Páginas vistas en total

jueves, 24 de junio de 2010

La sana masculinidad


He tenido el privilegio de tratar a lo largo de este jueves con cuatro genuinas representantes del talento femenino propio del siglo XXI. Por la mañana, he estado con Remedios Orrantia, que ha sido Directora de RR HH de AstraZeneca desde 2006 (con anterioridad, había formado parte de las direcciones de Recursos Humanos de France Telecom y Vodafone) y en la actualidad es Transition Director de la multinacional farmacéutica con responsabilidad para más de 100 países. Me ha encantado volver a ver a Remedios después de cierto tiempo y comprobar la sintonía que mantenemos respecto a la gestión y el desarrollo del talento.

Ya en la oficina, he tenido la oportunidad de entrevistarme Sol Quesada, que durante casi dos décadas ha estado ocupando posiciones de controller y que en estos momentos está preparando el doctorado. Me gusta el enfoque de Sol para “humanizar el presupuesto” y por tanto humanizar la estrategia, y su investigación antropológica sobre los rasgos arquetípicos para favorecer la gestión de la diversidad y por tanto la tolerancia. Me ha encantado su vocación docente y de vanguardia investigadora de la empresa humanista.

A la una, hemos quedado mi compañero José Antonio y un servidor con Mar Mellado, gran experta en marketing y excelente coach, que junto a nuestro buen amigo Carlos Barranco están en el proceso de creación de Ágora Coaching, una idea empresarial que va a favorecer la dignificación (y comercialización) del coaching ejecutivo. Por supuesto, desde Eurotalent estamos con Mar y con Carlos para todo lo que nos necesiten, porque aúnan pasión, rigor e ilusión.

Por la tarde, he participado en directo en un programa de televisión con la Dra. Leonor Gallardo para hablar del libro Liderazgo Guardiola. Ha sido el primer programa de “Empresa a debate”, en el Canal Directivo TV, de la mano de Unidad Editorial y Avanzo TV (www.avanzo.com). Con Canal Directivo TV, “se proporciona a las empresas un servicio tan demandado como inexistente. Cada vez eran más los directivos que precisaban de un punto de encuentro común, donde poder compartir información atractiva y rigurosa de la empresa en primera persona. Avanzo y Unidad Editorial les hemos escuchado y trabajado por brindar una solución a su demanda, en un formato innovador, tanto en la forma, abogando por los Internet y la retransmisión en directo, como en el contenido, apostando por conversaciones y la participación”, ha explicado Miguel del Cerro, director de Avanzo Training Consulting, que ha moderado el programa.

He estado leyendo el libro El Retorno del Rey, del holandés Tom Van der Kroon. El autor, que lleva unos 20 años impartiendo seminarios en Holanda, Bélgica, Rusia, Inglaterra y Gaza sobre la masculinidad sana, anuncia el fin del “macho alpha”. En su lugar, Tom propone sana masculinidad, que evita tanto la imagen autoritaria carente de sentimientos como la del hombre blandito que no sabe lo que quiere. “Vamos a la imagen de una nueva imagen de masculinidad: un hombre que esté orgulloso de ser quien es, que pueda ser tanto enérgico como compasivo. Un hombre que se conozca a sí mismo y que se atreva a estar en el mundo”.

Para adentrarnos en este camino iniciático, Van der Kroon se sirve de siete arquetipos (estructuras de la psique): el santo, el mago, el bufón, el rey, el guerrero, el amante y el salvaje.
- El santo (nº 7), el chakra de la corona, es la inspiración.
- El mago (nº 6), el tercer ojo, es la visión.
- El bufón (nº 5), chakra de la garganta, es la comunicación.
- El rey (nº 4), chakra del corazón, es el liderazgo.
- El guerrero (nº 3), plexo solar, es el poder y la acción.
- El amante (nº 2), chakra del ombligo, es el sentimiento.
- El salvaje (nº 1), chakra raíz, es la autoridad, la tierra.

