Páginas vistas en total

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Nelson Mandela y la felicidad

La APD tiene unos blogueros de lujo: Irene Martínez Porcar, Mónica Deza, Santiago Vázquez Blanco, Nuria Vilanova, Ignacio Pausa, Javier Mateos, José Ramón Arteta, Jaime Noguera, Esther Martín-Ortega, Elena de la Mata, Asun Soriano… Cada uno escribe una vez al mes, y es cosa de no perdérselo: http://www.apd.es/inicio/Blogs.aspx

De diciembre, elijo dos de los posts: el de Irene Martínez y el de Santiago Vázquez. El blog de la DG de Key Executive es “Profesionales con marca propia” y su última entrada: Tunicados vs pulmonados, la historia de la humanidad en el trabajo.
“Empezamos la historia con los tunicados, unos bichejos a medio camino entre los animales y las plantas, que viven en el fondo del mar y que han sido objeto del interés científico porque tiene un cerebro primitivo, que les permite moverse con intencionalidad , es decir, “hacia algo”, no sólo dejándose llevar por las corrientes marinas. Cuando nacen, su semilla móvil dispone de un cerebro con una hora de vida para encontrar un lugar idóneo para establecerse. Cuando encuentra una roca adecuada, se fija allí, “mete cabeza”, absorbe su propio cerebro y lo transforma en estómago. La historia continua con un tipo de peces pulmonados, que hace 300 millones de años decidieron salir del mar y afincarse en tierra. La verdad es que la decisión parecía evidente (al menos para los demás), ya que más que nadar, se arrastraban por el barro y eran una presa fácil. Vamos, que no parece que ellos tuvieran mucho interés en conquistar la tierra, pero desde luego tenían que pensar en escapar del agua, el entorno al que estaban acostumbrados, porque no les conveníaLos pulmonados conquistaron la tierra gracias a la evolución de su cerebro más allá de la finalidad de obtener una zona de seguridad, como hacen los tunicados. La zona de seguridad o de comodidad es ese ámbito que me resulta cómodo, seguro, fácil. Y, por ello, puede suponer una renuncia a ir más allá, a explorar nuevas posibilidades de desarrollo profesional, a atreverse a probar, a arriesgar. El éxito consiste en la supervivencia, y eso lo da la adaptación al cambio”.

Moraleja: ¿Salimos del mar o seguimos dejándonos llevar por la corriente?
Los 18 artículos de Irene en este blog son una joya.

De Santiago Vázquez, el DRH que más está impulsando la felicidad en el trabajo en nuestro país, Nelson Mandela. Ser feliz depende mucho de querer serlo.
"Sin duda, uno de los caballos de batalla que los expertos en felicidad identifican como clave para ser feliz es el filtro que escogemos para ver las cosas. Sentirnos víctimas de las circunstancias nos exime de nuestra propia responsabilidad sobre las circunstancias mismas pero no ayuda en nada; dejarse llevar por la sensación de no tener “suerte” nos hace perder un tiempo precioso para reaccionar y enfoca nuestras energías en sentido equivocado. Ser feliz, dice Seligman, depende fundamentalmente de cómo vivimos el presente, pero para hacerlo debemos gestionar bien nuestras expectativas sobre el futuro y en muchos casos liberarnos del pasado.Visitar Robben Island, la cárcel en la que Nelson Mandela pasó 18 de los 26 años que estuvo privado de libertad por su lucha contra el apartheid, es una buena oportunidad para reflexionar sobre nuestra responsabilidad de escoger cómo nos relacionamos con el pasado.Dice Mandela: “Today when I look at Robben Island, I see it as a celebration of the struggle and a symbol of the finest qualities of the human spirit. Let us forget the past. What´s done is done. We are in the process of healing the wounds of the past and buliding a new South Africa”.Seguramente el caso extremo de Nelson Mandela nos ayude a replantearnos el peso que situaciones vividas en el pasado tienen en nuestro presente y a entender que saber perdonar no sólo es una buena oportunidad sino que se convierte en el camino que conviene seguir.Las aplicaciones al trabajo tienen una gran importancia porque, sin duda, el día a día laboral está plagado de enconamientos y agravios que nos impiden valorar todo lo positivo que nos proporciona el presente. Y, desde luego, nuestra resiliencia, o lo que es lo mismo, nuestra capacidad para recuperar nuestro estado de ánimo previo después de haber sufrido un revés en el trabajo, será fundamental para poder vivir el presente de una forma más “inteligente”.“Soy el amo de mi destino. Soy el capitán de mi alma”.http://www.youtube.com/watch?v=BKPDzcccvSEhttp://www.youtube.com/watch?v=mkp8lJkrkSA"

Este año empresas universales de origen gallego como Inditex y Novacaixagalicia han aprovechado la película Invictus, basada en el libro El factor humano, para inspirar a sus profesionales. Un servidor ha tenido el honor de estar con ellos (y con mi amigo John Carlin) y de disfrutar en pleno Xacobeo del Congreso de la Felicidad en La Coruña organizado por AEDIPE. Sí, somos los amos de nuestro destino y los capitanes de nuestras almas.
En un mundo con exceso de conocimiento y escasez de análisis, de reflexión y por tanto de sabiduría, la labor de pensadores prácticos como Irene, Santi, Mónica, Nuria, Ignacio, Javier, José Ramón, Jaime, Esther, Elena, Asun y tantos otros es muy pero que muy necesaria. Gracias a todos vosotros. Y felicidades a la APD por elegir tan buenos referentes.