Páginas vistas en total

sábado, 4 de diciembre de 2010

Destrozasueños

El caos provocado por una serie de privilegiados a través de su sindicato ha golpeado aún más en la debilidad de nuestro país. A buen seguro el sector turístico y la confianza en los mercados habrán quedado seriamente dañados. ¿Cómo se soluciona esto? En agosto de 1981 Estados Unidos vivió una situación similar. El entonces presidente Ronald Reagan despidió a 11.345 de los 17.500 controladores aéreos que trabajaban en los aeropuertos comerciales de su país. El 1 de agosto, 13.000 contraoladores aéreos estadounidenses se ausentaron de su puesto de trabajo a las 7 de la mañana. El presidente les dio 48 horas para reincorporarse. Sólo 1.300 lo hicieron. Reagan llamó al personal militar a que gestionaran las rutas junto con el 4.500 funcionarios que no hicieron huelga, con lo que salvaron el 65-70% de los vuelos programas. Las pérdidas para las aerolíneas fueron de 30 M $ diarios. No se llegó al mismo número de controladores en una década y el sindicato de controladores dejó de existir como organización registrada ante la Administración dos meses después.
Aún es muy pronto para evaluar la huelga de controladores, pero podemos reflexionar sobre el hecho de que haya provocado el primer estado de alarma de la democracia, de que los militares hayan hecho patente su incapacidad para convertirse en controladores de aeropuertos comerciales, de que el presidente del gobierno ha cedido todo el protagonismo al ministro del interior y de que USCA (el sindicato de controladores) le echa la culpa a AENA y a Fomento. La Fiscalía ha comenzado a actuar por un delito de sedición. Pese a todo, sigo pensando que vivimos en un gran país y que hechos tan lamentables como éstos no van a quedar impunes.

Esta tarde he estado viendo con Zoe y sus primasCursiva, la tercera parte de Narnia en 3D. Pretende ser una historia sobre la fe, pero no cuaja. Bastante rollo, la verdad. No sé si me pillarán en la cuarta.

Y he estado leyendo Pensamiento líquido, el primer libro del ex director de RR HH y ex entrenador de fútbol de Manchester reconvertido a consultor Damian Hughes, con prólogo (en realidad, sólo un párrafo de cortesía) de Sir Richard Branson. La invención del autor es llamar “pensamiento líquido” a un cambio de perspectiva, por oposición al “pensamiento sólido” que critica Edward de Bono.

Un montón de citas (de Viktor Frankl, de Woody Allen, de Homer Simpson) bastante conocidas y ejemplos locales de fútbol, rugby y boxeo. Poco más. “Cada uno de nosotros está dotado de un talento único e importante. Es nuestro privilegio y nuestra aventura descubrir nuestra propia luz especial”, Mary Dunbar. “¡No muráis sin sacar la música que lleváis dentro!”, Wayne Bennett. “El éxito del amor está en amar, no en el resultado de amar”, Teresa de Calcuta. “El mayor problema con la mayoría de las personas hoy es que no creen en nada. Los valores proporcionan dirección. Si no crees en algo, te lo crees todo”, Don Sula, entrenador de los Miami Dolphins. “Me ha costado 14 años convertirme en un éxito de la noche a la mañana”, Harrison Ford (estuvo trabajando 14 años en Hollywood hasta que le dieron su oportunidad).

Pensamiento líquido recoge los estudios con perros de Martin Seligman. Se dividían en tres grupos. Los de la jaula A recibían una descarga eléctrica, algo que podían detener si apretaban una barra con el hocico (lo aprendieron muy rápidamente). Los de la jaula B recibían una descarga pero no podían detenerla. A los de la jaula C no los sometieron a ninguna descarga. Al día siguiente, a todos los perros los metieron en una jaula con dos zonas: una con descargas y otra sin ellas. Bastaba con saltar una barrera. Los perros que habían estado en las zonas A y C saltaron sin problemas. Los de la B ni siquiera trataron de escapar. Se abandonaban a su suerte, se sometían de inmediato. Habían “aprendido” que no tenían control sobre sus vidas. El Dr. Seligman hizo un experimento con humanos. A unos voluntarios les hicieron entrar en una habitación con ocho puertas de salida. Emitió un ruido ensordecedor y cuando las personas trataron de salir, las puertas estaban cerradas. Mientras se sentaban de nuevo, Seligman y su equipo abrieron las puertas. ¿Cuántos voluntarios intentaron abrirlas de nuevo? Ninguno. Hughes concluye: “Lo importante de estos experimentos es que todos creemos cosas, y esa creencia impulsa nuestros actos y nuestra conducta para producir ciertos resultados”. Desconoce (o al menos no lo cuenta en el libro) el concepto de Martin Seligman de “learned helplessness” (indefensión aprendida). Por ejemplo, en esta crisis… o en los aeropuertos. Abandonarse a la mala suerte.

