Páginas vistas en total

jueves, 28 de octubre de 2010

Diccionario de la Felicidad

Llegada al aeropuerto de Vigo a las diez de la noche, con una hora de retraso (en esta ocasión, por reparación del avión). Tenía prevista una cena con dos profesionales a los que aprecio y admiro mucho, Manuel y Enrique, pero no ha podido ser. Al final, he tomado junto al hotel, en el Rías Baixas 2, pulpo a feira, merluza a la romana y un trocito de tarta de Santiago.

La jornada ha transcurrido estupendamente, con un taller de Desarrollo del Liderazgo a 15 profesionales con una gran preparación técnica que desean mejorar como líderes de sus equipos en un entorno global y de alta tecnología.

En el aeropuerto y durante el vuelo he estado leyendo el último libro de Beatriz Vera, Diccionario de la felicidad. Beatriz, psicóloga, es una de nuestras grandes referencias en psicología positiva y coordina desde hace cinco años la web www.psicologia-positiva.com

Han pasado diez años desde la creación de la psicología positiva por Martin Seligman (1942). Una década prodigiosa en la que la investigación y la docencia se han planteado la autoestima, la bondad, la fluidez, la inteligencia emocional, el optimismo o la creatividad desde un nuevo prisma. Como escribe la autora en la introducción: “Es hora de afrontar la vida con optimismo y esperanza”.

En la A, el Altruismo (“la conducta altruista genera un estado de ánimo positivo que revierte directamente en nuestros niveles de felicidad”), la Amistad (“las relaciones entre amistad y felicidad son recíprocas”), el Amor (con sus tres ingredientes principales: intimidad, pasión y compromiso) y la Autoestima (la valoración que hacemos de nosotros mismos). En la B, la Belleza (nuestra capacidad de apreciarla, que se cultiva), el Bienestar (con sus dimensiones cognitiva y afectiva), la Bondad (cualidad inherente al ser humano). En la C, la Confianza (la suposición de que las intenciones del otro son buenas), la Creatividad (para abrirte a nuevas experiencias), la Curiosidad (“Se es verdaderamente anciano, psicológica y físicamente, cuando se pierde la curiosidad intelectual. No deben preocuparnos las arrugas del rostro, sino las del cerebro”, Ramón y Cajal).

En la D, el Deseo (los deseos son los motores de nuestra conducta), el Disfrute (disfrutar de la vida es una actitud) y el Dinero (que no da la felicidad). En la E, las Emociones positivas (ilusión, amor, alegría, gozo, entusiasmo, esperanza, interés, curiosidad, humor, plenitud, júbilo, gozo…), la Empatía (intuir lo que otros sienten), el Enamoramiento (en el que juegan tres factores: atractivo, proximidad y semejanza), el Entusiasmo (“nada que valga la pena se ha conseguido sin entusiasmo”, Ralph Waldo Emerson), la Esperanza (que depende de la ubicuidad y la permanencia) y la Extraversión (concepto de Jung desde 1921). En la F, la Familia (nuestro entorno social más importante), la Fe (el 95% de las personas cree en Dios), la Felicidad (los españoles estamos en un 7’4 sobre 10), el Fluir (experiencias reconfortantes y amenas) y las Fortalezas personales (24 posibles, según seligman y Peterson; el cuestionario VIA está en www.psicologiapositiva.org ).

En la G, la Generosidad (un regalo a los demás), la Gimnasia positiva (entrenamiento) y la Gratitud (un sentimiento cuando somos capaces de apreciar lo que otra persona ha hecho por nosotros). En la H, la Honestidad (combinación de sinceridad, honradez y compromiso), la Humildad (que no es debilidad sino grandeza) y el Humor (“una persona sin sentido del humor es como una carreta sin amortiguadores: se ve sacudida por todos los baches del camino”, Henry Ward Beecher). En la I, la Ilusión (el motor que nos impulsa a luchar por nuestros sueños) y la Inteligencia Emocional (difundida por Goleman en 1995 a partir del concepto de Salovey y Mayer de 1990). En la J, el Juicio (sentido común), la Justicia (a la que le damos mucha importancia) y la Juventud (los mayores son más felices que los jóvenes). En la L, la Lealtad (un valor que exige esfuerzo y sacrificio), el Liderazgo (como capacidad para influir en los demás) y la Lotería (cuando te toca, vuelves pronto a los anteriores niveles de felicidad).

En la M, el Matrimonio (es el 7º evento más estresante en la vida de las personas), la Meditación (mejora la capacidad intelectual y la memoria), e Mindfulness (momentos en los que somos plenamente conscientes de lo que estamos viviendo, pensando o sintiendo) y la Motivación (la motivación intrínseca es mucho más poderosa y eficaz que la extrínseca). En la N, la Nostalgia (aprender de ella e incorporarla a nuestra forma de vida es parte del camino hacia la felicidad). En la O, los Objetivos (que se pueden alcanzar por aproximación o por evitación), el Ocio (el 47% de los españoles no lee nunca), el Optimismo (“Las personas pueden dividirse en dos grupos: las que llevan escrito un “sí” y las que llevan un “no” grabado en su interior. Por fortuna, parece que es posible enseñar a las personas a reescribir su interior”, Martin Seligman) y el Orgullo (hay auténtico orgullo y orgullo arrogante).

En la P, la Pasión (incluso en las decisiones más racionales están mediadas las pasiones), el Placer (la acumulación de placeres no conduce a la felicidad auténtica) y los Propósitos (lo que queremos cambiar y mejorar en nuestra vida). En la R, los Recuerdos (que están impresos en la memoria), la Relajación (la progresiva de Jacobson y el entrenamiento autógeno de Shultz), la Resiliencia (como una pelota de gomaespuma) y la Risa (tan beneficiosa para el organismo). En la S, el Saboreo (de las buenas cosas de la vida), la Salud (la felicidad aporta salud), la Sexualidad (que va más allá del sexo), la Superación (la mejora día a día). En la T, la Tolerancia (lo que desconocemos nos genera rechazo y miedo) y el Trabajo (para un 54% de las personas sus momentos de disfrute son laborales y para el 18% son de ocio). En la V, el Valor (sólo es posible crecer y desarrollarse desde la valentía), la Vejez , la Victoria (en juegos de suma cero o positiva), la Vitalidad, la Vocación (aquellos que son capaces de seguir su vocación encuentran profunda satisfacción y felicidad en la vida). En la Y, el Yoga (que disminuye el estrés y el dolor). En la Z, el Zen (el valor de la vida cotidiana).

Un gran libro este diccionario de la felicidad escrito por Beatriz Vera. Con un montón de consejos prácticos para nuestra felicidad.

Mi agradecimiento de hoy a Beatriz, Óscar y todo el equipo; a Enrique y los suyos.

3 comentarios:

FAH dijo...

Gracias, Juan Carlos. Fantástico resumen. Me lo apunto para leerlo. Tiene muy buena pinta. Abrazo.

Paco.

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Un fuerte abrazo, Paco.

Juan Carlos

Beatriz V.P. dijo...

Muchísimas gracias Juan Carlos por tus bonitas palabras!! Me alegro mucho de que te haya gustado el diccionario!