Páginas vistas en total

miércoles, 16 de junio de 2010

Ni euforia ni disforia

Antes de ayer, durante el Programa Lidera, Carmen de SECOT me entregó un ejemplar de la revista de esta asociación, SeniorOnLine, de mayo de 2010 en la que aparecía un artículo mío, Experiencia, vejez y aprendizaje. Lo incluiremos en el próximo número de Canal Eurotalent.
Piero Melchiprre, Director de Mercadeo de Sodexo Venezuela, me ha enviado un ejemplar del libro “Ciclos de Encuentros Gerenciales y Casos de Éxito”, con prólogo de Javier Fernández Aguado, en el que se recogen distintas ponencias del programa Vida Profesional (el equivalente en Venezuela a “Mejores Empresas para Trabajar”). Una docena de conferencistas, como dicen mis queridos amigos venezolanos, de talla internacional.

Reuniones comerciales por la mañana en Madrid y vuelo a las 3 de la tarde a Badajoz. En el aeropuerto y durante el vuelo, he estado leyendo ¡El fútbol es así! del periodista inglés Simon Kuper y el profesor de Economía Stefan Szymanski. Un libro provocador, muy interesante, que demuestra a través de los datos:
- Que España cuenta por fin con un buen equipo porque ha dejado de estar aislada y se ha abierto al mundo.
- Que, si eliges bien, los penaltis no son tan aleatorios.
- Que en general se ficha precipitada y poco profesionalmente
- Que el fútbol es un mal negocio para los clubs (que además suelen estar mal dirigidos)

Ciertamente. Ahora bien, el fútbol mueve multitudes como ninguna otra actividad deportiva y social. En las calles del país, montones de banderas españolas por el primer partido de La Roja en el Mundial de Sudáfrica. En los diarios, euforia generalizada: titulares como “La hora de España” o “46.745.807 corazonadas” (qué poco me gusta esto de las corazonadas). En la porra de los diez periodistas, 3-0, 2-0, 3-0, 3-0, 3-1, 3-0, 3-0, 4-0, 3-0 y 3-1. Eso sí, Del Bosque ha declarado (antes del partido): “El gran deportista se enfrenta a los retos desde la humildad”.

Llegada a Badajoz con un poquito de retraso. Durante 20 minutos, los participantes del curso de la EBS (un curso de 100 horas sobre I+D+i, en el que el módulo de un servidor es “El factor humano como base para la innovación”) han podido ver las evoluciones de La Roja, y a mi llegada hemos comenzado el programa hasta las 21.30 horas. Un grupo formado por ejecutivos y ejecutivas ligados a la innovación, desde la responsabilidad pública, la empresa privada, los clusters y asociaciones, etc. Me ha encantado el interés, la atención y la preparación de todos ellos. Mañana jueves, la segunda parte.

Respecto al resultado de La Roja, es conocido por todos. Después de cenar en Aldebarán, uno de los mejores restaurantes de Extremadura, he estado viendo en la tele los comentarios de los periodistas (algunos, debatiendo sobre si Del Bosque o Luis, que si falta un líder, que si Casillas, que si Xavi). Deberíamos recordar que un fracaso es un error del que no se aprende. Estoy convencido de que Vicente Del Bosque y su equipo, dado que hoy le ha dado descanso a sus jugadores, estarán reflexionando en plan DAFO sobre lo que han hecho bien (sin triunfalismos) y lo que se ha de hacer mejor, desde el portero al delantero centro. Se ve que esto de salir favoritos no ayuda en términos de ansiedad. En las apuestas, que ganara Suiza por 1-0 se pagaba 23 a 1. Esa es la grandeza del fútbol, del deporte y de la vida: la sorpresa.

El éxito sabe mejor cuando te has superado a ti mismo.

1 comentario:

FAH dijo...

Juan Carlos, tengo confianza en la selección. Creo que pasará a la siguiente fase. Veremos a ver. Abrazo.