Páginas vistas en total

miércoles, 22 de septiembre de 2010

El mito/timo de las salidas profesionales

Hoy ha salido en las páginas centrales de El Mundo, en el suplemento sobre la Universidad, mi artículo El mito/timo de las salidas profesionales. Garcia Cardador y su equipo de periodistas me han permitido participar en este extra universidad, y te lo agradezco mucho. Como país, no nos tomamos suficientemente en serio la educación: por eso somos los primeros en fracaso escolar, en desempleo juvenil, en desaprovechamiento del talento (el 40% de los universitarios trabaja en empleos por debajo de su cualificación) y en minimizar la diferencia entre gente preparada y no preparada (en nuestro país, los licenciados ganan un 30% que las personas con estudios básicos, cuando la media europea está en un 300%). La vocación es la clave, porque el talento es disfrute. Las salidas profesionales son un mito (y no una realidad), porque confunden las estadísticas con los sucesos independientes. Y son un timo porque te hacen infeliz.

Por la mañana, trabajo en la oficina, segunda sesión de coaching estratégico con el Director General de una gran empresa industrial, uno de los directivos con mayor potencial que conozco: autoexigente, trabajador, muy inteligente, dispuesto a ampliar su inteligencia emocional. Estoy seguro de que llegará muy lejos.

Almuerzo con un gran amigo, que está en medio de un momento de cambio aunque todavía no sea muy consciente de ello. Es una de las mejores personas que han pisado el planeta.

Reunión comercial esta tarde con una empresa muy intensiva en capital humano, con un modelo de negocio muy singular y que, si apuesta por la gestión y el desarrollo del talento como pretende su fundador, va a vivir una transformación impresionante. Ahora, debe optar por lo valioso y no por lo fácil.

Ya en casa, he estado viendo los dos primeros capítulos de la primera temporada de la serie Mad Men. Me habían hablado muy bien de ella y está logrando mis expectativas. Excelentes guiones sobre el mundo de la publicidad neoyorkina de los años 50: gente machista y arrogante que fuma constantemente y vota a Nixon. ¿Es tan distinto al nuestro, medio siglo después?

Y he estado leyendo un soporífero libro de liderazgo al que no voy a hacer (mala) publicidad. Un texto vacío, nada sólido (no cita a la mayor parte de los autores), nada práctico. Intrascedente. ¿Una pérdida de tiempo? Leer nunca lo es. En fin, hay que leer de todo para disfrutar de lo bueno.
Muchas gracias a todos aquellos que os estáis apuntando a la jornada de APD del lunes 27 en la Ciudad del Fútbol de la Federación. Sólo por estar allí, en un momento tan especial, y con ponentes como Enrique Sánchez de León, Jorge Carretero, Luis Gómez, Leonor Gallardo, José Juan Toharia o José Martínez, merece mucho la pena dedicar un par de horas para aprender de 'La Roja'. Pero por favor apuntaros vía Eurotalent o APD porque el aforo es ciertamente limitado.

Mi agradecimiento de hoy a Pedro, Fernando, Álvaro, Rubén, José Antonio, Diego y Vicente. Siete magníficos.

2 comentarios:

Georgina dijo...

Hola Juan Carlos: he leído el artículo que has publicado en "El Mundo". Coincido contigo en que, en lugar de alentar a los jóvenes a seguir carreras con "salida profesional", tenemos que incentivar su talento y creatividad para que encuentren su lugar en el mundo. Tengo una hija de 16 años y no sabe qué carrera estudiar.
Muchas gracias. Saludos. Georgina Bortolotto.

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Gracias, Georgina.

Ayudar a tu hija a decidir bien, en función de su vocación, es una de las tareas más importantes.

Saludos,

Juan Carlos