Segundo ejemplo reseñable de Pensamiento líquido es si nadas con tiburones (minan energía) o con delfines (infunden vigor). Sir John Jones habla a la comunidad educativa de profesores que aman su trabajo y lo transmiten o de los que se quejan de él: los destrozasueños: “Son los que no han conseguido hacer realidad sus sueños y te impedirán que hagas realidad los tuyos”. El cantante Robbie Williams dedicó en Life through a lens (su primer álbum como solista tras separarse de Take that) un poema a uno de sus profesores, que en seis años nunca se aprendió su nombre y que se reía de sus ilusiones como estrella del pop, aconsejándole que fuera al ejército. En realidad el poema se llama “Hello, Sir” (no lo dice en el libro) y es la siguiente (http://www.youtube.com/watch?v=j6TTjySWnnk):

Hello Sir, remember me?
I'm the man you thought I'd never be
The boy who you reduced to tears
Lad called 'thingy' for six whole years.
Yes, that's right, my name's Bob
The one who landed the pop star's job
The one you told, look don't touch
The kid who wouldn't amount too much.
Well, I'm here and you're still there
With a fake sports car and receding hair.
Dodgy Farah trousers that you think are smart
Married to the woman who teaches art.
Married to the life, married to the school
I wanna sing and dance Sir; now who's the fool?
Sing and dance, you thought I was barmy
Settle down thingy, join the army.
And who are you to tell me this?
The dream I want I'll have to miss
Sir is God, he's been given the right
To structure lives overnight.
Now I know life's true path
Tanks and guns that'll be a laugh
No, not me I'm a mega civilian
I won't lead my life riding pillion.
But thanks for the advice and I'm sure it'll do
For the negative dickheads just like you.
As for now I've a different weapon
Stage and screen is about to beckon.
And here I sit in first class
Bollocks Sir, kiss my arse...

Traducido al castellano:
Hola Señor, ¿se acuerda de mi?,
Soy el hombre que usted pensó que no llegaría a ser
El chico al que usted hacía llorar,
El muchacho al que llamó "Don Nadie"
Durante seis años seguidos.

Sí, es cierto, mi nombre es Bob,
El único que es estrella del pop.
El único al que usted decía: mira y no toques.
El chico que nunca llegaría a nada.

Pues ahora estoy aquí, y usted todavía sigue ahí,
Con un falso coche deportivo y casi calvo,
Con pantalones de Dodgy Farah que cree elegantes,
Casado con la mujer que enseña arte.

Casado con la vida, casado con la escuela
Yo quiero cantar y bailar. Señor, ahora ¿quién es el tonto?
Cantar y bailar, usted pensó que estaba chiflado:
“sienta la cabeza don nadie, alístate al ejército”.

¿Y quién es usted para decirme eso?
El sueño que quiero tendré que perdérmelo.
El señor es Dios, le han dado el derecho
a estructurar vidas instantáneamente.

Ahora conozco el verdadero camino de la vida:
tanques y armas, es para tomárselo a coña.
No, no es para mí. Yo soy megacivil.
Yo no viviré la vida yendo de paquete.

Pero gracias por el consejo, que seguro que les servirá
A los capullos negativos como usted.
Porque ahora yo tengo un arma diferente,
El escenario y la pantalla empiezan a reconocerme.

Y aquí sentado en primera clase
Y una mierda, señor. Bésame el culo…

Tercer y último dato interesante del libro. Estudios con niños (no se dice el autor ni la fuente) hijos de profesionales liberales e hijos de personas que reciben el subsidio de la Seguridad Social. Hasta los cuatro años, los primeros han recibidos unos 700.000 comentarios positivos (del tipo “muy bien”, “excelente”) y unos 80.000 comentarios negativos (del tipo “basta”, “muy mal”, “no hagas eso”). Los hijos de subsidiados reciben unos 60.000 positivos y 120.000 negativos. “Estas cifras son un factor de enorme importancia para determinar el éxito que alcanzará un niño más adelante”.

Nunca dejará de sorprenderme que acojamos con tanta liberalidad textos flojitos de otros países y en cambio para los buenos libros de dirección empresarial y de liderazgo de nuestros compatriotas (a ambos lados del Atlántico) resulte casi imposible una edición en inglés. Será otro caso de destrozasueños y de indefensión aprendida. En cualquier caso, tenemos que tratar de abrir la puerta una y otra vez.

1 comentario:

Jano dijo...

a pesar de que sean unos dias complicados para muchos por no poder viajar, nunca se puede perder la sonrisa..

http://www.youtube.com/watch?v=zlfKdbWwruY

saludos!