Páginas vistas en total

domingo, 26 de diciembre de 2010

El año de vosotras

Domingo a bajo cero. -5º en la playa de La Concha de San Sebastián, y todo el País Vasco con temperaturas por debajo de los cero grados. Reinosa, a -13º. En Cataluña, Baleares y la Comunidad Valenciana hoy tocaba canelones con motivo de San Esteban. Deliciosa tradición.

Quedan cinco días para acabar con este 2010, y los dominicales han hecho balance. Para los cinco críticos cinematográficos del ABC, las mejores películas del año son La carretera, El escritor, La cinta blanca, Un profeta, Origen, An education y Two lovers. Para un servidor, entre las mejores destacaría Toy Story 3, La red social, Up in the air, Madres e hijas o El discurso del rey.

El Magazine de El Mundo recuerda a quienes se han ido en 2010: Manuel Alexandre, Juan Carlos Arteche, Marcelino Camacho, Ángel Cristo, Tony Curtis, Claude Chabrol, Miguel Delibes, Blake Edwards, Manuel Fernández Álvarez, Antonio Fontán, Luis García Berlanga, Luis García Cereceda, Martin Gardner, Juan Manuel Gozalo, Dennis Hopper, Néstor Kirchner, Guillermo Luca de Tena, Benoit Mandelbrot, Michel Montignca, Enrique Morente, Leslie Nielsen, Antonio Ozores, Raimon Panikkar, Félix Pastor Ridruejo, Arthur Penn, Félix Pons, Antonio Puerta, Juan Antonio Samaranch, José Saramago y José Vidal Beneyto. Descansen en paz. Vuestro legado queda con nosotros.

El especial Domingo de El País nos muestra Los rostros de 2010: La Selección Española de Fútbol; Mark Zuckerberg, fundador de Facebook; Julian Assange, fundador de Wikileaks; Alfredo Pérez Rubalcaba, VP 1º; Dilma Roussef, Presidenta electa de Brasil; Mario Vargas Llosa, Premio Nóbel de Literatura; Aung San Suu Kyi, Premio Nóbel de la Paz 1991.


Entre los 100 destacados de 2010 en España e Iberoamérica, quiero destacar la opinión sobre Ana Patricia Botín de nuestra amiga Ana María Llopis, fundadora y consejera delegada de Ideas4all: “Cuando yo creaba Open Bank, Ana dirigía Santander Investment invirtiendo en una incipiente red en Latinoamérica, semilla de una de las fuentes más importantes de negocios/beneficios del Grupo Santander. Tuve la suerte de trabajar con ella cuando salí de Open Bank después de la fusión BSCH y Víaplus, recuerdo su capacidad de persuasión para que la apoyara en su proyecto de Internet Coverlink/Razona; había salido de BSCH porque así lo requerían las tensiones en aras del éxito de una de las fusiones principales del país. Lo hizo sin ruido. Aprendiendo el mundo digital, apoyando la innovación; hasta que tomó las riendas de Banesto, donde supo hacerle escalar puestos en el Ibex y a ser una institución moderna incluyendo mejores condiciones para la mujer. Está preparada para retos como Abbey/Santander dentro y fuera de España. Es culta, creativa, dialogante, concilia su vida familiar y profesional poniendo sus prioridades donde deben estar. Recuerdo un consejo donde sólo las llamadas de sus hijos podían interrumpir; ella atendió una de uno de sus hijos, un tema educativo, delante de todos y explicó: “Estas llamadas son prioritarias para mí”.

De Dolores Dancausa, Consejera Delegada de Bankinter, dice el reportaje que “quiere aplicar su propia receta de éxito: volcarse en la política comercial, con productos sencillos y motivar a la plantilla. El 21 de octubre tomó las riendas, y un mes después anunció la inversión de tres millones de euros en acciones de Bankinter, como símbolo de su confianza. Ella sabe que se juega algo más que su dinero: el prestigio de la entidad, colocar al banco en una posición ganadora y evitar que la crisis lo borre del mapa”.