Tom Van der Kroon inicia el viaje en el chakra del corazón, el rey, con la leyenda de Parsifal y el rey pescador, herido en los testículos y que no puede ni morir ni curarse. “Son los hombres que luchan por su existencia, pero les falta el placer”. Son los hombres sin sueños. Citando a Pablo Picasso: “Yo no busco, yo encuentro. Buscar es a partir de hechos conocidos y querer algo conocido en lo nuevo. Encontrar es lo totalmente nuevo, también en el movimiento. Todos los caminos están abiertos y lo que se encuentra es desconocido. Es un riesgo, es una sagrada aventura. La incertidumbre de tales riesgos sólo puede ser asumida por quienes en la desprotección se sienten protegidos, quienes en la incertidumbre, en la ausencia de conducción son guiados, quienes en la oscuridad se entregan a una estrella invisible y se dejan atraer por metas, y no determinan de forma humanamente limitada y estrecha la meta”. Parsifal es un joven ingenuo, inexperto (como Obama, como Guardiola) pero inicia la aventura.

“Nos hemos desviado del camino de lo invisible. En realidad, esto significa que hemos perdido el respeto por la esencia de las cosas. El mundo mecánico ha reemplazado a lo prodigioso. Somos huérfanos, desatados del poder mágico que existe en todo. Ya no estamos conectados. Ni con los relatos interminables y las experiencias con los objetos, ni con las fuerzas de la naturaleza, ni como personas juntas, ni como culturas unidas, ni con los elementos, la Madre Tierra, el mundo de las plantas, lo natural, el mundo espiritual, ni con los animales” (princesa Irene, ex esposa de Carlos Hugo de Borbón-Parma).

Para el guerrero, el arquetipo del tercer chakra, el libro escoge el relato de Hamlet. “¿Cuándo debe actuar una persona y cuándo no? Es la ausencia del padre, el hijo perdido, la lucha entre el ego y el alma. El confidente o “amigo del alma” es Horacio para Hamlet, Timón y Pumba para Simba, C3PO y R2D2 para Luke Skywalker.

El segundo chakra, el poder del amante, se manifiesta en Dionisio, el dios griego del placer, del amor y el éxtasis. En Avatar, la película de James Cameron, podemos ver el combate entre lo dionisiaco (los Na’vi) y lo apolíneo.

El buen salvaje es el arquetipo del primer chakra, el más conectado a la tierra. “En nuestra época falta cualquier forma de iniciación”. Hemos perdido la capacidad de generar una identidad, con tutores como Obi Wan Kenobi o Merlín.

Simba (de El Rey León) o la llamada de un Nuevo Liderazgo. “Es una visión sobre la nueva masculinidad: un hombre que se tiene respeto a sí mismo, por la tierra y por el mundo que le rodea”. Es ocupar el lugar en el círculo eterno de la vida (la Mesa Redonda), frente a la forma masculina de la cruz o el triángulo (la jerarquía). “¿Nos atrevemos a cambiar las reglas y la seguridad de la construcción social donde vivimos por las reglas de nuestro propio corazón y de nuestra naturaleza interior?” Volver a nuestro núcleo y desde allí vivir es el retorno del rey.

En la segunda parte, el camino hacia lo externo, Tom utiliza como ejemplos El show de Truman (“La política es teatro. El teatro es política”); El Señor de los Anillos (la lucha entre el bien y el mal) y la historia de María Magdalena (del matriarcado al patriarcado).

Un libro interesante sobre la masculinidad sana. El hombre necesita raíces, unir amor y placer, tener sueños, visión y comunicación, autoridad moral desde el ejemplo. Es el Nuevo Liderazgo.

Mientras tanto, en el Mundial de Sudáfrica hemos contemplando la decadencia (futbolística) de Europa. Los finalistas del 2006, Italia y Francia, han sido eliminados en la primera fase, así como Grecia, Serbia, Eslovenia y Dinamarca. Inglaterra (segunda de grupo, tras EE UU) y Alemania se enfrentarán en octavos. Eliminados Camerún y Nigeria; clasificados Japón y Corea del Sur. Iberoamérica, triunfante: México, Uruguay, Argentina, Paraguay, probablemente Brasil… Y mañana, La Roja (que irá de azul), obligada a ganar a Chile.