Páginas vistas en total

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Margarita, persiguiendo una estrella

Hoy he estado trabajando con una veintena de directivos de un grupo empresarial de alta tecnología en un taller de desarrollo del liderazgo. Son profesionales muy preparados técnicamente y conscientes de que liderar (marcar la pauta, hacer equipo, infundir energía) es más importante que nunca. De ahí la necesidad de escuchar con atención no sólo a sus clientes sino a los integrantes de sus equipos, de delegar eficazmente, de motivar a los suyos… incluso, de saber liderar a sus jefes.

Lo he pasado estupendamente con ellos, provocándoles (pro-vocar, extraer la propia voz de cada uno) y desafiándoles (des-afiar, cambiar una fe por otra; en esta caso, la fe del taylorismo de que la preparación técnica es suficiente para dirigir un equipo por la fe que incluye la estrategia, la inteligencia emocional, la generación de un clima de satisfacción, rendimiento y desarrollo, del optimismo inteligente, la ilusión y el entusiasmo). Además, he dedicado la última hora del taller a hablar de ‘La Roja’, nuestra selección de fútbol, como ejemplo de ser un equipo y de liderazgo compartido y capacitador. Además, he firmado para ellos una veintena de ejemplares de El mundial de La Roja, que ha salido el viernes 10 y debido a las peticiones de las librerías ya está camino de la segunda edición (todo un récord).

Muchas gracias a estos directivos que se esfuerzan por ser mejores líderes, con el indudable impacto de su trabajo en la productividad, rentabilidad y sobre todo felicidad de sus equipos.

Álex Cervantes me ha mandado un mensaje a través de Facebook. “Margarita, persiguiendo una estrella”, delicioso cortometraje que fue candidato al Goya, opta por el premio ABC del festival iberoamericano. Álex y el resto de personas vinculadas al proyecto “Margarita” (entre los que se encuentra nuestro amigo el talentoso Rubén Turienzo) nos piden sus votos para que lo consiga. El enlace es:

Por favor, anímate a votar por “Margarita…” Merece muchísimo la pena y de paso estamos apoyando la creatividad y talento de los jóvenes de nuestro país. Todos tenemos una estrella que perseguir. La de "Margarita", un proyecto estupendo creado con entusiasmo, merece nuestra involucración y solidaridad.