Páginas vistas en total

lunes, 13 de septiembre de 2010

La Educación del Talento

La semana comienza con un buen pie. Junto con Diego Orbea, he estado con el Director de Gestión de Personas y Conocimiento, la Directora de Comunicación Interna y Conocimiento y el Director de Formación y Desarrollo de una de las mejores empresas para trabajar de nuestro país. Una organización de miles de profesionales, que se toma muy en serio la gestión del talento y para la que esta temporada haremos cosas pioneras, muy interesantes y de gran valor. Estoy convencido.

Desde este lunes hasta el sábado, inicio un coaching estratégico con una ejecutiva de mucho nivel, tenemos coaching de equipo con la alta dirección de una gran empresa industrial, taller de desarrollo del liderazgo con una empresa tecnológica, entrevista con el consejero delegado de una multinacional europea de servicios (también una de las mejores empresas para trabajar) y “el líder como coach” en el Curso Superior de Coaching de la Escuela de Negocios de Caixanova. Todo ello, entre Madrid, Castilla-León, Cataluña y Galicia. Apasionante.

El prólogo a esta enorme semana, anoche con Roger Domingo y Daniel Pink (La sorprendente verdad sobre qué nos motiva). Roger me llamó porque Daniel venía, desde Londres, a hacer varias entrevistas para la prensa este lunes. Estuvimos un par de horas en la Cava Baja, tomando jamón y los maravillosos “huevos estrellados” de Lucio y sus hijos, y hablando de talento, del futuro del libro electrónico y el papel, los autores que más se leen, ‘La Roja’ y éxitos similares en su país, etc.

Mi querido José Antonio Marina, el filósofo vivo al que más admiro, me ha hecho llegar esta mañana su último libro, La educación del talento, el primero de la colección Biblioteca UP. Lo que los padres y docentes deben saber. Su dedicatoria es cariñosísima: “Para mi viejo y querido amigo Juan Carlos Cubeiro, que tanto sabe sobre este asunto. Un abrazo”. Muchas gracias, querido José Antonio. Es un honor y un privilegio tu amistad.

El libro, que dedica a Teresa Entrecanales por su entusiasmo educativo, forma parte del “proyecto vital” de JAM. Como un maravilloso ascenso hacia el conocimiento, en el campamento base uno define el Talento como “la inteligencia triunfante”. Una definición que me ilusiona. Porque “la principal función de la inteligencia es dirigir bien el comportamiento”. Cita al Premio Nóbel Roger Sperry (“No es verdad que el estómago esté al servicio del cerebro, sino al revés. El cerebro está al servicio del estómago, es decir, de la supervivencia”) y “conversa” con tres grandes científicos: Robert J. Sternberg (“inteligencia exitosa”), Howard Gardner (“inteligencias múltiples”) y Jerome Bruner (asesor de educación de Kennedy).
En el campamento base nº 2, Marina trata de la Inteligencia generadora (Progreso = habilidades innatas + proyecto + entrenamiento). El proyecto, obviamente, es el coaching. “Una persona es lo que es, más el conjunto de sus posibilidades”.
3º Campamento: La inteligencia generadora de deseos. Motivación = deseo + expectativas + facilitadores. Frente a la apatía, la motivación. Inevitable conversar sobre el asunto conDavid McClelland, el padre de las competencias.
4º Campamento: La inteligencia generadora de sentimientos. Autoconfianza, Optimismo, Compasión.
No hay 5º malo: La inteligencia generadora de ideas. Pensar = actividad + redes cognitivas + actividades de búsqueda + evaluación. Los expertos con los que JAM conversa son Marín Minsky (Inteligencia artificial) y Aaron Beck (las creencias).
6º Campamento: La inteligencia ejecutiva. Aparece la libertad, la transfiguración de la mirada, la atención, el lenguaje, el autodominio…
7º Campamento: La aparición de la voluntad. Cuatro grandes destrezas: inhibir el impulso, deliberar, decidir y ejecutar el proyecto. Los invitados son el pediatra Terry Bazelton y los padres de la psicologíativa, con Martin Seligman a la cabeza (recuerdo con cariño que cuando conocí por primera vez a José Antonio Marina, hace más de 20 años, me introdujo a Seligman y su “indefensión aprendida”).
El 8º Campamento base son los criterios de evaluación. “Felicidad es la armoniosa satisfacción de nuestras tres grandes necesidades: el bienestar, la vinculación social, la ampliación de posibilidades”.
Finalmente, la cumbre. “Creo que fomentar el talento, la inteligencia triunfante, es nuestra mejor tarea”, concluye Marina.

La educación del talento es un libro IMPRESCINDIBLE. Me comprometo a hacer llegar un ejemplar a cada uno de los primeros ejecutivos de las mayores empresas españolas y darles la lata en la medida de lo posible para que compartan reflexión, descubrimiento, lenguaje y puesta en marcha. Tengo que involucrarme en la Fundación UP (si me dejan), porque me da que es el ariete para no perder la esperanza en una sociedad más justa, feliz y más (triunfantemente) inteligente. Entre todos, tenemos que hacer que esta utopía, la de una sociedad más talentosa, se haga realidad.

Gracias, querido José Antonio, por un texto tan valioso. Lo he leído con la emoción con la que me acerqué a tus primeras obras: Elogio y refutación del ingenio y Teoría de la inteligencia creadora, aire fresco en nuestra sociedad. Gracias también a Daniel y a Roger, a Mauro, Carmina y Enrique, a Diego y a Elena.

2 comentarios:

Alfonso Sagi-Vela dijo...

Recibido, Juan Carlos. Un libro imprescindible. Gracias por el resumen.
ASV

Andres Rormoser dijo...

Les recomiendo utilizar el Test Psicométrico PDA una excelente herramienta avalada científicamente que permite identificar el perfil conductual de cada individuo y de esta manera identificar, retener y desarrollar el talento humano dentro de nuestra organización y poder medir la compatibilidad entre las competencias de la empresa y las personas.

Saludos, AR