Páginas vistas en total

martes, 22 de junio de 2010

Los pies en la tierra y la cabeza en las estrellas

Hoy hemos tenido mi compañero de Eurotalent Fernando Arana y un servidor Coaching de Equipo en Torremilanos (Aranda de Duero, Burgos) con el Comité de Dirección de una de las principales empresas de Castilla y León. Me encanta este proceso de Desarrollo personalizado según el cual un grupo humano (el primer nivel de dirección, en este caso) avanza para convertirse en un auténtico equipo que genera sinergias.

Hemos salido de Madrid a las 7.30 de la mañana, escuchando el último CD de Juan Luis de Guerra, “A son de Guerra”. La primera canción, No aparecen, http://www.youtube.com/watch?v=xCQzpmnfPiY, es una preciosidad.
Amores como los tuyos ya no aparecen,
lo busco en los cafetales y en el camino,
en agua de manantiales, en un verde pino,
amores como los tuyos no, no aparecen.
Lo busco en el pinocito de las almendras,(no, no aparecen),
lo busco en el bionochero de mi retreta,(no, no aparecen),
debajo de la esperanza que guardo en la luna llena,
tu amor es como un otoño que sólo hay su primavera.
Lo busco en el horizonte de la rayuela,
(no, no aparecen),
lo busco en el diccionario de las cerezas,
(no, no aparecen),
allende la luz del cielo,
alrededor del planeta,
amores como los tuyos no se encuentran en la tierra, ay no (no, no, no).
Amores como los tuyos ya no aparecen,
lo busco en los cafetales y en el camino,
en agua de manantiales, en un verde pino,
amores como los tuyos no, no aparecen.
Lo busco en el azulito de las violetas,
(no, no aparecen),
lo busco en el calendario de mi respuesta,
(no, no aparecen),
al sur de las amapolas, al norte del infinito,
amores como los tuyos no se encuentran en la tierra, ay no (no, no, no).
Amores como los tuyos ya no aparecen,
lo busco en los cafetales y en el camino,
en agua de manantiales, en un mar de pino,
amores como los tuyos no, no.
Lo busco en la dirección de los pensamientos,
(no aparecen),
lo busco en el blanco y negro de mis recuerdos,
lo busco cuando me ausento y cuando regreso,
(no, no aparecen),
lo busco en la partitura de mi concierto,
(no aparecen).
(No apareceeeeeen).
(Amores como los tuyos) ya no aparecen cariño,
(amor que todo soporta) que nunca deja su sitio,
(amor que no se acobarda, que no se detiene)
amor que nunca se cansa, que todo lo puede.
Amores como los tuyos ya no aparecen,
lo busco en los cafetales y en el camino,
en agua de manantiales, en un verde pino,
amores como los tuyos no, no aparecen.
(No aparecen)
(No aparecen)
(No aparecen)
(No aparecen)


A las 9.30 hemos comenzado el taller de trabajo (ya sabes que, con motivo del Xacobeo, nos gusta llamarlo “obradoiro”). Hemos hecho una presentación de cada uno de los miembros del Comité de Dirección de una manera poco convencial, hemos repasado el Diagnóstico del equipo (cómo son las cosas y cómo deberían ser, en 50 items), hemos utilizado el test de Martin Seligman de fortalezas características para comprobar hasta qué punto el equipo se conocer bien a sí mismo, hemos trabajado la misión, la visión de futuro y los valores del equipo, hemos generado un “mapa de diversidad” del equipo, trabajado los depósitos y reintegros de confianza como cuenta conrriente emocional, las reglas de compromiso y el plan de acción. En total, trabajando hasta más allá de las 9 de la noche.

Con toda franqueza, me sorprende que muchos Comités de Dirección no inviertan el tiempo y el esfuerzo necesario para convertirse en un auténtico equipo de alto rendimiento, un equipo que sirva de ejemplo al conjunto de la organización. Es una de las inversiones más rentables que puede hacer la empresa.

La Finca Torremilanos es un marco excepcional para un coaching de equipo. Su tradición vitivinícola se remonta a 1903. En 1975, la familia Peñalba López adquirió la finca, en la que plantaron en más de 200 hectáreas la variedad de tempranillo y otras variedades de uva. Allí hemos comido (un almuerzo completísimo) y hemos cenado a base de picoteo y cava de Ribera.
Ya en la habitación, termino el Cine de gestión de este fin de semana, la presentación de mañana en Valladolid y escucho a Juan Luis Guerra: "No aparecen", "Tú" y "No me acostumbro": "No me acostumbro, a estar sin verte, no me acostumbro..."