Páginas vistas en total

sábado, 6 de marzo de 2010

Talento en Granada

Vuelo Madrid-Granada ayer por la tarde. Llego al Hotel Abba de la ciudad, donde me estaban esperando el Director de RRHH y el Director de Operaciones (que incluye las áreas de Logística y Técnica) del Grupo Covirán, cooperativa de origen granadino creada en 1961 que se ha convertido en el 9º grupo de distribución del país, con 900 empleos directos, 2.100 socios y otros 12.000 empleos indirectos en 33 provincias y 16 comunidades autónomas. Cuenta con 2.350 puntos de venta, 23 plataformas de distribución y una facturación (en 2008) de 440 millones de euros, un 11’39% más que el año anterior. El crecimiento acumulado en los últimos años casi llega al 50%. Alejandro Moral y Guillermo González me estuvieron contando el presente y futuro de la compañía. Desde hace año y medio, Covirán tiene un nuevo Director General, Luis Osuna (su antecesor llevaba 33 años en la función), de 41 años, licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Málaga, Executive MBA por ESIC y con una trayectoria de unos 15 años en Covirán. En la última semana del pasado mes de febrero, la compañía presentó a la Junta de Andalucía su estrategia de modernización y expansión, con una inversión superior a los 100 millones de euros y la creación de unos 600 puestos de trabajo. El delegado de innovación de la Junta, Francisco Cuenca, destacó que “Covirán es una empresa modelo tanto en su organización como en su forma de gestión, que está resultando muy eficaz incluso en plena época de crisis y que contará con el apoyo de la Junta de Andalucía para desarrollar su nueva estrategia de negocio". Los pilares de esta política empresarial de Covirán son la modernización, la innovación, la comunicación y la mejora en la formación.

Cena en el Albaicín, en el restaurante El Huerto de Juan Ranas, frente a la Alhambra. Uno de los sitios más bellos del planeta. Y después, una copita en Aliatar (no confundir con Avatar, la peli que mañana se llevará buena parte de los Óscar, ni con “Avaratar”, que, como ha dicho recientemente Santiago Segura, parece ser el ritmo de estos tiempos low-cost).

Esta mañana he estado trabajando sobre Liderazgo con una cincuentena de los directivos de Covirán (los responsables de plataformas, con unas 700 personas bajo su responsabilidad; la mitad del Comité de Dirección), incluyendo la mitad del Comité de Dirección, en su sede. Me ha encantado la atención (llevaban tres días reunidos sobre distintos temas) y el grado de participación. Con estos mimbres, este Talento, Covirán conseguirá lo que se proponga.

Entretanto, en Granada comenzaba hoy la cumbre entre Marruecos y la Unión Europea. “Granada es un lugar idóneo para difundir valores de convivencia”, ha declarado el Presidente del Gobierno. Es la primera cita de gran calado del semestre español.

Doblete de un servidor en la prensa de hoy (triplete, si incluimos la mención a Eurotalent en el Quién es Quién de RRHH de Expansión y Empleo). En Cinco Días, artículo sobre Cómo salir de esta (maldita) crisis, ofreciendo un paralelismo entre las propuestas cinematográficas de superación (el cine como método del caso) y lo que tenemos que hacer para salir adelante. Además, Paz Álvarez analiza el último Infoempleo, presentado esta semana: las empresas demandan profesionales innovadores y dispuestos a comerse el mundo (cuestión de compromiso, de inteligencia emocional). Además, Paz entrevista al DRH de L’Oreal España, Didier Guillot y habla en su columna de El hombre más elegante de la tele, Iñaki Gabilondo.