Más ejemplos de talento femenino en este 2010 de la crisis con el que acaba la década: Berta Soler, fundadora de las Damas de Blanco de Cuba (“En lugar de barbas, gladiolos”); María Tena, directora del pabellón español en la Expo de Shanghai y autora del libro La fragilidad de las panteras, de la que mi admirada Isabel Coixet dice: “En estos seis intensísimos meses en Shanghai, María Tena ha hecho más por la imagen de España en China que varios lustros de diplomacia”; Susana Villarán, que conquistó la alcaldía de Lima por la mínima: “En apenas tres meses, e impulsada en gran medida por el apoyo que le dio el periodista Jaime Bayly en su programa televisivo El francotirador, Villarán logró multiplicar su intención de voto para ganar, tras un escrutinio larguísimo y lleno de suspense, la alcaldía más importante del país por una diferencia de sólo 38.000 votos, menos del 1% de los sufragios válidos; Ana María Matute, Premio Cervantes: “Ella, lejos de aceptarlo con mesurada gratitud y satisfacción, se lanza a un estallido desbordante de entusiasmo. No puedo imaginar en este papel a ninguno de nuestros insignes novelistas, ni siquiera a los de sexo femenino. ¡Hay que ser Ana María Matute para reaccionar ante este hecho, y a estas alturas, como un niño con zapatos nuevos!” (la editora Esther Tusquets); Isabel Muñoz, medalla al Mérito en las Bellas Artes; Doris Salcedo, Premio Velázquez de Artes Plásticas; María Dueñas, autora del ‘best seller’ El tiempo entre costuras; Pilar Hernán Martín, jefa de bomberos de la Comunidad de Madrid, de la que Esperanza Aguirre destaca su profesionalidad y su calidad de servicio (lidera a 1.300 bomberos de Madrid, de los que 8 son féminas); Maixabel Lasa, Directora de la Oficina de Víctimas del Terrorismo del Gobierno vasco: “aparente fragilidad son gran fuerza interior”, comenta de ella el Lehendakari Patxi López, y añade “no hay cabida para el rencor”, a pesar de que ETA mató a su marido en el 2000.

Entre tantas mujeres talentosas que lo han hecho extraordinariamente bien este año (felicitaciones a Lola Romero, empresaria de raza y presidenta del Atlético Féminas, que hoy cumple años), dos hombres: Álex de la Iglesia, director de la Academia de Cine, cuya última película, Balada triste de trompeta, ganó los premios a la mejor dirección y mejor guión del Festival de Venecia, a quien la ministra Ángeles González-Sinde llama El hipnotizador: “Dicen de él que hipnotiza a la gente. Que te mira a los ojos mientras te toca un poquito el lóbulo de la oreja y en pocos segundos haces lo que te manda. Eso dicen sus amigos. También dicen que era un buen director de arte en los cortos de otros, pero que era terco como una mula y todo lo discutía. Y que era voraz. Eso también lo dicen. Dicen que decía “para mí es más real Tintín que mi portera”. Dicen que era obsesivo y que, como era el único que tenía una letra decente, pasaba a limpio una por una las colaboraciones de todos en el fantástico fanzine NO. Así era. Voraz, obsesivo, discutidor. Quería hacer cosas, muchas, nuevas. Primero los tebeos. El papel, el rotulador. Hasta que descubrió el juguete. Desde entonces no lo ha soltado (…) Otra razón por la que es valorado por sus compañeros es por su capacidad para lo colectivo. En un negocio de francotiradores, no son tantos los que se ven capaces de dar un paso adelante cuando hacen falta voluntarios. Por vocación, por naturaleza o por estricto sentido de la supervivencia, en los gremios de artistas son más los que se quedan en casa a cavilar en lo suyo, que los van a la Academia junta tras junta a defender lo que es de todos”. Mi interesante la entrevista a Ángeles González-Sinde en El País: “No dimitiré. Que no se apruebe la norma no tiene que ver con mi gestión”. “El Rey me aconsejó que no hay que gobernar según lo que diga la prensa”. Luis María Ansón, en El Mundo, escribe: “A pesar de los argumentos nada desdeñables que tus detractores esgrimen, no parece de recibo que un jovencito de vanguardia entre en una librería y se lleve gratis total un libro o un disco. Pues eso es lo que ocurre en Internet, lo que significa un alarmante atentado a la propiedad intelectua. En los países serios se han dictado leyes para evitar el latrocinio y la tropelía, para defender a los creadores de la cultura. Tú has puesto en marcha, querida ministra, un proyecto legislativo anticargas fraudulentas que está lleno de sentido y de razón (…) El mundo artístico, el mundo intelectual, el mundo de la cultura, en su más ancha acepción, sin exclusiones ni cicaterías, están a tu lado. Y antes o después, de una forma o de otra, tu proyecto irá adelante. Porque tienes razón. Te sobra la razón, mi querida ministra. La piratería en Internet no puede seguir ahogando a la industria cultural con pérdidas que escalan cifras millonarias”.

