Páginas vistas en total

martes, 13 de julio de 2010

Integración de otras capacidades

Puente aéreo de las 6.50 de la mañana. A las 9 he quedado con Sebastià Castells, Gerente de AEDIPE Catalunya, en IDEC (Universitat Pompeu Fabra). Se ha celebrado esta mañana la Jornada Técnica Ventajas de Contratar personas con otras capacidades. El talento que, de verdad, marca la diferencia. Han abierto la jornada Pau Verrié, DG de IDEC, Ricardo Alfaro, Presidente de AEDIPE Catalunya y Montserrat Moré, Directora de Fundación Prevent. Posteriormente, un servidor ha hablado de Gestión Integral del Talento. ¿Es realmente su empresa una Meritocracia? Jorge Pérez, profesor de Derecho de la UAB y Subinspector de Empleo y Seguridad Social, ha tratado el tema Protección de datos: Derechos y deberes. Certificación y confidencialidad de la discapacidad. Después del café, Carmen Donada, Consultora de la Fundación Prevent, ha hablado de El proceso de selección de personas con discapacidad. Y Ángel Neira, de Opencor, ha tratado esta buena práctica de integración de personas con otras capacidades.

Un servidor ha dedicado la conferencia de hoy a dos personas excepcionales, dos “supraválidos” ligados a La Roja que tanta felicidad nos ha provocado: Álvaro del Bosque López, el hijo pequeño de Vicente del Bosque y su esposa Trinidad López, un veinteañero con síndrome de Down que creyó desde el principio en la selección y que le hizo prometer a su padre que, cuando ganaran, subiría en el autobús con La Roja por las calles de Madrid. Y Eduardo Valcárcel, entrenador de los niños de 4 a 10 años en la Ciudad del Fútbol en Las Rozas. De niño, por un atropello, le tuvieron que amputar una pierna. Fernando Hierro, Director Deportivo de la RFEF, se fijó en él para que entrenara a los chavales. En sus palabras: “Las personas se diferencian por su carácter, no por su minusvalía. Yo tengo la suerte de que la vida me quitó una pierna y me dio una sonrisa, una forma de ser positiva, que es clave para entrenar. Soy vital, alegre y eso es lo que intento inculcar. En una ocasión, me enfrenté a un jugador porque dijo que mi discurso no se correspondía con la realidad. Le contesté que un equipo hundido sólo sale de su situación con trabajo y optimismo. Es importantísimo tener jugadores positivos". Efectivamente, Eduardo. ¡Qué grande eres!

He partido del cuadro Ciencia y Caridad, que Pablo Ruiz Picasso pintara a los 16 años y que está en el Museo Picasso de Barcelona. La Integración de personas con otras capacidades como Caridad (“Actitud solidaria con el sufrimiento ajeno”, la define el Diccionario), pero sobre todo como Ciencia. Las empresas que integran, que valoran positivamente la diversidad, obtienen mejores resultados. El problema es de Creencias: “Si no lo creo, no lo veo”. He hablado del Talento más allá de la Inteligencia (como "Inteligencia Triunfante", diría José Antonio Marina: Libertad, Dignidad, Felicidad), de Aptitud y actitud, de Compromiso y de Contextos, de las Cualidades de los mejores (Valentía, Generosidad, Serenidad, Optimismo, Comunicación), de convertir nuestras organizaciones en meritocracias a partir de perfiles de talento, desde la selección a la desvinculación… Y he recordado experiencias de éxito, como las de DKV (mi amigo Jorge Díez Ticio) o Barclays (mi amigo Fernando Riaño).

Tras la jornada, reuniones sobre proyectos de futuro con Roger y Oriol, con Meritxell Obiols…

Y por la tarde, reunión de presentación de coaching estratégico en Zaragoza en una multinacional española, una de las mejores empresas para trabajar de Aragón y de todo el país. AVE de vuelta a Madrid a las 20.29 h.

Un día muy completo. Mi agradecimiento a Sebastiá, a Ricardo, a Montserrat y todo su equipo, a Álvaro y Eduardo, a Roger, Oriol y Meritxell, a Pilar, Paco y José Ignacio, a Jorge y Fernando… Aprendo mucho de vosotros.

1 comentario:

Olga dijo...

Buenos días Juan Carlos,

quiero darte las gracias doblemente: primero por tu blog del que siempre aprendo cosas y en segundo lugar por tu positiva e inspiradora ponencia del martes.

Hacen falta más foros donde se hable de talento a todos los niveles.

Me quedo con la idea de que las empresas deben de cuidar el talento no solo de los cargos con más visibilidad.

Cada persona, sea cual sea su tarea, debería llevarla a cabo con ilusión y dando lo mejor de su misma. Si además el equipo al que pertenece le valora y le apoya, tendremos organizaciones de éxito.

Todos tenemos limitaciones y todos somos importantes, únicos. Trabajar en equipo aunando talentos nos hace más fuertes.
Un abrazo,

Olga