En Expansión & Empleo (hoy en Expansión, mañana en El Mundo), Montse Mateos y Tamara Vázquez tratan el 2.0. y los programas de gestión de personas, Tino Fernández y la propia Montse escriben sobre la igualdad de género y Beatriz Elías declara que Los jefes torpes no saben detectar el talento. Para hacer este reportaje, Beatriz me lanzó una serie de preguntas cuyas respuestas transcribo a continuación:.
- ¿Qué es el talento? Es decir, una persona con talento ¿qué competencias o habilidades debe tener?
- Para nosotros (Eurotalent) el talento es “poner en valor lo que una persona sabe, quiere y puede hacer”. Va más allá de la inteligencia (que es como define el talento el Diccionario de la Real Academia) y tiene, como condición necesaria el “saber, querer y poder” y como condición suficiente, “ponerlo en valor”. Un tenista que juega como Roger Federer pero que no compite en la ATP y no es el nº 1 del mundo no tendría el talento de Federer. Un directivo tan brillante como Pablo Isla (Consejero Delegado de Inditex) pero que no cuenta con su reconocimiento no tiene el talento de Pablo Isla.
- ¿Cómo encontrarlo? ¿Cómo se busca?
- En realidad no existe el talento, sino los talentos. Talentos diferentes para actividades distintas. El talento se encuentra a través de un perfil (un perfil de competencias, de cualidades para ser competente). El talento para ser un excelente director de hotel en Barceló difiere del mismo puesto en Sol Meliá o NH, porque son culturas corporativas y estrategias diferentes. Es importante que cada empresa sea consciente del talento que busca y del talento con el que cuenta. Un perfil consta de Aptitud (Conocimientos, Habilidades) y de Actitud (Comportamientos). La adecuación de una persona concreta a un perfil de competencias (el lenguaje del talento) se obtiene a través de una entrevista que se denomina “behavioral events interview” (en castellano, entrevista de incidentes críticos).
- ¿Cómo se mide? ¿Cómo distinguir a una persona que tiene talento de otra que no lo tiene?
- El talento se mide en términos de capacidad (aptitud, actitud) y compromiso. La capacidad se mide por adecuación a un perfil. El grado de compromiso, por la energía que un profesional pone en el desempeño de su trabajo (pone “toda la carne en el asador” o no). Cuando falta compromiso, hablamos de “absentismo emocional”, “muertos vivientes” o “despido interior”, que afecta a más del 80% de los trabajadores españoles. Para distinguir a las personas con talento de las que no lo tienen, nada como la gestión del desempeño de sus jefes directos. Por eso la gestión del desempeño es clave (en tiempos difíciles, más que nunca), para impulsar que las empresas sean meritocracias (se reconozca, promueva y pague a los profesionales con más talento.) .
- En la actualidad se habla mucho de la búsqueda del talento, ¿cómo ha evolucionado este concepto?
- Por primera vez en la historia de la humanidad, el talento es más escaso que el capital (el sistema económico del siglo XXI no es el capitalismo, sino el talentismo; lo que ocurre es que la falta de liquidez en los mercados provoca que muchas empresas no estén tomando buenas decisiones respecto a su talento, lo estén depreciando cuando no despreciando). “La guerra por el talento”, un concepto de McKinsey a mediados de los 90 (no hay talento para todos) ha evolucionado hacia la importancia del desarrollo del talento como cantera. Las empresas más admiradas promueven internamente al 90% de sus profesionales. Es como el Liderazgo de Pep Guardiola: está basado en el talento de La Masía (Messi, Iniesta, Xavi, Puyol, Pedro).
- ¿Qué relación tiene este concepto con la creatividad? ¿Una persona creativa tiene talento?
- La creatividad es un tipo de talento, el talento creativo. Es la capacidad y el compromiso por lanzar nuevas ideas. La “Clase Creativa” (término creado por Richard Florida) significa que a las comunidades (ciudades, estados, empresas) que atraen, fidelizan y desarrollan talento les va mejor en términos de desarrollo económico. En mi libro “Clase Creativa”, hablaba de que los más talentosos suelen compartir competencias como la iniciativa, la orientación al cliente, la seguridad en uno mismo, el autocontrol, el trabajo en equipo y la integridad.
- ¿Cómo se mide la creatividad?
- La creatividad en realidad es mero ingenio si no se convierte en Innovación (nuevos productos y servicios). Suele decirse que los españoles somos muy creativos pero poco innovadores. La innovación requiere de nuevas ideas (creatividad), de capacidad para operativizarlas (labor propia de los ingenieros) y para lanzarlas al mercado (marketing). La creatividad sin innovación es bastante estéril. Como dice Ferran Adrià, “el éxito no lo obtiene quien lanza la nueva idea, sino quien crea el concepto”.
- El talento, ¿nace o se hace?
- En realidad, no nace ni se hace. El talento no nace, porque según estudios (de Martin Seligman) de gemelos idénticos dados en adopción, lo que tienen en común –genético- no esta ligado al talento. El talento no es innato. Pero tampoco el talento se hace, si uno no quiere. Se necesita querer (voluntad). El talento se forja: hace falta materia prima (predisposición, voluntad) y duro esfuerzo (práctica deliberada: al menos 10.000 horas de trabajo).
- ¿Qué se necesita para tener talento?
- Se necesita Disfrute (hacemos mejor aquello con lo que más disfrutamos), Diversidad (estar orgullosos de nuestra diferencia), Dedicación y Dominio (práctica deliberada).
- ¿Hay contextos que potencian el talento?
- Sí, porque ayudan a poner en valor lo que uno hace (no es lo mismo trabajar en una empresa referente que en una desconocida). Los jefes tóxicos (que son más de un tercio de los jefes en España) echan a perder el talento de sus colaboradores; los buenos líderes (el 16% del total de directivos) lo potencian. El 90% de lo que aprendemos, para bien o para mal, lo aprendemos de nuestro responsable directo.


