de explicación de la Ley a la sociedad extremeña y de reflexión sobre las oportunidades que abre. Como ha dicho Carlos Ongallo, director de EBS, en la apertura, los caballeros de Alcántara eran mitad monjes, mitad soldados. Estas jornadas sirven de refelxión (monjes; además se celebran en el precioso refrectorio de Alcántara) para pasar a la acción. Ha sido para mí un placer reencontrarme con D. Antonio Sáenz de Miera, Director de la Fundación San Benito de Alcántara y, como él mismo dice, padre prior del convento.

En la apertura han participado la Consejera de Igualdad y Empleo de la Junta de Extremadura, Dª Pilar Lucio Carrasco; D. Antonio Sáenz de Miera y el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Alcántara. La Consejera se ha referido al Pacto Social y Político de Reformas para Extremadura, ejemplo notable de consenso entre las fuerzas políticas, que marca la hoja de ruta para el futuro en la región con 20 iniciativas estratégicas.

La sesión inaugural, titulada “Pero… ¿realmente existe la RSE?”, la ha dado un servidor. Gracias, Carlos, por darme la oportunidad de estar una vez más con vosotros en la Toscana de España. Me he referido a los tres grandes obstáculos para la Responsabilidad Social Empresarial: los aspectos jurídicos (para el Derecho, la responsabilidad se liga exclusivamente al daño), el marketing y la publicidad (“la banalización, en la sociedad del espectáculo”) y esa idea de Milton Friedman (Premio Nóbel de 1976) de que “la única responsabilidad social en el mundo de los negocios consiste en incrementar los beneficios”. La responsa-abilidad, la capacidad de respuesta, va mucho más allá. Me he referido a Víktor Frankl y a su obra “El hombre en busca de sentido” (el ser humano, en su capacidad de respuesta, es capaz de lo mejor y de lo peor), a Terencio: “Homo sum; humani nihil a me alienum puto” (“Soy humano; por ello nada humano me es ajeno”) y a la tensión constructiva para la sostenibilidad (Arie de Geus, The living company): escuchar a los clientes vs Identidad fuerte, Innovación vs Prudencia financiera.

Y me he centrado en cinco grandes responsabilidades:

1. La Responsabilidad de movilizar (del latín ‘motio’, dinamismo): En palabras de Tom (“Las pequeñas grandes cosas”): “Odio la palabra motivación. La odio porque el concepto de que yo le ‘motive’ es lo más absurdo y arrogante… Usted es el único que puede motivarse a sí mismo”. “Lo que yo (como jefe o gurú) puedo hacer es ilustrar aquello en lo que consiste la Excelencia”. Me he referido a la motivación intrínseca según Daniel Pink: autonomía, maestría, propósito.

2. La Responsabilidad del Optimismo (los optimistas viven 12 años más que los pesimistas). Un estilo explicativo de la realidad que puede medirse e incrementarse.

3. La Responsabilidad de ennoblecer la política a través del Liderazgo. Me he referido al Modelo integral del Liderazgo, con 9 vectores.

4. La Responsabilidad de crear empleo. He puesto el ejemplo de las ‘mittelstand’ alemanas, con una gran calidad directiva, que es el 60% de la productividad y la competitividad. Por ello, iniciativas como EBS son tan importantes.

5. La Responsabilidad de no ceder nunca. Me he referido al último libro de Jim Collins, “Empresas que caen y por qué otras sobreviven”, con su modelo que parte de la arrogancia. Y el ejemplo de Winston Churchill en la II Guerra Mundial.

La consejera de igualdad y empleo de la Junta de Extremadura se ha quedado muy amablemente a escucharme y en el turno de preguntas ha preguntado por la calidad directiva como el 60% de la productividad y por las experiencias como algo diferente a los servicios y éstos a los bienes. Muchas gracias, Pilar, por el ejemplo que nos has dado.

Después del café, ha intervenido Juan Felipe Puerta, Director de RSC de Iberdrola, que nos ha hablado de la RSE y la competitividad, en sus aspectos micro y macro; y Roberto Ballester, gerente de la Fundación ÉTNOR (Ética en los Negocios), que tratado de la importancia de visibilizar las buenas prácticas y ha aportado, como en el caso de Juan Felipe, las últimas estadísticas sobre la consideración de la RSE por parte de los ciudadanos españoles.

A las 12.30 horas, mesa redonda: “La RSE en acción”, con Jaime Silos, Director de Desarrollo Corporativo de Forética, que nos ha presentado su modelo de “Sustainaibility Mix”, con cuatro clave: Liderazgo, Diálogo, Gestión y Comunicación; Jaime Ruiz Peña, DG de GPEX (las empresas públicas de Extremadura), que ha hablado de “Acción en transformación”, de que la RSE genera Compromiso y Motivación, que es una mirada diferente hacia el futuro y ha puesto varios ejemplos (Tráfico, El Bosque de la Vida) sobre la labor responsable de GPEX; Juan Carlos Cotallo, DG de Gestión y Obras NADIR, un ejemplo de empresa socialmente responsable; Anselmo Solana, Diputado Autonómico del Grupo Parlamentario Socialista y Pilar Vargas, Diputada Autonómica del Grupo Parlamentario Popular. Una de las mesas redondas más vibrantes y emotivas que he podido ver.

Anselmo y Pilar, Pilar y Anselmo, nos han dado una lección de consenso, de bien hacer, de cómo se saca adelante una ley pionera por unanimidad, de generosidad y de inteligencia. Ojalá el resto de España aprenda de los políticos de Extremadura, que saben sacar juntos un Pacto Social y una Ley de RSE de la que deben sentirse muy orgullosos.

Almuerzo en la Hospedería de Alcántara, junto a la Dra. Isabel Tovar, gran amiga, embajadora de EBS y una de las mejores personas que uno puede conocer. Es uno de los emblemas de esta maravillosa “tribu” que es la EBS.

Desgraciadamente no he podido quedarme a las sesiones de la tarde, la de Antonio Bermejo, Responsable de RSC de la Caja de Extremadura y la de los agentes sociales, los secretarios generales de la CREEX (Juan Manuel Arribas), UGT Extremadura (Francisco Capilla) y CC OO Extremadura (Julián Carretero).

Un nuevo éxito de EBS: 50 empresas, 12 empresas públicas, 8 fundaciones, ONGs, todos los agentes sociales… Una Ley pionera fruto del consenso (que falta nos hace en todo, para salir de esta incertidumbre) presentada de una forma inmejorable.

Mi agradecimiento a Carlos Ongallo y su equipazo de EBS (Sonia, Prado, Raúl, Israel, etc) y todos los que forman parte de la EBS como antiguos alumnos.