El otro varón del año, entre tanto talento femenino, es “El Dr. Mourinho Frankenstein”, como le llama el genial John Carlin en el artículo: “José Mourinho, científico neuronal. Mourinho, magnate empresarial. Mourinho, abogado especializado en divorcios. Mourinho, ministro de Defensa o presidente de la nación. El portugués habría triunfado –cosa que no se puede decir de todos los entrenadores de fútbol- en cualquier terreno. Hambriento de éxito, incansable currante, gran comunicador, rebosa confianza en sí mismo y es muy pero que muy listo.
Él lo sabe mejor que nadie. Lo cual podría ser una garantía de felicidad si no tuviera la necesidad incontenible de demostrárselo a todo el mundo todo el tiempo. Se podría callar y dejar que sus múltiples trofeos, o sus grandes equipos, hablen por sí mismos. Pero cada vez que abre la boca nos lo tiene que recordar, nos tiene que dejar patente que su agilidad mental está por encima de la de sus rivales o la de los periodistas que le hacen las preguntas. Y esto, en un país moralista como España donde la gente disfruta de la indignación más que del propio fútbol, es un peligro.
Genera hostilidad en los medios, entre los seguidores de todos los equipos que no sean el suyo y, encima, entre los demás entrenadores, provocados muchos de ellos últimamente a romper el código de omertà que casi siempre les ha unido para darle un palo tras otro. Hábil psicólogo dentro del vestuario, para el mundo exterior no ha tenido la suficiente inteligencia emocional como para entender que si eres el mejor, el “especial”, no es una buena idea jactarse de ello; que lo sensato es imitar el ejemplo de Vicente del Bosque y pecar de un exceso de humildad, así asegurando que los elogios vengan de fuera.
El peligro más grande al que se arriesga Mourinho es caer en el ridículo. Mientras las cosas vayan bien, uno se puede casi, casi permitir el lujo de la prepotencia; pero si de repente salen mal, la caída de héroe a payaso puede ser estrepitosa. Esperemos, por su bien, que siga de triunfo en triunfo, porque si no, el monstruo en el que Frankenstein Mourinho se ha convertido le acabará devorando”. ¡Qué brillante, Mr. Carlin! Si tu amigo Florentino le contratara un coach, a Mou le iría perfecto. “El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu de niño hasta la vejez, lo cual quiere decir no perder nunca el entusiasmo”, Aldous Huxley.

El Liderazgo –cada uno en lo suyo- de Álex de la Iglesia y de José Mourinho demuestran que “España está preparada para una Presidenta del Gobierno” (Carme Chacón, ministra de Defensa).

1 comentario:

Ana Maria Llopis dijo...

Querido Juan Carlos como siempre defendiendo la posición femenina y además gracias por las alusiones

Besos y Feliz Año 2011 que envidia desde San Sebastián eh eh

Ana