Páginas vistas en total

martes, 24 de agosto de 2010

Serempatía

Primer viaje de la temporada, a mi querida Cantabria. Me evoca a mi madre (nacida en el Alto de Miranda), a mis abuelos y tíos, a mis veranos de niño, a mi primer trabajo en la Menéndez Pelayo, a muchos proyectos para el gobierno de Cantabria y las empresas de esta región. Vuelo a las 6.30 de la mañana a Santander. En el aeropuerto de Parayas me han recogido mis amigos de Conceptual KLT Miguel Ángel y Juan. Con ellos y con Pablo, el tercer componente de este trío que está a lo último en tecnología (por ejemplo, son los impulsores del proyecto UIMP 2.0, una maravilla de las redes sociales), hemos estado preparando propuestas para el 2010-2011.

Después hemos estado con el Rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo Salvador Ordóñez, a quien le he llevado el libro Liderazgo Guardiola. Salvador es un lujo para la comunidad educativa y mantiene un espíritu emprendedor e innovador que me encanta.

Almuerzo en La Sixtina, donde Miguel Ángel nos ha ofrecido auténticas delicias de León y de Cantabria (chorizo de la zona, rabas y croquetas, ensaladas, ternera del valle del Esla, torrijas), regadas por un exquisito vino de Emilio Moro. Hemos disfrutado de la compañía de Pablo Coto, Catedrático y Presidente del Consejo Económico y Social de la Universidad de Cantabria, de Ana, la esposa de Miguel Ángel, y de Fito, Consejero del CES.

En las reuniones con Miguel Ángel, Pablo y Juan ha surgido un término nuevo (creo que lo ha acuñado Miguel Ángel): la serempatía. Es la combinación de serendipia (lo que se alcanza por azar) y empatía (ponerte en el lugar de los demás). Es “contacto con suerte”, la utilización de la empatía para obtener azarosamente lo que deseamos.

También me han enseñado un curioso vídeo “Historia de dos cerebros (A tale of two brains)” de Mark Gungor, sobre la diferente configuración del cerebro masculino (en “cajas”) y femenino (hiperconectado). Divertidísimo y con mucho sentido. Se puede ver en: http://www.youtube.com/watch?v=XhTzdhsfWz4

En el número de Harvard Business Review de julio-agosto, La Organización Efectiva: Transformar una Gran Estrategia en Grandes Resultados. Roger L. Martin (decano de Rotman, Universidad de Toronto) escribe sobre “la trampa de la ejecución”: mejor que la metáfora del cuerpo humano (cerebro y resto) es la de un río (desde el nacimiento a la desembocadura). Por qué la jerarquía puede dañar la ejecución de la estrategia (los obstáculos son falta de comunicación y un pobre liderazgo). Vijay Govindarajan y Chris Timble (Dartmouth) nos recomiendan que se acaben las guerras entre los equipos de innovación y los de operaciones: sólo con la unión de ambos la empresa puede aprovechar su potencial. Jeffrey Pfeffer (Stanford) trata de los juegos de poder. Josh Bernoff y Ted Schadler (Forrester Research) escriben sobre el Empowerment para innovar y Laurence Capron y Will Mitchell sobre las opciones estratégicas; tus propios recursos, aliarte con proveedores o fusiones.
Además, Richard Barrer (Cambridge) reflexiona sobre si el Management es una profesión o no y nos advierte de que el debate sobre la utilidad de las Escuelas de Negocios todavía no ha acabado.

Mi agradecimiento de hoy para Miguel Ángel, Juan, Pablo, Salvador, Ana, Fito y Pablo. He pasado un día estupendo y he aprendido un montón. Mucha serempatía en el aire.

4 comentarios:

MetaSurfing dijo...

Juan Carlos, yo debo hablar de SERENDIPIA. Desde el echo de que gracias al seminario Neurociencia del Coaching y a Silvia Damiano, ahora publicaré mi trabajo en Australia (About my Brain) (En España y en mi sector ni se enteran de esto)Hablo de SERENDIPIA, porque no sólo iva a escribirte para pedirte consejo, sino porque, aunque resido en Tenerife, soy de CANTABRIA, y ahí...sobran las palabras. SALUDOS!!! ¿Cómo puedo ponerme en contacto a través de un correo privado? Gracias de antemano. Héctor Bueno. Profesor, divulgador, escritor, psicología del aprendizaje, psicología del coaching, actualmente en paro gracias al talento de los Diplomados en Magisterio encargados de recibir los C.V en los centros docentes.

yolandasaenzdetejada dijo...

Bueno, me ha encantado la serempatía... no lo había pensado pero sí practicado. Como siempre, aprendiendo contigo...

Georgina dijo...

Juan Carlos: muchas gracias por tus interesantes palabras y conceptos!. Leí sobre tí en Dossier Empresarial y, al buscar en internet, me he encontrado con una charla tuya, que diste en Asturias, y me resultó muy útil.
Soy diplomática argentina de carrera, pero he sufrido violencia laboral y, al informar sobre el tema, el acoso se volvió institucional.
Estaba destinada en el Consulado en Vigo y estoy residiendo en España. He decidido, después de 25 años de trabajo para el Estado y de haberme preparado para ello, realizar un emprendimiento. Pero no me resulta sencillo hacerlo después de toda una vida dedicada a una institución oficial, donde no se valora la creatividad ni el talento, sólo la lealtad y el obedecer ciegamente, no cuestionar. Menos aún, exigir que se cumplan los derechos.
Quizás uno siente que no está a gusto en el trabajo ni que crece con el mismo porque no se generan desafíos, pero teme los cambios.
Seguiré tu blog y, si puedes ayudarme a encontrar el camino, te estaré muy agradecida.
Coincido totalmente en el concepto de "serempatía", por eso te escribo. Gracias, nuevamente. Georgina Bortolotto.

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Muchas gracias a Héctor, Yolanda (una reina de la serempatía)y Georgina.

Estoy a vuestra disposición.

Un abrazo,

Juan Carlos