Páginas vistas en total

miércoles, 7 de julio de 2010

Un sueño que no es quimera. A la final.

¡Cuánta felicidad para decenas de millones de españoles y para los seguidores de La Roja en todo el mundo! Efectivamente, el partido entre España y Alemania ha sido una final anticipada, el mejor partido del Mundial 2010, y nuestra selección ha jugado maravillosamente de principio a fin. El 1-0 se nos antoja corto. Ha sido un grandísimo partido y una merecida victoria.

Salida esta mañana a las 7.30 de casa en dirección a Extremadura, la Toscana de España. He tenido el privilegio de participar en el Curso de Verano de la Universidad de Extremadura sobre la Integración Europea 1986-2010. Hemos viajado hacia Cáceres con Carlos Carnero, eurodiputado durante 15 años y en la actualidad embajador en misión especial para proyectos en el marco de la Integración Europea. Una persona culta y con una enorme preparación sobre la UE. He podido comprobar en su blog, Ideas de un europeísta en tiempos de cambio (www.carnero.blogspot,com) que le encanta la música clásica y las bandas sonoras, las series House y Boston Legal, los ensayos y las obras de Shakespeare… Tendremos ocasión de hablar de muchas cosas la próxima vez que nos veamos.

A eso de las 11.30, hemos llegado al Hotel Fontecruz Palacio de Arenales, junto a Cáceres. Un antiguo cortijo rehabilitado como hotel con SPA. Un sitio precioso donde ya había estado brevemente en algún curso de EBS y al que espero volver con tranquilidad. Allí me ha recogido Carlos Ongallo, Director de EBS, que ha tenido la amabilidad de llevarme a visitar la sede de la Escuela de Negocios en Cáceres. Me han regalado el Vídeo del Challenge 2010 El desafío navajo y hemos estado hablando de proyectos para la nueva temporada 2010-2011.

Almuerzo con Carlos y con Israel en el Restaurante Toro de San Marcos del Hotel Río Convento de la Luz en Las Brozas, un estupendo convento franciscano. Hemos compartido un delicioso jamón de Extremadura (de lo mejorcito del mundo) y foie de la casa. De segundo, una carne exquisita.

A las 5, el Dr. Carlos Ongallo y un servidor hemos participado en el mencionado Curso de Verano. Carlos Ongallo nos ha ofrecido una verdadera clase magistral sobre la importancia de la Cultura Corporativa (como él mismo ha dicho, esta tarde era la más empresarial del Curso de Verano, en el que participan, además del Embajador Carlos Carnero, Juan Carlos Rodríguez Ibarra o Jaime Mayor Oreja). Ha presentado el MOC (Modelo Ongallo de Culturas), que permite diagnosticar de una manera muy práctica cómo es la Cultura de cada una de nuestras organizaciones y cómo posicionarnos ante el cambio cultural.

Tras un breve descanso, un servidor ha hablado del Presente y el futuro de la Estrategia, desde una perspectiva europea (inevitable referirme a Carlos I de España y V de Alemania en un día como hoy y en un Curso promovido por la Academia Española de Yuste). He hablado de la Estrategia (lo que es importante para quien decide) como Talento, individual y colectivo, como Conversaciones (las actividades de Liderazgo y cómo está cambiando el rol del líder) y como Innovación (del know-how al cash-flow). Me ha encantado que entre los participantes en este Curso, celebrado en el precioso Auditorio de Las Brozas, hubiera varios “hermanos navajos” del Challenge 2010 de EBS. Todo un detalle que agradezco muchísimo.

Como hemos terminado a las 8, nos hemos desplazado a una cafetería cercana todos juntos para ver el partido España-Alemania. ¡Qué momento histórico! Lo hemos pasado de maravilla juntos.
A las 22.15, con el buen sabor de boca de la victoria y de saber que La Roja jugará la final el próximo domingo, me han llevado de vuelta a Madrid. En el viaje hemos estado escuchando distintas emisoras, que compartían la inmensa felicidad de todos. Llegada a las 2.30 de la mañana. Tengo el jueves Programa Lidera y no podía quedarme en la cena del Curso en Cáceres, que seguro que habrá sido una maravilla.

Vaya San Fermín más histórico. Mis agradecimientos de hoy para Carlos Ongallo, Israel, Raúl, Prado, Elena y todo el equipo de EBS; para los organizadores del Curso de Verano (Mar Guerrero, Pablo Hurtado); para el Dr. David Reina, anterior Director del Secretariado de Relaciones Internacionales de la Universidad de Extremadura; para Ignacio, Beatriz, Mar Flor y todos los compañeros del Challenge que han estado hoy (“lo hemos pasado un poquino de bien, ¿verdad Ignacio?") y para Vidal Julio, el CEO de El Arroyano, para un servidor el mejor jamón del mundo (el sabor de Extremadura), que sé que cada día lee este blog.

2 comentarios:

JM López dijo...

Buenos días.
Ante todo felicidades por la ponencia de ayer en Brozas. Acudí invitado por la EBS; no pude disfrutar del MOC, pero sí de las virtudes del invicto Marqués de Santa Cruz y de un partido inolvidable. Era la primera vez que te escuchaba en vivo y espero que no sea la última. Fue un soplo de aire nuevo.
Gracias

Otra cosa. A colación de una entrada anterior relativa a liderazgo ético, no deja de sorprenderme la mención de Jorge Lorenzo como uno de los "mosqueteros del deporte español". No dudo de su calidad como piloto ni de que (ojalá) será campeón del mundo este año, pero no sé... Este tipo renuncia a ponerse la camiseta roja porque en Cataluña es complicado y no quiere molestar a nadie (sic).
Es la misma camiseta que sudan las estrellas del Barça, la misma camiseta con la que el capitán blaugrana metió ayer a España en la final del Mundial. Y este niño no la considera digna de su vestimenta mientras somete más terra incognita a su bandera. Cuando menos, extrañas condiciones para un líder ¿no? O un mosquetero para el que solo vale el "todos para uno" pero no el "uno para todos"
Un saludo

Ignacio dijo...

Un placer volver a verte y volver a escucharte, Hermano. Brillante, muy interesante y muy ameno, como siempre.
Y lo de ver el partido juntos en con tan grata compañía fue un broche de oro tan inesperaddo como divertido. Lo pasamos muuuy bien (al menos yo). Un poquino es lo que nos queda para rematar el sueño y salir campeones de la Copa del Mundo. A ver si algunos hacemos doblete en 2010... Y como encima marque quien yo me sé, será el colmo.
Un abrazo extraordinario.