Páginas vistas en total

domingo, 15 de agosto de 2010

San Napoleone

Viaje de vuelta de Marbella a Madrid, en 6 horas y media. Tráfico escaso, a pesar de la inquietud generada por determinados medios de comunicación, que hablaban de cinco millones de desplazamientos para el día de hoy.

De la prensa de este domingo, me ha llamado la atención que Napoleón Bonaparte decretó (19II-1806) que cada 15 de agosto se celebrase “San Napoleone” en todo el Imperio, dado que era la fecha de su cumpleaños. El culto a Napoleón apenas duró 8 años. En Francia, y en todo el mundo (de origen católico), hoy se celebran fiestas por la Asunción de la Virgen.

En El País Negocios, Carmen Sánchez-Silva escribe sobre las Universidades Corporativas. Gamesa ha sido la última en presentar la suya (6 M € de presupuesto, 35 personas, 140 profesores, campus en Europa, EE UU, China e India). Desde que se creara la UCUF hace más de una década, las universidades corporativas son más ágiles y personalizadas en difundir la cultura de sus organizaciones. José Ángel Fernández Izard, director de formación de Gas Natural Fenosa, y Bram Borrembergs, de NH Hoteles, coinciden en que la mitad de los conocimientos que imparten quedan obsoletos en un año. Así es el ritmo del cambio.

Entrevista a Vicente del Bosque en el Magazine de El Mundo: “No hay creerse más de lo que realmente eres. Sólo soy un entrenador de fútbol” y a Woody Allen, en XL Semanal: “La única forma de ser feliz es negar la realidad”. ¡Qué pena! A sus 74 años, nos da una importante lección: “para conseguir algo, necesitas disciplina. No puedes poner excusas. Cada día practico 45 minutos de clarinete porque quiero tocar música. Cuando era niño, lograba muchas cosas no porque tuviera más talento, sino porque, simplemente, me aplicaba”. En El País Semanal, Gaspar Hernández trata El Arte de Vivir. Autor del libro El oficio de vivir bien (que me anoto), nos recomienda Reinventarse de Mario Alonso Puig. Una gran elección.

De El País, me han interesado especialmente la entrevista a Luciano Alonso, Consejero de Turismo, Comercio y Deportes de la Junta de Andalucía (con quien traté en el 20º aniversario del Instituto Andaluz de Deportes): “Debemos competir en excelencia y profesionalidad, no en precios” y La lección de Tolstói, de Eduardo Lago (director del Instituto Cervantes de Nueva York): para Nabokov (y para él), Anna Karénina es la mejor novela de amor de todos los tiempos. “todos hemos pasado por las situaciones que se nos describen en esa novela. Esa es, precisamente, la función de la verdadera literatura: indagar acerca del sentido más profundo de nuestra existencia, en toda su complejidad. El efecto que causa la lectura de una obra como Anna Karénina es el opuesto al que provoca el best seller. Nos hace pensar y sentir. Al cerrar la última página de esta historia, trágica y bellísima, y de una autenticidad a la que no estamos acostumbrados, algo importante ha cambiado en nosotros.” Reconozco que no he leído Anna Karénina, así que voy a hacerlo.

Y estoy al tanto de los movimientos, y las declaraciones, tanto de José Mourinho como de Pep Guardiola. A uno le salvó "San Iker" en Munich de una debacle ante el Bayern; al otro no le ha salido bien (de momento) la jugada de dejar a sus campeones del mundo en casa y jugar la Supercopa (ida) ante el Sevilla con canteranos. En cualquier caso, los dos son admirables. Precisamente Eduardo Lago habla en su artículo de “la irrupción en momentos clave de la historia de dos figuras de talla colosal con la responsabilidad de cambiar el curso de las cosas”: Góngora y Quevedo, Cervantes y Shakespeare, Platón y Aristóteles, Newton y Leibniz, Dostoievski y Tolstói, Wittgenstein y Heidegger… "Mou cinco estrellas" y "Pep Esponja" van a dar mucho juego, estoy seguro.