Y en el Marca, La envidia, deporte nacional, de Gabriel Masfurroll. Leer el Marca el sábado, por los artículos de Gabriel, se me hace imprescindible. En este cita a Kenneth Morse, fundador del MIT, que considera que nuestro principal defecto es la envidia. Masfurroll pone el ejemplo de su querido Pep Guardiola, sometido a constantes críticas. “Los rivales nos temen, cierto, pero entiendo bastante menos que aquellos que tanto presumen de preferir que ganen los equipos españoles frente a los extranjeros, ahora pongan en duda la honradez del Barça y defiendan a los otros.” Gabriel sabe muy bien que somos el país de la envidia por estar tantos siglos encerrados (la “tibetanización” de España, según Ortega y Gasset), por la picaresca y el abuso del amiguismo y el nepotismo. Históricamente, nos ha faltado mérito. A medida que nuestras organizaciones se conviertan en meritocracias, la envidia dará paso a la admiración. Volviendo a citar a Ortega, creo que hay que tomarse la envidia como una forma de elogio.

Hemos de admirar a Guardiola, el mejor entrenador del mundo en estos momentos; a Juanma Lillo, que ha sabido plantear adecuadamente el partido contra su amigo y ha conseguido un meritorio empate frente al Pep Team; al Sevilla de Manolo Jiménez, que tiene un equipazo; al Real Madrid (vaya cambio en los últimos 30 minutos, con la salida de Guti y Van der Vaart), que ha conseguido una remontada histórica… Este año, si las cosas no se tuercen, podríamos tener a La Roja en lo más alto en Sudáfrica y una final de la Champions Barça-Madrid. Como para sentirnos orgullosos.

Y en el mundo de la empresa, felicidades a Ibercaja, elegida “La Mejor Caja de la década” por calidad de servicio en su red de oficinas (datos de la consultora Stirga desde 2000 a 2010, con visitas a 50.000 oficinas de un centenar de entidades) y a Paradores Nacionales, la cadena hotelera mejor valorada (estudio KAR 2009), con un 81% de valoraciones de mejor reputación. En el Top 5, además están AC Hoteles, NH, Ritz-Carlton y Sol Meliá.

2 comentarios:

Francisco dijo...

Buenas, Juan Carlos:

Disfruté muchisimo con tu charla ayer por la mañana en Granada, a veces es necesario recargar las energias "llamalas de talento, liderazgo o como se quiera decir", y con tu charla yo he conseguido cargarme de energía.

Un saludo, Fco. Oller.

FILIPE dijo...

l'oreal ...

“Un Juzgado de Primera Instancia de Alcobendas (Madrid, España) ha admitido a trámite una demanda civil contra L‘Oreal, interpuesta por la Empresa Favidema. La sociedad demandante funda su demanda en la conducta desleal de la multinacional francesa que puso fin sorpresivamente a la relación contractual existente con esta subcontratista -después de largos años de eficaz colaboración empresarial- incumpliendo los más elementales criterios éticos y dejando a Favidema al borde de la quiebra”.