Páginas vistas en total

sábado, 15 de enero de 2011

Lección de vida

La docencia me encanta. Por ello, he disfrutado muchísimo de la doble oportunidad que he tenido de impartir este fin de semana. Todo un privilegio.

Ayer viernes por la tarde y esta mañana de sábado, en Estema, Coaching y Gestión del Talento, a un excelente grupo de profesionales con experiencia que están haciendo un Master centrado en Habilidades Directivas. Hemos estado aprendiendo juntos qué es realmente esto del Talento en un momento histórico en el que el talento es más escaso que el capital. Cómo se define, en qué se concreta, de qué se compone. Por qué la llamada “guerra por el talento”, que anunció McKinsey en 1997 y que no ha terminado (ni mucho menos), más allá de la atracción, es de fidelización y desarrollo del talento. Y por qué el coaching ejecutivo (estratégico, en el caso de Eurotalent) es la metodología más certera y potente para desarrollar el talento, bien a través de un coach externo (para la alta dirección), bien a través del rol de líder-coach.
Esta mañana les he pedido que repasaran la prensa para encontrar noticias ligadas al talento. Muy frecuente en el mundo del deporte (Messi, La Roja, CR7, Mourinho y Guardiola), no tanto en el mundo de la empresa (Pablo Isla, Jazztel) o en el de la política y la sociedad (Túnez). Charo, una de las participantes (a punto de ser mamá de nuevo y con la voluntad de hacer un programa de formación y desarrollo de estas características) ha comentado respecto a la prensa económica del fin de semana que “parecía que los periodistas estaban ahí, haciendo el curso”. Efectivamente. En Expansión & Empleo, Qué es antes, ¿el currículo o tú?, de Ángela Méndez, Tamara Vázquez y Tino Fernández, con opiniones de Julio Moreno, José Medina y Juan Moyo; Las profesiones que triunfarán en 2011 (comerciales, especialmente), por Beatriz Elías; Liderar con el enojo, de Montse Mateos; Hazte fan de tu próximo jefe, por Tamara Vázquez; Este año sí puede conseguir un aumento, de Montse Mateos. Y en 'El ojo crítico', José Manuel Casado titula su columna De la formación al entrenamiento: “La formación en la mayoría de las organizaciones se ha reducido en torno a un 40%. (…) La cuenta de resultados condiciona lo que hasta ayer asegurábamos que era el alimento básico del talento”. “Los responsables de formacion de las compañías deben dejar de ser brokers de proveedores de cursos de formación, impartidos con más o menos gracia o colgados en la plataforma con mejor diseño o peor tino, para transformarse en consultores de rendimiento expertos en entrenamiento”.
En Cinco Días, Amancio Ortega teje el relevo perfecto, una entrevista a doble página con Carina Szpilka, DG de ING Direct: “Mi objetivo principal es situarnos en el ’top five’ de los bancos. Además queremos ser un empleador de referencia”. Y en la contraportada, retrato de Pablo Isla: tras 5’5 como Consejero Delegado de Inditex, sucederá a Amancio Ortega como Presidente del grupo. “Bajo esa apariencia de hombre tímido, hay una persona con una cabeza prodigiosa, a la tercera pregunta te das cuenta de que está por delante de ti; no tiene un liderazgo carismático, pero deja una huella positiva” (Carlos Alemany). “Puede hablar de financiación como el mejor director financiero, de contabilidad como el mejor auditor, de temas jurídicos como el mejor abogado o de logística como el mejor ingeniero”. ¿Qué podemos aprender de un ejecutivo como Pablo Isla, que cumplirá 47 años el próximo 22 de enero? Es un lector voraz, apasionado de Shakespeare (con un ‘coach’ como Shakespeare, que nos descubre la naturaleza humana y la estupidez de la traición, uno tiene cierta ventaja) y del poeta José Hierro, le encanta el fútbol (especialmente el Real Madrid) y se implica en los proyectos, como la Fundación Pro CNIC (Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares), que dirige el Dr. Valentín Fuster. Se habló de él para dirigir Caja Madrid o Telefónica, pero el pasado mes de marzo zanjó la cuestión: “Me veréis toda la vida en el grupo Inditex”. Se ha dicho de él que es el Mourinho de la empresa española: en todo caso, un Mourinho (que une la intelectualidad y la pasión emprendedora) de trato encantador y que apuesta por quedarse para siempre en el mismo ‘club’.

Mi agradecimiento a Salva, Ana, Carmen, Charo, Emilio, Vicente, Beatriz y Yolanda, profesionales provenientes de la empresa familiar, de instituciones educativas, de las farma, del seguro, de la industria del automóvil, de la sanidad, de la arquitectura, de las finanzas, la logística y el mundo comercial. Personas con muchas ganas de mejorar como directivos y que a buen seguro el coaching ya no les va a resultar indiferente.

AVE a Madrid para llegar a eso de las 3.30 de la tarde. En la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, he participado en el Programa de Gestores Deportivos de la FIFA y la Real Federación Española de Fútbol para hablar de Liderazgo, Empresa y Deporte. Decenas de alumnos que siguen una iniciativa de desarrollo de viernes (a partir de las 12) a domingo (hasta la hora de comer). Un placer compartir con ellos la importancia del Liderazgo, la necesidad de no mitificarlo sino ad-mirarlo a través de las conductas ejemplares de quienes mejor lo hacen (el éxito no es por casualidad), de concretarlo en un modelo integral con nueve vectores. Hemos repasado además las ‘5+1 E’ del Liderazgo en la empresa y en el deporte: Estrategia (No basta con ganar, hay que perseguir un sueño), Equipo (El triunfo sabe mejor que solo), Emociones (No eliminarlas, sino canalizarlas), Empeño (Aprovechar el potencial) y Equilibrio (Flexeverancia: Perseverancia + Flexibilidad), con la Ética englobándolo todo.

Lo he pasado muy bien en la Ciudad del Fútbol, donde me hacen sentir como en mi casa después de tantos años y tantas alegrías. Después de la clase de un servidor, dos grandes expertos como Gerardo de la Encarnación y Javier Lozano. Mañana domingo tienen en el Programa a tres titanes de la enseñanza y también grandes amigos: Leonor Gallardo, Eduardo Beotas y Carlos Ongallo. Tres maestros como la copa de un pino, con los que aprendo constantemente de su “lección de vida”.